PNV y PSE rechazan tomar medidas para aliviar el efecto de la subida de la luz para los hogares más vulnerables


| 2021-10-14 12:04:00

A pesar de que el espectacular aumento del precio de la luz está teniendo un impacto enorme en la economía de miles de familias, PNV y PSE, junto con el PP, han rechazado hoy la iniciativa de EH Bildu que instaba al Gobierno Urkullu a tomar medidas para aliviar el efecto de la factura de la luz en los hogares más vulnerables. Peor aún, ni ellos ni el Ejecutivo han sido capaces de hacer ni una sola propuesta para mejorar la situación de las personas que están sufriendo esta descontrolada subida de precios, una falta de respuestas que ha sido criticada por Mikel Otero: “La realidad nos está pasando por encima; cada vez son más las personas afectadas y no hacer nada, o quedarnos con herramientas que sabemos insuficientes, no debe ser una opción”.

El parlamentario de EH Bildu ha alertado de que la pobreza ha aumentado en los últimos años en Araba, Gipuzkoa y Bizkaia, donde cerca de 200.000 personas carecen de recursos suficientes para poder mantener una temperatura adecuada en su casa, un problema que, obviamente, se ha agravado por el encarecimiento de la luz. Por ello, Otero ha defendido la urgencia de dar un salto cualitativo en las políticas públicas para asegurar que el conjunto de la ciudadanía tenga garantizados los recursos energéticos básicos para disfrutar de una vida de calidad.

En este sentido, ha reiterado la necesidad de una Ley de Bienestar Energético como la que EH Bildu propuso hace unos meses y ha solicitado a Lakua que presente un proyecto de ley al respecto y que mientras dure su tramitación refuerce las Ayudas de Emergencia Social para responder con inmediatez a las necesidades básicas de suministro de miles de personas en situación de vulnerabilidad.

Otero se ha referido también a “la guerra” abierta por el oligopolio eléctrico contra las medidas del Gobierno español en relación con el mercado eléctrico. Ha explicado que las compañías como Iberdrola están acumulando “beneficios ilegitimos, no pérdidas”, y están recurriendo a “la amenaza, el chantaje y el juego sucio” para salvaguardar sus intereses privados. Y en este contexto, ha denunciado, el PNV, en lugar de proteger a la gente, “ha dejado claro cuál es su bando y está actuando como ariete de las eléctricas”.