Araba

Noticias

EH Bildu exige a la Diputación Foral que asuma directamente la gestión y el control de las residencias privadas de Araba


Kike Fernández de Pinedo: “Esta crisis sanitaria y social ha evidenciado las grandes carencias que durante años arrastraban servicios como el SAD o las residencias privadas de nuestro territorio, así como las pésimas condiciones laborales de sus trabajadoras y las precarias condiciones en las que se atiende a las personas mayores”

| 2020-03-24 10:41:00

EH Bildu ha presentado una serie de propuestas para la mejora actual del SAD y medidas concretas para implementar en todas las residencias de Araba, medidas que por otra parte se han consensuado con trabajadoras del SAD y de las residencias y con los principales sindicatos con representación en estos recursos.

En concreto, y en base a las nuevas medidas decretadas por el Gobierno español y dentro del actual marco competencial vasco, EH Bildu ha exigido que la Diputación Foral asuma el control y gestión de todas las residencias privadas del territorio; además, también ha pedido que la gestión, el control, los protocolos de actuación y la dotación de EPIs sean responsabilidad de la Diputación Foral.

Kike Fdz de Pinedo ha recordado que nos encontramos ante “una situación excepcional que está sacando a la luz la crisis de cuidados que desde EH Bildu llevamos años denunciando en medio de la situación actual de alarma sanitaria por el COVID-19”. En este sentido, EH Bildu ha lamentado que el SAD y la situación en las diferentes residencias son dos sectores que viven una realidad de grave riesgo para trabajadoras y residentes, y es en estos servicios donde debemos sumar esfuerzos para evitar a este sector de la población y a las personas trabajadoras de estos servicios y centros más sufrimiento.

Para ello, EH Bildu ha exigido que se garantice “inmediatamente” que a todo el personal de estos centros se le proporcionen los EPI-s adecuados: calzas, gafas, mascarillas, guantes, geles... A lo que ha añadido que se debe hacer en un plazo máximo de 24-48 horas el test del COVID-19 a todos los residentes de las residencias de mayores, públicas y privadas, para poder aislar a las personas que den positivo en módulos o habitaciones. Fdz de Pinedo también ha pedido a la Diputación que aumente y refuerce la plantilla de estas residencias con más personal sociosanitario: “El IFBS debe empezar a llamar a las personas de sus bolsas de trabajo y, ante el eventual agotamiento de estas, recurrir a cualquier otra modalidad de contratación, entre ellas, Lanbide”.

Un grupo de seguimiento y diagnóstico de casos dentro de la estructura del IFBS para el SAD

Por último, respecto al Servicio de Ayuda a Domicilio, EH Bildu ha remarcado que el IFBS debe garantizar, si es necesario de manera directa, el correcto equipamiento de las trabajadoras al inicio de su jornada laboral y el seguimiento de las incidencias recogidas al final de esta, aunque esto suponga alterar el funcionamiento habitual del SAD. En la propuesta de EH Bildu, mientras dure la alerta sanitaria, los servicios prestados por el SAD serán básicos -limpieza básica del hogar, compras de alimentos, compra de medicamentos, aseo de las personas atendidas…- y cada profesional del SAD tendrá por escrito protocolos claros donde se les indiquen las pautas a llevar a cabo en caso de síntomas de contagio propios o de las personas atendidas. Y a todo esto le debemos sumar el cierre de los centros de día y centros ocupacionales, que sin duda han dificultado el cuidado de las personas usuarias de estos centros.

Para hacer su propuesta posible, EH Bildu ha propuesto la creación de un grupo de seguimiento y diagnóstico de casos dentro de la estructura del IFBS, un equipo que habilite un teléfono para atender la demanda existente, hacer un seguimiento diario del estado de salud de las personas atendidas y, si es necesario, reforzar este servicio a personas usuarias, poniendo especial atención en aquellas personas que vivan solas.

Para hacer frente a todo esto, EH Bildu ha propuesto a Ramiro Gonzalez que habilite con carácter inmediato una partida de 500.000€ para hacer frente a estos gastos extraordinarios, detrayendo dicho dinero de partidas que a la vista de la situación creada difícilmente van a ser ejecutables.