Iruñea

EH Bildu exige al tripartito de derechas que no siga con sus “chapuzas” y reclame una Pasarela del Labrit nueva que reúna todas las garantías de seguridad para la ciudadanía

| 2020-05-20 16:01:00

“Estaríamos aceptando arreglar unos zapatos viejos por el 60% de lo que nos costaron cuando tenemos derecho a unos zapatos nuevos como concluían los propios técnicos municipales”

Una estructura nueva costaría 800.000 euros a pagar por los proyectistas frente a los 500.000 de un “parcheo” de la actual, cuyos fallos estructurales han sido confirmados por tres informes

 

“Sería una irresponsabilidad absoluta que el tripartito de derechas optara por aceptar un parcheo sobre la actual pasarela del Labrit frente a la demanda de que se construya una nueva a la que la ciudadanía de Pamplona tiene derecho”. Esta es la valoración general de EH Bildu sobre el informe del Colegio de Ingenieros de Navarra que evalúa la pasarela del Labrit y que, como destaca la coalición, “comparte y asume las conclusiones de los estudios anteriores en cuanto a que la estructura tiene graves problemas estructurales y de diseño que afectan a su cimentación, construcción y ejecución reflejándose en su comportamiento”.

Desde EH Bildu se pone el acento en tres hechos: en primer lugar, en la seguridad de la ciudadanía ya que “no se puede exponer a los y las pamplonesas a usar una estructura deforme, con graves carencias y que, como mucho, sería parcheada para salvar los intereses políticos de quienes compraron esta mercancía defectuosa”; en segundo lugar, en el plano de lo económico ya que “para encubrir las responsabilidades de quienes le dieron el visto bueno, estaríamos pagando una reparación por el 60% del coste del producto, es decir, estaríamos aceptando arreglar unos zapatos viejos por el 60% de lo que nos costaron cuando tenemos derecho a unos zapatos nuevos, como concluía el expediente que elaboraron los propios técnicos municipales”. En tercer lugar, la coalición advierte de las responsabilidades legales que podría tener aparejadas dar luz verde al “parcheo” sugerido en el último informe ya que “el resultado no sería la pasarela que se encargó, sino otra, e implicaría renunciar total o parcialmente a la indemnización a la que tiene derecho el Ayuntamiento para favorecer intereses ajenos, cuestión que también podría tener consecuencias legales muy graves para esta institución”.

Una prueba de carga antes de inaugurarla hubiera revelado los problemas

Una de las cuestiones más graves que a juicio de la coalición soberanista ha revelado la comparecencia hoy ante la comisión de Urbanismo de los representantes del Colegio de Ingenieros de Navarra es que “han reconocido que la pasarela, en su día (diciembre de 2010) se puso en funcionamiento sin realizar la prueba de carga que correspondía, prueba que, según han reconocido, hubiera puesto de manifiesto a tiempo los problemas estructurales de los que adolece esta estructura y hubiera permitido ponerles remedio a tiempo”.

Ante esta realidad, la pregunta que se hace EH Bildu es cómo fue posible que se inaugurara esa pasarela sin realizar esa prueba, circunstancia que sólo se explica por “el interés electoral de la entonces alcaldesa de UPN y candidata a la presidencia del Gobierno para abrirla antes de las elecciones”. Al respecto, la coalición abertzale recuerda que esa decisión contó con el aval del actual alcalde que entonces, además de sucesor de Yolanda Barcina, era director de Urbanismo en el Ayuntamiento de Pamplona.

“Es evidente que la pasarela que se entregó a Pamplona no cumplía con la normativa ni en cuanto a ejecución, ni en cuanto a diseño, y que por el interés que fuera se evitó hacer las pruebas que hubieran permitido detectar con tiempo los problemas que han aparecido a posteriori”, resumía la coalición. “Todo esto, aunque el tripartito de derechas quiera ocultarlo, implica una serie de responsabilidades que en su día deberán aclararse”, añadía.

Un “parcheo” que costaría más de 500.000 euros

Respecto a los costes de la reparación de “estos zapatos viejos y defectuosos”, desde EH Bildu se exigía al tripartito de derechas que “hable claro, en primer lugar, respecto a la cuantía de la que hablamos y que, con toda seguridad, superaría el medio millón de euros, prueba de carga e IVA incluidos, y, en segundo lugar, respecto a quién asumiría ese gasto que, en el informe que hoy se ha presentado, no se especifica”. Al respecto, la coalición abertzale recordaba que el expediente de depuración de responsabilidades cerrado la pasada legislatura concluía que los proyectistas de la pasarela debían indemnizar al Ayuntamiento con más de 800.000 euros “partida que debía haberse ingresado hace 10 meses, que no se ha exigido por vía ejecutiva y que bastaría para levantar una nueva estructura con todas las garantías de seguridad”

De cualquier forma, EH Bildu pone énfasis en dos cuestiones: “Por una parte que sí o sí hay que hacer una prueba de carga que en 2010 UPN no vio necesario hacer y, por otra parte, que el análisis de las soluciones estrambóticas que anunció la derecha en su día a bombo y platillo, con pilares que costaban 50.000 euros, les hacen quedar en ridículo”.

“Durante el último año y medio hemos asistido a una operación a la desesperada de la derecha para tratar de eludir responsabilidades y lavarse la cara respecto a una pasarela defectuosa y peligrosa que nos impusieron a toda la ciudadanía. Este informe, el tercero que se realiza al respecto, confirma esos defectos estructurales que van de los cimientos a la coronación y, por tanto, confirma todo lo que Navarra Suma en su día negó. Ahora, ante lo que nos enfrentamos como institución, es ante la responsabilidad de tomar una decisión correcta que defienda los intereses de la ciudadanía y no los de una formación política o una determinada firma de arquitectos. Insistimos, la elección es solo una: si aceptar arreglar unos zapatos viejos por el 60% de lo que nos costaron o exigir que nos den unos zapatos nuevos a los que tenemos derecho”, concluye EH Bildu.

EH Bildu pide defender al comercio local limitando parcelas de grandes superficies y aquellas destinadas a comercio en altura

| 2020-05-19 11:49:00

La coalición reclama la peatonalización de decenas de calles estrechas en Sanduzelai, Txantrea, Milagrosa y Errotxapea

EH Bildu defenderá mañana en la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona una propuesta de declaración en la que se reclama al tripartito de derechas un sistema real de protección del comercio local que incluya, a través de una modificación del Plan Urbanístico Municipal (PUM), la prohibición de implantación del comercio en altura y una limitación regulada de las parcelas donde se puedan implantar grandes superficies en Iruñea.

La declaración sostiene la necesidad de sacar adelante estas iniciativas para hacer frente a “la paulatina desaparición del comercio local o de proximidad como elemento estratégico de ciudad y como parte fundamental de la economía urbana”. La coalición soberanista recuerda que en la actual normativa “siguen existiendo algunas vías de implantación de grandes o medianas superficies a través de parcelas que admiten tal actividad en comercio en altura” cuando contra tal práctica “existe unanimidad entre las asociaciones de comerciantes” de la ciudad.

EH Bildu reclama a la Gerencia de Urbanismo que, a la mayor brevedad posible, prepare sendos informes tanto acerca de las parcelas aptas para implantar superficies comerciales como de un borrador de texto de modificación del PUM para impedir la implantación de comercio en altura. Y solicita además que estos documentos se presenten ante la mesa de comercio.

Por otra parte, la coalición abertzale presenta a la misma comisión de Urbanismo una segunda declaración reclamando que se estudie, como medida provisional de aplicación inmediata, peatonalizar “aquellas calles estrechas donde las aceras apenas permiten el paso de peatones manteniendo el distanciamiento que requiere el actual estado de alarma, y su desescalada”. Se plantea empezar por los barrios de San Jorge-Sanduzelai, Txantrea, Milagrosa y Errotxapea “Hay que garantizar la seguridad a las personas que viven en estas calles y barrios. Hay que proporcionar más espacio público a costa de las calzadas y habilitando carriles para peatones o bicis”, mantiene EH Bildu.

EH Bildu plantea estudiar cambios en los sistemas de aparcamiento controlado para reforzar las nuevas políticas de movilidad urbana

| 2020-05-18 13:32:00

La coalición también pide reforzar el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales en el Ayuntamiento ante el incremento de la carga de trabajo fruto de la actual crisis sanitaria

 

EH Bildu, a través de una propuesta de declaración que se debatirá mañana en la comisión de Prersidencia, plantea incorporar al calendario de trabajo de la Junta de Movilidad un análisis en profundidad de la situación actual del aparcamiento en la ciudad, incluido el sistema la como zona azul, con el objetivo de buscar fórmulas que posibiliten profundizar en las nuevas políticas de movilidad urbana. “Participamos de la consideración de que estos cambios deben inspirar una transformación de raíz del modelo de movilidad urbana para sustituirlo por otro mucho menos contaminante, más sostenible, más accesible, más amable y más seguro”, sostiene la coalición soberanista.

“La necesidad de establecer distancias de seguridad física para evitar los contagios nos ha llevado a acordar la habilitación de nuevos espacios y corredores para el peatón y la bicicleta, e incentivar ambos por delante de otros medios de transporte”, argumenta EH Bildu que se muestra partidaria de profundizar en la estrategia de “ganar espacio para las personas en el centro de las ciudades” y, para ello se plantea “rediseñar espacios públicos hasta ahora ocupados o atravesados por el vehículo particular”, incluidos los regulados por zona azul.

Por otra parte la coalición planteará en la misma sesión de Presidencia reclamar al Área de Recursos Humanos a que sustituya, de manera inminente, todas las plazas del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales que se encuentren sin cubrir y que presente un informe en el que se detallen las necesidades de personal que se prevén. La razón de esta solicitud es la necesidad de reducir la carga de trabajo para un servicio que ya estaba falto de personal antes del inicio de la actual crisis sanitaria, pero cuyos cometidos se han disparado como consecuencia del Covid19. “Ahora se hace imprescindible contar con un Servicio de Prevención perfectamente dimensionado·, sostiene EH Bildu

Finalmente, la coalición presenta para su debate mañana, en este caso en la comisión de Asuntos Ciudadanos, dos declaraciones: una para renovar el contrato de cesión de la colección Pi y Fernandino, y otra para trabajar a favor de la dignificación de las labores de cuidados dentro de la Administración Local.

Vivienda social, bonos de comercio local, ayudas a la Cultura, refuerzo de servicios públicos y 1,5 millones más, propuestas de EH Bildu para enmendar el Plan Covid-19 de Na+ y convertirlo en un Plan de Reconstrucción Social

| 2020-05-15 20:33:00

Respecto a la propuesta “unilateral” de Na+, la coalición propone reforzar las ayudas al alquiler para familias vulnerables e impulsar la contratación de personal en servicios sociales, sobre todo en el área de mayores

 

“Garantizar que nadie se quede atrás” es la máxima con la que EH Bildu afronta el debate sobre las medidas a implementar desde el Ayuntamiento para afrontar la crisis económica que se vislumbra tras la pandemia del Covid 19. Para cumplir este objetivo central, la coalición soberanista presentará el próximo lunes en el marco de la reunión interpartidos una propuesta que modifica sustancialmente tanto económica como conceptualmente la propuesta publicitada por Navarra Suma hasta convertirla en lo que la coalición abertzale denomina como I Plan de Reconstrucción Social y Económico de Iruñea. Desde el punto de vista cuantitativo, EH Bildu defenderá incrementar la partida propuesta por el tripartito de derechas (5,1 millones) hasta los 6,6 millones de dotación incluyendo 1,5 millones más que saldría de la venta al Gobierno de Navarra de una parcela en Arrosadia para el Plan de Vivienda social en alquiler. Desde el punto de vista cualitativo, EH Bildu enmendará lo publicitado por Na+ en cuatro líneas fundamentales: Vivienda, para lo que se contemplan un millón de euros; bonos de ayuda al comercio local (hasta 750.000 euros); sistema de promoción y ayudas a la Cultura (250.000 euros) y refuerzo de servicios públicos (100.000 euros).

La propuesta de EH Bildu se cimenta en seis pilares: servicios sociales, vivienda social, empleo y comercio local, cultura, movilidad y prevención laboral. Son dos más que las que publicita el tripartito de derechas (se incorporan cultura y vivienda) y suponen 1,5 millones más de inversión. Respecto a los servicios sociales, la coalición soberanista incrementa en 100.000 euros la partida prevista por el equipo de Maya, cantidad que se destinaría a la contratación de personal para los programas de autonomía de mayores, tramitación de ayudas y el EAIA/infancia. Asimismo se propone primar en el apartado de ayudas a entidades deportivas a aquellas que económicamente son más débiles.

En el apartado de vivienda social, que estaría dotado con un millón de euros, se propone destinar 85.000 euros para ampliar el programa de servicios sociales para el pago de alquileres a familias en exclusión social y reservar 15.000 euros para un estudio sobre la situación de la vivienda en alquiler en Pamplona. Esta última partida desaparecería en caso de necesidad para ampliar la anterior. Estas asignaciones se complementarían con 800.000 euros para rehabilitaciones.

Bonos de consumo y ayudas a la Cultura

Los mayores cambios que propone EH Bildu se centran en el epígrafe de empleo y comercio local que pasaría de los 2,5 millones presupuestados por el tripartito de derechas a 2,6 millones. Aquí la mayor novedad sería la habilitación de una partida de 750.000 euros para la creación de un programa de bonos subvencionados para promocionar el consumo en el comercio local. De esta partida, 150.000 euros se destinarían específicamente a un sistema propio de bonos para producto agrario y ganadero local. Como nueva partida también se contemplan 150.000 euros para ampliar provisionalmente el contrato de baños públicos para impulsar las instalaciones autolimpiables. Las ayudas directas a la compra de mamparas o equipos de protección, quedaría en 1,65 millones.

La otra gran novedad es la apuesta por dotar económicamente un plan de choque en el sector cultural. En este apartado EH Bildu propone habilitar una partida de 250.000 euros destinando 100.000 euros a un sistema de bonos para consumo en el ámbito de la economía vinculada a la cultura; 100.000 de euros para subvenciones a las entidades culturales y 50.000 euros para bibliografía adquirida en librerías y comercios locales.

Finalmente en materia de movilidad, la novedad es la premisa de que no se financiarán actuaciones que no tengan consenso en la Junta de Movilidad. En cuanto a los proyectos en sí, EH Bildu prima las actuaciones en Cortes de Navarra (ampliación de aceras), corredor del Labrit, Yanguas y Miranda y eje peatonal en Milagrosa.

La propuesta de Na+: unilateral, sin concreción, sin expediente y a corto plazo

Con respecto a la propuesta del tripartito de derechas, EH Bildu critica que se haya presentado de forma unilateral y como si fuera un plan del Ayuntamiento “cuando es la propuesta de una formación política sin mayoría para aprobarla”. Además entiende que “la parte más preocupante es que se reduce a una serie de medidas a muy corto plazo y se despreocupa de preparar el medio y el largo plazo. Es decir, parecería que no vamos a tener que soportar una crisis muy importante durante por los menos los próximos dos o tres años”. Desde el punto de vista formal, la coalición soberanista considera que la propuesta adolece de problemas fundamentales como es que se ha presentado sin un expediente y sin datos completos sobre de dónde obtener ingresos y a qué destinarlos. “En esta ocasión el nivel de concreción político es muy alto, pero a nivel de expediente muy flojo. Y no vemos muy claro el procedimiento a seguir. Por esa razón, si no va a ser a través de las comisiones correspondientes, no estaría de más denominar a este tipo de reuniones interpartidos Mesa para la Reconstrucción Social y Económica tal y como se aprobó en una declaración”.

En cuanto al contenido, EH Bildu entiende que una inyección real de fondos públicos que dinamicen la economía local es imprescindible (bonos al consumo), así como garantizar que nadiepueda perder su vivienda por las consecuencias económicas de la actual crisis. Blindar las ayudas sociales y reforzar los servicios públicos son las otras dos prioridades que complementan la propuesta de Na+. Al respecto, desde la coalición soberanist se tiende la mano al actual equipo de gobierno para que “en beneficio de la ciudadanía deje de lado los discursos partidistas y se abra a lograr un consenso amplio y sin exclusiones”.

EH Bildu denuncia la “ineficacia” de Maya y su tripartito al arrancar ahora proyectos de la anterior legislatura por 3,5 millones cuya financiación se aprobó hace más de un año

| 2020-05-14 13:37:00

“No se puede manipular a la gente  vendiendo que estas inversiones son parte de un plan para dinamizar la economía ante la crisis económica post-Covid, cuando deberían estar ejecutadas en su mayoría hace meses”

 

La financiación de obras como el corredor sostenible de Doctor Juaristi (Sanduzelai), Txantrean Poliki (ahora rebautizada como corredor de María Auxiliadora), la reforma de pisos municipales en San Pedro (Rotxapea) destinados a emergencia habitacional o la segunda fase de la Casa de las Mujeres, estaban incluidas dentro del Plan de Inversiones Financieramente Sostenible (IFS) que el Gobierno del Cambio, presidido por Joseba Asirón, aprobó el 6 de mayo de 2019. En el caso de las obras de reurbanización de cinco calles en el barrio de la Txantrea, intervención que tiene financiación del Gobierno de Navarra, su asignación presupuestaria recibió el visto bueno del Gobierno del Cambio en marzo de 2019, hace 14 meses. Todas ellas, junto a otras inversiones menores también incluidas en las IFS de 2019, han sido anunciadas ahora, con un importe total de 3,5 millones, como un supuesto plan para incentivar la economía de Pamplona ante la crisis post-Covid-19. “Es muy revelador que Enrique Maya y su tripartito de derechas quieran escudarse en la actual crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 para tratar de tapar su ineficacia y parálisis a la hora de gestionar unos proyectos aprobados hace más de un año y que en su mayoría o deberían estar finalizados o en fase de ejecución desde hace al menos cinco meses”, denuncia EH Bildu.

A juicio de la coalición soberanista “el hecho de que se escuden en la paralización de los plazos administrativos ligada al estado de alarma de mediados de marzo para justificar el retraso en la ejecución de proyectos que deberían estar finalizados en su mayoría en febrero pone en evidencia la actuación poco transparente del alcalde y su tripartito de derechas”. “No se puede engañar a la ciudadanía aprovechando la crisis generada poresta pandemia. No se puede manipular a la opinión pública vendiendo que esta inversión, que debía estar ejecutada desde hace meses, es parte ahora de un plan para dinamizar la economía de la ciudad ante la crisis económica post-Covid. Que se valgan de la situación de emergencia actual para esconder responsabilidades políticas por una gestión nefasta que ha privado a la ciudadanía de unas infraestructuras y unas inversiones de las que debería estar disfrutando desde hace meses”, sostiene EH Bildu.

Para la coalición soberanista, que el tripartito de derechas opte por esta estrategia y trate de vender ahora este “fiasco administrativo y político” como un plan de inversiones que “complementa” su I Plan de Medidas Covid-19, “supone una muestra muy gráfica de la poca credibilidad de este equipo de gobierno, de sus propuestas y de su capacidad para gestionar este Ayuntamiento en unos tiempos en los que la capacidad de llegar a acuerdos y los consensos se antojan absolutamente vitales, capacidad que desdeña el tripartito de derechas”.

Finalmente y respecto al trasfondo y las implicaciones de esta “operación de oportunismo político”, EH Bildu teme que se esconda un “bajísimo nivel de ejecución de las inversiones financieramente sostenibles que el actual tripartito de derechas heredó del gobierno del cambio que ascendían a 6,6 millones en el Ayuntamiento y 0,6 millones en Gerencia de Urbanismo”. “Es muy significativo que este dato no lo hayan facilitado aún”, añade la coalición que recuerda que “llevamos más de un mes pidiéndolo”.

“No todo vale para tratar de tapar su ineficacia, la parálisis a la que han tenido sometida a esta ciudad, la unilateralidad con la que gobiernan y el autoritarismo de la mayoría de sus decisiones. No todo vale para tapar que también en la gestión de la actual crisis, llegan tarde”. Concluye EH Bildu”.