Iruñea

EH Bildu califica de “inaceptable e intolerable” que el Ejército Español se esté desplegando en Iruñea y esté asumiendo funciones de Seguridad Ciudadana y de control de la ciudadanía

La coalición exige que sea personal de contratas municipales quien apoye a Policía Municipal y pide las equipaciones de seguridad de los militares para dotar de material a sanitarios y servicios sociales

| 2020-04-03 13:12:00

EH Bildu de Iruñea considera inaceptable e intolerable que “pese al comportamiento responsable y ejemplar de la ciudadanía”, el Ejército Español, en un claro caso de abuso de autoridad, se dedique a perseguir a algunos ciudadanos y ciudadanas en las calles de Pamplona para exigirles que se identifiquen. “Con la excusa de la limpieza y la desinfección, hoy en las calles de Pamplona los militares están identificando y registrando a sus ciudadanos, así como entrando en varios comercios”, ha denunciado el grupo municipal de EH Bildu que ha presentado una queja formal por este comportamiento ante la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona.

“EH Bildu de Iruñea considera que este tipo de persecuciones no ayudan a paliar y eliminar las graves consecuencias del Coronavirus que está sufriendo nuestra ciudad y, muy al contrario, crean clima de desasosiego entre buena parte de la población”, mantiene la coalición soberanista. “Lo que estamos viendo hoy en Pamplona parece una mera maniobra propagandística para decir claramente quién manda aquí: los ejércitos”, denuncia EH Bildu.

Frente a este “despliegue”, que además no había sido comunicado a los grupos municipales, EH Bildu reclama que los equipos de protección que se destinan a los militares que están patrullando “sin ninguna necesidad” hoy en Pamplona se recojan y se destinen a equipar a los profesionales de servcios sanitarios y de servicios sociales que están en primera línea para paliar los efectos de esta crisis en quienes peor lo están pasando.  “Cuando no se dispone de material de protección para algunos de los servicios esenciales gestionados por el Ayuntamiento de Pamplona, no es comprensible que el Ejército haga ostentación de ello”, razona la coalición.

“No necesitamos persecuciones militares ni iniciativas propagandísticas”, mantiene EH Bildu que asegura que “nuestra única prioridad es la salud, como lo debería ser para todas las instituciones, y seguiremos trabajando por ello”. En ese sentido y frente al despliegue que por parte del Ejército está sufriendo hoy Pamplona, la coalición soberanista ponía de nuevo sobre la mesa la propuesta de hace dos semanas para “poner a trabajar los servicios municipales y las plantillas de las subcontratas en aquellos servicios que son imprescindibles”. En el aspecto de apoyo a la seguridad ciudadana, justificación sucinta argumentada por el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno para explicar el despliegue del Ejército, la coalición apuntaba que el apoyo de la plantilla de Dornier, contrata que se encarga de la zona azul en la ciudad y cuyo personal “conoce perfectamente las calles de Iruñea”, bastaría para cubrir las necesidades a las que no llegue Policía Municipal.

 

EH Bildu apuesta por crear una Bolsa de Emergencia Social para afrontar las consecuencias de la crisis del Covid-19 dotándola con el superávit de 2019, las IFS de 2020 y partidas del actual presupuesto

Las necesidades sociales urgentes, la atención a la dependencia, la financiación de los servicios sociales y la protección y recuperación de la economía local constituirían las prioridades de gasto

| 2020-03-27 12:45:00

EH Bildu Iruñea, a través de su grupo municipal, presentó el pasado miércoles 18 de marzo, tras consensuarlo con el resto de grupos de la oposición, una propuesta al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pamplona para crear una Bolsa de Emergencia Social con la que afrontar con garantías las inversiones y ayudas municipales que haya que poner en marcha frente a las consecuencias de la crisis del Covid-19. Esta bolsa se nutriría básicamente de tres fuentes de financiación: la parte del superávit de 2019 que el Gobierno Central ya ha liberado para poder invertir en gasto social; las IFS de 2020 que podrían estar a disposición de la ciudad en cuanto Hacienda cierre las cuentas del año anterior y, en tercer lugar, una bolsa de vinculación de partidas e inversiones ya aprobadas en los presupuestos prorrogados y que se podrían redirigir a gasto social. En total y según los cálculos y las previsiones del propio Ayuntamiento, estas tres fuentes podrían reunir alrededor de 10 millones de euros y la propuesta de la coalición soberanista sería destinar a la Bolsa de Emergencia Social “todo el dinero público que se necesitara, ya fuera la totalidad de esta cantidad o sólo una parte”

La propuesta que tiene el equipo de gobierno encima de la mesa desde hace 10 días y ante la que aún no ha dado respuesta, consta de tres puntos de acuerdo. El primero determina que la Bolsa de Emergencia Social tendría el fin de “hacer frente a las necesidades sociales urgentes que tengan que ver con atención a la dependencia, servicios sociales y todo tipo de problemas de índole social asociados al coronavirus, así como a la protección y la recuperación de nuestra economía local”. El segundo punto de acuerdo establece que la financiación se hará “mediante modificaciones presupuestarias para la incorporación de los ingresos provenientes del superávit del año anterior, de las IFS y de partidas del presupuesto actual que no vayan a ejecutarse”. Y el tercer punto de acuerdo subraya que “estas modificaciones presupuestarias necesitarán acuerdo del Pleno, por lo que la Comisión de Presidencia será el órgano encargado de consensuar las prioridades que deba recoger esta Bolsa de Emergencia Social”.

Este planteamiento, de ser aceptado por la mayoría del Ayuntamiento, alejaría la necesidad de aprobar unos nuevos presupuestos cuyas previsiones de ingresos son absolutamente inciertas y permitiría “de una forma rápida y autónoma” contar con una partida importante para “reactivar la ciudad y atender a quienes peor lo están pasando”.

 

NOTICIAS