Donostia

Noticias

Ante el inicio de las obras de derribo del Bellas Artes, EH Bildu exige a Eneko Goia que las paralice cautelarmente


| 2021-10-07 11:43:00

Como se puede ver en un vídeo que se está difundiendo por las redes sociales, ya han empezado las obras de derribo del Bellas Artes. En concreto, varios operarios están ya trabajando en el interior del edificio, apilando mobiliario, pero aún no hay contenedores en el exterior para el depósito de residuos ni se ha instalado el vallado preceptivo.

Según ha podido saber EH Bildu, la asociación para la conservación del patrimonio donostiarra Áncora habría interpuesto la correspondiente denuncia ya que, a su entender, se estaría cometiendo una infracción urbanística grave.

EH Bildu, por su parte, va a interpelar directamente al alcalde Eneko Goia sobre el cumplimiento de la legalidad en las obras y, si no se está cumpliendo, exigiremos que se impongan las medidas sancionadoras oportunas.

En cualquier caso, EH Bildu exige al Gobierno municipal que paralice cautelarmente las obras. No podemos olvidar que estamos ante un edificio protegido en el PEPPUC y que se debe actuar con todas las garantías.

Además, una gran parte de la ciudadanía donostiarra no ha visto con buenos ojos que el Gobierno municipal haya otorgado esta licencia, tal y como se pudo comprobar en la concurrida manifestación del pasado jueves. Ello hace aún más necesario que nunca que tanto la empresa privada propietaria del edificio como las administraciones públicas implicadas actúen con total transparencia.

Y es que lo que está pasando con el Bellas Artes, por las características del edificio, transciende a nuestra ciudad. En este sentido, se hace preciso recordar que el Comité Científico Internacional del Patrimonio del Siglo XX del ICOMOS, nada más tener conocimiento de que se había otorgado dicha licencia, envió una carta a Eneko Goia lamentando la pérdida patrimonial y pidiendo que diera marcha atrás en su decisión.

A pesar de todo ello, el Gobierno municipal concedió el pasado 22 de septiembre la autorización para el derribo interior de la edificación, para la modificación de las fachadas, para la construcción de un doble levante, así como para 38 estudios, 36 apartamentos y 4 suites, todos ellos de uso turístico. A ello se añadiría un aparcamiento robotizado de tres plantas y un uso terciario “por determinar” en las tres primeras plantas del edificio.