EH Bildu denuncia que la subida desbocada del IPC y la congelación de las prestaciones aumenta la discriminación entre las familias usuarias de residencias


| 2022-03-22 10:49:00

El grupo juntero EH Bildu Araba ha denunciado hoy en las Juntas Generales que el acceso a plazas residenciales financiadas vía PEVS ha supuesto un incremento medio de 6000 euros anuales.

Las prestaciones vinculadas al servicio, conocidas como PEVS o cheques-servicio, dan acceso a plazas de residencia privadas, mientras se le asigna una plaza pública a la persona usuaria. Hay que destacar, por lo tanto, que es una prestación temporal, mientras se le garantiza a la persona usuaria su derecho a acceder a una plaza pública.

El problema de estas prestaciones es que, con la subida del IPC, las familias están pagando de más, y en este momento hay personas usuarias que llevan más de dos años cobrando esas PEVS. Según Claudia Venceslao, las PEVS «se están cronificando», y esta situación conlleva que se estén costeando cuidados «precarios y precarizados» con dinero público: «En algunas residencias privadas no se tienen las mismas condiciones de cuidado y atención que en las residencias públicas, las ratios son diferentes, las trabajadoras son a la vez cuidadoras, limpiadoras, cocineras y en ocasiones incluso enfermeras». Además, «las profesionales del sector privado siguen sin un convenio que dignifique su gran labor», ha dicho Venceslao.

IPC desbocado

Según ha detallado el procurador Luis Salgado, «la Ley de Servicios Sociales establece que las residencias públicas están sujetas a copago, es decir, según la capacidad económica de la persona usuaria, tendrá que abonar una cantidad». Esa cantidad la establece Diputación, siendo su tramo máximo de 1456 €/mes, el que paga el 85% de los usuarios. Sin embargo, y debido a que «el IPC desbocado de 2021 ha provocado que el precio de una plaza privada haya sufrido un aumento de coste medio de 350 euros al mes, las personas que no acceden a una plaza pública y perciben una PEVS están teniendo que soportar pagos muy superiores a esos 1456 €, que nosotras hemos cifrado en unos 6000€ anuales de media».

Por ello, EH Bildu va a interpelar al diputado de bienestar social sobre los pasos que va a dar para solucionar el problema del grave perjuicio económico a las personas usuarias de residencias en Araba.