Donostia

Reyes Carrere: “Exigimos a Eneko Goia que esté a la altura del momento de crisis que padecemos y que desista de presentar un proyecto presupuestario continuista”

| 2021-01-21 12:15:00

Recientemente, el grupo municipal de EH Bildu de Donostia hicimos pública una declaración en la que pedíamos un cambio de rumbo para 2021, ya que el modelo de ciudad de Donostia se encuentra inmerso en una profunda crisis.

Y es que la pandemia ha afectado muy duramente al modelo socio-económico de Donostia, más que a las ciudades de alrededor, intensificando los desequilibrios y tendencias negativas que venían de antes. Por ello, creemos que el debate presupuestario de este año tiene carácter estratégico. Es decir, no estamos ante un presupuesto más.

Estamos inmersas en una crisis sanitaria, social y económica sin precedentes, que ha dejado en evidencia, entre otras cuestiones, las graves carencias que tiene este modelo de ciudad en el ámbito de los cuidados, se han incrementado las desigualdades entre los barrios y se ha visto que nos estamos quedando atrás en las medidas urbanas contra el cambio climático. Por eso, las Cuentas de este año deben servir para corregir el rumbo que lleva Donostia en estos ámbitos y para afrontar los grandes retos que tenemos como sociedad y como ciudad.

A la espera de conocer las partidas concretas que, al parecer, en breve presentará el Gobierno municipal, tenemos que decir que hasta ahora no nos han dado motivos para pensar en que vaya a haber un cambio de rumbo de las políticas municipales. Más bien al contrario, vemos al Gobierno de Eneko Goia tropezando una y otra vez en las mismas piedras: visión centralista y centralizadora de Donostia, apuesta ciega por proyectos faraónicos y anti-ecológicos, mirando para el otro lado ante el aumento de las desigualdades, etc. Y todo ello, además, con ausencia total de diálogo con nadie que no piense como el Gobierno.

Sin embargo, desde EH Bildu queremos insistir en nuestra demanda de cambio de rumbo y, por eso, pedimos al alcalde Eneko Goia que esté a la altura del momento de crisis que padecemos y que desista de presentar un proyecto presupuestario continuista. Desde nuestro grupo municipal creemos que es tiempo para acordar unas bases mínimas compartidas para 2021, pero también a medio y largo plazo. Nosotras lo tenemos claro: en esta situación de crisis es clave reforzar lo público y el trabajo digno.

En primer lugar, nadie entendería que el Gobierno renunciara a fortalecer el sistema público de cuidados. Durante esta pandemia hemos visto las graves carencias del modelo actual, las nefastas consecuencias de la privatización, la precariedad laboral que padecen las trabajadoras del sector, etc. Donostia necesita un nuevo sistema de cuidados y este presupuesto debe suponer el primer paso en ese camino.

En segundo lugar, se deben de priorizar las intervenciones en los barrios y dejar de un lado el modelo centralista por el que todos los proyectos de ciudad están pensados por y para el Centro. Donostia son los barrios y hay que atender a las necesidades económicas y sociales de cada comunidad.

Y en tercer lugar, esta ciudad debe dar un paso al frente en la lucha contra el cambio climático. No puede ser que esta legislatura no se puedan realizar intervenciones de calado y que todo quede a expensas de la puesta en marcha de la pasante del metro, allá por 2024.

Además, estamos convencidas de que un cambio de rumbo hacia un modelo donde se prioricen los servicios públicos frente a los privados y en el que se prioricen proyectos económicos tractores en los barrios, revertirá en más y mejor empleo y en una ciudad más socialmente cohesionada.

En definitiva, la situación es excepcional y la respuesta presupuestaria también debe ser excepcional. Se equivocará Goia si piensa que estamos en la recta final de la pandemia, y que la ciudad va a volver a ser la misma de antes de la llegada del Covid. Por un lado, porque los datos de ayer mismo demuestran que, lamentablemente, la crisis sanitaria todavía se va a alargar y, por otro lado, porque nada va a ser igual que antes de la pandemia.

No hay alternativa: esta ciudad debe cambiar de rumbo y el proyecto presupuestario para 2021 de ser el primer paso en ese camino.

Egiari Zor ha comparecido hoy en la comisión de DDHH de Donostia para pedir su implicación en la implementación de la Ley vasca de víctimas del Estado

Una delegación de Egiari Zor ha tomado parte hoy en la Comisión de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Donostia, a iniciativa de EH Bildu. La delegación ha estado compuesta por Ainara Esteran, portavoz de Egiari Zor, Belen Aguilar, compañera del donostiarra Justo Elizaran, muerto a manos del BVE, y Mikel Paskual, donostiarra que recibió un tiro en la rodilla a manos de incontrolados. Han pedido a los grupos municipales su apoyo para que las víctimas del Estado se puedan acoger a la Ley vasca para el reconocimiento y reparación de las víctimas del Estado (Ley 5/2019).

| 2021-01-14 14:04:00

Egiari Zor Fundazioa trabaja desde el año 2012 a favor de los derechos de las víctimas que han sufrido las violencias practicadas o auspiciadas desde el Estado. Conforman la Fundación familiares de personas que han sido asesinadas y personas que han sido heridas o torturadas.

El 27 de septiembre de 2019 se abrió formalmente el plazo para presentar las solicitudes de reconocimiento de víctimas de vulneraciones de derechos humanos, amparadas por la Ley 5/2019, de 4 de abril, de modificación de la Ley 12/2016, de 28 de julio, de reconocimiento y reparación de víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de la violencia de motivación política en la Comunidad Autónoma del País Vasco entre 1978 y 1999.

Esta Ley que tiene como objetivo reconocer a víctimas de vulneraciones de derechos humanos producidas por personal funcionario público en el ejercicio de sus funciones o fuera del ejercicio de sus funciones; o bien particulares que actuaban en grupo o de forma aislada, individual e incontrolada; y que, como consecuencia de esas vulneraciones, se haya causado una afección a la vida o a la integridad física, psíquica, moral o sexual de las personas.

Es decir, pueden ser reconocidas aquellas personas asesinadas, torturadas o gravemente heridas en la CAV (o que estuvieran domiciliadas en la misma en el momento de la vulneración) por violencias auspiciadas o organizadas desde estamentos oficiales entre los años 1978 y 1999.

Las personas comparecientes han constatado que son cientos, incluso miles, las personas que han sufrido vulneraciones de derechos humanos por parte del Estado durante este periodo, pero han reconocido que la gestión a realizar para ser reconocidas al amparo de la mencionada Ley no es sencilla. Es por ello que han pedido el apoyo de los grupos municipales.

Según han explicado, las personas solicitantes del reconocimiento de la condición de víctima deben presentar un escrito de solicitud que pueden rellenar electrónicamente en el portal euskadi.eus, o bien descargar el modelo normalizado de solicitud en esa misma sede electrónica y presentarlo en cualquier oficina de Zuzenean. También disponen de la asesoría de la propia Egiari Zor.

Además, esta solicitud debe contener una descripción de las circunstancias en que se hubiere producido la vulneración de derechos humanos, y se deben adjuntar a la misma los informes, certificados y documentos que considere relevantes a efectos de demostrar la condición de víctima regulada en esta ley. Aún y todo, en caso de no contar con ninguna documentación, la solicitud puede hacerse sin ningún problema.

EH Bildu ha expresado su apoyo explícito a las demandas de estas víctimas y ha coincidido con Egiari Zor en que es de vital importancia seguir recorriendo la senda hacia el pleno reconocimiento de todas las vulneraciones de derechos humanos que han ocurrido en el contexto del ciclo de violencia. Se ha de reconocer, conocer y dar a conocer toda la verdad en torno a la tragedia generada también por el Estado, y lograr que ninguna persona víctima de vulneración de derechos humanos quede en desamparo.

En concreto, la Fundación Egiari Zor ha solicitado a los grupos municipales estas tres demandas:

  • Que expresen su reconocimiento a las víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de la violencia de motivación política en la Comunidad Autónoma del País Vasco entre 1978 y 1999 y que valoren positivamente la reparación que se les dispensa en la Ley 5/2019, como un paso importante en la consecución de sus derechos de verdad, justicia y memoria.

  • Que animen a la ciudadana donostiarra afectada a reclamar su reconocimiento y reparación en calidad de víctimas de vulneraciones de derechos humanos, para que presenten la solicitud de apertura de los trámites pertinentes, comprometiéndose a prestarles asesoría y acompañamiento que se estime oportuno en dicho proceso.

  • Que el Ayuntamiento de Donostia, como administración más cercana a la ciudadanía, dé proyección pública a esta cuestión por las vías habituales de comunicación que dispone, para que las personas que pudieran estar interesadas en iniciar estos procedimientos sean conocedoras de los derechos que les asisten.

Los grupos muncipales han quedado en consensuar una iniciativa institucional en torno a las cuestiones planteadas por Egiari Zor.

La “operación Aldakoenea” es eminentemente especulativa y va a incrementar las desigualdades en la ciudad

Ricardo Burutaran: "Quieren maximizar la construcción de vivienda libre en una zona céntrica de la ciudad, donde los márgenes de beneficio son mucho mayores, y el resto llevarlo a Altza, una zona no tan susceptible de especulación como Egia-Gros"

| 2021-01-14 12:11:00

Recientemente, Kutxa y el Gobierno municipal de Donostia (PNV-PSE) han acordado poner en marcha una polémica operación urbanística en el ámbito de Aldakoenea, en Egia, en el límite con Gros. En estos momentos, el convenio urbanístico se encuentra pendiente de una próxima exposición pública y después comenzará la tramitación de una modificación puntual del PGOU, que se prolongará varios meses.

Pero lo que hace realmente polémica a esta operación es la decisión de vincular el ámbito urbanístico de Aldakoenea con el Instituto de la Construcción en Altza. Con ello, los impulsores del proyecto consiguen quitarse de encima parte de las obligaciones legales de construcción de vivienda protegida y equipamientos en Aldakonea, limitándose a prever el realojo de los y las vecinas actuales (el realojo se considera vivienda protegida), y eliminando de este ámbito la construcción de alojamientos para jóvenes y mayores y las zonas deportivas y demás servicios necesarios para todo nuevo proyecto urbanístico. Con ello, el barrio se va a quedar con los mismos elementos dotacionales pero con una mayor presión demográfica.

Así, consiguen maximizar la construcción de vivienda libre en una zona céntrica de la ciudad, donde los márgenes de beneficio son mucho mayores, y el resto llevarlas a Altza, una zona no tan susceptible de especulación como Egia-Gros. Por tanto, la operación busca el máximo beneficio privado al mínimo coste. Es una operación eminentemente especulativa.

Se da la circunstancia de que tanto el Instituto de la Construcción como las zonas de Aldakoenea que entran en la operación son propiedad de Kutxa. Es decir, lo que en algún momento fue una entidad financiera con fines sociales, ahora es una mera inmobiliaria que se rige por las reglas de la especulación pura y dura. La receptividad que Kutxa ha encontrado en los actuales gobernantes de la ciudad para poner en marcha esta operación solo se puede entender por la apuesta ideológica de PNV y PSE de Donostia, que vienen defendiendo reiteradamente la licitud de estas prácticas especulativas.

Además, se afirma desde el Gobierno municipal que la operación de Aldakoenea pretende justificarse por los problemas de accesibilidad de la zona. Sin embargo, solo aborda las parcelas donde las viviendas a construir pueden tener más rendimientos económicos para la parte privada. El resto de la zona, que incluso tiene una necesidad de accesibilidad mayor, queda fuera. El Gobierno municipal va a tener que dar muchas explicaciones para justificar el interés general de esta operación especulativa.

Por otra parte, desde el punto de vista de la planificación urbana y el modelo de ciudad, segregar a la población de esta manera, llevando las viviendas de protección a la periferia y reservar las parcelas del centro a las rentas más altas, es del todo inadmisible. Las desigualdades entre barrios en Donostia van en aumento año tras año, y esta operación urbanística solo va a conseguir dar un paso adelante en estas desigualdades. En lugar de tomar medidas para cohesionar la ciudad, PNV y PSE parecen decididos a que estas diferencias aumenten.

Desde el punto de vista de EH Bildu, es tan inaceptable que se limite a su mínima expresión el número de vivienda protegida en Egia como condenar a Altza y al resto de barrios periféricos a ser meros barrios dormitorio. Si la operación Aldakoenea se aprueba finalmente tal y como está prevista, se daría un paso de gigante en el proceso de gentrificación del barrio de Egia, donde prácticamente ningún demandante de vivienda protegida va a poder aspirar a vivir en esta zona. Y lo mismo lo mismo para los vecinos y vecinas de Gros, otra de las zonas más gentrificadas de la ciudad.

Se da la circunstancia que en ambos barrios las zonas donde se pueden hacer viviendas protegidas son prácticamente inexistentes. Gros ha perdido más de 1000 habitantes en la última década, en su mayoría jóvenes, sobre todo por el incremento del precio del alquiler y la presión de los pisos turísticos; y Egia va por el mismo camino. No aprovechar la regeneración de Aldakoenea para dar una salida habitacional a los y las vecinas de estos barrios, a los jóvenes y los no tan jóvenes, sería dejar pasar una oportunidad irrepetible y un error histórico para la ciudad de Donostia.

Por todo ello, desde EH Bildu hemos puesto en marcha una ronda de contactos con agentes sociales de Altza, Egia y Gros, para informarles del proyecto y diseñar una alternativa tanto para la zona de Aldakoenea como para la zona del Instituto de la Construcción, con un doble objetivo: 1) dar pasos en la dirección de eliminar las desigualdades entre barrios y 2) garantizar el derecho a la vivienda de todas y todos los donostiarras.

 

Momento para corregir políticas y superar la crisis del modelo de ciudad

Reyes Carrere, acompañada del resto de concejales y concejalas del grupo municipal de EH Bildu, ha presentado hoy una declaración en torno al nuevo curso político que ahora empieza.

| 2021-01-13 12:44:00

El año 2021 se presenta como un año muy duro tanto desde el punto de vista sanitario, como económico y social.

El modelo de ciudad de Donostia se encuentra inmerso en una profunda crisis. Y es que la pandemia ha afectado muy duramente al modelo socio-económico de Donostia, más que a las ciudades de alrededor, intensificando los desequilibrios y tendencias negativas que venían de antes. El paro, los comercios que cierran y las desigualdades entre barrios van en aumento, y al mismo tiempo, la vida en la ciudad se sigue encareciendo y la vivienda llega a máximos históricos.

Las decisiones que tomemos durante los próximos meses van a ser claves para poder salir de esta crisis de ciudad. Y es momento de adoptar medidas para corregir las apuestas políticas de los últimos años porque se han demostrado ineficaces e incluso perjudiciales para el desarrollo social y económico de nuestra ciudad. Hacer como si nada hubiera pasado, y seguir apostando por un modelo fallido, lo único que va a conseguir es recrudecer estas tendencias y demorar la salida de la crisis. Es hora de actuar y de corregir políticas para poner a Donostia en la senda buena.

Datos

Porque la senda actual no es buena. Los datos macroecómicos de Donostia son verdaderamente preocupantes. La pandemia ha causado estragos en todos los lugares, pero la realidad es que aquí los datos son peores que en otras ciudades de nuestro alrededor.

Por ejemplo, la tasa de paro de Donostia ha aumentado un 22% en 2020, mientras en Gasteiz y Bilbao lo ha hecho en un 17% y un 15% respectivamente (1). Es cierto que aún tenemos una tasa de paro menor, pero también es cierto que la calidad del empleo que se estaba creando en Donostia antes de la pandemia era muy precario (más de 9 de cada 10 eran temporales) (2).

Por otra parte, los malos datos macroeconómicos son tendencias previas a la pandemia, consecuencia del modelo de ciudad imperante, en el que se fía todo el desarrollo de los sectores relacionados con el turismo, que hoy por hoy desgraciadamente no se caracterizan por crear empleos de calidad. Por el contrario, otros sectores económicos mucho más interesantes están totalmente relegados a un segundo plano: La industria sigue perdiendo peso y ya está en el 3,9%, habiendo sido adelantado por el sector de la construcción; y el sector del I+D+I también baja al %2,4 del PIB en 2018, 0,12 menos que en 2017 (3). Y todo ello, como decimos, a la espera de ver la influencia que la pandemia ha tenido en todos estos indicadores.

Lo que no entiende de pandemias es el proceso de encarecimiento de la vivienda en Donostia. Según fuentes del sector inmobiliario la compra venta se ha encarecido un 9% durante 2020, en plena crisis (4). Y el portal Idealista ha marcado el cierre de 2020 con un nuevo récord histórico en el precio del alquiler en Donostia (15€/m²), empatando con Madrid en la primera posición a nivel del Estado (baja un 7%) y superando por primera vez a Barcelona (baja un 9%) (5). la consecuencia es de sobra conocida: muchas personas, sobre todo jóvenes, son obligadas a dejar sus barrios para ir a vivir a los pueblos de alrededor.

Gobierno municipal

Y ante esta crisis de ciudad: ¿qué hace le Gobierno municipal de Eneko Goia? Ha apretado el acelerador de las políticas previas a la pandemia. Es decir, de las políticas que estaban generando ya antes de la llegada del Covid-19 esta crisis de ciudad. Eneko Goia o no sabe o no quiere cambiar nada. Y las consecuencias van a ser devastadoras, como vamos a ver en los próximos meses y años, si no hay un cambio de rumbo.

La lista de decisiones estratégicas equivocadas de las últimas semanas es interminable.

  • Han decidido hipotecar la implantación de medidas contra el cambio climático y la modernización de la política de movilidad hasta que termine la caótica obra de la pasante del metro. Y como la pasante se ha retrasado, al menos, hasta 2024, ya se puede asegurar que en estos dos cruciales ámbitos de la gestión municipal esta legislatura está perdida.

  • Han derrochado millones de euros en plena pandemia para la escultura de la isla.

  • Han dejado en la calle a decenas de personas tras desalojar el Infierno, sin darles ninguna solución.

  • Han condenado a la periferia a ser meros barrios dormitorio, sin comercio, ni hostelería, ni industria...

  • Y por si esto fuera poco, ahora proponen un parque temático del surf en una zona verde, en una operación urbanística sin pies ni cabeza.

Alternatiba

Por todo ello, en 2021 desde EH Bildu de Donostia vamos a redoblar nuestros esfuerzos para ofrecer a la ciudadanía una alternativa al modelo de ciudad imperante. Es una obligación para nosotros y nosotras contraponer al modelo de Eneko Goia un nuevo modelo, que responda a estos tres retos que tenemos como ciudad:

  • Reducir las desigualdades económicas y sociales entre personas y entre barrios

  • Poner en marcha políticas de justicia social para no dejar a nadie atrás.

  • Implementar políticas de transición ecológica para combatir el cambio climático

Y para conseguir estos objetivos creemos que el cambio en el modelo de gobernanza es fundamental. Frente la toma de decisiones autocrática y opaca que caracteriza la alcaldía de Goia, en el siglo XXI se hace imprescindible un modelo de toma de decisiones compartida con la ciudadanía, con los sectores económicos y sociales implicados en cada acción de Gobierno. Empoderar a la ciudadanía, crear y desarrollar la comunidad, es la mejor manera de hacer frente a esta crisis de ciudad y a todas las que puedan venir en el futuro.

Notas

1 Lanbide 

2 Barometro Economía Urbana 

3 Idem

4 Coapi

5 Idealista

NEXT GENERATION : PROYECTOS TRACTORES PARA REVERTIR LAS DESIGUALDADES DE DONOSTIA

| 2020-12-22 11:00:00

NEXT GENERATION

La Unión Europea aprobó en julio de 2020 un plan especial para hacer frente a la pandemia, según el cual el Estado español recibirá en los próximos años cerca de 140.000 millones de euros, la mitad en ayudas directas y la otra mitad vía préstamo. Entre estas ayudas directas se encuentran los fondos denominados Next Generation, un nuevo mecanismo de financiación cuyos pilares son la transición ecológica, la transición digital y la inclusión (Cohesión social y territorial).

Los fondos Next Generation pretenden ser un mecanismo de apoyo a las reformas e inversiones emprendidas por los países de la UE en el contexto de la pandemia, y cada Estado miembro está elaborando sus propios planes de recuperación y resiliencia para poder acceder a estos fondos. En el caso del Estado español, estos fondos se canalizarán mediante el denominado “España puede. Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”. Para la gestión de los fondos se ha decidido que el 50% corresponden a las Comunidades Autónomas y la otra mitad al Estado a través de los Ministerios.

Siguiendo este procedimiento, el pasado mes de agosto el Gobierno Vasco elaboró un borrador para solicitar esta línea de financiación. El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que su Gobierno publicará el próximo 29 de diciembre la lista final de proyectos para obtener financiación de los fondos europeos Next Generation. Las Diputaciones y varios Ayuntamientos, entre ellos Donostia, han dado a conocer sus proyectos, entre los que Lakua deberá elaborar una lista final de proyectos que,en cualquier caso tendrán que estar alineados con los objetivos marcados por la Unión Europea.

El pasado 19 de noviembre el Gobierno municipal de Donostia presentó un documento con sus propuestas para obtener financiación de los fondos Next Generation EU. Se presentaron 78 proyectos por un valor de 1.036 millones de euros, clasificados en cinco áreas: Transición tecnológico-digital; Transición energética; Transición ecológico-medioambiental; Movilidad sostenible; e Infraestructuras urbanas. Entre estos proyectos se han incluido algunos que el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Gipuzkoa tienen prevista desarrollar en la ciudad.

DONOSTIA NEXT

En la medida en que nos encontramos ante una serie de decisiones que van a condicionar las inversiones de los próximos años, en una situación económica y social extrema, y en la medida en que tenemos ante nosotros y nosotras un reto histórico como Pueblo y como ciudad, es absolutamente necesario hacer una reflexión estratégica compartida y un proceso de toma de decisiones transparente sobre los proyectos que deben financiarse con estos fondos.

Lograr el máximo consenso posible en torno a estos fondos, además de ser algo de sentido común, es una de las condiciones que precisamente demanda la Unión Europea para decidir el uso de los fondos. En concreto, anima a poner en marcha un amplio diálogo político que abarque a los actores principales de cada ámbito.

Sin embargo, en Donostia esto no ha sido posible hasta ahora. El PNV y el PSE han despreciado sistemáticamente la posibilidad del trabajo en común. Parece ser que algunos agentes público-privados han realizado aportaciones al documento del Gobierno municipal, pero el resto de los grupos municipales y la mayoría de los agentes sociales y económicos de nuestra ciudad han quedado fuera del proceso.

Creemos que este debate debe ir más allá del gobierno municipal de turno, en este caso formado por el PNV y el PSE. Un reto de estas características supera tanto el ámbito estrictamente institucional como la duración de una legislatura. Estamos ante un reto de ciudad y debemos decidir las prioridades entre instituciones, agentes sociales y económicos de la ciudad y la ciudadanía donostiarra en general.

En cuanto al contenido de los proyectos presentados por el tándem PNV-PSOE para Donostia, salta a la vista que se basan en el Programa de Gobierno 2019/2023. Es decir, el Gobierno de Eneko Goia actúa como si la pandemia no hubiera tenido ninguna consecuencia en la ciudad, en su tejido social y económico. No se ha molestado ni en revisar las pretensiones que tenía antes de la crisis sanitaria. No se quieren dar cuenta de que algunas de esas políticas que pusieron en marcha antes de la pandemia son la causa de que hayamos caído en en esta profunda crisis económica y social. Además de las dramáticas consecuencias sanitarias, la pandemia no hacho más que visualizar y acelerar las crisis que ya venían de antes.

PROPUESTAS DE EH BILDU

Los próximos meses serán realmente decisivos. Por un lado, de medidas urgentes para paliar las consecuencias socioeconómicas de la crisis actual. Pero, por otro lado, además de hacer frente a las necesidades urgentes, se deberá activar un vector de transformación que corrija los graves errores cometidos antes de la pandemia. Un vector de transformación para comenzar a construir las bases de un nuevo modelo de desarrollo y bienestar social para Donostia.

En opinión de EH Bildu de Donostia, los proyectos presentados por el Gobierno de Eneko Goia para conseguir financiación de los fondos Next Generation EU deben ir en esa dirección. Ahora toca reorganizar la economía urbana. O mejor dicho, organizar la economía para poner la vida de la ciudadanía en el centro.

Para satisfacer las necesidades básicas de toda la población, sin dejar a nadie atrás, necesitamos transformar nuestro modelo productivo hacia productos y servicios ecológicamente sostenibles y socialmente rentables, y tomar medidas para una justa redistribución de la riqueza generada.

La reconstrucción del modelo económico urbano de antes de la pandemia no tiene futuro. Ello supondría repetir los mismos errores y, por tanto, sufrir las mismas consecuencias. Por ello, todas estas energías invertidas en dar respuesta a la crisis deben aprovecharse para reorientar las actividades económicas y reducir la vulnerabilidad que hoy en día tiene Donostia ante las crecientes fluctuaciones de los mercados globales.

Hay que reorientar la economía donostiarra, conectarla con las necesidades d sus barrios y de la ciudadanía, y para ello es necesario recuperar los equilibrios perdidos durante los últimos años. Es decir, hay que diversificar la economía de manera equilibrada y siempre dentro de un modelo sostenible. Y junto a la economía, o a través de la economía, Donostia debe recuperar los equilibrios sociales.

Revertir las desigualdades sociales de Donostia es el objetivo de las propuestas que presentamos. Equilibrio en el modelo de desarrollo, en la economía, en las relaciones con el medio ambiente, entre los barrios y, sobre todo, entre la ciudadanía donostiarra.

En este sentido, cada uno de los siguientes proyectos pretende ser un proyecto tractor para orientar a la ciudad hacia un futuro más justo. Un nuevo rumbo basado en la defensa de unos valores concretos: ciudad equilibrada, economía de proximidad, prioridad de lo público y búsqueda del bien común.

PROYECTOS TRACTORES PARA REVERTIR LAS DESIGUALDADES

1 Barrios resilientes, social y económicamente

Resiliencia social y económica, según su primer informe sobre Prospectiva Estratégica presentado por la Comisión Europea, “se refiere a la capacidad de combatir las crisis económicas y lograr un cambio estructural justo e inclusivo a largo plazo”.

La crisis económica agudizada y acelerada por la pandemia ha puesto de manifiesto (una vez más) que los barrios donostiarras responden de manera desigual ante una situación de shock como esta. Las características socioeconómicas de la población, la estructura comercial, la proximidad, la disponibilidad de los servicios públicos, etc., muestran una incidencia significativa en el nivel de resiliencia de cada barrio.

Mediante este proyecto se realizará un análisis exhaustivo de los barrios donostiarras para posteriormente identificar y definir los diferentes factores que influyen en el nivel de resiliencia del barrio y desarrollar medidas y políticas en función de ellos. Por ejemplo:

Definir y reforzar los ejes comerciales en cada barrio con medidas en diferentes ámbitos (urbanismo, movilidad, obras...)

Promocionar la venta directa y los grupos de consumo mediante la creación de mercados de productos locales en barrios o facilitando la creación de grupos de consumo, ofreciendo, entre otras cosas, espacios para la distribución de cestas.

2 Hacia un nuevo sistema municipal de cuidados

Ha llegado la hora de fortalecer nuestro sistema de cuidados, no sólo para hacer frente a las necesidades que han surgido en esta pandemia, sino para construir un sistema de cuidados sólido para el futuro que nos permita afrontar los retos que tenemos como ciudad de cara a los próximos años

Además, no podemos olvidar que el sector del cuidado genera muchos puestos de trabajo y, aunque hasta ahora se estaba creando un trabajo muy precario, la apuesta de la ciudad, también en este sector, debe ser la creación de un trabajo digno

En este sentido, es fundamental utilizar el servicio municipal de ayuda a domicilio para la conciliación familiar. Entre los problemas sociales que han emergido en esta pandemia destaca la conciliación de la vida laboral y familiar. Desde la Administración y, en este caso, desde el Ayuntamiento de Donostia-, debemos ofrecer herramientas de apoyo a la conciliación, por lo que proponemos ensanchar las funciones del servicio a domicilio.

En cuanto al cuidado de personas dependientes, proponemos la activación de las siguientes líneas de trabajo:

Mejorar la accesibilidad a los hogares de las personas dependientes. Se trata de intervenciones muy costosas que necesitan ser financiadas, y que, además, dan trabajo a los gremios de la construcción de la ciudad,

Creación de una red de empleadas del hogar junto con colectivos del tercer sector (la mayorías son mujeres migrantes en precario). El objetivo, por un lado, es dar seguridad a las trabajadores y por otro, poder disponer de una “bolsa de trabajo” para satisfacer la creciente demanda de un servicio de cuidadoras de calidad.

3 Empresa municipal comercializadora de energía

Mediante la creación de esta empresa pública se mejoraría el servicio, se fomentaría una cultura energética de menor consumo entre la población y se ofrecería electricidad de origen renovable.

Ante la dictadura del mercado eléctrico mayorista, disponer de una comercializadora municipal propia ofrece multitud de ventajas económicas para la población y ni qué decir tiene que supondría un paso decisivo en la lucha contra el cambio climático.

Suministraría energía al propio Ayuntamiento y a todas las infraestructuras y servicios de él dependientes, así como a la ciudadanía donostiarras (prioritariamente a aquellas personas que padecen la denominada pobreza energética). Energía 100% renovable, bajo la garantía de un servicio público y libre de la lógica mercantilista tradicional.

4 Escuela Profesional de Energías Renovables

Este nuevo sector económico, que ya se está desarrollando, requiere cada vez más de técnicos cualificados para diseñar e instalar paneles de energía solar, asegurar un uso eficiente de la energía, etc.

Proponemos ubicar este proyecto en el Instituto de Construcción de Altza. La ubicación de una infraestructura de este tipo puede ser muy interesante, ya que además de proporcionar una educación de calidad para las personas que viven en los barrios del Este, atraería gente desde otras zonas de Donostia y Gipuzkoa, con lo que ello supone a nivel económico y comercial.

Junto a la Escuela Profesional (o en ella), se ubicaría la Oficina Municipal de Transición Energética. Este servicio servirñia para canalizar eficazmente los conocimientos y recursos derivados de la Escuela Profesional (capital humano). Es decir, orientará el conocimiento y la formación local hacia la satisfacción de las necesidades locales, generando una economía circular. La Oficina Municipal de Transición Energética tendrá tres objetivos principales:

Diseño, creación e implantación de recursos para garantizar un consumo energético eficiente en edificios públicos (edificios e instalaciones municipales).

Asesoramiento a la ciudadanía para contribuir a la reducción del consumo de energía y agua en los hogares, empresas u otros edificios.

Promover y desarrollar proyectos de generación de energía renovable en el propio municipio de Donostia, en espacios públicos viables para ello. Por ejemplo, implantando sistemas de geotermia y paneles fotovoltaicos y térmicos en edificios municipales (incluyendo escuelas y polideportivos).

Asimismo, proponemos la ubicación de una nueva Universidad Pública en La Herrera, que sea pionera en el desarrollo de tecnologías de la energía renovable marítima.

5 Gran parque público de vivienda

Se propone la creación de un programa plurianual de adquisición de terrenos para la construcción de viviendas protegidas. Esto es de vital importancia en una ciudad con las viviendas más caras de Euskal Herria. De hecho, durante los meses de pandemia se ha continuado con el encarecimiento de precio de las viviendas (10% en 2020), por lo que se siegue agudizando el proceso de expulsión de la población de sus barrios, especialmente población joven.

Para poder construir viviendas de alquiler protegidas, el Ayuntamiento debe ir incrementando año tras año su parque público. Gracias al esfuerzo realizado durante muchos años, en la actualidad el Ayuntamiento de Donosti gestiona más de 2000 viviendas, incluyendo viviendas de alquiler y apartamentos dotacionales para jóvenes y personas mayores, pero esta cantidad se ha comprobado que es insuficiente para hacer frente a la creciente demanda.

6 Anoeta Kirol Hiria

El deporte es sin duda una de las actividades que más personas movilizan en Gipuzkoa y en Donostia. El deporte es uno de los pilares fundamentales para mantenerse en forma y saludable, pero también es una actividad económica de primer orden. El deporte genera riqueza y empleo.

Donostia cuenta con el mayor centro de infraestructuras deportivas de Euskal Herria. Pero, a pesar de que incluye todo tipo de infraestructuras deportivas, en la actualidad Anoeta no responde adecuadamente a las necesidades del deporte del siglo XXI.

EH Bildu de Donostia quiere aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece Anoeta. Y eso tiene una fórmula: un proyecto de ciudad deportiva, Donostia Kirol Hiria, en el que partiendo de las infraestructuras actuales, renovándolas y trabajando una visión integral de todas ellas, se responda a las necesidades de la ciudadanía y de las federaciones y asociaciones deportivas guipuzcoanas y se crea un espacio deportivo referencial en Euskal Herria y en Europa.

Una verdadera ciudad deportiva, dirigida no solo a deportistas profesionales, sino también a todas aquellas personas que quieran hacer ejercicio. Y, cómo no, en la que también se pueda disfrutar del espectáculo del deporte de élite, en todas sus versiones.

7 Servicio público de reparto domiciliario

En este contexto de pandemia la demanda de servicio a domicilio se ha incrementado considerablemente, lo que hace imprescindible reforzar y ampliar el proyecto emprendido por Fomento en colaboración con la empresa Txita. Sobre todo, con el fin de superar las limitaciones actuales de este servicio específico, que no tiene o no puede distribuir “productos congelados y calientes”.

Creemos que esta colaboración pública privada basada en la proximidad, la sostenibilidad y el apoyo a pequeños negocios hosteleros y comerciales va en la dirección correcta. Pero, ante una demanda que crece exponencialmente, se puede decir que el proyecto se queda corto.

Por ello, es necesario adecuar el servicio a la demanda y necesidad real. Se debe reforzar lo que actualmente está en marcha, aprovechando al mismo tiempo las posibilidades y facilidades que ofrece la escala de barrio o pequeñas escalas agregadas como el Distrito Este. Es decir, el servicio de gestión pública, además de a nivel de Donostia, se debe organizar por barrios.

Asimismo, se trata de un proyecto que crearía plataformas logísticas de distribución tanto a nivel de Donostia como en cada barrio. También de gestión pública

8 Alimentación sostenible y ecológica

Comedores ecológicos locales: proyecto para elaborar comidas basadas en la producción local en comedores públicos.

Servicio de distribución de gestión pública: proyecto para posibilitar la venta de productos locales en comercios de alimentación, comedores públicos, bares y restaurantes

9Vivero de Cooperativas en el Distrito Este

Proponemos la creación de una oficina de Promoción del Emprendimiento Social Cooperativo a través de la sociedad de Fomento Donostia. El objetivo de este proyecto es promover y fortalecer los ecosistemas cooperativos y colectivos locales. Es por ello que se propone ubicar el servicio en los barrios del Este (Altza, Intxaurrondo, Bidebieta) ya que son los que más necesitan un impulso económico.

El emprendimiento social cooperativo es un modelo de emprendimiento que parte de las necesidades de la comunidad local (barrio, pueblo, región...) y se integra en la comunidad. En este sentido, la actividad de esta oficina o servicio se centraría en dos aspectos fundamentales: por un lado, el cooperativismo y sus valores asociados (vocación de transformación social, intercooperación y colaboración, carácter colectivo, participación, etc.) y, por el otro, el desarrollo comunitario. De esta forma se fomenta una economía arraigada en el territorio (que responde a las necesidades locales), creando redes de relaciones resilientes y sostenibles.

La mejor manera de afrontar los retos a los que nos enfrentamos es a través de formatos ciudadanos y comunitarios. Por ello, el proyecto se centrará en la formación de personas que comprendan las relaciones y dinámicas económicas y sociales que se producen en la comunidad y que trabajen con las oportunidades y herramientas disponibles.

Al mismo tiempo, será el instrumento de creación y desarrollo de un marco público-comunitario cooperativo. Y es que para poner en marcha estrategias de desarrollo local transformadoras que pongan en el centro la vida de las personas, es necesario que colaboren el tejido cooperativo, el comunitario y el público.

10 Centro de Diversidad Lingüística

Proyecto de desarrollo en colaboración con agentes que trabajan en el ámbito del euskera y la diversidad cultural.

Un punto de encuentro para recoger y compartir material, dar cursos, crear alianzas entre lenguas minorizadas...

Un punto de encuentro que fomente el intercambio de experiencias entre la persona migrante y la población autóctona; un espacio de encuentro que facilite el intercambio de expresiones culturales para aumentar y disfrutar del conocimiento mutuo entre las comunidades; que trabaje la investigación aplicada para lograr una transmisión cultural efectiva entre las nuevas generaciones; y que tenga como base la inclusión de la diversidad, llegando al respeto y la estima mutua desde el conocimiento mutuo. .

11 Espacios públicos cubiertos en todos los barrios

La ciudadanía donostiarra, especialmente los niños y niñas y jóvenes, necesitan espacios públicos cubiertos en sus barrios. Los espacios cubiertos son un modelo de ocio sin consumo y una forma de promoción de actividades sociales y comunitarias.

Este proyecto garantizaría la existencia de al menos un espacio público cubierto en todos los pueblos y barrios de Donostia.

El diseño se realizaría junto con las asociaciones de vecinos/as y otros agentes sociales mediante la creación de una comisión municipal específica.

12 Nueva Casa de las Mujeres de Donostia

La Casa de las Mujeres se ha convertido en una herramienta fundamental para el empoderamiento de las mujeres, el desarrollo de políticas de igualdad y la colaboración entre el movimiento feminista y el Ayuntamiento. Pero al mismo tiempo se han puesto de manifiesto las limitaciones del espacio actual. El espacio se ha convertido en un problema que ha hecho urgente una nueva infraestructura y ubicación.

13 A pie o en bicicleta, Donostia alderik alde

Vía rápida peatonal y ciclista que unirá los barrios de Donostia de este a oeste.

Además de la conexión entre barrios, conectará los barrios con los principales lugares de trabajo (polígonos industriales, centros comerciales, Centro...).

NOTICIAS

El homenaje de mañana a Mikel Zabalza supone un paso adelante en la reparación institucional que merecen las víctimas de la tortura

2020-12-18 13:56:00

Todos los grupos municipales han mostrado su apoyo al acto institucional. Posteriormente, en Altza, se celebrará un acto organizado por Herri Ekimena, en el que se inaugurará el “Mikelen Txokoa”

EH Bildu pide que Kutxabank mantenga abierta la oficina de Bidebieta

2020-12-16 11:45:00

EH Bildu lleva al pleno de mañana una moción para que todos los grupos apoyen la denuncia de 1202 vecinos y vecinas de Bidebieta

EH Bildu quiere acordar con el Gobierno Municipal y con el resto de agentes la fórmula para recuperar el recorte presupuestario del Distrito Este

2020-12-10 12:11:00

Garbiñe Alkiza y Zigor Etxeburua presentan una propuesta de acuerdo de cara a la Junta de Distrito que se celebrará el próximo miércoles

Pese a la pandemia, Eneko Goia no agota su presupuesto de ayudas sociales

2020-12-03 13:08:00

Tres millones en inversiones sociales se van a quedar sin utilizar, el 89% de lo previsto