Iruñea

Noticias

EH Bildu reclama la paralización del expediente de los áticos de Alde Zaharra que califica de nueva “ilegalidad” del tripartito de derechas que va en contra de los intereses generales de la ciudadanía


| 2020-07-22 16:06:00

“El procedimiento por el que el tripartito de derechas pretende dividir una serie de áticos ubicados en el Casco Viejo y la contundencia del informe del secretario advirtiendo de que tal procedimiento supone una ilegalidad demuestra, una vez más, que éste es el gobierno de las chapuzas, de las triquiñuelas y de las irregularidades”. Así de contundente se mostraba el grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ante la llamada de atención del secretario municipal al equipo de Enrique Maya. “No se puede permitir que intenten volver a gobernar Pamplona como si de su cortijo particular se tratara y desde luego EH Bildu va a exigir la paralización de este expediente, el cumplimiento íntegro de las recomendaciones del informe del secretario y las responsabilidades que se pudieran derivar de esta nueva chapuza”, aclaraba la coalición soberanista.

Respecto al proyecto cuestionado en el informe de la Secretaría de Pleno, la coalición plantea que no ve procedente la autorización de la división de unos áticos declarados como “inadecuación urbanística” pero lo que resulta absolutamente inaceptable es que “sea a costa de los intereses de todos los pamploneses y pamplonesas, no cumpliendo con los preceptos legales que implica una operación que evidentemente genera enriquecimiento”. Además EH Bildu recuerda que el hoy alcalde, Enrique Maya, era el responsable de Urbanismo en 2001 cuando se impulsó el PEPRI “y lo que no podemos entender es que lo que entonces se dictó con su consentimiento y aceptación, ahora se quiera pasar por alto con evidente quebranto del interés general de la ciudad. Esa forma de gobernar errática y sin criterio es evidente que no es en beneficio de Pamplona”.

Sobre la implicación de  la forma de trabajar del tripartito de derechas, EH Bildu lo  tiene claro: “Primero fue la subida de sueldo unilateral del alcalde, luego el aumento de los cargos de libre designación, más tarde las dietas de Comiruña, también cotratos ad hoc para familiares de concejales y ahora procedimientos ilegales para la recalificación encubierta de pisos de lujo. Todo esto, denunciado repetidamente por EH Bildu, dibuja a un tripartito de derechas que gestiona únicamente para los suyos, que usa el erario público como si de su propia economía doméstica se tratara y que trata de encubrir esta forma de gobernar enfrentando a la ciudadanía, atacando al euskara, improvisando chapuza tras chapuza y tratando de apropiarse de los proyectos de otros”.