EH Bildu inicia el curso con una reunión de la Mesa Política


2022-08-29
DECLARACIÓN POLÍTICA DE LA MESA POLÍTICA La Mesa Política de EH Bildu, reunida hoy en Donostia, ha abordado un análisis en profundidad de la situación política en el inicio de un nuevo curso político que, a finales de este periodo estival, nos está dibujando un horizonte plagado de amenazas e interrogantes. Para EH Bildu, el verano ha confirmado las reflexiones que hemos venido compartiendo con el conjunto del pueblo vasco a lo largo de los últimos años. 1:- Se confirma que en un contexto de disputa mundial por la hegemonía geopolítica y militar se apuesta por la continuidad de la guerra en Ucrania, en el marco de una estrategia que la Cumbre de la OTAN presentó con toda crudeza hace semanas en Madrid. Se ha instalado un nuevo modelo de “guerra fría” dentro de una confrontación por la hegemonía económica, que tiene como protagonistas principales a EEUU, por un lado, y a China, por otro. La OTAN, relegando la función para la que se creó la ONU, nos impone una partida de ajedrez geopolítica y militar donde EEUU sigue haciendo cash para sus lobbys armamentísticos y energéticos, mientras Europa se ve envuelto en una espiral de consecuencias sociales y económicas que solo generan y generarán el empobrecimiento de las clases trabajadoras y populares del conjunto de sus pueblos y naciones por la prolongación de la guerra, la dependencia energética con Rusia y las consecuencias que las sanciones económicas al regimen de Putin provocan en la economía europea como efecto boomerang. ¿Por qué las élites políticas y económicas europeas asumen como irreversible un escenario de colapso energético y recesión económica? ¿Por qué éstas élites, con la OTAN a la cabeza, apuestan por una espiral armamentística acercándonos, cada vez más, a una confrontación nuclear (el Secretario General de la ONU ha afirmado hace poco que “la humanidad está a solo un error de cálculo de la aniquilación nuclear”) que nos conduciría al suicidio colectivo como especie? ¿Por qué en esa estrategia se nos impone incrementar los presupuestos militares en detrimento de otras prioridades sociales? ¿Por qué no se han producido similares respuestas en otras invasiones ilegales como la de EEUU sobre Irak, Israel sobre territorios árabes y palestinos, Marruecos sobre el Sahara Occidental, o Turquía sobre territorios kurdos? 2.- Se confirma, pues, que la guerra y las estrategias de los lobbys energéticos son los principales causantes de las tensiones inflaccionistas que estamos padeciendo con la consiguiente devaluación de nuestros salarios y pensiones. Se confirma la creciente “proletarización” de las autopercibidas como clases medias, que conducen a un empobrecimiento generalizado de trabajadores y sectores populares; con especial relevancia en una juventud condenada a la precariedad masiva y a la imposibilidad de emancipacion, tanto en Euskal Herria como en el conjunto de los pueblos europeos. 3.- Se confirma el desarrollo inexorable del cambio climático. Sequias y altas temperaturas, calentamiento de mares y océanos, inundaciones, grandes incendios... constatan que seguimos en un modelo de “desarrollo y consumo” que el planeta no es capaz de asimilar. En este contexto, e influenciado por las consecuencias de una guerra que han decidido prolongar, ha sido lamentable e irresponsable la decision de la UE de considerar energías “verdes” a la nuclear y el gas. Así las cosas, definitivamente se confirma que no hay solución reformista al cambio climático. O transformamos radicalmente nuestros modelos de consumo y producción, o vamos directamente al colapso climático y civilizatorio. El capitalismo no hace sino poner en riesgo la vida del planeta y del conjunto de sus especies. 4.- Se confirma la subalternidad de nuestras instituciones autonómicas ante todas las variables y consecuencias de las cuestiones antes referidas. Nuestras instituciones también van a remolque de las escalas estatales de decisión politica, sin capacidad de elección y, en muchas ocasiones, sin posibilidad real de trasladar sus opiniones ni criterios y sin margen alguno para decisiones soberanas. • Desde la confimación de todos estos hechos, EH Bildu quiere señalar que: 1.- EH BILDU ni asume ni comparte el marco de la irreversivilidad de una recesión económica y crisis energética que se nos augura como consecuencia de la apuesta por mantener y alargar una guerra que, cada vez de modo más evidente, está siendo instrumentalizada como una pieza de ajedrez geopolítica en el pulso por la hegemonía política y militar a escala mundial . 2.- Desde nuestro firme rechazo de la invasión de Rusia, rechazamos de igual forma la estrategia militarista impuesta por EEUU y aceptada por la UE. 3.- Apelamos a que la Unión Europea mantenga una posición estratégica autónoma y al impulso de las Naciones Unidas como marco único en la resolución de conflictos. Para EH Bildu, perpetuar la guerra es agudizar la hipótesis de una confrontación nuclear, dejando en papel mojado la transición energética, socavando así los acuerdos de París. Hay que parar la guerra y buscar soluciones políticas y diplomáticas. Estamos a tiempo para evitar más pérdidas humanas y evitar las consecuencias sociales y económicas del prolongamiento de una guerra que no favorece en nada los intereses de los diferentes pueblos europeos. Reiteramos nuestra posición de búsqueda de soluciones diplomáticas frente a la escalada militar, y defendemos con ahínco el fin de las guerras y la paz. 4.- El contexto económico necesita de medidas que impidan la permanente devaluación de los salarios y pensiones de la mayoría social trabajadora vasca. Medidas que, en diferentes escalas institucionales, se deben articular para evitar el empobrecimiento y precarizacion de nuestra sociedad. Las políticas fiscales y de reparto de la riqueza, así como la intervención de los sectores energético o inmobiliario deben ser prioritarias si queremos defender a las grandes mayorías sociales vascas. Apoyamos e impulsamos un compromiso plural en defensa de los intereses y derechos de las mayorías sociales vascas. 5.- Necesitamos, asímismo, renovar un pacto sobre la protección de la naturaleza y contra la crisis climática. La evidencia incontestable del cambio climático necesita medidas de carácter estructural en nuestros hábitos de movilidad, producción y consumo. En esa dirección, EH Bildu asume su compromiso y disponibilidad política para avanzar en acuerdos que faciliten la necesaria transición energética, también en Euskal Herria, sobre dos variables: Por un lado, con el impulso desde nuestro ámbito institucional propio de un sector público energético que permita avanzar en políticas públicas que consoliden nuestra soberanía energética y, por otro, una apuesta decidida por energías renovables. 6.- La excepcionalidad política y socioeconómica en la que estamos inmersos hace aún más imperiosa la necesidad de soberanía para nuestras instituciones, la necesidad de disponer de instrumentos políticos en materia sociolaboral, económicay energética es cada vez más urgente.; por tanto, es imprescindible que en nuestra agenda política adquiera prioridad la configuración de nuevos marcos jurídicos adecuados a las demandas mayoritarias de nuestra sociedad y que doten a nuestro pueblo de la capacidad de decisión necesaria para hacer frente a estos retos. Por todo ello, EH Bildu quiere transmitir a la sociedad vasca su firme compromiso para hacer frente escenarios que auguran medidas restrictivas y recortes en derechos y bienestar de la mayoría social trabajadora. Necesitamos volver a levantar la bandera de la esperanza vasca frente a la resignación. Y, por todo ello, vamos a afrontar este nuevo curso político desde la firmeza en la defensa y extensión de nuestro proyecto nacional y popular, y desde nuestro compromiso para relanzar una etapa donde el proyecto de emancipación nacional y social sea el motor de una Euskal Herria garante de los derechos e intereses de sus clases populares y trabajadoras. Donostian, 2022ko abuztuaren 29an