Iruñea

Noticias

Una declaración de EH Bildu reclama en la Comisión de Presidencia que Maya dé marcha atrás con la apertura de Padre Moret por ser una medida “unilateral” y contraria al criterio de la mayoría del Pleno


La coalición reclama en Asuntos Ciudadanos que se convoque una mesa sectorial en el ámbito de la Cultura para elaborar un Plan Estratégico de choque contra los efectos derivados de la crisis del Covid-19 en el sector

| 2020-04-23 13:12:00

EH Bildu, a través de su Grupo Municipal, ha presentado para su debate el próximo martes en la Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Pamplona una propuesta de declaración en la que se exige al tripartito de derechas y al alcalde que den marcha atrás respecto a la apertura al tráfico de la calle Padre Moret por ser una medida que no cuenta con el visto bueno de la Junta de Movilidad y por ser contraria a los postulados que defiende la mayoría del Pleno. La parte propositiva del texto pide concretamente “exigir al alcalde Enrique Maya que dé marcha atrás con este cambio negativo para la ciudad, que lleve este asunto a la Junta de Movilidad y que busque soluciones de consenso con los grupos de la oposición mayoritaria”. “Aprovechar la actual crisis sanitaria para imponer de rondón una medida que es rechazada por la mayoría de la representación de la ciudadanía es una muestra muy significativa de la forma de actuar, unilateral y autoritaria, que define la gestión del tripartito de derechas” argumenta la coalición soberanista.

En la parte expositiva de la declaración, EH Bildu recuerda que la apertura al tráfico de vehículos privados de Padre Moret es “una medida contraria al proyecto de Amabilización de esa zona, que perjudica al transporte público, que supone un mensaje negativo para la movilidad sostenible, que supone más polución y más ruido en el centro de la Ciudad”. A esto, la coalición abertzale añade que se trata de una medida “que ni siquiera se ha explicado previamente a los grupos de la oposición, que no cuenta con la opinión de la mayoría política de esta Ciudad y que su única justificación está en una promesa electoral del grupo que ostenta el gobierno municipal en minoría. Esta es, por tanto, una medida unilateral, de respaldo minoritario y contraria a los criterios de la movilidad sostenible”. 

Por otra parte, la coalición argumenta que “esta decisión se ha adoptado en unos momentos absolutamente excepcionales en los que las preocupaciones de la ciudadanía y de sus gobernantes están volcadas en combatir la pandemia del coronavirus. Y eso está suponiendo de facto un funcionamiento institucional anómalo por reducido, rebajado en el tono crítico a las actuaciones del gobierno municipal por responsabilidad social e institucional y con muchas ganas por parte de los grupos municipales de establecer acuerdos unánimes en las medidas a adoptar en esta situación tan crítica”. “Aprovechar estas circunstancias para llevar adelante una decisión polémica y ajena a las necesidades de este momento tan delicado es un grave ejercicio de irresponsabilidad política que tenemos que denunciar”, concluye la coalición.

Plan estratégico de choque en materia cultural

Por otra parte, EH Bildu ha presentado para su debate, en este caso en la comisión de Asuntos Ciudadanos, una propuesta de declaración en la que insta al área de Cultura a que convoque “a la mayor brevedad posible una mesa sectorial de crisis del ámbito cultural” en la que se impulsaría “un plan estratégico de choque consensuado con los agentes culturales y políticos”.

La declaración defiende que “las administraciones públicas tenemos el deber de proteger la cultura y  garantizar el acceso a la misma a la sociedad” ya que “la Cultura es un elemento fundamental en la construcción de una sociedad, impulsa el intercambio, la investigación y el conocimiento, propicia espacios para la diversión, y nos hace sentir miembros de una comunidad. Además, es un sector económico que genera empleo”. “El sector cultural sufrió de manera salvaje la crisis de 2008 con la subida del IVA y  la pérdida de poder adquisitivo, que le llevaron a la precariedad y la vulnerabilidad. Tras la crisis sanitaria generada por el Covid19, el sector cultural fue el primero en bajar las persianas, y será de los últimos en abrirla” y, frente a esta realidad, EH Bildu defiende que “todas las administraciones, también las locales, deben de tomar cartas en el asunto, analizar la situación, y tomar medidas al respecto”.

La coalición recuerda que “el Área de Cultura del Ayuntamiento tiene las competencias de fomentar la vitalidad cultural de ciudad, potenciar e impulsar la actividad cultural de colectivos profesionales, crear e impulsar un plan estratégico, impulsar la promoción profesional de jóvenes artistas o potenciar la participación de organismos y entidades culturales  entre otras competencias”. En base a esto, EH Bildu defiende la necesidad de poner en marcha “políticas excepcionales que den salida a sectores de la producción y creación artística, en primer lugar mediante la puesta en común, el diálogo y la escucha de los sectores afectados, y en segundo lugar, elaborando un paquete de medidas y acciones específicas de ayuda dirigidas al sector cultural, un calendario que prevea diferentes escenarios de vuelta a la actividad cultural, y la elaboración de protocolos sanitarios adaptados a la crisis sanitaria actual”.

La declaración concluye defendiendo que “la cultura es un bien de primera necesidad para nuestra sociedad, por ello urge en trabajar de manera conjunta y a la altura que requiere y exige la situación”.