Sopela

Albisteak

PRESUPUESTOS 2020: el PNV recula y se echa para atrás


La enmienda a la totalidad presentada por EH Bildu, obliga al PNV a retirar su proyecto de presupuestos 2020, una decisión que tomó minutos antes de comenzar el pleno de este pasado jueves 28 de noviembre. La enmienda a la totalidad argumentaba falta de plazo real para el análisis y debate de las cuentas y serias dudas sobre el contenido de la propuesta jeltzale.

| 2019-12-02 10:22:00

 

El PNV decide retirar sus presupuestos minutos antes de comenzar el pleno

La sesión plenaria de noviembre, que debía comenzar a las 19.30, se retrasó unos 10 minutos, dado que los representantes del Gobierno Municipal (PNV-PSE-DBTU) se encontraban reunidos a puerta cerrada. Mientras tanto, la oposición de EH Bildu y Elkarrekin Podemos esperaban sentados en sus respectivos asientos del salón de pleno. Comenzado el pleno y ya cuando se debía debatir el punto relativo a presupuestos, el PNV decide retirar su proyecto de presupuestos 2020 del orden del día, "tras la enmienda a la totalidad presentada por EH Bildu".

 

Enmienda a la totalidad de EH Bildu: oposición frontal en cuanto a las formas utilizadas y dudas sobre el contenido

La enmienda a la totalidad presentada por EH Bildu se centraba en dos aspectos. En primer lugar, la metodología utilizada para debatir los presupuestos. En segundo lugar, la formación independentista tenía serias dudas sobre ciertos aspectos relativos al contenido de las cuentas, dudas que no fueron resueltas en la Comisión de Hacienda del día 19 de noviembre.

 

"El plazo real impuesto por el PNV excluye cualquier posibilidad de negociación"

La enmienda a la totalidad era clara respecto al tiempo que disponía la oposición para, simplemente, analizar los presupuestos: "el tiempo real para analizar los distintos documentos que componen este proyecto de presupuesto ha sido exageradamente corto: se trasladó oficialmente a los grupos municipales el 14 de noviembre y se presentó en Comisión Informativa el 19 de noviembre. La posibilidad real de aclarar dudas, transmitir e intercambiar opiniones con el necesario debate, contraste de ideas y propuestas ha sido mínima. Teniendo en cuenta que en el pleno del 28 de noviembre se pretende aprobar el Presupuesto 2020, tenemos que concluir que no ha habido plazo material que permita una negociación de calidad y con garantías del propio Proyecto de Presupuesto. El plazo real impuesto excluye cualquier posibilidad de negociación".

 

Sin participación ciudadana

Otro aspecto transcendental para EH Bildu es el tema de los presupuestos participativos, razón que es planteada expresamente para solicitar la devolución de las cuentas presentadas por PNV: "el gobierno municipal no ha contemplado la participación ciudadana tanto en lo que respecta a la información como en la discusión del mismo, convirtiendo a la ciudadanía en una mera espectadora de una dinámica en la que debiera ser la principal protagonista".

 

Dudas sobre el contenido

El limitado espacio de tiempo para analizar la propuesta del PNV y las escasas explicaciones del Gobierno Municipal, han levantado las críticas de EH Bildu: "con respecto a los Gastos Corrientes (necesarios para el buen funcionamiento del Ayuntamiento y la puesta en marcha de los proyectos impulsados por el gobierno municipal), ante las dudas planteadas a ciertas partidas en la Comisión de Hacienda (19/11/2019), en la mayoría de los casos recibimos vaguedades como respuesta, sin planes de acción detallada que justifiquen las consignaciones planteadas"

 

Crítica a la falta de planificación

Por otro lado, la falta de planificación también ha suscitado dudas sobre las cuentas:  "el presupuesto carece de una planificación orientada a materializar proyectos de futuro en el ámbito de las infraestructuras: no se abordan en la Memoria aspectos estratégicos como son las Inversiones, que van a tener una repercusión a corto y medio plazo en el diseño de Sopela y una incidencia importante en el desarrollo de la vida y actividad cotidiana de sus vecinas-os".

 

Una semana intensa

EH Bildu tomó una posición clara desde el momento mismo de presentación formal de las cuentas. Ya en la Comisión de Hacienda del 19 de noviembre EH Bildu criticó el limitado espacio de tiempo para el análisis y debate de los Presupuestos 2020, solicitando retrasar a un pleno posterior a noviembre su votación. Ante la pregunta de cuál era el procedimiento de negociación, no hubo respuesta. El PNV unía directamente la aprobación de los Presupuestos a la aprobación también de la RPT o Relación de Puestos de Trabajo (aprobación urgente por los problemas que puede originar su retraso más allá del pleno de noviembre): por dicha "supuesta" urgencia y por la idea de unir RPT a aprobación de presupuestos, los jeltzales querían pasar por el rodillo a la oposición.

EH Bildu trató de dar un paso más y tratar de retrasar el tema de presupuestos, para que el plazo de análisis y debate fuese verdaderamente serio. El 26 de noviembre, dos días antes del pleno, EH Bildu registró una propuesta formal para ampliar el plazo de negociación, desligando completamente los presupuestos 2020 a la nueva RPT. La idea era que para poner en marcha la nueva Relación de Puestos de Trabajo no era necesario la aprobación de unos nuevos presupuestos, sino únicamente modificar los presupuestos 2019. Dicha propuesta fue presentada directamente al PNV en reunión bilateral el 27 de noviembre, a primera hora, para que Intervención pudiera acometer la modificación presupuestaria y el PNV retirase sus presupuestos. Agradeciendo el talante de EH Bildu, el PNV declinó la propuesta.

El tiempo corría en contra de EH Bildu, que tras analizar "a marchas forzadas" la RPT y su coste, los presupuestos actualmente en vigor y los presupuestos 2020, realizó la siguiente deducción: para aprobar la RPT no era necesario ni siquiera modificar los presupuestos del 2019. La razón principal esgrimida por PNV para "meter" los presupuestos 2020 en noviembre era erronea. EH Bildu presentaba a primera hora del mismo jueves 28 su enmienda a la totalidad, solicitando la "DEVOLUCIÓN A ALCALDÍA de los presupuestos e instando a que se abra un verdadero proceso de negociación con las garantías necesarias, posibilitando así un debate real y participativo" sobre las cuentas 2020.

 

¿Y ahora qué?

Se abre un nuevo proceso de análisis y debate de los presupuestos. Hoy se reune la mesa política de Sopelako EH Bildu para analizar la situación. Mañana a primera hora, reunión con Alcaldía. "La lucha sigue".