EH BILDU DICE NO A LOS PRESUPUESTOS DEL PNV: “NO DAN RESPUESTA A LOS RETOS A LOS QUE SE ENFRENTA SOPELA”


| 2022-11-24 19:34:00

EH Bildu ha denunciado el escaso margen de tiempo dado por el Equipo de Gobierno para analizar los presupuestos y realizar un debate profundo. Además, según EH Bildu, “los presupuestos del PNV no dan respuesta a los retos a los que se enfrenta Sopela”. El grupo municipal independentista de izquierdas ha detectado carencias en diversos ámbitos como la cohesión social, el euskera, la cultura, la policía local o la enseñanza. EH Bildu criticó también que tampoco se habla de las posibles inversiones estratégicas para Sopela, como la nueva biblioteca y las variantes de tráfico. Por último, la portavoz de EH Bildu, Guruzne Carrasson, destacó la valoración negativa que realiza EH Bildu de la gestión del PNV: su tozudez con la construcción de la nueva Comisaría, la ordenanza de civismo, la cesión irregular de la calle Goiene, el agujero presupuestario que se generará con la construcción de las nuevas pistas de paddle... “La votación de los presupuestos es un hecho político importante y EH Bildu no puede dar el sí a nivel político al PNV, ya que proponemos otro modelo de pueblo. Las cosas se pueden hacer de otra manera”.

 

El pleno de Sopela ha dado un NO al proyecto de presupuesto del PNV. La concejala expulsada de Podemos ha votado sorpresivamente NO a los presupuestos jeltzales. EH Bildu ha votado NO y también el único concejal de DBTU. Ha habido dos votaciones, ya que el concejal de Elkarrekin Podemos se ha abstenido en la primera votación, y en la segunda votación para desempatar, ha votado que no. UN DURO GOLPE PARA EL PNV.

 

NO HA HABIDO ESPACIO PARA EL DEBATE

El PNV apenas ha dejado espacio para la exposición y debate de los presupuestos. Las fechas han sido muy apretadas, no se ha dado ninguna explicación presupuestaria antes de la Comisión de Hacienda (la reunión fue suspendida por el EAJ-PNV) y en la Comisión de Hacienda se quedaron sin responder algunas dudas (sobre todo en el ámbito cultural y social). El PNV ha querido pasar rodillo. EH Bildu no puede aceptar esa postura al PNV.


LOS PRESUPUESTOS DEL PNV NO RESPONDEN A LOS RETOS DE SOPELA
Más allá de las formas en el debate, EH Bildu también criticó el contenido de los presupuestos. Los presupuestos propuestos por el gobierno municipal no ofrecen soluciones a las necesidades de Sopela, al menos desde una perspectiva progresista. Podemos destacar varios ejemplos:

 

La cohesión social no se refuerza: el PNV fija el mismo importe de subvenciones sociales que en el 2022, por lo que no ha tenido en cuenta la actual crisis inflacionista. La capacidad adquisitiva de los ciudadanos se ha debilitado a lo largo del 2022 y eso debe figurar en el presupuesto de 2023. Las subvenciones deberían aumentar, al menos, en base a la inflación. Además, EH Bildu ha pedido que se revise el plan estratégico de subvenciones para facilitar el acceso a estas subvenciones a las personas más desfavorecidas.

 

El PNV se vale de los procesos participativos para hacer lo que le viene en gana: en el proyecto de presupuestos de 2022 el PNV fijó 100.000 € para contingencias (partida para el Alcalde dispusiera libremente). EH Bildu pidió que esa partida se utilizara en el proceso de presupuestos participativos para que los ciudadanos decidieran en qué invertir ese dinero. En 2022 se ha realizado un proceso participativo en el que la ciudadanía ha expresado su opinión pero no ha habido una fase de votación. El gobierno municipal ha recabado estas opiniones y ha hecho lo que le ha dado la gana con estas ideas. Se trata de un proceso participativo absolutamente arbitrario que permite al alcalde tomar las decisiones a su antojo. Además, en los presupuestos de 2023 esta partida se reduce en un 50%. EH Bildu propone reforzar esta partida hasta el %100 y decidir en qué se aplica esta partida a través de un proceso participativo real con fase de votación.

 

El único municipio de Uribe Kosta que no subvenciona a Hiru: La influencia de los medios locales en Euskara en la normalización de nuestro idioma es evidente. Así, en este sentido es estratégico el trabajo que realizan medios de comunicación euskaldunes como Hiruka. EH Bildu considera que hay que subvencionar a Hiruka mediante una partida nominativa.
 

Es evidente el desequilibrio entre las fiestas de Sopela y Larrabasterra: Pedimos que entre las dos fiestas de nuestro pueblo se reparta la financiación en otra proporción, con la intención de dar un mayor impulso a las fiestas de Larrabasterra.


Desarrollo local y débil apoyo al pequeño comercio: tal y como criticábamos con la cohesión social, las partidas destinadas a apoyar a nuestros comerciantes no han aumentado y, por tanto, es inferior en los presupuestos de 2023 el peso que tenían dichas partidas en comparación con los presupuestos de 2022. No se ha teniendo en cuenta la inflación. Todas estas partidas deberían incrementarse como medida para compensar el efecto nocivo que tiene, por ejemplo, el hipermercado BM.


Falta de financiación en medio ambiente y en el anillo verde: los 50.000 € previstos para el anillo verde no son suficientes para hacer frente a la planificación presentada en la comisión de noviembre del Anillo Verde. Zona natural de Urko-Iberrota, zona del monte Fraidemendi... El Anillo Verde debe tener una inversión más potente.


Retiran la subvención a la asociación cultural Meñakoz y a la asociación Zirrimarra: el Gobierno municipal obliga a Meñakoz a no realizar actividades en su sede. Solicitamos que se subvencione a esta asociación que tanto ha hecho por la cultura vasca en Sopela, aportando financiación para renovar su sede, mediante una partida nominativa. Por otro lado, a pesar de que la asociación Zirrimarra ha solicitado subvención, el equipo de Gobierno se la ha denegado sin ningún tipo de explicación.


Incremento de las tarifas del polideportivo: De cara al ejercicio 2023 el PNV ha decidido subir las tarifas del polideportivo (73% en los próximos 6 años). En 2022 ha incrementado estas tarifas un 20%, pero el PNV incluyó en los presupuestos municipales de 2022 una subvención para ayudar a la ciudadanía a abonar las cuotas del polideportivo. EH Bildu subrayó que esta ayuda debía figurar anualmente en los presupuestos municipales. En 2023 no aparece esa partida.


Nueva comisaría y modelo policial: mientras Sopela tiene otras prioridades, el PNV sigue con su proyecto de construir una nueva comisaría. Para ello ha adquirido a la empresa Kosta Bareño/Viuda de Sainz una parcela en Bareño frente a BM. EH Bildu propone renovar la actual comisaría con una menor inversión y mantener la Policía Municipal en el centro de Sopela. Queremos a una policía municipal de cercacnía, por loq que no apoyamos la propuesta del PNV.


El daño que causará la ordenanza de civismo a la libertad de expresión: esta ley mordaza a nivel municipal restringirá los derechos para expresarse libremente de los agentes sociales de la localidad. Para corregirlo, además de derogar la ordenanza, pedimos más paneles para colocar carteles ciudadanos.


No mencionan los proyectos estratégicos para Sopela: En la Memoria de Alcaldía no se menciona cuál es la intención del Gobierno Municipal respecto a los proyectos estratégicos para Sopela. Las variantes (variante de la calle Ripa e Ingesta), la nueva biblioteca y centro cultural, los Planes Parciales de Abaro y Ripa que contarán con la gran mayoría de VPOs de Sopela, los problemas de espacio de Zipiriñe y las obras de adaptación del parking de Loroño... La inversión que se va a llevar a cabo en el edificio de Abadesolo, del que debe responsabilizarse el Ayuntamiento, no se menciona porque el proyecto final es muy diferente al anterior y estamos obligados a afrontar esta subida del coste. Tenemos un gobierno municipal que no quiere comprometerse de cara al futuro de Sopela. ¿Por qué? EH Bildu ha expresado su preocupación por el importe del remanente de tesorería gastado por el Gobierno municipal en 2022. Nos estamos quedando sin ahorros para afrontar proyectos estratégicos. A los ciudadanos se les debe sinceridad y que no se oculte información.



NO PODEMOS APOYAR POLÍTICAMENTE LA GESTIÓN DEL PNV

EH Bildu y PNV tienen proyectos políticos contrapuestos. La nueva comisaría, la ordenanza de civismo, la cesión irregular de Goiene Kalea, la gestión con las instalaciones del Polideportivo... La ruptura del acuerdo presupuestario de 2020 y 2021, el apoyo de la concejal transfuga de Podemos al PNV en puntos tremendamente negativos para Sopela... La desconfianza que tenemos hacia el gobierno municipal es evidente. EH Bildu propone otro modelo de pueblo para Sopela: progresista y euskaltzale. Por lo tanto, no podemos dar un sí político al PNV aprobando sus presupuestos.