Kongresua-Senatua

Noticias

EH Bildu consigue que las pensiones mínimas se vinculen al SMI, pero opta por una abstención crítica al considerarlo insuficiente


Gracias a la presión conjunta de la formación soberanista vasca y ERC, el Gobierno realizará en el plazo de 6 meses una auditoria pública de la deuda y los gastos impropios de la Seguridad Social desde 1967. A pesar de ello, EH Bildu ha optado por una abstención crítica en la votación de esta mañana, permitiendo así continuar la tramitación de la reforma en el Congreso y seguir negociando para introducir nuevas mejoras. Por primera vez en una Ley de Pensiones, las pensiones mínimas se referenciarán a los parámetros que marca la Carta Social Europea.

| 2021-11-22 17:16:00

Gracias a la presión conjunta ejercida con ERC, el Grupo Parlamentario Euskal Herria Bildu ha conseguido que la cuantía de las pensiones mínimas se vinculen al SMI y que, por primera vez, las pensiones mínimas se referencien a los parámetros que marca la Carta Social Europea. Sin embargo, ha optado por una abstención crítica al considerarlo insuficiente para votar a favor de la reforma de pensiones debatida hoy en la Comisión de Trabajo, Inclusión y Seguridad Social. "EH Bildu ha sido muy clara desde el principio con la primera parte de la reforma de las pensiones que se votará de manera definitiva la semana que viene en el Congreso. Dijimos que no apoyaríamos ninguna reforma de las pensiones que no recogiese las principales reclamaciones del movimiento de pensionistas que tanto tiempo lleva peleando en las calles de Euskal Herria y también en el resto del Estado. Y así lo hemos hecho", ha explicado el diputado Iñaki Ruiz de Pinedo.

Hoy, tras conseguir un acuerdo conjunto entre el Gobierno, EH Bildu y ERC, el grupo soberanista vasco ha apreciado ciertos avances y mejoras importantes en la Reforma de la Ley. Mejoras que, aunque EH Bildu valora como positivas, sigue considerando totalmente insuficientes. EH Bildu ha conseguido incorporar varias cuestiones que los y las pensionistas reclamaban con fuerza, entre las más importantes:

  1. La realización de una auditoria pública de la deuda y los gastos impropios de la Seguridad Social desde 1967, que se desarrollará en el plazo máximo de seis meses.
     
  2. El Gobierno deberá llevar a la Mesa de Dialogo Social los mecanismos necesarios para, en máximo un año, acometer una reforma en la cuantía de las pensiones mínimas para vincular su evolución a la del Salario Mínimo Interprofesional. Esta medida se integraría en la segunda parte de la reforma de la Seguridad Social y supondría una gran mejora en las cuantías y suficiencia de las pensiones mínimas. Además, por primera vez en una Ley de Pensiones, las pensiones mínimas se referencian a los parámetros que marca la Carta Social Europea, quedando recogido por Ley el objetivo de su cumplimiento. 

"Estos son avances que, junto a la derogación del Factor de Sostenibilidad o la garantía de que el nuevo Mecanismo de Equidad Intergeneracional MEI no podrá suponer en ningún caso una merma de las cuantías futuras de las pensiones, consideramos avances importantes", ha detallado el diputado Iñaki Ruiz de Pinedo, advirtiendo de la oposición frontal a cualquier recortes futuro en las pensiones.

A pesar de ello, EH Bildu considera que la reforma aún está lejos de recoger lo que el movimiento de pensionistas exige para dignificar las pensiones públicas. Por ello, EH Bildu ha optado por una abstención crítica en la votación producida esta mañana, permitiendo así continuar la tramitación de la reforma en el Congreso. "Ello nos ofrece más tiempo para seguir negociando y presionando para mejorar más aspectos e introducir nuevas medidas que respondan favorablemente a las necesidades presentes y futuras de las pensiones y sus beneficiarios". Por ello, aún no estando de acuerdo en esta reforma, EH Bildu seguirá trabajando en las próximas semanas para conseguir nuevos acuerdos que mejoren y dignifiquen las pensiones públicas.