EH Bildu pide a las instituciones que garanticen las soluciones necesarias para dar solución al conflicto de las aguas residuales en Arrankudiaga-Zollo y Arakaldo


| 2022-03-25 13:58:00

Las aguas residuales de los municipios de la comarca de Hegoalde Uribe se dirigen a la estación depuradora de aguas residuales de Galindo. El colector para canalizar las aguas hasta allí se construyó solo hasta Ugao y ahí se detuvo, no se alargó más y estamos en una situación sine die”, explica la senadora de EH Bildu Idurre Bideguren.

 

Paralelamente, las aguas residuales de los municipios alaveses del Alto Nervión se derivarán a la depuradora de Basaurbe que se construirá en Llodio. Esta depuradora se construirá en el límite entre Bizkaia y Álava y será construida por el gobierno español, que destinará 12 millones de euros a la ejecución de esta infraestructura. También aportará millones de deudas para la construcción de diferentes colectores.

 

Con este estado de las infraestructuras, los implicados, Arrankudiaga-Zollo y Arakaldo, no tenemos posibilidad de canalizar nuestras aguas residuales a ninguna depuradora”, cuentan los alcaldes de dichos municipios.

 

Es escandaloso que en el año 2022 tengamos que echar nuestras aguas sucias al río. Es más, si tenemos en cuenta que las empresas de los 70 pabellones del polígono Bakiola tampoco disponen de depuradora ni de conexión con el colector que va a Galindo lo mismo decimos de los polígonos industriales de Arbide y La Isla-Ugarriza de Arakaldo”, detalla la senadora.

 

Los alcaldes insisten en que mientras, URA sigue presionando, denunciando y amenazando a los ayuntamientos, pero la solución no está en sus manos, dicen. “Está claro que los ayuntamientos no tenemos, en absoluto, capacidad para financiar este tipo de infraestructuras, por lo que estamos obligados a tirar las aguas sucias al río Nervión”, recalcan.

 

Desde el punto de vista de la sostenibilidad se debería desarrollar una estrategia de regeneración integral del valle del Nervión que abarque muy en su totalidad las comarcas de Hegoalde y Aiaraldea, al margen de las provincialidades, en las que la gestión de las aguas residuales es fundamental.

 

Es absolutamente urgente dar una solución a nuestros dos pueblos. Aguas arriba y aguas abajo tenemos la posibilidad de conectar con dos depuradoras. Pero para eso hay que construir colectores y para eso, como ha ocurrido en Álava, llevaremos a cabo las iniciativas necesarias con este objetivo”, termina Idurre Bideguren.