Noticia

Hemos conseguido que se juzgue a dos ex alcaldes de Alonsotegi del PNV implicados en casos de corrupción

La cabeza de lista por Bizkaia Jasone Agirre subraya que estos no son casos aislados; se trata de una manera de entender y practicar la política

EH Bildu | 2020-06-12 16:44:00

Declaraciones de Jasone Agirre:

Quienes creemos en la gestión honesta de nuestras instituciones estamos hoy de enhorabuena. Dos ex-alcaldes de Alonsotegi, del PNV, serán juzgados por la Audiencia Provincial de Bizkaia por graves delitos todos ellos relacionados con la corrupción: malversación, fraude y tráfico de influencias. No es el primero, hay otro ex-alcalde de Alonsotegi imputado por hechos similares a estos. Lo que demuestra que esta no fue un modo de proceder aislado. Y lo que es más grave, aun a sabiendas de que existían graves acusaciones contra ellos han seguido trabajado para las instituciones. Han seguido subiendo escalones en las instituciones públicas o adyacentes. Algo que desde EH Bildu jamás llegamos a entender.

Es una buena noticia para EH Bildu, para quienes creemos en la tolerancia 0 con la corrupción. Fue EH Bildu la que denunció, investigó y buscó las pruebas. Y la que presentó la querella. Pruebas que demostraban que sí, que hay evidencias de corrupción y que tienen que ser juzgadas. Es una buena noticia que se juzque a ex cargos públicos que todas las evidencias indican que se valieron de su posición para llenar los bolsillos; los suyos y los de sus socios.

Por desgracia, estas no son unas prácticas aisladas: hace unos meses conocíamos la condena de dirigentes del PNV por el ‘caso De Miguel’ y existen decenas de denuncias similares. Esto nos hace pensar que quizá estas no son unas práticas aisladas. Es mucho más que eso. Los De Miguel, Alonsotegi, Purines de Carranza, Montai y otros casos similares, ¿pueden considerarse ejemplos de cómo entiende la política una parde de los cargos institucionales de este país?

Honestitad, cercanía, trabajo, colaboración, empatía... Desde EH Bildu creemos firmemente es esos valores. Y así lo demuestran los cientos y cientos de cargos públicos que la izquierda soberanista tiene por el país. Siempre buscando lo mejor para sus gentes. Nunca buscando el interés personal. Han sido miles los cargos públicos que la izquierda soberanista ha ostentado en este país. Nunca ninguno ha acabado así.