EH Bildu arranca el compromiso del Gobierno para que los ayuntamientos con superávit puedan invertir en políticas sociales


2020-02-27

El Grupo Parlamentario EH Bildu en el Congreso se ha abstenido en la votación del objetivo de estabilidad presupuestaria tras arrancar el compromiso explícito del Gobierno español para que los ayuntamientos con superávit puedan realizar mayores inversiones en políticas sociales y servicios a la ciudadanía.

Tras la ratificación en el pleno del Congreso del acuerdo alcanzado entre el PSOE y EH Bildu para flexibilizar la regla de gasto y permitir así inversiones sociales a los ayuntamientos,
EH Bildu ha facilitado la aprobación de la senda de déficit, primer paso para iniciar el proceso presupuestario. El acuerdo entre EH Bildu y el PSOE contempla un incremento de la regla de gasto que posibilitará flexibilizar el día a día de los ayuntamientos de Euskal Herria.

El diputado y portavoz de Hacienda de EH Bildu, Oskar Matute, ha destacado el valor político del acuerdo al finalizar el pleno. «Se ha incrementado la regla de gasto y eso va a permitir mejoras en servicios sociales imprescindibles para la ciudadanía, además de fortalecer los servicios públicos», ha remarcado.

Matute ha remarcado «la responsabilidad y la altura de miras» que ha mostrado la formación soberanista vasca, anteponiendo los intereses del país a los partidistas. «Cuando EH Bildu está en los acuerdos y es determinante, las condiciones de vida de la gente mejoran y se salvaguardan los derechos de la ciudadanía vasca. Hoy lo hemos hecho flexibilizando la regla de gasto en favor de los ayuntamientos».

El diputado soberanista ha recordado la reunión mantenida ayer con representantes del PSOE en el Congreso de los Diputados, con el objetivo de compartir opiniones y reflexiones de cara al proceso presupuestario que se ha iniciado hoy y ver la predisposición de las dos formaciones para ello. Una reunión, que en opinión de Matute, transcurrió en un buen ambiente, con tono cordial y respetuoso. El encuentro sirvió para acercar posturas entre las dos formaciones y normalizar las relaciones entre los grupos parlamentarios.