Iruñea

EH Bildu reclama al tripartito de derechas que sustituya el cartel gigante de la campaña #LosViviremos colocado en la Plaza del Castillo por otro bilingüe que respete la Ordenanza del Euskara

| 2020-07-22 16:15:00

La coalición presenta un recurso de reposición ante el propio Ayuntamiento recordando que, según la ordenanza, la cartelería oficial debe estar en castellano y euskara con el mismo tratamiento

 

El grupo municipal de EH Bildu ha presentado ante el Ayuntamiento de Pamplona un recurso de reposición reclamando que el cartel gigante colocado en la Plaza del Castillo bajo la marca #LosViviremos cumpla la Ordenanza del Euskara y sea completamente bilingüe respecto al tratamiento igualitario entre euskara y castellano. “El tripartito de derechas está mostrando una y otra vez un comportamiento obsesivo en contra del euskara saltándose además su propia Ordenanza actuando desde la unilateralidad y la soberbia con el único objetivo de azuzar el enfrentamiento y la división en la ciudad. Es un comportamiento absolutamente censurable que EH Bildu no va a dejar de denunciar”, sostiene la coalición soberanista.

La argumentación del recurso de reposición se basa en los artículos 8 y 9 de la Ordenanza del Euskara aprobada por el tripartito de derechas el pasado mes de marzo. Esos artículos determinan que “el Ayuntamiento de Pamplona utilizará el castellano y el euskera cuando se dirija de modo general a la ciudadanía” y establecen que los carteles y folletos oficiales “serán bilingües en todos sus elementos”. Asimismo recuerda que la disposición adicional segunda de esta ordenanza dicta que “el euskara y el castellano tendrán idéntica presencia en el paisaje lingüístico competencia del Ayuntamiento de Pamplona y, por tanto, serán idénticos en ambas lenguas el contenido, el tamaño y el contraste en la rotulación de placas de calles, señales, carteles y resto de elementos que componen el mencionado paisaje lingüístico”.

Como ocurrió con el pañuelo gigante colocado en la fachada de la Casa Consistorial durante los pasados NoSanfermines, en este caso el texto en castellano #LosViviremos es mucho mayor que el texto en euskara. “Ese cartel debería estar en castellano y euskara en todos sus elementos y con idéntica presencia tanto en contenido, como en tamaño, como en el contraste de la rotulación. Este cartel gigante, expuesto en lugar público desde el día 3 y para todo el verano, según se ha anunciado, representa, evidentemente, una parte del paisaje lingüístico de esta Ciudad, entendido como todas las representaciones escritas visibles en espacios públicos”, sostiene el escrito.

El equipo de gobierno tiene 30 días para responder a este recurso de reposición pero desde EH Bildu se le exhorta a que “subsanen este agravio cuanto antes, sin esperar a que acabe el plazo ya que, de no hacerlo, estarían demostrando mala fe puesto que quedaría en evidencia una dilatación del procedimiento para evitar un tratamiento igualitario al euskara”. 

EH Bildu reclama la paralización del expediente de los áticos de Alde Zaharra que califica de nueva “ilegalidad” del tripartito de derechas que va en contra de los intereses generales de la ciudadanía

| 2020-07-22 16:06:00

“El procedimiento por el que el tripartito de derechas pretende dividir una serie de áticos ubicados en el Casco Viejo y la contundencia del informe del secretario advirtiendo de que tal procedimiento supone una ilegalidad demuestra, una vez más, que éste es el gobierno de las chapuzas, de las triquiñuelas y de las irregularidades”. Así de contundente se mostraba el grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ante la llamada de atención del secretario municipal al equipo de Enrique Maya. “No se puede permitir que intenten volver a gobernar Pamplona como si de su cortijo particular se tratara y desde luego EH Bildu va a exigir la paralización de este expediente, el cumplimiento íntegro de las recomendaciones del informe del secretario y las responsabilidades que se pudieran derivar de esta nueva chapuza”, aclaraba la coalición soberanista.

Respecto al proyecto cuestionado en el informe de la Secretaría de Pleno, la coalición plantea que no ve procedente la autorización de la división de unos áticos declarados como “inadecuación urbanística” pero lo que resulta absolutamente inaceptable es que “sea a costa de los intereses de todos los pamploneses y pamplonesas, no cumpliendo con los preceptos legales que implica una operación que evidentemente genera enriquecimiento”. Además EH Bildu recuerda que el hoy alcalde, Enrique Maya, era el responsable de Urbanismo en 2001 cuando se impulsó el PEPRI “y lo que no podemos entender es que lo que entonces se dictó con su consentimiento y aceptación, ahora se quiera pasar por alto con evidente quebranto del interés general de la ciudad. Esa forma de gobernar errática y sin criterio es evidente que no es en beneficio de Pamplona”.

Sobre la implicación de  la forma de trabajar del tripartito de derechas, EH Bildu lo  tiene claro: “Primero fue la subida de sueldo unilateral del alcalde, luego el aumento de los cargos de libre designación, más tarde las dietas de Comiruña, también cotratos ad hoc para familiares de concejales y ahora procedimientos ilegales para la recalificación encubierta de pisos de lujo. Todo esto, denunciado repetidamente por EH Bildu, dibuja a un tripartito de derechas que gestiona únicamente para los suyos, que usa el erario público como si de su propia economía doméstica se tratara y que trata de encubrir esta forma de gobernar enfrentando a la ciudadanía, atacando al euskara, improvisando chapuza tras chapuza y tratando de apropiarse de los proyectos de otros”.

EH Bildu recurre ante el TAN el pañuelo gigante colocado en la fachada del Ayuntamiento durante los ‘no Sanfermines’ por vulnerar la Ordenanza del Euskara

| 2020-07-17 14:09:00

La coalición pide también declarar nula la disposición adicional primera de esa Ordenanza que incluye una interpretación “restrictiva” del término “bilingüe” que el tripartito de derechas coló “por la puerta de atrás”

 

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ha presentado recurso de alzada ante el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) contra la decisión del tripartito de derechas de dar un tratamiento discriminatorio al euskara en el pañuelo gigante desplegado en la fachada de la Casa Consistorial como imagen institucional de la ciudad durante los ‘No Sanfermines’. Pero el recurso no se limita a pedir que se declare ese material y su exhibición como nulos de pleno derecho, sino que va un paso más allá y cuestiona la disposición adicional de la actual Ordenanza del Euskara aprobada por el ejecutivo municipal y que, a juicio de la coalición, desvirtúa el concepto “bilingüe”.

El recurso se basa en dos hechos: en primer lugar el contenido de la propia ordenanza vigente que sostiene que euskara y castellano “tendrán idéntica presencia en el paisaje lingüístico competencia del Ayuntamiento de Pamplona” y, en segundo lugar, en la jurisprudencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que, en sentencia de 14 de noviembre de 2002 dejaba claro que el término bilingüe al que se ha de aplicar el “tratamiento idéntico” respecto a las lenguas cooficiales se refiere al soporte en el que se emiten los mensajes, que debe ser el mismo, no a si se hacen dos soportes diferenciados.

“Estamos ante un nuevo ejemplo de la forma de gobernar autoritaria, unilateral y de desprecio a la pluralidad de Iruñea de este tripartito de derechas, más interesado en fomentar el enfrentamiento y en atacar al euskara que en continuar la senda del fomento de la convivencia iniciada en la legislatura pasada”, sostiene EH Bildu. Pero con la campaña “Los Viviremos”, el equipo que encabeza Enrique Maya ahonda en la imagen de “gobierno de las ilegalidades porque se salta sus propias ordenanzas para imponer su visión sectaria de la realidad como ya vimos que hicieron con la procesión del Corpus, parte de cuyo coste nos cargaron a todos y todas las pamplonesas”.

Tratamiento discriminatorio e interpretación que supera el ámbito municipal

El recurso recuerda que los artículos 8 y 9 de la presente ordenanza del euskara determinan que “el Ayuntamiento de Pamplona utilizará el castellano y el euskera cuando se dirija de modo general a la ciudadanía” y establecen que los carteles y folletos oficiales “serán bilingües en todos sus elementos”. Asimismo recuerda que la disposición adicional segunda de esta ordenanza dicta que “el euskara y el castellano tendrán idéntica presencia en el paisaje lingüístico competencia del Ayuntamiento de Pamplona y, por tanto, serán idénticos en ambas lenguas el contenido, el tamaño y el contraste en la rotulación de placas de calles, señales, carteles y resto de elementos que componen el mencionado paisaje lingüístico”. “Esto, evidentemente no se cumple en este caso en dos aspectos: no todos los elementos del cartel están en los dos idiomas porque en la parte baja #Sanfermines está solamente en castellano; el tamaño del texto en castellano #LosViviremos es mucho mayor que en el texto en euskara que se agrupa en esta cuestión a otros idiomas ajenos a esta ciudad como son el francés y el inglés”, describe el recurso.

Respecto al segundo de los argumentos jurídicos, EH Bildu denuncia que el tripartito de derechas, con la inclusión de la disposición adicional primera de su Ordenanza del Euskera que contempla la posibilidad de un bilingüismo en soportes diferenciados según e idioma, contradice lo dictado por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra en la citada sentencia del 14 de noviembre de 2002, la coalición sostiene que el texto aprobado por el tripartito de derechas “regula el concepto bilingüe de tal modo que resulta ajeno al sentido etimológico del término, al sentido que fijó de forma irrevocable la sentencia más arriba recogida”.

Mantiene asimismo que esa disposición adicional vulnera, como mínimo, otras disposiciones administrativas de rango superior y materias que solamente corresponde regular a una Ley con carácter general y uniforme y que, en este caso y respecto a los soportes bilingües, “ya están claramente recogidas el Decreto Foral 103/2017, de 15 de noviembre, por el que se regula el uso del euskera en las Administraciones Públicas de Navarra”. “No corresponde a una ordenanza municipal regular un concepto general y extensible a multitud de normas de diferente rango como el término bilingüe, que solamente las puede abordar una Ley. No puede existir una comprensión del término bilingüe en cada municipio de Navarra”, sostiene el recurso. “¿Podemos considerar seriamente que bilingüe sea un término de alcance jurídico distinto en Pamplona que en Ansoain o que en el Valle de Aranguren?”, apuntala.

EH Bildu destaca la lección de civismo de la ciudadanía en estos ‘no Sanfermines’, critica la confusión y el doble rasero de los comportamientos de Maya y su discriminación al euskara

| 2020-07-14 14:09:00

La coalición soberanista exigirá explicaciones al alcalde por aceptar un trato de favor en los actos religiosos y estudia acciones por la vulneración de la Ordenanza del Euskara en la imagen institucional

 

El comportamiento ejemplar de la ciudadanía que contrasta con la confusión de los llamamientos y comportamientos del equipo de gobierno, así como, una vez más, la discriminación del euskara en la imagen institucional son las tres características que, a juicio del grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona, han marcado el desarrollo de los denominados “no Sanfermines”. “La ciudadanía de Iruñea ha dado una lección de civismo, de responsabilidad y de madurez demostrando a todo el mundo que ésta es una ciudad que sabe cumplir cuando las circunstancias lo exigen y que sabe cumplir, sobre todo, por la conciencia cívica de las personas que la habitan”, sostiene la coalición soberanista.

“Desde EH Bildu queremos transmitir nuestra felicitación más efusiva y nuestra mayor gratitud a la ciudadanía por ese comportamiento ejemplar que ha sabido mantener aún por encima de los mensajes confusos y contradictorios mandados por quienes ostentan el gobierno municipal”, reflexiona EH Bildu. “La demostración más palpable de esa responsabilidad ha sido dejar en evidencia el desproporcionado despliegue policial de algunos días que no se justificaba salvo por no tener confianza respecto a cómo iban a responder los y las pamplonesas a la suspensión de los Sanfermines”, añade la coalición. “En general y salvo los casos de Covid detectados en los rebrotes relacionados con celebraciones privadas de alguna cuadrilla, a quiénes por supuesto deseamos una pronta recuperación, se puede decir que estos días han transcurrido con una normalidad en la que muy pocos de quienes nos gobiernan creían”, aseguraba la coalición.

En el plano de lo negativo, EH Bildu destaca dos cuestiones: la falta de ejemplaridad del alcalde y su equipo de gobierno y la discriminación del euskara en la imagen institucional. Respecto a la primera cuestión “es absolutamente criticable que el alcalde, Enrique Maya, saltándose el criterio de la mayoría del Pleno, contradiciendo el llamamiento institucional a no secundar actos convocados estos días y por encima incluso de la prudencia, acudiera con trato de favor y reserva en primera fila incluidas, a las celebraciones religiosas de la parroquia de San Lorenzo, tratamiento especial que se relaciona no con la condición de creyente del edil, sino por su condición de alcalde”, denuncia EH Bildu. “Una vez más el tripartito de derechas ha demostrado su doble vara de medir limitando, desconvocando e incluso prohibiendo determinados actos mientras fomenta los que agradan a su público, a sus bases o a sus creencias”, añade la coalición que ya anuncia que exigirá explicaciones a Maya en la primera comisión de Presidencia tras el periodo estival. El despliegue de un pañuelo gigante el día 6 a las 12 del mediodía en la fachada de la Casa Consistorial o la organización de conciertos de pago en la Ciudadela son otros dos ejemplos de la “confusión interesada con la que Na+ ha enfrentado estos no Sanfermines sin renunciar a una suerte de chupinazo que les garantizara cierta proyección mediática, ni a una alternativa a su gusto con la que decorar el fin de semana no con música para todos los públicos, sino con música para quien la pueda pagar”

Como tercer elemento de análisis, EH Bildu denuncia la discriminación del euskara en la imagen institucional del Ayuntamiento de Pamplona impuesta por el tripartito de derechas, “una discriminación que queda muy clara en el pañuelo desplegado en la fachada de la Casa Consistorial donde una de las dos lenguas propias de la ciudad es tratada como ajena y equiparada a lenguas foráneas como el inglés o el francés”. “La euskarafobia es una de las características que define a Navarra Suma, pero no se puede consentir que, saltándose incluso su propia ordenanza, fomenten una vez más la confrontación identitaria atacando o menospreciando sin justificación alguna a quienes sienten cerca una lengua que nos es propia a todos y todas las pamplonesas”, sentencia la coalición soberanista. Al respecto, EH Bildu ya adelanta que estudiará las acciones que sean oportunas para exigir “rectificación, responsabilidades y disculpas”.

Finalmente y a falta de unas horas para que acaben los ‘no Sanfermines’,  la coalición soberanista hace un emplazamiento a la ciudadanía a “encontrarnos en los Sanfermines de 2021, una celebración en la que trabajaremos para que, como se hizo en la legislatura pasada, siga recuperando la esencia popular de unas fiestas que nacen y se nutren de las gentes de esta ciudad, de sus peñas, de sus organizaciones vecinales y de su amplio tejido social y cuya idiosincrasia, con estas bases, las convierte en las mejores fiestas del mundo”.

EH Bildu felicita a Iruñea por la responsabilidad y el civismo demostrados en la mañana del 6 de julio, actitud que contrasta con la falta de confianza que implica el desproporcionado despliegue policial

| 2020-07-06 14:25:00

La coalición pide que esa responsabilidad se mantenga todos los días de no Sanfermines pese a los mensajes confusos del tripartito de derechas por ejemplo con las celebraciones religiosas o los conciertos de la Ciudadela

 

“La ciudadanía de Pamplona ha vuelto a dar una lección de responsabilidad y civismo demostrando un comportamiento ejemplar en esta mañana del 6 de julio”. De esta manera tan contundente valora la coalición soberanista el ambiente de normalidad vivido en las calles de la capital en el inicio de los denominados “no Sanfermines”, normalidad que “contrasta poderosamente con el desproporcionado despliegue policial, despliegue que a nuestro juicio delata una falta de confianza evidente por parte de las instituciones respecto a la madurez con la que la ciudadanía afronta esta situación”, sostiene EH Bildu.

Desde la coalición soberanista se destaca que “los y las vecinas de Iruñea han sabido estar muy por encima de la confusión creada por el equipo de gobierno, muy por ecima de las medidas de control policial que esa confusión ha propiciado y muy por encima del resto de circunstancias que marcan una fecha que pasará a la historia no sólo por la suspensión de las fiestas de San Fermín, sino también por la respuesta ejemplar que ante este hecho ha sabido dar la ciudadanía de Pamplona”.

EH Bildu anima a los y las pamplonesas, así como a la gente que haya podido venir a la ciudad, a que mantengan la misma actitud responsable a lo largo de todas las fechas de estos no Sanfermines y que respeten en todo momento las medidas de seguridad y las recomendaciones realizadas desde Osasunbidea para prevenir la expansión del Covid. “Por desgracia los mensajes contradictorios lanzados por el equipo de gobierno por ejemplo respecto a las celebraciones religiosas o a la organización de conciertos en la Ciudadela no contribuyen en absoluto a un desarrollo correcto de unas fiestas que han sido suspendidas, pero pese a ello, estamos convencidos y convencidas de que la responsabilidad de la ciudadanía se impondrá nuevamente”, reflexiona la coalición.

Desde EH Bildu se ve como “un ejemplo más de esa campaña de confusión” el despliegue, a las 12 del mediodía, de una pancarta con forma de pañuelo en la fachada del Ayuntamiento, un despliegue que ha sido una suerte de txupinazo alternativo. “La decisión de llevar a cabo este acto ha sido tomada, una vez más, de forma unilateral por el alcalde y su equipo de gobierno en una nueva demostración del desprecio hacia la oposición, que representa a la mayoría de la ciudadanía, y contraviniendo expresamente los acuerdos adoptados en los diferentes órganos de representación del Ayuntamiento”.