EH Bildu considera que las fiestas han sido exitosas y ensalza la labor de Bilboko Konpartsak para impulsarlas


| 2019-08-27 11:34:00

Recién concluida la Aste Nagusia de Bilbao, consideramos que en general han sido unas buenas fiestas, exitosas y con calles y txosnas repletas de gente. Nos falta un mayor contraste para  valorar cada actividad o los cambios respecto a años anteriores, pero todo apunta a una valoración positiva.

Pero toda luz tiene su sombra, y por mucho brillo que le intenten sacar algunos, EH Bildu debe poner la lupa también en esas sombras.

La luz de nuestras fiestas, como siempre, la emite Bilboko Konpartsak. Es increíble el trabajo voluntario realizado por cientos de personas para lograr unas fiestas populares, participativas e igualitarias.

Un año más lo han conseguido. Sin duda, gracias a ellos y a ellas, las fiestas de Bilbao son únicas en el mundo. Por ello, otro año más queremos felicitar a Bilboko Konpartsak.

Asimismo, queremos agradecer el gran trabajo realizado por la pregonera Beatriz Sever y la txupinera Itsasne Nuñez. En este sentido, queremos resaltar el pregón de Beatriz, portavoz de NAIZEN, por haber resaltado el valor de la diversidad y por haber puesto de manifiesto la realidad de la transexualidad.

En el capítulo de las sombras, que Aste Nagusia también las tiene EH Bildu cree que hay ámbitos muy mejorables, de cara años venideros.

En ese sentido, tenemos que mostrar nuestra total y absoluta repulsa ante las agresiones sexistas que han ocurrido en el marco de la Aste Nagusia. Y nos parece modélica la actitud de Bilboko Konpartsak, que ha activado acto seguido el protocolo y ha convocado sendas concentraciones y paros.

Pero consideramos necesario que el Ayuntamiento también adopte medidas reales.

En ese sentido, recordar que EH Bildu presentó en julio una serie de medidas: protocolo contra la violencia machista, cursos de autodefensa feminista y trabajar junto al movimiento feminista a la hora de elaborar el programa festivo, desde una perspectiva de género.

Necesitamos políticas que vayan más allá del eslogan y el marketing. Las agresiones sexistas son fruto de una violencia estructural del hombre sobre la mujer. La lucha contra la violencia machista ha de impulsarse durante todo el año, colaborando con el movimiento feminista y derivando más recursos a políticas de igualdad.

Otro de los puntos negros de esta Aste Nagusia ha sido, a nuestro juicio, la seguridad, aunque Aburto se empeñe en decir que la actuación ha sido brillante.

EH Bildu rubricó junto con el resto de formaciones políticas el Pacto por la Seguridad, pues recogía un modelo de policía municipal cercana a la ciudadanía, servicial y capacitada en prevención.

Pues bien, ese modelo queda en entredicho a tenor de algunas situaciones vividas en Aste Nagusia. Lejos de incidir en la prevención, en algunos casos se han adoptado medidas autoritarias que han derivado en consecuencias nefastas a la vista de todos.

En este sentido, es necesario señalar que la actitud demostrada el pasado miércoles ha sido totalmente irresponsable y desproporcionada. No era ni el lugar ni la hora ni la forma para intervenir y lo lógico hubiera sido prevenir para no lamentar.

Y no se trata del único ejemplo de actuación desproporcionada de la policía municipal. El miércoles se ensañaron con una comparsera, que detuvieron de muy malas formas  y la tuvieron 19 horas incomunicada.

Por lo tanto, debemos decir que la actuación policial que Aburto ha defendido con uñas y dientes dista mucho de los principios recogidos en el Pacto de Seguridad.

 

Por último, desde EH Bildu Bilbo queremos denunciar que el Ayuntamiento siga impulsando la celebración de corridas de toros con recursos municipales. Queremos preguntar al Gobierno Municipal cuánto dinero público invierte el Ayuntamiento de Bilbao en sostener los toros.

A pesar de los intentos de Gil por impulsar la tauromaquia, la ciudadanía de Bilbao ya le ha respondido claramente, que no queremos toros.

Si el pasado año el público que asistió a las corridas fue escaso, este año ha sido un auténtico desastre. Las tres primeras corridas han tenido únicamente en torno a 4.000 espectadores, cuando el aforo es de 14.000 personas. Y el pasado año la plaza de toros tuvo unas pérdidas económicas de 360.000 euros. En Vista Alegre no es precisamente alegría lo que se ha visto, y no se le puede echar la culpa al tiempo.

La ciudadanía lo tiene claro: no quiere toros en Bilbao. Por lo tanto, Aburto debe agarrar ya el toro por los cuernos, suspendiendo de una vez este espectáculo. Desde EH Bildu reactivaremos el debate sobre el uso de Vista Alegre y solicitaremos que se convoque una consulta popular.