Iruñea

Noticias

Una nueva “chapuza” en el carril bici para unir las avenidas del Ejército y Bayona evidencia la “unilateralidad y mala planificación” con la que trabaja el tripartito de derechas, denuncia EH Bildu


| 2020-07-23 13:02:00

La coalición soberanista reitera su oferta para promover un pacto de ciudad en materia de movilidad que se construya “desde la unidad, la búsqueda de consensos y la responsabilidad”

 

“Improvisación, mala planificación, falta de calidad técnica y unilateralidad. Estas cuatro palabras son las que definen la chapucera política de movilidad que el tripartito de derechas está desplegando en Iruñea, una política que nos lleva a la paralización y el retraso de proyectos clave como la Cuesta del Labrit, la puesta en marcha precipitada de otros como el carril bici de la calle Amaya, la priorización unilateral de nuevos tramos ciclables y, ahora, la vuelta a la política de Barcina de llevar los carriles bici no ya a las aceras, sino a romper una zona verde como es el parque de Antoniutti”. De esta manera valora EH Bildu la modificación del proyecto inicial de conexión ciclable entre las avenidas del Ejército y Bayona, modificación que, sin consulta previa a los grupos ni debate en la Junta de Movilidad, traslada el carril bici de la calzada (como estaba previsto y se obliga en la ordenanza de movilidad) a la zona de arbolado de Antoniutti. “Una nueva chapuza y ya van cuatro seguidas”, resumía la coalición soberanista.

La explicación que se da desde el área de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad a este cambio apelando a su supuesto carácter “provisional”, deja en evidencia, a juicio de EH Bildu, no solo la “improvisación” como modus operandi del área que dirige el regionalista Fermín Alonso, sino también “la poca credibilidad del discurso del tripartito de derechas en materia de gestión de obras de movilidad”. Y es que la coalición soberanista recuerda las “críticas con lenguaje grueso” que la derecha regionalista empleó la legislatura pasada para descalificar actuaciones como la primera fase de la amabilización cuyas obras provisionales fueron “absolutamente descalificadas cuando ahora vemos que el tripartito de derechas echa mano de aquello que criticaban para tratar de tapar sus chapuzas”.

A pesar de todo, desde EH Bildu se reiteraba una oferta al tripartito de derechas para llegar a acuerdos de ciudad en materia de movilidad y sostenibilidad, acuerdos que, eso sí, deberían pasar por la finalización de la unilateralidad en la toma de decisiones, la búsqueda de consensos y el reforzamiento de la Junta de Movilidad como foro de debate. “Todos los grupos tenemos la responsabilidad de trabajar para forjar una ciudad de futuro, sostenible y que sea ejemplo a seguir y eso se tiene que hacer desde la unidad, el consenso y la responsabilidad, cualidades que no definen precisamente la forma de gestionar del tripartito de derechas”.