Iruñea

EH Bildu urge al Ayuntamiento a reorganizar la plantilla y las contratas municipales para reforzar los servicios esenciales: atención domiciliaria, Servicios Sociales y Seguridad Ciudadana

La coalición vuelva a solicitar la radiografía de los servicios que está dispensando el Ayuntamiento y reclama que se equipare al personal del EMAD con personal sanitario a efectos de dotación de material

| 2020-03-26 16:26:00

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ha urgido al equipo de gobierno a que diseñe, para la semana que viene, un plan para reorganizar la plantilla y las contratas municipales con el fín de reforzar los servicios esenciales que el Consistorio ha de cubrir en el desarrollo de esta crisis sanitaria. Desde la coalición soberanista se interpreta que “hay servicios que ahora no son prioritarios, aunque los y las trabajadoras que los imparten sí podrían pasar a reforzar otros que se consideran esenciales y que podrían ajustarse a sus condiciones profesionales”. Un ejemplo ilustrativo de esta propuesta sería destinar al personal de zona azul, adscritos a la contrata de Dornier, a apoyo a las tareas de Policía Municipal o adscribir personal administrativo de otras áreas a Servicios Sociales.

“La movilidad aplicable al personal funcionario cabría aplicarla también a determinadas contratas que en este momento puedan hacer mejor servicio en otro ámbito distinto al ordinario. Creemos que existen margen legal para ello pero, si así no se considerase, habría que solicitar a la administración competente que lo habilite a la mayor brevedad”, argumenta la coalición en un escrito presentado ante la Junta de Portavoces del Ayuntamiento. Dos son las prioridades que en este aspecto marca EH Bildu, el personal de Dornier y el de las contratas de Conservación Urbana, como zonas verde y mantenimiento de diferentes servicios (alumbrado, mobiliario urbano etc). Respecto al primero “tiene un despliegue muy importante por gran parte de la ciudad que permitiría, en un momento en que las bajas están mermando capacidades operativas, reorganizar y mejorar la prestación del servicio de policía. Tendrían un papel similar al de los naranjitos en las fiestas de San Fermín”

Respecto a las contratas de zonas verdes y mantenimiento de Conservación Urbana , EH Bildu sostiene que “este tipo de contratas, habituadas al manejo de maquinaria y de trabajo en calle podrían utilizarse para otros cometidos como apoyo a las labores de desinfección, vigilancia de infraestructuras, etc. De hecho, estas empresas ya suelen realizar labores de apoyo diferentes a las habituales en las situaciones de emergencia derivadas de las nevadas, por ejemplo”.

Equiparar el EMAD con el personal sanitario

“Consideramos prioritaria la reordenación de los Servicios Sociales para atender lo mejor posible a los sectores sociales más vulnerables en estos momentos, cuya situación puede agravarse con el confinamiento. Ya han transcurrido dos semanas y aún no tenemos una fotografía completa de la situación de estos servicios”. A este respecto, EH Bildu propone que se dé a la plantilla del servicio de atención domiciliaria o EMAD la misma consideración en el reparto de equipos de seguridad (EPIs) que al personal sanitario, dada la proximidad a las personas usuarias con la que desarrollan diariamente su labor y con el fin de evitar contagios mutuos. Ha propuesto que se refuerce desde el SMAM o Policía Municipal el seguimiento a las mujeres víctimas de violencia de género, “que pueden estar actualmente confinadas con su agresor, por medio de llamadas o videollamadas, y se garantice el acceso a las medidas excepcionales de ayuda a las personas migrantes, con independencia de su situación legal”.

Por último, considera necesario “revisar el sistema de becas comedor, de tal manera que se garantice la cobertura de las necesidades mínimas de alimentación tanto de los y las menores como de sus familias, durante la actual etapa de confinamiento”.

 

 

EH Bildu exige mantener los contratos de los Servicios de Acción Preventiva Comunitaria por ser una herramienta fundamental para atender en Iruñea a quienes peor lo están pasando en esta crisis

La coalición cree que el seguimiento de la población infantojuvenil más vulnerable debe ser una prioridad en una crisis que implica confinamiento en los domicilios

| 2020-03-25 13:32:00

“En una situación tan grave como la que estamos viviendo es responsabilidad de todos cuidarnos, pero es responsabilidad de las instituciones velar porque quienes menos tienen, más expuestos están o peor lo están pasando dispongan de una red cercana de apoyo que les permita afrontar la situación con mejores expectativas”. En base a este argumento, el grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Iruñea ha exigido al equipo de gobierno que ni elimine ni reconvierta los contratos que le vinculan a los equipos de los Servicios de Acción Preventiva Comunitaria que actúan en 8 barrios de la ciudad y cuya labor fundamental se centra en tareas preventivas y de dinamización del público infantojuvenil con menos recursos. Así lo ha trasladado hoy la coalición soberanista al alcalde en el transcurso de la reunión virtual que se ha mantenido en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento.

Dos son los principios en los que EH Bildu sustenta su exigencia. En primer lugar que “en estos momentos donde la emergencia sanitaria que va  acompañada de dificultades económicas golpea con más fuerza a los sectores más vulnerables, los servicios sociales y comunitarios son muy importantes y hay que hacer todos los esfuerzos económicos posibles para reforzar y ampliar su capacidad de actuación”. En segundo lugar, la coalición defiende que “dentro de los sectores vulnerables uno de los más delicados, junto a las personas mayores, es el de la infancia por lo que todos los servicios destinados a la protección y seguimiento de la infancia (PAIF) deben, como mínimo, mantenerse adecuándose a estas circunstancias”.

Según expuso el alcalde en la Junta de Portavoces del pasado lunes, la intención del equipo de gobierno pasaría por eliminar los contratos de estos servicios preventivos o reconvertirlos para que sus integrantes se hagan cargo de otros servicios como, según apuntaron, podría ser la atención a las personas acogidas en el albergue de Jesús y María. “No tiene ninguna lógica dejar sin atención a un sector tan delicado como el infantojuvenil, aunque ésta deba ser telemática o telefónica, para cubrir un servicio que deben dispensar trabajadores sociales especialmente cualificados”, sostiene la coalición. Al respecto, EH Bildu invita al equipo de gobierno a que “si existen nuevas necesidades vinculadas al trabajo que deben realizar los servicios sociales y que supere las capacidades del mismo, debe procederse a la contratación de nuevo personal para estas fechas mediante los procedimientos especiales y urgentes que ya hay habilitados. Ya lo dijimos: nosotros y nosotras apoyaremos todas las iniciativas de modificación presupuestaria tendentes a incorporar nuevas partidas para emergencia social”. “Consideramos absolutamente prioritaria la adaptación y reorganización de los servicios sociales para atender las necesidades de los sectores más vulnerables de la sociedad, marcando prioridades en la actual situación de confinamiento de la población. El postulado de EH Bildu es que la atención debe hacerse desde el servicio más próximo a la ciudadanía y en este marco situamos a los Servicios de Acción Preventiva Comunitaria”, expone la coalición. 

8 equipos en otros tantos barrios

En la actualidad el Ayuntamiento invierte algo más de un millón de euros al año en estos servicios y mantiene contratos con 8 asociaciones que desempeñan el trabajo de equipos preventivos en otros tantos barrios de la ciudad: Mendillorri: Bideberri en Mendillorri; Aldezar en el Casco Viejo; Etxabakoitz bizirk en Etxabakoitz; Federación Batean en Errotzapea; Sinarzubi en la Txantrea; Umetxea en San Jorge, Buztintxurineando en Buztintxuri y Yoar en Arrosadía.

Este trabajo preventivo se entiende, según consta en los contratos, como el “conjunto de actuaciones que, en el ámbito de la infancia, adolescencia y sus familias, tiene como finalidad última evitar la aparición de las situaciones de riesgo y desprotección en esta población y, por lo tanto, de posteriores intervenciones de tipo reparador o rehabilitador; definiendo tres niveles de prevención:

1. Prevención primaria/universal, entendida como mejora de la calidad de vida de la comunidad y familias, promoción de actitudes y condiciones sociales que favorezcan el buen trato hacia niños/as y trabajan desde el fomento y promoción de los derechos de la infancia. La intervención es de tipo proactivo y se considera una línea de actuación preferente en la atención primaria de Servicios Sociales.

2. Prevención secundaria/selectiva o indicada, se refiere al abordaje de problemáticas específicas y es entendida como apoyo a familias que padecen problemas o situaciones que podrían afectar negativamente al trato y cuidado recibido por niños y niñas. Diversas teorías la consideran como una línea de intervención básica a desarrollar desde lo Servicios Sociales de atención primaria y se considera el trabajo socioeducativo de restitución y modelado de las capacidades parentales y marentales como actuaciones más eficaces ante la desprotección infantil.

3. Prevención especializada: cuya intervención está dirigida a quienes ya han padecido la situación de riesgo y con quienes se quiere mejorar su situación, reducir las complicaciones y gravedad y evitar su empeoramiento”

 

NOTICIAS