PNV y PSE ahondan en su visión partidista de la política municipal, aprobando unilateralmente su proyecto de tasas y precios públicos


| 2023-10-26 19:03:00

El pleno ordinario de hoy en el Ayuntamiento de Barakaldo ha sido reflejo de las virtudes de la acción de gobierno compartida entre PNV y PSE, que derivan su gestión local en decisiones unilaterales, tardías y equivocadas. En el día de hoy, debía ser sometido a aprobación las ordenanzas  de tasas, impuestos y precios públicos. Sin embargo, la decisión política del Equipo de Gobierno ha sido la de modificar el procedimiento para la tramitación de estas ordenanzas, limitando al máximo la participación de la oposición en este procedimiento. Con ello ha conseguido aglutinar a PP, Elkarrekin y EH Bildu en una postura común delatadora de este nuevo ataque al juego democrático, no presentando enmiendas al proyecto presentado por jeltzales y socialistas. Con esta actitud conjunta, las tres fuerzas políticas hemos querido evidenciar la falta de voluntad política del Equipo de Gobierno para acordar y buscar consensos con la oposición.

De la misma manera, y a iniciativa de nuestra formación política, en la sesión de hoy se ha debatido acerca del retraso en la determinación de las zonas de bajas emisiones. En este punto, ambas formaciones han vuelto a mostrar su falta de sintonía y acción conjunta, cuya consecuencia es la toma de decisiones y acciones tardía.

 

Toda la oposición de Barakaldo protesta ante las decisiones unilaterales de PNV-PSE

En el pleno de hoy, el Equipo de Gobierno ha sometido a aprobación los precios públicos e impuestos y tasas de Barakaldo. Lo sorprendente ha sido que, modificando el procedimiento usual, se ha hecho una propuesta cerrada sin contar con la participación de la oposición.

Un gobierno que no hace otras cosas que ningunear a la oposición deja mucho que desear en términos democráticos. Ya que, la labor de la oposición no es corroborar las acciones gubernamentales, sino proponer otro tipo de proyectos que también representen a la ciudadanía.

Así, siendo conscientes de que ni nos quieren ni nos escuchan, los tres partidos de la oposición no hemos planteado enmiendas, para no maquillar de “democrático” lo que no es.

Intervención de María Solar

Arratsalede on guztioi!

Haremos una única intervención para explicar nuestra posición en los puntos 18 y 19.

En ambos puntos se someten a aprobación 2 ordenanzas importantes para el conjunto de la ciudadanía, como son la de precios públicos, impuestos y tasas.

Para ello, los 2 partidos que conforman el Equipo de Gobierno. Nos presentan un proyecto cerrado de acuerdo y modifican el procedimiento que hasta ahora había sido habitual en este Ayuntamiento, limitando más la participación de la oposición en esta cuestión de tanta trascendencia para nuestros vecinos y vecinas.

Cierto es que el procedimiento cumple como bien dicen los técnicos. con el principio de equivalencia, capacidad económica y demás requisitos reglamentarios…lo que no cumple….. QUEDA CLARO…. es con los principios democráticos de una gestión en un proyecto de máxima importancia para los y las baracaldesas.

Entendemos que la lógica de cualquier gobierno municipal debería ser la de buscar el respaldo y consenso con los partidos de la oposición. Una lógica democrática y sana para la política local, y que por fortuna, suele ser la habitual en el resto de municipios.

Menos en Barakaldo, donde la gobernanza partidista se impone ante cualquier otra lógica. Porque lo que estas ordenanzas definen afecta a toda la ciudadanía. Y la oposición también somos representantes de esa ciudadanía.

El acuerdo de hoy se basa en una decisión política de dos partidos que cuentan con los votos necesarios para aprobar todas las propuestas que llevan adelante. Parece que no les interesa la opinión de los partidos de la oposición. Parece que nuestras propuestas e iniciativas no cuentan. Dicen gobernar para todo el municipio. Pero en base a sus intereses y decisiones partidistas.

Y creemos que hay que decirlo alto y claro. No somos palmeros de nadie. La labor de los partidos de la oposición no es hacer seguimiento de las decisiones que tome el Equipo de Gobierno. No podemos compartir esta forma de hacer las cosas, no podemos dejarnos arrastrar por estas malas prácticas.

Por ello, siendo conscientes de que su rodillo nos excluye de este proceso, no presentamos enmiendas al proyecto para maquillar “democráticamente” su aprobación.

Claramente, PNV y PSE no han querido contar con los representantes de tres partidos, que aunque dispares en su horizonte político, entienden que no hay intención de contar con la oposición ninguneando su labor.

Que no hayamos presentado enmiendas a este proyecto no significa que no tengamos propuestas. Somos conscientes de que (precisamente a través de este tipo de acuerdos municipales) se puede incidir en la economía familiar y local.

Por eso, si hubiera existido un espacio de debate y consenso previo a este acuerdo, nuestras aportaciones se hubieran dirigido hacia una fiscalidad más justa y progresiva, con propuestas estudiadas para responder a las necesidades concretas de la ciudadanía.

En cambio nos encontramos ante una subida generalizada del 3% pero sin una estrategia o planeamiento. Sin vuelta de hoja.

Si hubiera existido voluntad de escucharnos…Podríamos haber debatido sobre por qué este proyecto no cuenta con un informe sobre impacto de género, tal y como marca la ley vasca 4/2005 de igualdad. Porque aprobar una ordenanza sin analizar la perspectiva de género, es decir sin conocer cómo afectan en mujeres y hombres las tarifas, bonificaciones y subvenciones, excluye de facto la oportunidad de incorporar el principio de igualdad en esta política pública.

Si hubiera existido voluntad de consenso En cuanto al ámbito eco social desde EH Bildu, hubiéramos incidido mediante la tasa de recogida de basuras hacia un sistema de incentivos en función de la generación de los mismos, En esa línea, hubiéramos propuesto establecer nuevas medidas para incentivar el reciclaje y, más concretamente, el uso del contenedor marrón. En cuanto a política de transición energética, hubiéramos incidido en aplicar bonificaciones a inmuebles que tengan instalados sistemas para el aprovechamiento térmico y eléctrico, mediante incentivos fiscales para la instalación de paneles solares y sistemas de energía renovable en hogares y empresas.

Es más…Si hubiera existido un proceso democrático abierto, podríamos haber discutido sobre la importancia de las bonificaciones como una herramienta de incentivo hacia una fiscalidad más justa, incluyendo por ejemplo un sistema de bonificaciones a las empresas por crear empleo, pero no a costa de cualquier tipo de contrato... Porque una institución no debería incentivar el empleo precario.  O incluir bonificaciones que fomenten la creación de empleos verdes en el sector de las energías renovables aportando desde esta ordenanza un granito de arena en la reducción de la emisión de gases. Que no hayamos presentado enmiendas a este proyecto no significa que no tengamos propuestas como decía al principio……lo que no hemos tenido ha sido la oportunidad de trasladarlo a ningún espacio de debate político.

No compartimos el procedimiento de cómo se ha hecho. Es una falta de respeto hacia la oposición. ; repetimos: no somos palmeros de nadie. La labor de los partidos de la oposición no es supeditarse a las decisiones que tome el Equipo de Gobierno. Este proyecto de acuerdo prioriza los interese de dos partidos políticos en  lugar de los de la ciudadanía.

Por todo ello….. Votaremos en contra a estos dos proyectos de acuerdo.

Tal y como indica la Ley del cambio climático y transición energética, antes de finalizar el 2023, Barakaldo deberá tener establecidas las zonas de bajas emisiones

En Barakaldo, sin embargo, jeltzales y socialistas siguen en innacción. Y es que el tema no solo es preocupante por el cambio climático y sus consecuencias. Si no que, por hacer las cosas tarde y mal Barakaldo podría perder financiación por no hacer los deberes a tiempo.

En el pleno de hoy, hemos instado al Equipo de Gobierno a proceder con las zonas de bajas emisiones.


Intervención de Koldo Plazas

Todos sabemos que nos enfrentamos a retos inevitables como el cambio climático y que la política debe ser herramienta para tomar medidas para frenar sus efectos. Debemos tomar en consideración y poner en práctica las medidas propuestas por la comunidad científica, las Naciones Unidas y la Unión Europea. En esta línea creemos que en este tema el Ayuntamiento tiene una gran responsabilidad, ya que las leyes, normas y reglamentos que se aprueban tienen una consecuencia directa en este proceso.

En el plazo de tres meses los ayuntamientos de más de 50.000 habitantes deberán disponer de zonas de bajas emisiones. Junto a las tres capitales, Barakaldo, Getxo e Irun son los municipios afectados por esta regulación. Así lo dicta la Ley de cambio climático y transformación energética de 2021. Esta medida pretende mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones de efecto invernadero, impidiendo el acceso a vehículos contaminantes en algunas zonas de nuestras ciudades.

A día de hoy Barakaldo no ha cumplido con el mandato legal. Ayer mismo recibimos la noticia de la aprobación del proyecto de ordenación que regulará la zona de bajas emisiones de Bilbao. Con ella se pretende mejorar la salud pública y la calidad del aire y fomentar la movilidad sostenible.

Hace un año que EH Bildu realizó una pregunta al respecto en el Pleno. Esta pregunta versó sobre el procedimiento y desarrollo del Plan de Movilidad Sostenible de Barakaldo, que de momento no existe. Recibimos una respuesta imprecisa, falta de personal técnico, etc. Un año después seguimos sin respuesta. Nos preocupa que estas decisiones tan significativas no sean compartidas con la oposición, los movimientos ecologistas y la ciudadanía de Barakaldo.

Nos preocupa la gestión tardía del Gobierno y las consecuencias de no hacer las cosas bien y a tiempo. Por ello, por responsabilidad, pedimos al Gobierno Municipal que defina las zonas de baja emisión en Barakaldo. Esto no lo decimos solo porque el cambio climático y sus influencias no esperan, que no es poco. Sino porque también se podría perder financiación por no tener los deberes hechos.

Por lo tanto, y por responsabilidad, pedimos al gobierno municipal que defina las zonas de bajas emisiones de Barakaldo y que incorpore este tema a su agenda política.