Donostia

Noticias

EH Bildu pide que se reviertan los recortes que el Gobierno municipal ha impuesto a líneas de dBus del Distrito Este


| 2021-09-14 11:34:00

El 11 de mayo de 2021 entró en vigor el Real Decreto 970/2020 por el que se obligaba a todas las ciudades del Estado a establecer nuevos límites de velocidad y “Zonas 30”. A pesar de que la fecha concreta era conocida desde muchos meses atrás, y que incluso desde hace años se anunciaba que esta medida iba a llegar, el Gobierno municipal de Donostia, al contrario que otras ciudades, no hizo los deberes, llegó mayo y, como se suele decir, les pilló el toro.

Toda la improvisación y nefasta gestión demostrada en este asunto muestra el nivel de compromiso del Gobierno municipal de Donostia en la lucha contra el cambio climático y a a favor de una movilidad sostenible, y deja en evidencia, una vez más, que nos estamos quedando atrás en el necesario cambio de modelo de movilidad que están abordando todas las ciudades de nuestro al rededor para poder reducir emisiones.

Al margen de otras consecuencias que ha tenido esta mala planificación del Gobierno municipal, una de los ámbitos más perjudicados están siendo los servicios de autobuses. Y es que los nuevos límites de velocidad han ocasionado dificultades en el cumplimiento de horarios en algunas líneas de dBus. A raíz de ello, el Departamento de Movilidad del Ayuntamiento de Donostia y Dbus han implantado una serie de medidas, algunas de las cuales han supuesto una reducción de los servicios, con especial afección a los servicios de la zona este de la ciudad, afectando dichos cambios a la movilidad de las vecinas y los vecinos la zona y al uso del transporte público en ella.

La línea que más supresión de paradas ha sufrido ha sido la que une Intxaurrondo-Hospitales-Altza. Con el nuevo diseño de la linea las paradas de Renfe Herrera, Pikabea, Santa Bárbara, Nerecan, San Marcial y Martillum quedan fuera de la línea 31. A pesar de que dBus ofrece otras alternativas para las y los usuarios de estas paradas, consideramos que estos servicios alternativos dificultan la movilidad de las vecinas y los vecinos de la zona y no facilitan el uso del transporte público. Todo ello ha generado la preocupación de las vecinas y los vecinos, y varias asociaciones han puesto en marcha una recogida de firmas para dar solución a esta situación (han recogido más de 660 hasta la fecha).

Además de la línea 31, se han realizado otras modificaciones en otras dos líneas correspondientes al Distrito Este: la línea 46 Morlans-San Antonio y la línea 33 Larratxo-Intxaurrondo-Antiguo Berri. En este caso se han realizado mejoras en ambas líneas. Pero debemos tener en cuenta que para que la línea 46 llegue a San Antonio, la línea de Morlans ha aumentado su frecuencia, afectando a la movilidad y al acceso al transporte público de los vecinos y vecinas de Morlans.

Por último, con la excusa de moderar la velocidad, el Gobierno Municipal no va a poner en marcha la parada de la línea 38 que hubiera permitido a los vecinos y vecinas de Bidebieta llegar al centro de salud.

En definitiva, estos recortes no hacen más que añadir problemas a la ya de por si deficiente política de movilidad del Gobierno Municipal en el Distrito Este: falta de red de bidegorris, escasa promoción de la bicicleta, retrasos en la extensión de DBizi al Este, la falta de prioridad del ramal Altza-Galtzaraborda del Topo, la falta de bulevarizaciones, etc.

Por todo ello, EH Bildu ha puesto en marcha una serie de iniciativas para intentar corregir esta situación. Por una parte, pedimos la comparecencia de la concejala de movilidad, Pilar Arana, en la comisión de movilidad del Distrito Este. La comparecencia se realizó el pasado miércoles día 8, y la representante del Gobierno municipal se limitó a defender los recortes, sin atender a las quejas expuestas por los colectivos vecinales ni ofreció soluciones alternativas.

Asimismo, de cara a la Junta Municipal de Distrito Este que se va a celebrar mañana, día 15 de septiembre, los representantes de EH Bildu, Garbiñe Alkiza y Zigor Etxeburua, han registrado una propuesta de acuerdo, que se deberá resolver mañana mismo. Hay que señalar que la Junta del Distrito es competente en materia de movilidad.

Estos son los dos puntos que recoge dicha propuesta de acuerdo:

Solicitar a la concejala delegada en la materia o al responsable que corresponda la implantación de los recursos necesarios para el mantenimiento del servicio que actualmente presta la línea 31 Intxaurrondo-Hospitales-Altza o que pueda asimilarse al mismo.

Solicitar a la concejala delegada en la materia o al responsable que corresponda que realice un estudio sobre las líneas de Dbus correspondientes al Distrito Este, junto con el Departamento de Movilidad, Dbus y los agentes que conforman el Distrito Este, para conocer las necesidades de movilidad de las vecinas y los vecinos de la zona este y poder resolver los problemas que puedan surgir.