EH Bildu propone una mesa de coordinación entre instituciones y colectivos implicados en la ayuda a mujeres agredidas por violencia machista


| 2019-11-20 10:43:00

La pasada Semana Grande, fuimos testigos de la descoordinación entre las diferentes entidades implicadas en la lucha contra la violencias machista ante las denuncias de mujeres víctimas de agresiones.

Los hechos fueron los siguientes: el 14 de agosto el grupo de mujeres del espacio festivo Donostiako Piratak suspendían las actividades festivas previstas esa noche ante el elevado número de denuncias recibidas y además, declaraban públicamente el desamparo que sufren las víctimas que eligen la denuncia judicial. Los días posteriores, asistimos a un baile de cifras entre el Departamento de Igualdad, Ertzaintza, Guardia Municipal y Emakumeen Etxea en el recuento del número de denuncias recibidas. Tampoco existía coordinación en cuanto los servicios de apoyo y acompañamiento a las mujeres agredidas.

Por tanto, quedó patente que, ante este grave problema, no existe una coordinación entre las diversas instituciones y colectivos implicados de una u otra manera en la ayuda a las mujeres agredidas y en la recepción de denuncias sexistas: Emakumeen Etxea, Guardia Municipal, Concejalía de Igualdad, Emakumeen Asanblada, Colegio de Abogados, Colegio de Psicólogos, Osakidetza, Servicios Sociales, etc. Una coordinación que corresponde al equipo de gobierno impulsar, trabajar y garantizar.

Y una vez más ha quedado evidente el desamparo que sufren muchas víctimas que deciden denunciar judicialmente. Porque el recorrido de estas mujeres no acaba en el “punto morado”: si se deciden a hacer una denuncia judicial, les espera un duro y difícil camino de la comisaría al hospital y al juzgado. Y tampoco acaba ahí, porque les espera afrontar la fase post-agresión, cómo gestionar la situación con su familia y círculo social, cómo afrontar el miedo futuro a estar a determinadas horas en la calle, cómo afrontar relaciones futuras, etc. En fin, es un camino largo que, para poder salir dignamente de él, necesita de herramientas jurídicas, médicas, psicológicas… que en muchos casos brillan por su ausencia.

Para erradicar la violencia sexista de nuestra ciudad es necesario abordarlo con una perspectiva integral, implicando a todos los agentes que, de una manera u otra, intervienen en la prevención, acompañamiento y reparación de la víctima. Así mismo, es preciso generar sinergias y aunar esfuerzos entre todos y todas ya que las campañas puntuales son insuficientes de cara a la prevención de agresiones, el acompañamiento y reparación de las víctimas.

Por todo ello, en vísperas de la celebración del 25 de noviembre, Día internacional contra la violencia machista, EH Bildu ha presentado la siguiente moción que será debatida en el pleno de mañana:

El Pleno del Ayuntamiento de Donostia insta al Gobierno Municipal a impulsar una Mesa Multidisciplinar Permanente de Prevención y Coordinación contra la violencia machista formada por profesionales, representantes políticos, grupos feministas y otros organismos implicados (tales como el Colegio Oficial de Abogados, Osakidetza, servicios sociales, Departamento de Igualdad, Emakumeen Etxea, Ertzaintza, Guardia Municipal, Colegio Oficial de Psicólogos, asamblea feminista de Donostia y otras asociaciones ciudadanas que trabajan dentro del ámbito de la prevención de la violencia machista).