Gasteiz

Noticias

EH Bildu tacha de “irresponsabilidad” convocar de urgencia, en plena crisis sanitaria, una sesión de Ensanche21 sobre el derribo de las viviendas de Olarizu


El concejal y consejero de EH Bildu en Ensanche 21 Felix Gonzalez ha solicitado la suspensión de la Junta General de Accionistas hasta que “se supere el periodo de de crisis socio-sanitaria actual” y “se elaboren y se entreguen todos los informes de índole jurídica y económico-financiera”.

| 2020-03-25 13:44:00

Hoy ha teniendo lugar la Junta General de la sociedad pública Ensanche 21 que ha sido convocada de manera urgente para abordar el tema de las viviendas de Avenida de Olarizu, y de manera encubierta, el derribo de estas. EH Bildu considera, que en el contexto actual de crisis por el coronavirus, el primer acto telemático que se lleva a cabo sea sobre el tema de la demolición de las viviendas de Olarizu, dice mucho de la testarudez del gobierno municipal. La prioridad, hoy, es y debe ser la crisis socio-sanitaria en la que nos encontramos y no se puede pretender tratar de urgencia, aquello que no la tiene, como es el caso de este proceso que comenzó en 2011.

 

El concejal y consejero en Ensanche 21 de EH Bildu Felix Gonzalez ha sido tajante respecto a la urgencia de esta convocatoria, "la crisis sanitaria no justifica cualquier cosa. Esta decisión que quieren tomar ustedes hoy perjudica el interés general, y no se han aportado ni las justificaciones ni los informes necesarios. Se quiere hacer una actuación mal y con prisa, y EH Bildu decidirá en su momento las acciones jurídicas que estime para defender ese interés general".

 

Y es que, como ha apuntado Gonzalez, ha día de hoy, la presidencia no ha aportado los informes de índole jurídica y económico-financiera correspondientes, a pesar de que este mismo concejal así los solicitara en sesiones previas. Es por ello que, EH Bildu ha solicitado de manera formal la suspensión de esta Junta, hasta que se alegando falta de urgencia en la convocatoria y hasta que no se elaboren y entreguen los citados informes. Asimismo, Gonzalez, ha solicitado el amparo del Secretario General del Pleno, “en este momento se constata que no existe certeza sobre la legalidad, sobre la seguridad jurídica económico-financiera esta Junta que se está celebrando y el acuerdo que se pretende adoptar. En el expediente, más allá del acuerdo propuesto y el certificado del secretario del consejo no hay ningún informe; está vacío“.

 

Finalmente, la resolución sobre la realización de la votación ha sido favorable a la misma, no sin la objeción del grupo municipal de EH Bildu que ha insistido en que la votación se ha realizado en la más absoluta inseguridad jurídica y financiera.

 

Respecto a la decisión que se ha planteado sobre una reducción de capital, el consejero y concejal de EH Bildu ha recordado que se plantea en Eensanche 21, porque así se recogió en auditoría contable, es una sociedad que afronta pérdidas, que se haya en una situación tal, que, como a menudo se nos ha indicado, tiene problemas de liquidez incluso para hacer frente al abono de la nómina de su personal. Y es que, normalmente, los procesos de descapitalización de empresas son la antesala de su declaración en quiebra y disolución. Desde EH Bildu en todo momento se ha defendido la disolución ordenada de la sociedad pública, sin embargo, no parece que el gobierno busque el mismo objetivo con esta maniobra.

 

Felix Gonzalez, concejal y consejero de EH Bildu en Ensanche 21 ha remarcado que “sabemos que esta operación no tiene causa económica, que sería lo propio de una operación de descapitalización, sino que el fin que pretende es facilitar e proceso de desalojo y, en definitiva, la demolición de 124 viviendas. Así, el resultado final, dejaría una perdida de patrimonio para E21 y para el propio Ayuntamiento”. Ayuntamiento que, por otro lado, afrontará cargas notariales por escrituración, inscripción en el registro, procesos judiciales, costes de licitación y ejecución de la obra de demolición, etc. Todo ello sin perspectiva de ningún beneficio, menos aun si, tal y como se prevé, se abre un período de crisis económica que, muy probablemente, volverá a congelar los pequeños repuntes de demanda de vivienda en compra, elevando, más si cabe, la demanda en alquiler protegido.

De cualquier manera, queda en evidencia que Ensanche 21 dejará de ser titular de ese patrimonio, por lo que nadie puede garantizar que sería partícipe de posibles aprovechamientos procedentes de hipotéticas operaciones inmobiliarias sobre el solar que quedaría vacante.