Iruñea

Noticias

EH Bildu apoyará un plan de inversiones post-Covid pactado entre las cuatro fuerzas del Consistorio que garantice que no habrá recortes


| 2020-05-22 12:12:00

Existe un preacuerdo que refuerza los servicios sociales; crea un sistema de bonos de ayuda a la economía local, el empleo y la cultura; fija una lista de prioridades en movilidad y ata compromisos en vivienda social

 

El plan supera los 6,5 si se suman los compromisos en vivienda pero, si se necesita financiación extra, la directriz de la coalición es que el Ayuntamiento recurra al endeudamiento

 

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona apoyará un eventual acuerdo a cuatro entre todas las fuerzas con representación en el Ayuntamiento de Pamplona (incluida Navarra Suma) para un plan de inversiones post-Covid 19 siempre y cuando se garantice que su puesta en marcha no implicará recortes respecto a las asignaciones de las diferentes áreas municipales. La máxima por la que se regirá la coalición es que “para cualquier incremento en el gasto se recurra al endeudamiento y no a los recortes y siempre teniendo claro que existe un único objetivo: que nadie se quede atrás en la salida de la crisis económica que se avecina”.

Así lo ha expresado el portavoz municipal de EH Bildu, Joseba Asiron, en el transcurso de una rueda de prensa en la que ha confirmado la existencia de un preacuerdo ya negociado entre todos los partidos representados en el Consistorio que se sustenta en cuatro pilares: reforzar los servicios sociales (se incrementa en 200.000 euros lo previsto inicialmente por el equipo de gobierno); crear un sistema de bonos de ayuda a la economía local, el empleo y la cultura (la cuantía oscilará entre los 750.000 y los 1,1 millones de euros); fijar una lista de prioridades en movilidad (Paseo de Sarasate, Cortes de Navarra, Corredor del Labrit, Yanguas y Miranda-Avenida del Ejército y avenida de  Bayona) y atar compromisos en vivienda social (venta de terrenos por 1,5 millones para poner en marcha VPO en alquiler).

“El acuerdo alcanzado es positivo, pero aún no conocemos de qué partidas pretende el equipo de gobierno detraer los fondos y hasta que no se elabore el expediente permaneceremos a la espera. Para EH Bildu es absolutamente indispensable (y no negociable) que el Ayuntamiento siga invirtiendo en la ciudad y en el bienestar de pamploneses y pamplonesas. Por ese motivo, la condición que ponemos para poder firmar este acuerdo es que este plan no debe implicar recortes en ninguna de las partidas de las áreas del Ayuntamiento”, explicaba Asiron. “Entendemos, y así lo hemos manifestado reiteradamente, que la buena situación económica en la que el Gobierno del Cambio dejó al Ayuntamiento de Pamplona permite que éste, antes de afrontar recortes como ocurrió en 2011 también bajo el mandato de Maya, debe recurrir a la vía del endeudamiento”, añadía el portavoz abertzale.

Entendimiento entre diferentes sin exclusiones en beneficio de la ciudad

La consecución de este preacuerdo a cuatro supone, a juicio de Joseba Asiron, “una actuación desde la responsabilidad que enlaza con lo que siempre hemos defendido desde EH Bildu y que no es otra cosa que la importancia de realizar acuerdos de Ciudad en las cuestiones fundamentales”.

Pero incluso más importante que esto es la demostración de que “es más beneficioso para la ciudad que las formaciones políticas empecemos a trabajar desde el consenso y sin líneas rojas”, explicaba el portavoz de EH Bildu. “Este preacuerdo a cuatro reconoce que todos los partidos somos sujeto de negociación, también EH Bildu, y esto es una cuestión esencial para superar juntos no sólo la crisis que nos llega, sino también problemas y enfrentamientos enquistados en esta ciudad”, añadía Asiron. “Esperemos que este preacuerdo fructifique en un plan pactado y que éste sea un punto de inflexión para la búsqueda de consensos o, en su caso, para la asunción de los mandatos de la mayoría”, concluía.

Además de lo expuesto, el portavoz de la coalición soberanista destacaba que ese preacuerdo impulsa en Iruñea “una reconstrucción social que garantiza que nadie se queda atrás en la salida de esta crisis, además de posibilitar la creación de herramientas eficaces que garanticen la inyección de capital público para estimular e impulsar la economía local y el empleo”. También implica “asumir una metodología de trabajo que impulse medidas de consenso y supere las exclusiones políticas”.

Inclusión de casi todas las propuestas de EH Bildu

Junto a Joseba Asiron ha comparecido en la rueda de prensa el concejal Joxe Abaurrea, encargado de explicar los términos del preacuerdo (consultar anexo final). Al respecto y en relación a lo planteado por EH Bildu, Abaurrea ha destacado que la propuesta que está sobre la mesa “bebe de las fuentes de financiación y del espíritu y filosofía que propusimos hace más de dos meses en la Bolsa de Emergencia Social”.

Respecto al contenido, ha celebrado que el preacuerdo asuma “las líneas principales de nuestra propuesta de Plan de Reconstrucción que presentamos la semana pasada y que podrían resumirse en mayor cuantía para reforzar servicios públicos y sociales; un sistema de bonos para impulso del comercio, el empleo y la economía local y la creación de herramientas de ayuda a la Cultura”. A esto, el edil de EH Bildu ha añadido un elemento “esencial” que no es otro que el compromiso en materia de vivienda social que reclamábamos en nuestra propuesta: Realizar a la mayor brevedad, un acuerdo para, como mínimo, ingresar 1.500.000 de euros por venta de parcelas y tener una previsión de promoción de 350 viviendas en alquiler social. El destino de este dinero que se ingrese sería financiar la campaña de rehabilitación de vivienda de este año”.

El cierre a la rueda de prensa lo ha puesto Joseba Asiron: Creemos que es el momento de estar a la altura y de responder a las necesidades de pamploneses y pamplonesas. Es el momento de construir, no de destruir. Es el momento de sacar medidas adelante, no de obstaculizar. Es el momento de proponer y de hacer.