Donostia

Noticias

Eneko Goia debe comprometerse con la seguridad de las personas afectadas, a quien se debe dejar hablar en la Comisión de mañana


Mañana el alcalde Eneko Goia ha convocado la comparecencia solicitada por EH Bildu en torno al derrumbe de tierras sobre las casas de Lizarriturri. Se trata de la comparecencia que se negó a hacer durante el pleno de la semana pasada, cuando ni habló ni dejó hablar a los afectados, en una decisión que demostró cuán lejos está todavía este Gobierno municipal de los problemas reales de la ciudadanía donostiarra.

| 2019-11-26 10:49:00

Pero los problemas de todas estas familias que residen en las casas de la Avenida de Zarautz no empezaron en la madrugada del pasado martes día 19 a la 1 de la mañana. Como suelen decir los vecinos y vecinas, “esto se veía venir”. Desde que comenzaron las obras de la pasante del metro, que transcurren justo debajo de estas casas, habían aparecido vibraciones, ruidos, grietas y, sobre todo, un comportamiento anormal del agua que fluye por la ladera que se vino abajo la semana pasada.

Los vecinos y vecinas habían denunciado la situación tanto ante el ayuntamiento como ante ETS (Gobierno Vasco), pero nadie les había hecho caso. Y siguen sin hacerles caso.

Tras el derrumbe, lo primero que nos llamó la atención, a los propios vecinos y vecinas, a los grupos municipales de la oposición y a muchas donostiarras, fue que desde primera hora de la mañana, tanto desde el ayuntamiento como desde ETS intentaron divulgar el mensaje de que las obras del metro no tenían nada que ver con el derrumbe. Ni anuncio de investigación, ni hipótesis de trabajo, ni nada de nada: no ha sido el metro, y punto. Dudamos mucho que se hubiera actuado así si en la ecuación no hubiera estado presente esta controvertida obra faraónica. Y es que ese derrumbe y los consecuentes desalojos no han merecido, por poner un ejemplo, ni un mísero twit del alcalde.

Además, no fue hasta más 24 horas después de haber ocurrido el derrumbe cuando aparecieron los primeros representantes políticos del Gobierno municipal por el Antiguo. Fue entonces cuando anunciaron -ahora sí- una investigación. Queremos pensar que mañana el alcalde Goia dará cuenta de dicha investigación, aunque entendemos que se trate de una investigación preliminar, y que más adelante se medirán las vibraciones, el ruido y se harán otras mediciones en la ladera.

Durante el fin de semana, han seguido cayendo algunas piedras y ha habido algún problema con el agua, por lo que los vecinos y vecinas nos trasmiten que siguen temiendo por la integridad de la ladera y, sobre todo, no saben si van a estar seguros y seguras en sus propias casas.

Comparecencia de Eneko Goia

Por todo ello, de cara a la comparecencia de mañana, desde EH Bildu, fundamentalmente esperamos dos cosas:

  1. Que se deje hablar y que, sobre todo, se escuche a los vecinos y vecinas afectadas, que ya han confirmado su presencia en la Comisión de mañana. Creemos que el Gobierno de Eneko Goia tiene una oportunidad inmejorable para subsanar el error cometido en el pleno del jueves y escuchar a las personas afectadas. Además, ningún informe será lo suficiente serio si en él no están recogidos los testimonios de las personas afectadas.

  2. Y en segundo lugar, creemos que el Gobierno de Eneko Goia se tiene que comprometer explícitamente con la seguridad de los vecinos y vecinas. Se tiene que acabar esta subordinación total del ayuntamiento a las directrices de ETS, y tienen que empezar a actuar con voz propia ante el Gobierno Vasco haciendo lo que debe hacer un gobierno municipal: defender a sus vecinos y vecinas afectadas por una obras de otra institución. Ya vale de mirar al color político de quien dirige ETS. Hay que empezar las cosas bien. Porque en lo que respecta a la gestión de las consecuencias de las obras de la pasante del metro llueve sobre mojado: San Martín, Amara, etc. Ya vale de que el Gobierno municipal haga de abogado defensor de ETS. Esa no es su función.