Legebiltzarra

Noticias

Arriola sigue sin aclarar el presunto amaño del contrato de Euskal Trenbide Sarea que denunció EH Bildu


Unai Fernández de Betoño ve insuficientes las explicaciones del consejero. “Según él, todo es casualidad, casualidad que el pliego de condiciones de un concurso público llevara por título el nombre de la empresa que luego resultó adjudicataria y casualidad que EH Bildu adivinara cuatro meses antes ante notario qué empresa iba a ganar el concurso”.

| 2021-09-20 18:12:00

EH Bildu denunció en julio el presunto amaño en Euskal Trenbide Sarea (ETS), sociedad pública dependiente del Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, de un concurso público que culminó con la adjudicación de un contrato de 1,2 millones de euros a la empresa Sener Ingeniería y Sistemas. Los parlamentarios Unai Fernández de Betoño y Josu Estarrona habían comprobado que el PDF del pliego de condiciones que regulaba el citado concurso llevaba como título “Contrato Sener”, lo que les hizo sospechar que el contrato podía estar apalabrado con Sener ya antes de abrir la licitación para impedir, restringir o falsear la libre competencia en el proceso de contratación.

El consejero Iñaki Arriola ha comparecido esta tarde en el Parlamento para responder a la denuncia de EH Bildu, pero lo cierto es que sus explicaciones no han sido suficientes para aclarar lo sucedido. Arriola lo ha achacado a un error informático que, según él, explicaría que el PDF del pliego de condiciones del concurso se titulase “Contrato Sener”, la empresa que luego resultó ganadora y obtuvo el contrato.

Para el parlamentario de EH Bildu Unai Fernández de Betoño, sin embargo, el consejero no ha sido convincente. “Dar por buenas sus explicaciones es aceptar que todo ha sido una casualidad, casualidad que el pliego de condiciones de un concurso público llevara por título el nombre de la empresa que luego resultó adjudicataria y casualidad que EH Bildu adivinara ante notario cuatro meses antes que esa empresa iba a ganar el concurso, como si fuéramos adivinos y lo hubiéramos visto en una bola de cristal. Que todo sea casualidad es una posibilidad, pero no es muy probable. Y yendo al análisis del desarrollo del proceso de contratación, tampoco ha aclarado por qué la de Sener fue la oferta mejor valorada en el apartado de criterios subjetivos, el que desniveló la balanza a su favor, cuando en el análisis técnico se había advertido que una parte de su propuesta podía conllevar pérdidas funcionales”.