Iruñea

Noticias

Vivienda social, bonos de comercio local, ayudas a la Cultura, refuerzo de servicios públicos y 1,5 millones más, propuestas de EH Bildu para enmendar el Plan Covid-19 de Na+ y convertirlo en un Plan de Reconstrucción Social


| 2020-05-15 20:33:00

Respecto a la propuesta “unilateral” de Na+, la coalición propone reforzar las ayudas al alquiler para familias vulnerables e impulsar la contratación de personal en servicios sociales, sobre todo en el área de mayores

 

“Garantizar que nadie se quede atrás” es la máxima con la que EH Bildu afronta el debate sobre las medidas a implementar desde el Ayuntamiento para afrontar la crisis económica que se vislumbra tras la pandemia del Covid 19. Para cumplir este objetivo central, la coalición soberanista presentará el próximo lunes en el marco de la reunión interpartidos una propuesta que modifica sustancialmente tanto económica como conceptualmente la propuesta publicitada por Navarra Suma hasta convertirla en lo que la coalición abertzale denomina como I Plan de Reconstrucción Social y Económico de Iruñea. Desde el punto de vista cuantitativo, EH Bildu defenderá incrementar la partida propuesta por el tripartito de derechas (5,1 millones) hasta los 6,6 millones de dotación incluyendo 1,5 millones más que saldría de la venta al Gobierno de Navarra de una parcela en Arrosadia para el Plan de Vivienda social en alquiler. Desde el punto de vista cualitativo, EH Bildu enmendará lo publicitado por Na+ en cuatro líneas fundamentales: Vivienda, para lo que se contemplan un millón de euros; bonos de ayuda al comercio local (hasta 750.000 euros); sistema de promoción y ayudas a la Cultura (250.000 euros) y refuerzo de servicios públicos (100.000 euros).

La propuesta de EH Bildu se cimenta en seis pilares: servicios sociales, vivienda social, empleo y comercio local, cultura, movilidad y prevención laboral. Son dos más que las que publicita el tripartito de derechas (se incorporan cultura y vivienda) y suponen 1,5 millones más de inversión. Respecto a los servicios sociales, la coalición soberanista incrementa en 100.000 euros la partida prevista por el equipo de Maya, cantidad que se destinaría a la contratación de personal para los programas de autonomía de mayores, tramitación de ayudas y el EAIA/infancia. Asimismo se propone primar en el apartado de ayudas a entidades deportivas a aquellas que económicamente son más débiles.

En el apartado de vivienda social, que estaría dotado con un millón de euros, se propone destinar 85.000 euros para ampliar el programa de servicios sociales para el pago de alquileres a familias en exclusión social y reservar 15.000 euros para un estudio sobre la situación de la vivienda en alquiler en Pamplona. Esta última partida desaparecería en caso de necesidad para ampliar la anterior. Estas asignaciones se complementarían con 800.000 euros para rehabilitaciones.

Bonos de consumo y ayudas a la Cultura

Los mayores cambios que propone EH Bildu se centran en el epígrafe de empleo y comercio local que pasaría de los 2,5 millones presupuestados por el tripartito de derechas a 2,6 millones. Aquí la mayor novedad sería la habilitación de una partida de 750.000 euros para la creación de un programa de bonos subvencionados para promocionar el consumo en el comercio local. De esta partida, 150.000 euros se destinarían específicamente a un sistema propio de bonos para producto agrario y ganadero local. Como nueva partida también se contemplan 150.000 euros para ampliar provisionalmente el contrato de baños públicos para impulsar las instalaciones autolimpiables. Las ayudas directas a la compra de mamparas o equipos de protección, quedaría en 1,65 millones.

La otra gran novedad es la apuesta por dotar económicamente un plan de choque en el sector cultural. En este apartado EH Bildu propone habilitar una partida de 250.000 euros destinando 100.000 euros a un sistema de bonos para consumo en el ámbito de la economía vinculada a la cultura; 100.000 de euros para subvenciones a las entidades culturales y 50.000 euros para bibliografía adquirida en librerías y comercios locales.

Finalmente en materia de movilidad, la novedad es la premisa de que no se financiarán actuaciones que no tengan consenso en la Junta de Movilidad. En cuanto a los proyectos en sí, EH Bildu prima las actuaciones en Cortes de Navarra (ampliación de aceras), corredor del Labrit, Yanguas y Miranda y eje peatonal en Milagrosa.

La propuesta de Na+: unilateral, sin concreción, sin expediente y a corto plazo

Con respecto a la propuesta del tripartito de derechas, EH Bildu critica que se haya presentado de forma unilateral y como si fuera un plan del Ayuntamiento “cuando es la propuesta de una formación política sin mayoría para aprobarla”. Además entiende que “la parte más preocupante es que se reduce a una serie de medidas a muy corto plazo y se despreocupa de preparar el medio y el largo plazo. Es decir, parecería que no vamos a tener que soportar una crisis muy importante durante por los menos los próximos dos o tres años”. Desde el punto de vista formal, la coalición soberanista considera que la propuesta adolece de problemas fundamentales como es que se ha presentado sin un expediente y sin datos completos sobre de dónde obtener ingresos y a qué destinarlos. “En esta ocasión el nivel de concreción político es muy alto, pero a nivel de expediente muy flojo. Y no vemos muy claro el procedimiento a seguir. Por esa razón, si no va a ser a través de las comisiones correspondientes, no estaría de más denominar a este tipo de reuniones interpartidos Mesa para la Reconstrucción Social y Económica tal y como se aprobó en una declaración”.

En cuanto al contenido, EH Bildu entiende que una inyección real de fondos públicos que dinamicen la economía local es imprescindible (bonos al consumo), así como garantizar que nadiepueda perder su vivienda por las consecuencias económicas de la actual crisis. Blindar las ayudas sociales y reforzar los servicios públicos son las otras dos prioridades que complementan la propuesta de Na+. Al respecto, desde la coalición soberanist se tiende la mano al actual equipo de gobierno para que “en beneficio de la ciudadanía deje de lado los discursos partidistas y se abra a lograr un consenso amplio y sin exclusiones”.