Noticia

EH Bildu muestra su total disposición a negociar y acordar el pacto educativo

EH Bildu | 2021-09-13 13:15:00

EH Bildu ha mostrado su plena disposición a negociar y acordar un pacto educativo que debería definir el sistema educativo vasco de los próximos 20 años. El director de programas de EH Bildu, Pello Otxandiano, ha comparecido, este mediodía y según ha explicado, el próximo sábado, 18 de septiembre, EH Bildu reunirá a la Conferencia Política, y además de aprobar el plan político anual y el plan feminista, comenzará a debatir con las bases de la formación una propuesta renovada de educación aprobada por la Mesa Política.

Otxandiano ha dicho que en la comunidad educativa se ve el deseo de cambiar el sistema y se ha mostrado dispuesto a acordar el convenio educativo que pide el consejero Jokin Bildarratz. "La educación necesita un acuerdo con perspectiva de Estado", ha dicho. "El pacto educativo deberá ser fruto de un amplio consenso político y social, construido con bases sólidas, que abra el camino para los próximos veinte años, y por lo tanto se deberá trabajar de forma participativa, mediante una verdadera gobernanza abierta y cooperativa, y dedicando al proceso el tiempo necesario. La educación exige un pacto con perspectiva de Estado, así lo considera EH Bildu.".

Texto completo utilizado por Pello Otxandiano:

Iniciamos este nuevo año político con la conferencia política del próximo sábado, 18 de septiembre, en Tabakalera. Además de la aprobación de la planificación política anual, nos centraremos en dos temas: el plan feminista y la renovada propuesta educativa.

El año político ha empezado con demasiado ruido. El ruido no permite escuchar y derrocha la energía necesaria para hacer frente a los retos que tiene este país. No tenemos interés en semejante juego, nosotros y nosotras nos dedicamos a identificar retos y a pensar y ofrecer propuestas de avance.

Precisamente, la educación es uno de los grandes retos de país. La semana pasada se inició el nuevo curso, la educación se ha vuelto a poner en marcha. Y, en primer lugar, queremos hacer un reconocimiento sincero a las y los trabajadores de la educación que han dado lo mejor de sí mismos durante esta pandemia. El compromiso comunitario de las y los profesionales de la educación ha permitido que la educación no se interrumpa a lo largo de la pandemia y, por consiguiente, que la sociedad vasca haya podido respirar.

El Covid-19 nos ha enseñado muchas cosas. Algunas ya las sabíamos. Ha puesto de manifiesto nuestras fortalezas y debilidades como país. Ha arrojado luz para identificar con precisión los retos de país. Entre otras cosas, se ha visto la necesidad de hacer una profunda reflexión estratégica sobre la educación vasca, que no puede esperar más. Porque hay cosas que mejorar y hay de dónde aprender en relación con el modelo educativo. Y, también hay factores que amenazan con hacer tambalear los sistemas educativos a corto plazo: la caída de la natalidad, las segregaciones y el retroceso que se está produciendo en la euskaldunización.

Por otro lado, percibimos un deseo de cambio en el seno de la comunidad educativa: en los profesores y profesoras, en los padres y madres, en los alumnos y alumnas. Creemos que hay una conciencia de que tenemos qué mejorar, que podemos hacerlo mejor y queremos hacerlo mejor.

Y en tercer lugar, consideramos que en los últimos años se ha acumulado mucha energía. Son muchas las reflexiones y propuestas que han formulado los diferentes agentes educativos, y las iniciativas que han realizado para trasladar la educación vasca a un escenario nuevo. Nos llevaría tiempo mencionar todas y nos arriesgaríamos a dejar alguna fuera. Queremos expresas, también, nuestro reconocimiento a la comunidad educativa organizada, que teje la educación vasca día a día, manteniendo la esperanza y ofreciendo cauces para avanzar.

En ese sentido, nos hemos llevado una gran alegría al ver el resultado de la jornada sobre el futuro del sistema educativo organizado por Eusko Ikaskuntza el sábado pasado. Queremos expresar todo nuestro apoyo a este proceso que se ha iniciado con el fin de tejer un acuerdo nacional sobre la educación vasca, porque entendemos puede ofrecer la oportunidad de liberar en una dirección fructífera la energía social acumulada en los últimos años.

En el espejo de ese acuerdo nacional deberían mirarse precisamente las tres provincias y Nafarroa a la hora de elaborar los pactos educativos correspondientes, partiendo cada una de sus condiciones concretas. Siendo algunas de estas condiciones más favorables en las tres provincias, EH Bildu cree que ha llegado el momento de conformar un pacto educativo en la Comunidad Autónoma Vasca.

Y creemos que nos sumamos a la opinión de una mayoría de la sociedad vasca si decimos que el pacto educativo debería tener al menos cuatro características: una, elaborado con perspectiva de país; que abra una nueva fase histórica de la educación vasca. Dos, transformador; que emprenda una transformación a fondo del sistema educativo, que suponga un salto cualitativo para poder acometer una transición. Tres, aglutinador; guiado por una visión compartida sobre el futuro. Y cuatro, que ponga a la educación vasca tras la huella de los países más avanzados de Europa.

El pacto educativo deberá ser fruto de un amplio consenso político y social, construido con bases sólidas, que abra el camino para los próximos veinte años, y por lo tanto se deberá trabajar de forma participativa, mediante una verdadera gobernanza abierta y cooperativa, y dedicando al proceso el tiempo necesario. La educación exige un pacto con perspectiva de Estado, así lo considera EH Bildu.

En los últimos meses, EH Bildu ha estado trabajando en la preparación de la aportación que nos toca hacer en la construcción del pacto educativo. En la conferencia política del próximo sábado nos centraremos en la propuesta educativa renovada que ha aprobado la Mesa Política nacional, un documento que fija la posición política de la izquierda independentista. Pedimos a la militancia un mandato: empezar a trabajar el pacto educativo en base a la dirección estratégica que marca la propuesta renovada.