EH Bildu pide retirar la Ley de Policía y reivindica un modelo policial que no subordine a las Policías Locales


2019-04-01

EH Bildu ha presentado hoy una enmienda de totalidad y 67 parciales al proyecto de ley de quinta modificación de la Ley de Policía de 1992 después de que el Gobierno de Lakua haya remitido al Parlamento prácticamente el mismo proyecto que no llegó a aprobarse durante la pasada legislatura, “con los mismos defectos y carencias”, como indica Julen Arzuaga. En definitiva, el Gabinete Urkullu plantea perpetuar el mismo modelo policial que hasta ahora, no tiene en cuenta los factores sociales y políticos que han cambiado desde la aprobación de la ley en 1992 y hace oídos sordos a los sindicatos, profesionales y personas expertas que le han instado a abordar el debate sobre la necesidad de un nuevo modelo de seguridad.

A juicio del parlamentario de EH Bildu, “factores tanto externos (desaparición de ETA) como internos (caso Cabacas, por ejemplo) han puesto en evidencia la necesidad de actualizar, adaptar y cambiar el modelo de seguridad, un debate que tendría que haberse abordado indefectiblemente en la reforma de la Ley de Policía porque el modelo vigente está agotado y sus carencias y defectos son estructurales”. El proyecto del Ejecutivo, sin embargo, da ese debate por cerrado en vez de abrirlo, “como si solo hubiera un modo posible de interpretar la seguridad y la organización de los cuerpos policiales, el del Gobierno, una actitud autocomplaciente que es inaceptable porque hay no pocas cuestiones discutibles”.

Desde el punto de vista de EH Bildu, el modelo policial que necesita este país debe poner en el centro también a las Policías Locales, un modelo de proximidad y prevención que fije con claridad la distribución de funciones entre ertzainas y policías municipales. En cambio, el proyecto de ley remitido por Lakua al Parlamento reitera una visión jerárquica que supedita los cuerpos locales a la Ertzaintza. “En lugar de hacer un reparto adecuado y tasado de las distintas funciones, el Gobierno plantea una coordinación inconcreta entre Ertzaintza y Policías Locales, municipio a municipio y desde una lógica de subordinación de las segundas con respecto a la primera”.

En cuanto a las FSE, Julen Arzuaga critica que el proyecto de ley no haga ninguna referencia al respecto a pesar de que el Parlamento ha reclamado en varias ocasiones el repliegue de la Guardia Civil y la Policía española. “Afrontar el debate sobre el modelo nos llevaría con total seguridad a ese escenario de salida de las FSE, más aún teniendo en cuenta el proceso silencioso de adaptación que ya están haciendo, tal y como estamos viendo con la desaparición de los controles de carretera en los últimos meses. No es comprensible que se pierda la oportunidad de regular por ley esta cuestión”.