Donostia

Noticias

DONOSTIA ENERGIA: HACIA UN MODELO DE SOBERANÍA Y SOSTENIBILIDAD


La candidata a la Alcaldía de Donostia por EH Bildu, Reyes Carrere, ha presentado hoy al mediodía en los jardines de Alderdi Eder su primera propuesta para la ciudad: Donostia Energia, una comercializadora municipal de energía.

| 2019-03-06 12:54:00

Reyes Carrere sitúa esta propuesta dentro de la estrategia para avanzar hacia un modelo de sostenibilidad y soberanía energética: “Está muy bien que hablemos del cambio climático y que se organicen congresos sobre está materia, porque eso significa que hay una preocupación social y que avanza la concienciación. Pero lo hemos de tener claro: lo único que puede hacer frente a la amenaza del cambio climático y a sus consecuencias, son compromisos reales y medidas efectivas y coherentes”,señala Carrere.

El modelo energético actual en Euskal Herria, y por tanto en Donostia, tiene dos características básicas: su dependencia y la insostenibilidad. El 92,9% de la energía consumida en la Comunidad Autónoma Vasca tiene su origen fuera de ella (EVE). Es decir, contamos con una fuerte dependencia: casi el doble, por ejemplo, en comparación con la media de la Unión Europea (54%, EVE). Esto supone que nuestro modelo esté muy condicionado por los vaivenes económicos y políticos de los principales generadores de energía (Oriente Medio, Rusia...).

Por otra parte, la energía consumida en Euskal Herria tiene principalmente un origen nuclear o en combustibles fósiles (en la Península Ibérica el 55% del total consumido tiene este origen).

Se trata, por tanto, de energías contaminantes y peligrosas, que se alejan de los modelos de sostenibilidad y que no ayudan en nada a la lucha contra el cambio climático (más bien, al contrario). El carácter no-sostenible de nuestro modelo energético no hace referencia unicamente al Medio Ambiente: la propiedad y el control de las fuentes de energía así como de las redes de abastecimiento están en manos de un pequeño grupo de grandes empresas -en vez de estar en manos de la ciudadanía- y la mayor parte de las políticas que se desarrollan en esta materia tienen como objetivo el beneficio de dicho oligopolio -en vez de buscar el bienestar social-. Hablamos, por tanto,de un modelo que tampoco es sostenible desde un punto de visto social.

“Donostia debe ser un agente activo en la transición energética hacia un nuevo modelo basado en la soberanía y en la sostenibilidad. El reto es grande y tiene un carácter global, pero es imprescindible ir dando pasos, con determinación y coherencia.

Otros territorios y ciudades ya lo están haciendo, y Donostia no puede quedarse atrás; al contrario, debe subirse a la ola, ser pionera, y hacer su aportación en esta pelea, que nos atañe a todos y a todas. Nuestra ciudad es conocida en el mundo entero en diversos ámbitos: convirtámonos también en un referente en la aplicación de modelos sostenibles y en la lucha contra el cambio climático con planteamientos que puedan ser aplicables en otras ciudades y territorios”, afirma Carrere.

EH Bildu quiere hacer esa aportación desde una estrategia integral que tiene tres pilares: la eficiencia energética, las energías renovables y la gestión pública, entendiendo la energía como un bien público y estratégico. Y es que las políticas en esta materia deben responder a las necesidades ciudadanas y no al ánimo de lucro del oligopolio.

En este sentido, Reyes Carrere ha presentado hoy a la ciudadanía donostiarra y a los agentes de la ciudad una propuesta para constituir una comercializadora municipal: Donostia Energia. “Se trata de una de las principales medidas del programa de EH Bildu de Donostia,que cuenta con nuestro compromiso pleno para llevarla a cabo desde la Alcaldía de la ciudad”.

Empresas municipales de energía

El objetivo de Donostia Energia será adquirir electricidad en el mercado mayorista, sin intermediación alguna, para luego abastecer al Ayuntamiento y a las infraestructuras municipales así como a otros agentes.

En nuestro entorno cercano, Barcelona ya cuenta con una experiencia de este tipo. Barcelona Energia es la comercializadora pública del área metropolitana, cuyo objetivo es la transición energética, a través del autoconsumo, la generación de proximidad y el fomento de las energías renovables. Barcelona Energia comenzó el 1 de julio a abastecer los edificios e infraestructuras y a 19 organismos municipales, y este año tiene previsto extender su servicio en el area metropolitana y llegar a cerca de 20.000 viviendas.

En Euskal Herria también contamos con experiencias de este tipo, y, por ejemplo, el Ayuntamiento de Pamplona, liderado por EH Bildu, ha aprobado recientemente la creación de una operadora de energía que abastecerá, igual que la de Barcelona, 100% energía renovable. En estos momentos el Ayuntamiento de Pamplona está dando pasos para constituir dicha empresa municipal.

Donostia Energia

Donostia Energia comprará directamente energía en el mercado mayorista y la venderá, posteriormente, al Ayuntamiento y a organismos municipales (iluminación callejera, en polideportivos y otro tipo de instalaciones, etc) y, en una segunda fase, también a particulares.

“La constitución de una comercializadora municipal aumentará la soberanía energética de la ciudad. En primer lugar, supondrá un ahorro del beneficio que se lleva actualmente el intermediario, que es aproximadamente de un 5%,lo que generará un ahorro anual al Ayuntamiento de 200.000€: 2.000.000€ en un plazo de diez años.

Estamos, en este sentido, ante una gestión eficaz y responsable y ante una medida en defensa del interés general de la ciudadanía donostiarra”, explica Carrere.

El Ayuntamiento de la ciudad tiene un consumo anual de 25 gigavatios. Donostia Energia garantizará ese abastecimiento. Pero, además, tal y como prevé la normativa europea, tendrá la opción de vender un 20% más de ese consumo a particulares (paso que dará, precisamente este año, la comercializadora de Barcelona). En este salto a la venta a particulares, Donostia Energia priorizará a consumidores vulnerables y a personas atendidas por los servicios sociales, lo cual le permitirá -teniendo en cuenta los consumos medios de las familias de este sector- abastecer a cerca de 2.000 viviendas de toda la ciudad.

Estos sectores que se encuentran económicamente peor cuentan en la actualidad con unas bonificaciones sociales de entre el 25% y el 50%, según lo previsto por el Real Decreto 897/2017. “Donostia Energia tendrá la opción de mejorar dichas bonificaciones, ampliándolas, y de garantizar el abastecimiento de la ciudadanía que se encuentra en situación de vulnerabilidad o atendida por los servicios sociales. Evidentemente, si se produjeran modificaciones en la normativa actual que permitieran ampliar el mercado y la influencia de este tipo de empresas públicas, Donostia Energia estaría en una situación inmejorable para ampliar de manera rápida y eficaz los criterios sociales previamente establecidos. Estamos, por tanto, ante una herramienta de cohesión social que responde a las necesidades de las y los donostiarras, y que promueve, también socialmente, un modelo sostenible de gestión”.

Otro de los pilares de Donostia Energia será las energías renovables: toda la energía comercializada será renovable. Es más, Donostia Energia podrá realizar contratos directos bilaterales con los generadores de este tipo de energía, y colaborar, de esta manera, en la creación de instalaciones y empleo cualificado.

La constitución de esta comercializadora no entraña ninguna dificultad: por dar un dato, en el Estado Español existen hoy día cerca de 400 comercializadoras (cuatro en Gipuzkoa y dos de ellas en Donostia).

EH Bildu promoverá desde el Ayuntamiento otro tipo de medidas en Donostia Energia eficiencia y la generación en la propia ciudad. Y será una pieza fundamental dentro de esa estrategia coherente. “Queremos una Donostia sostenible y equilibrada, que aplique medidas eficaces y ejemplares más allá de discursos, que ofrezca soluciones y que combata el cambio climático”, señala la candidata de EH Bildu.