NOTICIAS

A TRAVÉS DE ESTE COMUNICADO QUEREMOS DAR CUENTA DE LO ACONTECIDO EN EL PLENO EXTRAORDINARIO CELEBRADO EN FEBRERO


| 2022-02-28 21:35:00

La semana pasada se debatió un tema muy importante: el agua que es del pueblo, el agua de Jaizkibel, mantenerla en manos del pueblo o regalársela a Añarbe.

Ya hemos dicho que Lezo tiene un enorme tesoro, un gran recurso y un gran bien: su propia agua, agua de Jaikibel.

El agua de Jaizkibel es de gran calidad. Así lo atestiguan varios estudios realizados en laboratorios.

El agua es un recurso que, siendo escaso en la actualidad, se prevé que sea aún más escaso en el futuro, un elemento necesario para vivir y que algunos consideran el petróleo del futuro.

En la actualidad Lezo abastece de agua propia en torno al 30-35% del consumo de agua de Lezo.

En el Pleno extraordinario del miércoles, los ediles de PNV y PSE decidieron regalar el agua de Jaikibel a Añarbe, lo que obligará a Lezo a comprar a Añarbe esa agua que es del pueblo. Lezo ha perdido el agua de Jaizkibel para siempre por la decisión de los ediles del PNV y PSE.

Ante esta situación, EH Bildu realizó 3 propuestas:

1. Suspensión del convenio por el que se autoriza regalar a Añarbe el agua del pueblo, el agua de Jaizkibel.

EH Bildu considera incomprensible que se pierda para siempre ese importante recurso básico que tiene Lezo.

Muchos pueblos querrían ese recurso y ese bien que tiene Lezo. Mientras el resto de pueblos con agua propia cuidan y guardan sus recursos, los ediles del PNV y PSE de Lezo han decidido regalárselos para siempre.

A esta primera propuesta votaron en contra los ediles del PNV y PSE.

2. Si decidían seguir adelante con la decisión de regalar el agua de Jaizkibel a Añarbe, añadir en el convenio el punto que reflejaría la posibilidad real de que Lezo vuelva a recuperar las aguas e infraestructuras que le son propias.

Los ediles del PNV y PSE decidieron no aceptar esta posibilidad.

3. Al no admitir ninguna posibilidad de cambio en el convenio, se propuso que se abra la posibilidad de que la ciudadanía pueda expresar su

opinión, para escuchar y tener en cuenta la opinión de la ciudadanía.

Las consecuencias que puede acarrear una decisión de este tipo son demasiado importantes como para poder tomarlas sin contar con la opinión de la ciudadanía.

Esta propuesta tampoco fue aceptada por los ediles del PNV y PSE.

Por otro lado, EH Bildu denuncia que el alcalde intentó prohibir la entrada a la gente que se había acercado a seguir el Pleno en el que se iba a debatir y decidir un tema tan importante.

El alcalde puso como excusa el aforo de la sala, una vez más. Pero en la actualidad no existe ninguna norma que ordene una reducción de aforo.

Es obvio que el Alcalde no quería la participación ciudadana y que, desde el equipo de gobierno PNV-PSE, se trataba de tomar la decisión de entregar el agua de Jaizkibel a Añarbe de forma semioculta.

Ante ello, con el fin de que la ciudadanía pudiera seguir en directo el Pleno y expresar su opinión, EH Bildu decidió sacar del Pleno a 3 de sus concejales y dejar su lugar a la ciudadanía.

El Pleno de la semana pasada volvió a ser un auténtico revés. En cuanto a las formas, porque se quiso impedir el acceso y la participación ciudadana, y en cuanto a su contenido, porque el equipo de gobierno PNV-PSE, hizo perder para siempre la posibilidad de que la gestión del agua de Lezo se realizara en función de las necesidades e intereses de la localidad.

En cuanto a la gestión del agua, en adelante dependeremos de una entidad externa.