Iruñea

EH Bildu exige que se cumplan las normativas de residuos y de suministro de agua en las nuevas terrazas de Sarasate cuya instalación cree “discriminatoria” para el conjunto del sector hostelero de Iruñea

| 2020-07-27 14:31:00

La coalición presenta un recurso de reposición ante el propio Ayuntamiento denunciando que el expediente que ha posibilitado la concesión de permisos carece del preceptivo informe de Sanidad

 

El grupo municipal de EH Bildu ha presentado ante el Ayuntamiento de Pamplona un recurso de reposición reclamando que se cumpla la normativa foral sobre residuos y la normativa local sobre suministro de agua e higiene alimentaria en las cinco terrazas de otros tantos locales de hostelería a las que el tripartito de derechas ha dado licencia en el Paseo de Sarasate. El recurso de la coalición soberanista denuncia igualmente que el expediente de Seguridad Ciudadana sobre el que se ha basado la concesión de permisos carece del preceptivo informe de Sanidad lo que supone una “nueva muestra de la chapucera gestión que está llevando a cabo Navarra Suma en el Ayuntamiento”.

Sobre la concesión en sí de las licencias, EH Bildu cree que esta decisión es “discriminatoria” en su concepción ya que oferta esta posibilidad de negocio únicamente a unos locales de una zona concreta (cuatro calles del Casco Viejo) mientras no ofrece alternativas a otros locales situados en otras zonas de la ciudad. “Desde el propio sector han denunciado esta manera de proceder del tripartito de derechas ya que la propuesta original llegó de una asociación de hostelería para varias zonas de la ciudad y el equipo de gobierno, sin argumentación alguna, se ha quedado sólo con Sarasate”, argumenta la coalición. Desde EH Bildu se recuerda que la propia ANAPHE se denunciaba públicamente que con esta medida "se beneficia a 12 hosteleros, pero se ven perjudicados muchos más por la pérdida de los clientes que se queden en estas nuevas terrazas". “Esta es una nueva muestra de la arbitrariedad, la unilateralidad y la mala planificación del tripartito de derechas cuya acción de gobierno beneficia a unos pocos frente a la mayoría”, denuncia EH Bildu.

En cuanto a las carencias técnicas del expediente, el recurso de reposición argumenta que el pliego de condiciones de la convocatoria vulneraba la Ley Foral de Residuos ya que exige vajilla, mantelería y cubertería de un solo uso. “El Ayuntamiento, sin necesidad, sin justificación y para favorecer sólo a 5 locales, ha hecho caso omiso de la normativa foral que exige justamente lo contrario y obvia el enorme esfuerzo que hace esta Ley por advertir de la obligación de las Entidades Locales de impulsar la reducción de residuos”, recuerda EH Bildu que añade que “se obvia igualmente el concepto de la economía circular, impulsando el uso de elementos que tengan la vida útil más larga posible a través de la reutilización”.

Por otra parte, el recurso revela que el expediente carece del preceptivo informe de sanidad y que en las terrazas no se exige la instalación de un suministro de agua que garantice el cumplimiento de la normativa de higiene alimentaria que establece, en su artículo 51.4, que “las instalaciones deberán disponer de un suministro suficiente de agua potable conectada a los fregaderos y lavamanos necesarios para la limpieza del utillaje y aseo del personal, y desagüe a la red de saneamiento”. En este caso, denuncia EH Bildu, el pliego de este proceso de adjudicación establece que la terraza “contará con energía pero no contará con suministro de agua ni desagüe”. “Han tratado de subsanar este gravísimo error con kits de agua sanitaria, pero su instalación no ha sido revisada por el departamento de Sanidad con lo que la homologación de estas instalaciones por parte únicamente de agentes de policía municipal es más que discutible”, sostiene la coalición

EH Bildu reclama la restitución inmediata de los contratos de los SAPC y exige al tripartito de derechas que cese su “irresponsable” campaña de acoso a la red de defensa y cuidado de la infancia

| 2020-07-24 13:37:00

La resolución del Tribunal de Contratos Públicos pone de manifiesto una nueva “ilegalidad” del tripartito de derechas “y evidencia su mala fe al usar el Covid 19 para tratar de imponer sus obsesiones políticas”

La resolución del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Navarra respaldando la acción de los Servicios de Atención Preventiva Comunitaria (SAPC) de los barrios de Pamplona, supone, a juicio de EH Bildu, no sólo un “serio correctivo” y un “varapalo” a la “nefasta” gestión del tripartito de derechas en materia social, sino también y “sobre todo” un reconocimiento expreso a la labor de prevención que estos equipos realizan en los 8 barrios en los que están instaurados en Iruñea. “Es evidente que el tripartito de derechas ha maniobrado para tratar de cargarse estos equipos a los que considera díscolos respecto a su gestión impositiva, pero no es menos evidente que esa maniobra ha quedado en evidencia, que el dictamen del tribunal es demoledor y que pone de manifiesto, además de una gestión absolutamente grosera, un inaceptable e injustificable ataque del tripartito de derechas al derecho de protección de la infancia”, denuncia la coalición soberanista

“Además del descrédito que supone para el Ayuntamiento como institución que te dejen tan al desnudo en un expediente tan mal fundamentado, están distorsionando e impidiendo que se desarrolle la labor de protección a la infancia que les corresponde a los SAPC por contrato; y todo ello sin que hubiese ninguna necesidad para este enredo y este desatino”, destaca EH Bildu. “Pero usar como argumento para justificar sus obsesiones de revertir los contratos de los Preventivos algo tan sangrante como el COVID-19, denota, además de irresponsabilidad, mala fe y una estrategia denunciable de usar la pandemia para imponer, por la puerta de atrás, sus fines políticos”, añade la coalición.

Desde EH Bildu se recuerda además que el cambio que quería imponer el tripartito de derechas obligando a los SAPC a hacerse cargo de las colonias urbanas iba en detrimento del interés general de la ciudadanía: “Durante los últimos años la programación de los preventivos en los diferentes barrios daba servicio a más de un millar de txikis a los que se sumaban las plazas de las colonias, pero este año Navarra Suma quería recortar gastos para ofertar sólo un servicio de conciliación que apenas llegaba a 400 menores y al que, finalmente, se habían apuntado, según datos provisionales aportados por el propio equipo de gobierno, apenas un centenar de menores”. “Esto, sencillamente, es inaceptable y desde luego pediremos responsabilidades”, adelantaba la coalición.

Otra repercusión negativa de la actuación “infumable” del tripartito de derechas es el menoscabo que este contencioso “innecesario e ilegítimo” puede tener para la imagen de la ciudad que en la legislatura pasada, bajo el gobierno de Joseba Asiron, fue declarada Ciudad Amiga de la Infancia. Este reconocimiento, otorgado en 2018 por un entramado de entidades e instituciones encabezadas por UNICEF, se cimentaba, precisamente, en el trabajo “intenso y participativo realizado por el Ayuntamiento en materia de infancia, trabajo que se apoyaba, entre otros servicios, también por los equipos preventivos”. ·Tocaba a mediados de este año reevaluar la situación y este contencioso va justamente en la dirección contraria, por lo que esta declaración podría estar en riesgo”, advierte EH Bildu.

“En resumen, desde EH Bildu denunciamos esta nueva ilegalidad cometida por el tripartito de derechas por atentar contra los derechos del menor y suponer una enorme chapuza; además exigimos a Navarra Suma que devuelva estos contratos a su normalidad  y que se ponga a trabajar, de una vez por todas, en lo que es un deseo unánime de reforzar ese compromiso con la protección del menor y la labor comunitaria que eso requiere”, finalizaba la coalición.

NOTICIAS