Con su negativa a hablar de los presupuestos, Lakua renuncia a buscar soluciones para los problemas de la gente


| 2023-11-16 14:12:00

EH Bildu considera sorprendente y preocupante que el Gobierno de Lakua haya decidido cerrar el trámite presupuestario de este año sin siquiera dar opción al debate y contraste de propuestas. Después de que el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, anunciara ayer que no volverá a reunirse con los grupos de la oposición, la portavoz de EH Bildu, Nerea Kortajarena, ha afirmado que con esa decisión el Ejecutivo evidencia que “no está sabiendo leer el momento y que no se da cuenta de que estos son tiempos para la gobernanza colaborativa, para lo cual es fundamental el diálogo, el reconocimiento de los demás y la creación de condiciones” para posibles acuerdos. Para Kortajarena, “está claro que en Lakua no había una voluntad real de llegar acuerdos”.

La portavoz de EH Bildu considera grave que el Gobierno haya “decidido cerrar la carpeta de los presupuestos sin más discusión” y ve incomprensible que no le parezca pertinente debatir de los problemas estructurales que se están acumulando en áreas estratégicas. “Ha tirado la toalla, renuncia a ofrecer las respuestas que nos urge la ciudadanía y a tener un papel activo en las grandes transiciones a las que nos enfrentamos y, mientras tanto, se nos acumulan los problemas. Nos plantea seguir haciendo lo mismo de siempre y trata de hacernos creer que las cosas solo se pueden plantear como ellos lo hacen y que nos tenemos que conformar, pero nosotras tenemos claro que las cosas se pueden y deben hacer de otra manera”.

Las listas de espera en Osakidetza, la Atención Primaria, el acceso a la vivienda, la educación, el medio ambiente, el sistema de cuidados… Todos ellos son sectores estratégicos y todos acumulan graves problemas, como ha recordado Kortajarena, quien ha subrayado que las propuestas de EH Bildu buscan precisamente dar soluciones a esos problemas. “Son todas propuestas de sentido común, realizables y responden a lo que requiere la ciudadanía, pero el Gobierno, sin embargo, se niega incluso a debatirlas. Le tendrá que explicar a la gente por qué no podemos hablar de reducir las listas de espera o de reforzar la Atención Primaria. Así solo demuestra que, pese a su mayoría absoluta, cada vez es más evidente su debilidad”.