Donostia

EH Bildu propone diez medidas de choque para hacer frente al problema de la vivienda en Donostia

EH Bildu está buzoneando estas propuestas a más de 80.000 hogares donostiarras

| 2019-01-11 12:58:00

 

VER REVISTA

El auge descontrolado del precio del alquiler ha marcado la legislatura de Eneko Goia y Ernesto Gasco, que está a punto de terminar. Asimismo, el precio de venta vuelve a subir a ritmo de la burbuja inmobiliriaria, y ya hemos desbancado a Barcelona como la ciudad más cara del estado. Sin embargo, desde el Gobierno Municipal no se ha puesto en marcha absolutamente ninguna medida que buscara frenar o aliviar la creciente carestía de los alquileres o pretendiera mejorar el acceso de la ciudadanía a la vivienda.

Pero si Donostia, por desgracia, es la capital más cara esto quiere decir que somos la capital en la que la ciudadanía tiene más problemas para acceder a la vivienda. Y es precisamente por ello, por ser la ciudad más cara, por lo que en EH Bildu pensamos que deberíamos ser la capital que más recursos y programas dedique a solucionar este problema.

Ante el vacío institucional existente en todo lo que se refiere a las políticas públicas de vivienda, desde EH Bildu llevamos meses trabajando en una serie de medidas innovadoras, basadas en el sentido común, perfectamente realizables y ajustadas a las diferentes normativas. El objetivo es doble: por un lado, hemos propuesto medidas para aliviar la situación a corto-medio plazo (sacar al mercado cientos de viviendas deshabitadas, acotar los pisos turísticos, multiplicar la vivienda protegida...) y, por el otro, hemos propuesto medidas para ir solucionado el problema en el largo plazo (por ejemplo, ir aumentando gradualmente el parque público de alquiler).

En la revista que hoy presentamos hemos seleccionado 10 medidas, pero en EH Bildu pensamos que hace falta una solución integral, ya que medidas aisladas no van a resolver el problema. En otras palabras: hace falta una política de vivienda orientada a garantizar el acceso a la vivienda a la ciudadanía donostiarra.

Anunciamos que durante los próximos días y semanas vamos a compartir con la ciudadanía donostiarra estas propuestas, para conocer su opinión y recabar nuevas aportaciones. En un primer momento estamos buzoneando más de 80.000 ejemplares de la revista, y a continuación organizaremos charlas sobre este problema que tanto preocupa a la ciudadanía donostiarra.

Informe: Balance de turismo 2017-18

| 2018-10-02 13:11:00

 

1.Plan Director de Turismo 2017-2021

En julio de 2017 el Gobierno Municipal presentó el nuevo Plan Director de Turismo 2017-2021 en el que se anunciaba un cambio significativo en la estrategia desarrollada hasta la fecha. En palabras del propio Gobierno Municipal: El objetivo ya no es crecer en número de visitantes; una vez alcanzada una cifra media de 1.250.000 pernoctaciones al año, ahora hay que orientar la estrategia de la ciudad hacia un turismo urbano de calidad que no desvirtúe la esencia de la capital donostiarra, sino que refuerce su identidad, valores y cultura, para situarse como destino de referencia por su autenticidad y excelencia”.

Se recordará que EH Bildu se abstuvo en la votación de dicho plan por la falta de coherencia entre lo que se decía en el texto y lo que realmente se estaba haciendo desde este Gobierno Municipal. Decíamos que a pesar de que la melodía del plan aprobado hoy pueda resultar agradable, la práctica diaria de PNV y PSOE está muy lejos de un modelo sostenible que priorice la calidad de vida de los y las donostiarras.

Cuando ya ha transcurrido más de un año desde que se aprobó dicho plan, y una vez pasado el verano, contamos con elementos suficientes para hacer un análisis detallado del grado de cumplimento de los objetivos marcados y, en general, de cómo está evolucionando el turismo en Donostia.

a)Entrada de turistas

En cuanto al año 2017, se puede decir que la entrada de turistas en los hoteles de Donostia experimentó un moderado aumento con respecto a 2016 (+2,9%). En cuanto a las pernoctaciones el aumento fue un poco menor (+2,2%), rozando las 1.300.000. Este dato contrastaba con las fuertes subidas de 2015 y 2016, y esta “evolución moderada y sostenible” fue valorada positivamente por el Gobierno Municipal.


En cuanto a los datos de 2018, hay que subrayar la vuelta a las fuertes subidas. Hasta agosto se ha acumulado una subida de +8,6% y la tendencia apunta que a final de año el incremento será de más del 10% y se superarán con creces las 1.400.000 pernoctaciones. Ante este cambio de tendencia, ha sido muy elocuente el cambio de discurso de los portavoces del Gobierno Municipal, que han dejado de alabar la evolución moderada de la llegada de turistas para volver al ‘discurso de los récords’, vanagloriándose un mes sí o otro también de que “Donostia lidera la subida del turismo en Euskadi”. Sin embargo, estos datos nos alejan cada vez más de los objetivos especificados en el Plan Director de Turismo.

b)Desestacionalización

La subida de 2018 está cimentada sobre todo en los incrementos de los meses estivales, de Semana Santa y del mes de mayo -si bien faltan los datos de octubre a diciembre para comprobar si se confirma esta tendencia-. En cualquier caso, creemos que es necesario recordar que la estrategia de desestacionalización consiste en distribuir los flujos de visitantes durante todo el año para evitar la saturación en temporada alta. En Donostia el turismo no se estaría desestacionalizando, porque la subida en verano y Semana Santa es muy fuerte. En todo caso, nos encontramos con un mes de mayo que ya prácticamente está en números de “temporada alta”.

 

c)Congresos

Según el Plan Director de Turismo, el llamado “Turismo MICE” (congresos, ferias, jornadas…) es una prioridad, porque atrae a visitantes fuera de la temporada alta y por el perfil de dichos visitantes.

No conocemos los datos de 2018, y no podemos hacer un análisis de la tendencia general en este ámbito, pero sí ha llamado la atención un dato publicado recientemente en el “Barómetro de Economía Urbana de Fomento 2017”: el número de congresos en la ciudad bajó un 24,1% y el número de congresistas el 9,1% el pasado año. A pesar de que el Gobierno no informó en su día de dicho retroceso, sí auguró un buen año 2018 en lo que a congresos se refiere.

2.Hoteles

En esta legislatura, entre 2015 y 2018 hemos contabilizado un total de 27 nuevos hoteles, entre los que se han abierto ya y los que se han proyectado. Según datos del sector, entre 2016 y 2020 la oferta de plazas hoteleras de Donostia se va a ampliar al menos un 30%, sumando 2.500 nuevas plazas a las actuales.

 

En 2017 se abrieron 9 hoteles ( 209 nuevas plazas: +3,9%).

 

Por otro lado, recientemente el Gobierno municipal ha anunciado a través de la prensa que tiene intención de limitar el cambio de uso residencial a hotelero de los edificios del centro de la ciudad. En caso de materializarse, se trataría de un cambio de la normativa urbanística cuyo trámite se demoraría varios meses y que no afectaría a las licencias ya concedidas ni a las que se puedan conceder hasta la fecha de su entrada en vigor. En cualquier caso, esta medida solo afectaría a los edificios residenciales y se podrían seguir ubicando hoteles en edificios y parcelas ya catalogados como comerciales.

3.Pisos turísticos

a)Valoración de la nueva ordenanza

En marzo de 2018 entró en vigor la nueva ordenanza de viviendas de uso turístico y, tras el paso del verano, ya podemos hacer un análisis objetivo de los efectos de su aplicación.

En primer lugar, queremos recordar que cuando se aprobó la ordenanza EH Bildu alertó de que La nueva ordenanza va a permitir más pisos turísticos y tendrá incidencia negativa en el precio de la vivienda”. Asimismo, valoramos positivamente que se hubiera declarado la Parte Vieja como zona saturada aunque criticábamos, eso sí, que se hubiera dejado fuera de esta denominación al Ensanche Oriental. Pues bien, siete meses después podemos decir que, desgraciadamente, el tiempo ha dado la razón a EH Bildu.

  • Según el gobierno, a día de hoy, hay en Donostia 1.227 pisos turísticos. Esta cantidad supera ya a la cifra de 1.200 licencias que había otorgado el Gobierno Vasco hasta 2017 -si bien es necesario recordar que de estos 1.200 pisos turísticos apenas un cuarto cumplía con la normativa municipal (la conocida como “norma de la primera planta”)-. Es decir, tres cuartas partes de aquellos 1.200 eran pisos ilegales, tal y como una y otra vez están ratificando los tribunales (la última hace unos días en el caso de los pisos del Arzobispado de Toledo en la calle Txurruka).

  • Oferta legal. El Gobierno Municipal, en honor a la verdad, debería reconocer que con la nueva ordenanza los pisos turísticos legales se han cuadriplicado en Donostia. Ya dijimos también en su día que esta nueva normativa iba a suponer un amnistía de facto para cientos de pisos turísticos ilegales que había en la ciudad. A pesar de que Eneko Goia salió raudo a desmentir a EH Bildu, en este caso también el tiempo nos ha dado la razón.

  • Oferta clandestina. A pesar de la nueva ordenanza, la oferta de pisos turísticos ilegales en Donostia sigue muy presente. Por ejemplo, según el portal AirDNA en Donostia hay hoy 1.950 ofertas solo en AirBnB, y hay que tener en cuenta que hay otros operadores por Internet (Homeway...).

  • Se aprecia la aparición cada vez con mayor frecuencia de pisos turísticos fuera del centro de la ciudad y Gros, como se puede comprobar en esta imagen también de AirDNA.

     

  • En cuanto al número de visitantes que han ocupado estos pisos turísticos, hay que decir que no hay datos fidedignos. No ocurre como con los hoteles, en los que se lleva un control de las entradas y pernoctaciones y se ofrecen datos mensuales, por lo que se hace necesario la implantación de algún tipo de indicador en este ámbito para poder conocer el número real de pernoctaciones totales en Donostia.

  • Por otro lado, hay un debate abierto sobre la influencia de los pisos turísticos en el precio del alquiler. Desde el ámbito académico aseguran que la novedad del fenómeno no permite todavía hacer análisis de tendencia. Sin embargo, en Estados Unidos, donde el fenómeno tiene algunos años más, ya han empezado a aparecer estudios que prueban la correlación entre la irrupción de los pisos turísticos y el aumento del precio del alquiler. Desde el ámbito institucional sí que hay pronunciamientos más contundentes, como por ejemplo el del propio Gobierno Sánchez.

  • En todo caso, hay que recordar que el alquiler en Donostia es hoy el más caro de la historia (15,4 €/m²) y no parece que a corto plazo la tendencia al alza vaya a cambiar. Y es que en los últimos 12 meses las rentas han subido un 20,1%, según el portal Idealista, con lo que Eneko Goia acumula ya una subida de 31,6% en su mandato.

 

  • Y hay otro debate que está abierto en Donostia sobre si la subida del alquiler solo se da en el centro y en Gros o también se está notando en otos barrios como Altza, Intxaurrondo y Amara Berri. En una entrevista en ETB el experto Jose Luis Polo aseguraba que la presión turística del centro está siendo trasladada a los barrios, donde también suben los precios.

b)Caracterización de la oferta de pisos turísticos

Un estudio de reciente elaboración analizó la concentración de la oferta de pisos turísticos en AirBnB y en el caso de Donostia se puede comprobar que unos pocos operadores profesionales están acaparando el mercado. Analizaron los 2.078 pisos activos en AirBnB entre mayo y junio en Gipuzkoa (la mayoría en Donostia) y comprobaron que había un 5% de “anfitriones” que ya controlaban un 38% de los mismos. Esta gran concentración nos coloca en el cuarto lugar a nivel del Estado por detrás de Illes Balears, Girona y Tarragona y da cuenta de que este fenómeno está cada vez más lejos de ser economía colaborativa y más cerca de convertirse en un negocio ejercido por potentes empresas privadas.

En otro apartado del mismo estudio, se analiza el número de pisos AirBnB por habitante y en este ranking Donostia aparece en séptima posición a nivel estatal:


c)Situación jurídica de la ordenanza

Según las informaciones publicadas hasta la fecha, por un lado, Aparture ha recurrido la norma parcialmente y, por el otro, la CNMC ha anunciado un recurso en su integridad. Parece ser que estamos ante una larga travesía por los tribunales e incluso existe la posibilidad de que se suspenda cautelarmente esta nueva ordenanza. Las consecuencias jurídicas de esa decisión son ahora muy difíciles de prever.

Por otro lado, a pesar de que la ordenanza entró en vigor el día 1 de marzo de 2018, el Gobierno Municipal permitió a varias decenas de pisos turísticos operar sin licencia a pesar de no cumplir tampoco las condiciones de la nueva normativa. La razón esgrimida por el gobierno para este inusual periodo de gracia es que la tramitación necesitaba su tiempo. En principio, el permiso era hasta el 31 de agosto, pero al final este límite se ha prolongado sine die porque “dos trabajadoras estaban de baja”. De cualquier forma, según datos del propio gobierno solo un 13% de las solicitudes ha sido rechazadas, quedando pendiente de revisión unos 300 pisos.

4.Tasa turística

A pesar de no ser un debate novedoso (EH Bildu estudió su implantanción en 2013) la posible aplicación de la tasa turística está de actualidad.

En el caso de Donostia, en la propuesta para un “Modelo de Turismo a la medida de los y la donostiarras” presentada por EH Bildu en junio de 2017, ya recogíamos la necesidad de la implantación de una tasa turística como instrumento para el retorno social de la actividad turística. Explicábamos que la actividad turística utiliza bienes de la ciudad para un evidente beneficio privado (calles, plazas, infraestructuras, servicios, transporte…) y que hay una necesidad de repartir la riqueza que se genera entre toda la comunidad.

En teoría, se puede decir que existe un gran acuerdo entre todos los actores sobre la necesidad de implantación de la tasa turística, pero hay diferencias muy importantes sobre quién debe cobrar dicha tasa y, sobre todo, para qué se debe utilizar el dinero recaudado.

  • El Gobierno Vasco se encuentra en estos momentos elaborando un informe sobre la fórmula de implantación de la tasa. En concreto, analiza si debe ser cobrada por los ayuntamientos o las diputaciones. Hasta que no decida el GV, se puede decir que la tasa está bloqueada.

  • Parece que en el Parlamento Vasco también hay voluntad de comenzar a legislar sobre esta cuestión.

  • En el pleno del ayuntamiento de Donostia y en las Juntas Generales parece que, en teoría, hay un acuerdo muy amplio en torno a la necesidad de que esta tasa sirva para sufragar los costes que la actividad turística genera en las arcas públicas (carreteras, gestión de residuos, mantenimiento general…)

  • El sector privado, aunque no se posiciona contra la tasa, aclara que de implantarse lo recaudado debería dirigirse a la promoción turística de la ciudad. EH Bildu de Donostia en ningún caso apoyaría esta fórmula.

  • Según el Plan Director de Turismo, que apuesta por su implantación, prevé que la tasa supondría una recaudación superior a los 2 millones anuales.

5.“Mantener la autenticidad de Donostia”

Esta cuestión es más difícil de cuantificar con datos, pero más allá de percepciones subjetivas, se puede decir que durante los últimos meses hay ejemplos de que hay prácticas turísticas que chocan directamente con la esencia de la ciudad.

  • Varias empresas han comenzado a ofertar tour turísticos por algunas sociedades gastronómicas cobrando grandes cantidades por ello. Esto ha generado una gran polémica porque la razón de ser de las sociedades está muy lejos del ánimo de lucro de estas prácticas.

  • Se están cambiando varias tradiciones locales relativas tanto al lugar donde se mantienen las relaciones sociales como a su formato. Por ejemplo, este verano se ha hablado de que en muchos establecimientos hosteleros se está introduciendo una nuevo modo de comer pintxos ajeno a Donostia.

En este punto también se puede decir que hay un gran consenso entre los diferentes actores a la hora de identificar turismo de calidad con la promoción de nuestra cultura diferenciada. Sin embargo, su materialización en las campañas de promoción de Donostia no parece ser prioritario.

Por otro lado, que la Parte Vieja sea el destino para la inmensa mayoría de visitantes que llegan a Donostia está generando muchas consecuencias. Una de ellas es que para muchos donostiarras la Parte Vieja ya no es un lugar de encuentro en temporada de verano. Pero la consecuencia más evidente es el deterioro de la calidad de vida de las personas que residen en este barrio. Y es que a las consecuencias negativas del turismo se suma el deterioro de los servicios públicos del barrio: la ikastola Orixe sigue sin el espacio que necesita, el nuevo ambulatorio acumula varios años de retraso, la gestión de las basuras es nefasta, etc.

6.Situación del sector

El sector del turismo, entendido como la suma de la actividad hotelera y la hostelería, se convirtió en el principal sector económico de la ciudad en 2017. En concreto, el turismo supondría el 13% del PIB, seguido del comercio y el sector biosanitario con el 12% y la educación con el 11%. El peso de la industria ha bajado al 5,2%.

Este dato, sumado al resto de todos los anteriormente mencionados, sirve para hacerse una idea fiel del gran peso que el turismo está adquiriendo en Donostia. Se puede decir que la estructura económica de la ciudad está cambiado por el impacto del turismo y que ello tiene consecuencias en todos los ámbitos de la economía. Entre otras cuestiones, se aprecia un deterioro de las condiciones laborales porque, como es sabido, en este sector las condiciones y los salarios son peores que, por ejemplo, en la industria.

En este sentido, es pertinente recordar que la precariedad laboral aumenta año a año en Donostia. Y lo hace en todos las franjas de edad, pero sobre todo en la de menores de 34 años.

 

Y hay que subrayar que cada vez hay más protestas laborales relacionadas con la precariedad en el sector turístico, como por ejemplo las reivindicaciones de los y las trabajadoras del Bus Turístico o las protestas de las plantillas de los hoteles. En este último caso lograron sus objetivos, al contrario que los y las trabajadoras de la hostelería, que siguen sin renovar su convenio.

7.Conclusiones

  1. El gobierno de Eneko Goia no tiene ninguna estrategia para hacer frente a los nuevos retos que plantea el turismo en Donostia. No se están cumpliendo los objetivos del Plan Director de Turismo, el Gobierno Municipal ha dado un giro de 180º en su discurso al volver a la “política de los récords” y los indicadores del turismo de calidad están en rojo. Por ello, desde EH Bildu consideramos totalmente necesario que se haga una revisión de urgencia del Plan Director de Turismo para poder adoptar medidas correctoras de cara al verano de 2019.

  2. No se están cumpliendo los objetivos del Plan Director de Turismo 2017-2021. Recordemos que los principales objetivos eran una evolución equilibrada y sostenible, la internacionalización, la desestacionalización y el mantenimiento de la autenticidad del destino. Al margen de la internacionalización, los datos demuestran que hay graves carencias en el resto de objetivos.

  • En cuanto a la entrada de visitantes, se está rompiendo el equilibrio. Durante los últimos meses se están produciendo fuertes subidas en las entradas de turistas. Y hay razones fundadas para pensar que esta tendencia se va a mantener durante los próximos años: cada vez hay más plazas hoteleras, se pueden legalizar muchos más pisos turísticos, y también parece que está aumentado el número de personas que vienen a pasar el día. Y es que el dato de agosto de entrada de viajeros/as en los hoteles de Donostia es el más alto de la historia moderna da la ciudad: 175.720 pernoctaciones, 20.000 más que el agosto pasado. Todo parece indicar que en 2018 se crecerá a un ritmo superior al 10%. ¿Pero es sostenible crecer a un 10% anual? ¿Dónde está el límite? Creemos que las administraciones públicas deben comenzar a prever escenarios y a estudiar los límites físicos de algunas zonas de la ciudad.

  • Enfoque equivocado de la desestacionalización. El objetivo no es solo que venga más gente fuera de la temporada alta, sino que la desestacionalización consiste en repartir los flujos de turistas durante todo el año para evitar la saturación en determinadas semanas. Porque en Donostia lo que está pasando no es que se está desestazionalizando el turismo, sino que cada vez hay más visitas todo el año y especialmente en temporada alta. Y cuando desde el Gobierno Municipal se asegura que esto es desestacionalizar el turismo nos preguntamos si su objetivo es que desde Semana Santa hasta noviembre Donostia sea, en lo que a entrada de turistas se refiere, una Semana Grande perpetua.

  • Autenticidad del destino: Son muy preocupantes algunos de los cambios de costumbres sociales que se están observando últimamente en la ciudad como consecuencia de la actividad turística. Y es más preocupante aún que las campañas no promuevan nuestra identidad diferenciada, la cultura vasca, etc. La industria turística tiende a igualar todos las ciudades y la vanalización del destino sería una muy mala noticia tanto para Donostia como para el propio sector .

  1. Preocupante cambio de discurso del Gobierno Municipal. En el balance de los datos del turismo de 2017 el Gobierno Municipal afirmó rotundamente que una subida “moderada” del 2,2% significada que “vamos por el buen camino”. Sin embargo, a partir de la Semana Santa de 2018 se aprecia un claro cambio de discurso y donde antes se alababan las subidas moderadas ahora se ensalzan los fuertes incrementos. Se ha vuelto a la “política de los récords”; a jactarse mes a mes de que Donostia lidera” la subida del turismo. En opinión de EH Bildu, el discurso que se hizo para valorar los datos de 2017 era el discurso idóneo, porque se ponía en valor la necesidad de mantener el equilibrio entra la actividad económica del turismo y la vida en la ciudad. Si las subidas moderadas servían para promover un turismo equilibrado y sostenible, el Gobierno Municipal debería reconocer que subir un 10% anual está poniendo en peligro dicho equilibrio.

  2. Se ha cuadruplicado la oferta legal de pisos turísticos desde que entró en vigor la nueva ordenanza. Si el Gobierno Vasco aseguraba en 2017 que había .1200 pisos con licencia en Donostia -y solo un cuarto de ellos cumplía con la denominada “norma de la primera planta” (el resto eran declarados ilegales por los tribunales)-, actualmente el gobierno municipal se reconocen 1.227 pisos turísticos legales en Donostia. Es decir, que esta ordenanza ha supuesto lo que EH Bildu denominó en su día una “amnistía de facto” para centenares de pisos turísticos ilegales, que pasaron a ser legales a partir del 1 de marzo.

    Y también acertamos al prever que con la nueva ordenanza se iban a trasladar los problemas que hoy en día hay en la Parte Vieja, Gros y el Centro a otros barrios como Egia, Antiguo o Amara, ya que cada vez hay más pisos turísticos en estas zonas. Y, desgraciadamente, tampoco errábamos al decir que la nueva ordenanza era una oportunidad perdida para incidir en el precio del alquiler, ya que a día de hoy los alquileres en Donostia están desbocados y se acumula un 31,6% de subidas desde que Eneko Goia es alcalde.

  1. Hay que poner límites a la proliferación de hoteles y EH Bildu está dispuesta a acordar fórmulas para ello. Desde el sector hotelero aseguran que en el periodo 2016-2020 la oferta de plazas hoteleras en Donostia se va a incrementar más de un 30%. Este gran aumento de plazas ya genera preocupación en el propio sector -una preocupación que EH Bildu comparte-, porque cuando empiece a no haber demanda suficiente para tanta oferta, los precios comenzarán a caer, y hay peligro de que proliferen los productos turísticos de masas (“tipo Magaluf”) que no son buenos ni para los y las donostiarras ni para el propio sector.

  2. Tasa turística. A pesar de la aparente unanimidad sobre la necesidad de la tasa, no parece que vaya a entrar en vigor a corto-medio plazo. Los intereses del sector turístico, que quiere dedicar los ingresos a la promoción, chocan con lo que teóricamente está defendiendo la mayoría política, es decir, que se dedique a sufragar los gastos generados en los servicios, las infraestructuras, etc. En cualquier caso, desde EH Bildu vamos a participar activamente en este debate porque la tasa puede ser una buena herramienta para garantizar el retorno social del turismo.

  3. Hay que ponerle freno a la precariedad laboral en el sector. Visto que durante los próximos años el turismo puede ser uno de los sectores más importantes de la economía de la ciudad, si no el que más, se hace más necesario si cabe implementar políticas públicas para mejorar sustancialmente la calidad del empleo que se genera. Asimismo, es importante que las administraciones públicas tomen partido a favor de las demandas de las y los trabajadores ante los episodios cada vez más numerosos de conflictividad laboral en el sector. Lo que no se puede hacer es lo que hizo el consejero de Turismo del Gobierno Vasco este pasado mayo ante el anuncio de huelga en los hoteles, cuando aseguró que las movilizaciones sindicales “desprestigiaban a Euskadi”. En opinión de EH Bildu, la calidad del empleo en este sector debe ser una de las señas de identidad principales de nuestra oferta turística.

  4. Hay que multiplicar la participación ciudadana en las políticas públicas del turismo. El turismo genera consecuencias positivas pero también otras no deseadas y por ello se hace especialmente necesario construir consensos lo más amplios posibles. Aún más si tenemos en cuenta que el turismo va a ir incrementado su impacto en la ciudad durante los próximos años. Por ello, tanto en la revisión del Plan Director como en el diseño e implementación del resto de políticas públicas, además de con los agentes del sector, hay que contar con la participación de otros agentes sociales como asociaciones vecinales, sindicatos y ciudadanía en general.

Propuesta para un modelo de Turismo a la medida de Donostia y de los y las donostiarras

| 2017-06-15 13:43:00

Descárgate la Revista 

1.DIAGNOSTICO Y OBJETIVOS

  • Donostia siempre ha sido una ciudad donde el turismo ha tenido un gran peso. La influencia económica y social del turismo en la evolución de la ciudad es evidente. Y es que Donostia es un destino turístico de primera categoría, por su encanto especial, por su morfología costera, por su gastronomía, por la idiosincracia de la cultura vasca, por su ubicación en el centro del eje atlántico, por su programación cultural, etc.

  • Desde el punto de vista económico, el peso de la actividad turística en la economía de la ciudad está creciendo en los últimos años. El número de pernoctaciones llegó en 2016 hasta los 1,3 millones (dos noches por persona) y fueron más de 2 millones las que vinieron a pasar el día. Se trata de un incremento porcentual del 10% con respecto a 2015. Y todo parece indicar que 2017 volverá a marcar una nuevo récord y, de cara al futuro, la tendencia es a seguir incrementando el número de turistas.

  • El sector del Turismo en Donostia tiene una peculiaridad con respecto a otros lugares y es que desde siempre ha habido una gran número de pisos turísticos en relación a las plazas hoteleras1. Pero las cosas están cambiando, debido por un lado, al gran incremento de los pisos de uso turístico en la ciudad, muchos de ellos ilegales, a los que hay que sumar los más de 20 nuevos hoteles que van a abrir sus puertas en las próximas semanas y meses (van a suponer incrementar la oferta hotelera un 30%, esto es, unas 2000 plazas más y 300 puestos de trabajo más). No en vano, desde la patronal del sector Exceltur2 aseguran que Donostia es la segunda ciudad “más rentable” del estado.

  • En el sector del Turismo trabajan muchas personas en Donostia3: en los hoteles, bares, restaurantes, tiendas... Las condiciones de trabajo en el sector, sin embargo, merecen una reflexión profunda. Desde los sindicatos denuncian que el índice de precaridad es muy alto: Hay muchísima gente sin convenio, los sueldos son bajos, los horarios impiden conciliar la vida laboral y familiar...

    • Comercio: En general, los convenios no se han renovado. Además de tener unos salarios muy bajos, las jornadas parciales no voluntarias son la tónica general4. Además, los sindicatos denuncian presiones para trabajar en festivo, muchas veces con la excusa del turismo.

    • Hostelería: A pesar de vivir un buen momento económico, ante la necesidad de contratar empleados, por lo general a los nuevos no se les contrata según convenio, y se les paga el salario mínimo, etc. Además, es un sector con gran presencia de economía sumergida.

    • Hoteles: La externalización de servicios es una estrategia empresarial muy extendida en el sector. En los hoteles de la ciudad se subcontrata habitualmente, por ejemplo, la limpieza5.

  • El modelo de turismo actual está teniendo mucha influencia en el sector del comercio. El centro está padeciendo un proceso de homogeneización del modelo comercial; y no hablamos solo del tipo de establecimiento, sino que también tiene unas consecuencias estéticas importantes6. Por otro lado, los proyectos de ampliación de Garbera y otros proyectos de grandes superficies comerciales como el de Ilunbe, son considerados como una amenaza por el comercio urbano tradicional. Por todo ello, el modelo comercial basado en la calidad, que desde siempre ha sido una de las señas de identidad de la ciudad, está dando paso a un tipo de comercio homogeneizado que equipara a Donostia, a la baja, con cualquier otra ciudad.

  • En las encuestas socioeconómicas el turismo nunca había supuesto un problema para la gente. La mayoría de personas piensa que el turismo es beneficioso, porque genera riqueza y empleo, pero sin embargo, está creciendo el número de personas que se pregunta dónde está el límite del turismo y si hay que seguir intentando atraer a más turistas a Donostia. Este cambio de percepción social es incipiente, pero se puede sentir en las conversaciones del bar, de la peluquería, del trabajo, etc. Quien más quien menos ha dicho o escuchado aquello de que la Parte Vieja está masificada, que cada vez hay más oportunistas queriendo hacer negocio sin importarles nada más y, sobre todo, que el precio del alquiler de la vivienda se está disparando. De hecho, ya hay algún estudio realizado sobre datos empíricos que alertan de la masificación en la Parte Vieja7.

  • En definitiva, el debate sobre el modelo turístico en Donostia está en la calle, por factores diversos, pero sobre todo porque el número de turistas, más que crecer, se ha disparado. Este crecimiento sin control no es uniforme, y no es lo mismo una noche de febrero o una calle de un barrio, que la masificación que se padece en determinadas zonas de la ciudad en temporada alta. Pero lo cierto es que el modelo turístico que conocíamos hasta ahora ha cambiado, y nos hemos metido de lleno en una nueva etapa. Una etapa caracterizada por la hiper-especialización en los sectores económicos, sobre todo del sector terciario de las zonas céntricas, que se está orientando única y exclusivamente al turismo. Son zonas que se van vaciando de vecinos y vecinas, y donde llevar una vida normalizada cada vez es más difícil.

  • Por todo ello, el turismo está tomando una gran centralidad en la agenda política de la ciudad. Además, durante las próximas semanas se debe renovar el Plan Director de Turismo y también hay encima de la mesa una propuesta para crear una ordenanza sobre los pisos de uso turístico. En este contexto, ha llegado la hora de actualizar los análisis y proponer nuevas políticas sobre el turismo. Tenemos, pues, una oportunidad inmejorable para definir y consensuar el modelo turístico que necesita Donostia.

  • Este debate debe tener un doble objetivo: por un lado, se debe mejorar la oferta turística pero, sobre todo, se debe hacer un esfuerzo por adecuar el modelo turístico a la medida de Donostia. Es necesario que la ciudadanía conozca las consecuencias del modelo turístico actual, y que se logre compartir entre todos y todas una visión lo más consensuada posible. Estamos a tiempo. Donostia no es Venecia ni es Barcelona, pero debemos aprender de sus errores y no repetirlos aquí. Y para ello ahora es más necesario que nunca un debate integral a nivel de ciudad.

  • Y creemos que debe ser el ayuntamiento quien lidere este proceso de debate. Se debe hacer una defensa acérrima del bien común en la ciudad, priorizando las visiones estratégicas a medio-largo plazo. Es decir, se debe poner al ciudadano/a en el centro del debate, y por ello vamos a insistir en que la ciudadanía participe en esta reflexión desde el minuto 1. El proceso culminaría con un plan de acción consensuado por todas las partes interesadas.

  • En concreto, para EH Bildu, este proceso de debate debe ser dinamizado por el ayuntamiento (equipo de gobierno, grupos de la oposición y la sociedad Donostia Turismo) y deberá sustentarse en tres patas:

    • La ciudadanía: tanto los vecinos y vecinas de todos los barrios de la ciudad como las personas que trabajan en el sector del turismo

    • La vivienda. El modelo turístico y el precio de la vivienda están muy relacionados y necesitan un debate especifico propio en este proceso a nivel de Donostia.

    • Agentes del sector: hostelería, turismo, comercio, agencias públicas...

  • EH Bildu va a hacer -está haciendo ya- su propia aportación a este proceso de debate sobre el modelo turístico que necesita Donostia. Para nosotros y nosotras, el modelo turístico es una pieza fundamental en el modelo de ciudad que queremos construir. Y EH Bildu va a defender un modelo turístico a la medida de Donostia y de las y los donostiarras. Al mismo tiempo, desde EH Bildu vamos a parar los pies a quienes, en nombre del turismo, están dispuestos a hipotecar el futuro de la ciudad. En definitiva, queremos recuperar el equilibrio perdido entre la actividad turística y el mantenimiento de la calidad de vida de los y las donostiarras. Porque estamos convencidos y convencidas de que recuperar el equilibrio sería bueno para Donostia, para los y las donostiarras, y también para las personas que nos visitan y para la competitividad del propio sector del turismo. 

1.1.Pisos turísticos8

  • El problema de la vivienda merece un capítulo especial en el debate sobre el turismo en Donostia. Y es que el modelo turístico está directamente relacionado con el incremento del precio de la vivienda, sobre todo con el precio del alquiler. El pasado año el alquiler subió en Donostia el 17%9, en gran medida como consecuencia de los pisos turísticos ilegales que proliferan en la ciudad, que sacan del mercado las viviendas para que viva la gente en alquiler y las dedican al turismo.

  • La irrupción de plataformas digitales como AirBnB y la proliferación de pisos turísticos ilegales en la ciudad, junto con prácticas de mobbing inmobiliario, están provocando que el precio de la vivienda se dispare. Es verdad que este no es un problema nuevo en Donostia, pero el auge de los pisos turísticos sin control está agravando la situación y cada vez a más personas les resulta imposible acceder a una vivienda. Y es que a la juventud se le está empujando poco a poco a vivir fuera de la ciudad. En definitiva, el derecho a la vivienda en Donostia se está viendo aun más conculcado de lo que ya estaba.

  • Marco legal:

    • La ley que regula los pisos turísticos en la CAV en la Ley del Turismo10.Según dicha ley, se considerará que una vivienda se dedica a la actividad turística cuando se realice publicidad sobre ella en cualquier tipo de soporte o cuando se facilite alojamiento por un periodo de tiempo continuo igual o inferior a 31 días dos o más veces dentro del mismo año. La Ley del Turismo se aprobó en julio del año 2016, y obliga a todos los pisos turísticos a hacer una “declaración responsable” y a disponer de una licencia. Sin embargo, es necesario aclarar que la Ley del Turismo especifica, sin ningún género de dudas, que todos los pisos turísticos deben cumplir la normativa municipal correspondiente.

    • Normativa municipal de Donostia.

      • Norma del primer piso”: Según el artículo 59 del Plan General de Donostia11, que regula la implantación de actividades económicas en los edificios residenciales, los pisos turísticos, como actividad económica que son, solo podrán ser instalados en la primera planta (salvo alguna rara excepción). Hoy en día hay cientos de pisos en la ciudad que incumplen esta normativa. De hecho, un informe del Departamento de Urbanismo12 asegura que el 75% de los pisos turísticos que hay en la ciudad no cumplen la normativa.

      • Normativa sobre la ocupación del espacio. Según el Plan urbanístico, en cada zona urbanística de la ciudad (Parte Vieja, Ensanche...) tomada en su conjunto, se debe destinar por lo menos el 60% del espacio a vivienda, permitiéndose usos terciarios en el resto. Esto es así porque se entiende que Donostia es una ciudad, sobre todo, para vivir, y la actividad económica queda limitada.

  • Es permite apuntar que en Donostia históricamente ha tenido una peculiaridad desde el punto de vista del turismo, y es que siempre ha habido muchos pisos de alquiler en comparación con las plazas hoteleras. Muchas personas alquilan su segunda vivienda a estudiantes durante el año y a turistas en verano, y por lo general cumplen con los requisitos legales y normativos. Conviene aclarar que este fenómeno no ha sido el causante de la burbuja que se está creando con los pisos turísticos ilegales, que está provocada por prácticas muchos más agresivas como las de AirBnB u otras.

Plataformas de alquiler por Internet

  • Se calcula que en Donostia hay alrededor de 2000 pisos turísticos ofertados en este tipo de plataformas (aunque quizás sean más).

  • Se da la circunstancia de que la mayoría de los pisos que se ofertan en esta plataformas lo hacen ilegalmente. Según un estudio13, solo el 13% de los pisos que se ofertan en AirBnB en Donostia tienen licencia del Gobierno Vasco.

  • Además de la influencia que tienen en el aumento de los precios del alquiler, la acumulación de pisos turísticos de este tipo de plataformas en determinadas zonas de la ciudad tienen consecuencias sociales graves para la ciudadanía. Cuando en un espacio breve de tiempo se acumulan varios pisos de este tipo en un edificio, los problemas de convivencia se disparan. La vida se vuelve muy difícil para los vecinos del resto de viviendas del edificio y mucha gente decide irse a otro lugar a vivir. Así, se va produciendo un fenómeno de desplazamiento de los y las vecinas hacia fuera de la ciudad.

  • Competencia desleal”. Es evidente que un piso turístico que no cumple ni la normativa urbanística, ni la Ley autonómica y que, por lo general, no paga sus impuestos, supone una competencia desleal tanto para los pisos que sí cumplen las normas como para las empresas hoteleras tradicionales sujetas al control administrativo. Y tampoco se puede olvidar que las garantías de calidad por el servicio turístico no está garantizada en estas plataformas.

  • Por otra parte, no se puede obviar que el fenómeno de las plataformas AirBnB está de moda, sobre todo en circuitos alternativos. Estas prácticas se autodenominan “economía colaborativa14y buscan realizar la operación comercial turística prescindiendo de los operadores tradicionales (cadenas hoteleras, multinacionales...). En general, los usuarios de este tipo de plataformas desconocen las consecuencias de utilizarlas, y la falta de pedagogía por parte de las administraciones es evidente.

  • Otra aspecto que hay que resaltar de estas plataformas es que entre quienes ofertan pisos turísticos hay dos perfiles. Por un lado están las personas que alquilan un piso o una habitación ocasionalmente para mejorar la economía familiar. Y por otro lado, están personas individuales o empresas especializadas que ofertan decenas de pisos. Según el estudio sobre AirBnB antes citado, en la CAV, solo entre 20 “propietarios” ofertan más 2000 plazas. Cuando decimos que la plataformas como AirBnB están generando consecuencias sociales graves para la ciudad estamos hablando de estos últimos, no de los primeros. Y es que en la ciudad está operando verdaderos hoteles clandestinos donde debiera haber viviendas para que viva la gente. Ya hemos comentado que desde siempre ha habido un alquiler estacional en la ciudad, que no había generado este tipo de problemas. Y es que este fenómeno supera todo lo conocido hasta la fecha. Que toda la relación comercial se realice por internet rompe los contrapesos sociales que solía tener el proceso de alquilar una casa, perdiéndose el equilibrio entre la oferta turística y la vida en al ciudad, y las consecuencias se han vuelta incontrolables.

  • AirBnB en Donostia en datos15:

    • En enero había unas 1400 pisos

    • Sobre todo en la Parte Vieja, el Cento y Gros

    • De media, piden 140€ por noche (50€ por habitación).

    • La segunda plataforma que más pisos ofertaba en enero fue Homeway, con 300

En resumen, en Donostia hay muchos pisos que cumplen la legalidad, pero lo cierto es que hay cientos de pisos turísticos ilegales:

  • Hay una gran cantidad de pisos turísticos que no cumplen la “norma del primer piso”. Además, muchos de los pisos turísticos que tienen licencia del Gobierno Vasco no cumplen esta normativa municipal, por lo que también estarían fuera de la ley, porque la ley del Turismo específica claramente que se deben cumplir las normas urbanísticas de Donostia.

  • Hay cientos de pisos que ni siquiera tienen la licencia del Gobierno Vasco (de entre los 1500 que se ofertan en AirBnB apenas disponen de ella un 13%)

  • Y hay muchos que no están al día con la Hacienda Foral, ya que no declaran sus ingresos por esta actividad económica. La Diputación ha informado de que tiene abiertas 600 investigaciones sobre pisos turísticos.

 

2.MODELO DE TURISMO QUE DEFIENDE EH BILDU

  • Donostia, ciudad para vivir, trabajar y disfrutar. El turismo es una actividad económica de mucho peso en la ciudad. Mucha gente trabaja en el sector y es fuente de riqueza. Pero además de el impacto económico, el Turismo también tiene un impacto social en la calidad de vida de la ciudadanía donostiarra, en el modelo comercial y de consumo, en el precio de la vivienda, etc. Por ello, se hace necesario regular la actividad turística para que se adapte a la medida de Donostia y de los y las donostiarras.

  • Ciudad cohesionada. La actividad turística, de una manera o de otra, tiene influencia en toda la ciudad, en todos los barrios. La influencia económica, social y cultural del turismo es transversal en Donostia. Por ello, a la hora de proponer un modelo alternativo de turismo hay que hacerlo en clave de ciudad, superando la dicotomía barrios turísticos/no turísticos. No obstante, a la hora de plantear medidas concretas hay que adecuarlas a cada realidad.

  • ¿Cantidad o calidad? La masificación turística no es buena ni para la ciudadanía donostiarra, ni para la persona que nos visita y tampoco para el sector económico del Turismo. Por eso creemos que las campañas de marketing relacionadas con el turismo no deben ir orientadas a atraer cada vez a más turistas sino que deben ser coherentes con el modelo de turismo que queremos promover. Un modelo que sea económicamente, socialmente y medioambientalmente sostenible. Y el valor añadido de nuestra ciudad no es ser un destino de masas más, sino un modelo basado en la calidad y en la responsabilidad social compartida de todos los actores.

  • Redistribución de la riqueza. Se deben poner en marcha mecanismo públicos y privados para que la riqueza que genera la actividad turística se reparta de una manera justa. Existen varios mecanismos, como los impuestos, las rentas de trabajo y las relaciones económicas, sociales y empresariales que se crean en torno al turismo. Es decir, que además de las ganancias privadas que se obtienen de la actividad turística (sector del turismo, productores locales, proveedores...), también debe repercutir en la mejora de la calidad de vida de todos los y las donostiarras: mejora de los servicios públicos, mejora de la oferta cultural, infraestructuras urbanas, inversiones...16

  • Condiciones laborales. A nuestro entender, no es suficiente con decir que el sector del turismo genera mucho empleo en la ciudad, sino que hay que hablar de la calidad de ese empleo. De hecho, las condiciones laborales y salariales son una de las herramienta más potente para redistribuir la riqueza que genera el turismo. Creemos que es necesario poner en valor las buenas prácticas laborales que se realizan en la ciudad y fomentar la aplicación de los convenios laborales propios (o si son de empresa que mejoren las condiciones), que los sueldos sean acordes a las crecientes ganancias del sector, que se supere la segregación de géneros, que se fomente la conciliación laboral y familiar, etc.

  • Desestacionalización. Además de ser una herramienta para promover un modelo de turismo de calidad, generar actividad turística fuera de los meses de verano es un elemento clave para crear empleo estable durante todo el año.

  • Un modelo turístico que fomente la igualdad. El porcentaje de mujeres en el sector del turismo es muy alto y, desde este punto de vista, mejorar las condiciones laborales supondría un gran avance también en la igualdad. Por otro lado, como consecuencia de la masificación aumentan las agresiones sexistas, por lo que además de medidas preventivas, es necesario potencias los protocolos de atención a las víctimas.

  • Cultura Vasca y Euskara. Un elemento central para un modelo turístico basado en la calidad es la existencia de una identidad cultural vasca diferenciada. Más allá del exotismo, lo cierto es que la cultura propia de Donostia es un valor añadido también para la actividad turística. Esta es la mayor diferencia de Donostia en comparación con otros destinos turísticos basados en “sol y playa”. Cuando decimos que Donostia necesita un modelo turístico de calidad estamos diciendo que no se puede promocionar Donostia como una ciudad estándar, como si no tuviésemos una personalidad propia diferenciada. Hay que proyectar Donostia como “la ciudad de la cultura vasca”, dentro de la marca turística “Basque Country” y en relación directa con el resto de capitales de Euskal Herria. Y hablamos de la cultura vasca de una forma integral, estamos hablando del euskara, de la gastronomía, de nuestras tradiciones, etc.

  • Descentralización de flujos: para hacer frente a la saturación que padecen unas zonas de la ciudad es necesario redirigir los flujos de visitantes hacia las otras zonas de la ciudad y del territorio.

  • Productos locales y pequeño comercio. La hostelería de Donostia, en la medida de sus posibilidades, debería ofertar productos locales como garantía de calidad. Y lo mismo para el pequeño comercio, por lo que hay que descartar las apuestas por los grandes centros comerciales y por la homogenización comercial que estamos padeciendo. Es decir, desde las instituciones hay que promover prioritariamente el comercio local y las tiendas de barrio, también desde el punto de vista de un turismo de calidad.

  • Turismo sostenible y responsable. Son conceptos que se repiten por todos los actores públicos y privados que participan en la actividad turística, pero es evidente que en este caso las palabras no suelen ir correspondidas con los hechos. A juicio de EH Bildu, para que una política turística sea sostenible debe ser respetuosa con la ciudad, tanto desde un punto de vista físico como social. La actividad turística debe ser compatible con el respeto al medio ambiente, pero también debe ser capaz de convivir con la personalidad propia de la ciudad. Por lo tanto, hay que mantener bajo control el impacto ecológico del turismo, entendido de forma integral: impacto en la naturaleza y en el clima, en las costumbre sociales, en el patrimonio, en el ecosistema económico, etc. Queremos una ciudad protegida, en todos los sentidos.

3.PROPUESTAS CONCRETAS

3.1.Medidas a favor del derecho a la vivienda

  • Ni un piso turístico ilegal en Donostia. Todos los pisos de uso turístico tienen que cumplir tanto la normativa municipal como la autonómica, así como estar al día con la Hacienda Foral.

  • Que se cumpla la actual normativa municipal: ni un piso turístico fuera de las primeras plantas de edificios residenciales.

  • Más dotaciones para que los técnicos municipales inspeccionen los pisos turísticos ilegales.

  • Proponemos que se revise la Ley de Arrendamientos Urbanos para que se limiten los precios de alquiler, adecuándolos a la realidad económica de la ciudad y de sus barrios. Elaborar un índice local de referencia de precios por zonas de la Ciudad.

3.2.División de la ciudad en 3 zonas, según la presión turística

      • Zona saturada: Parte Vieja, Centro y Zona Romántica hasta San Martin, Gros (hasta Plaza Catalunya)

    • No se permitirá la apertura de más establecimientos hoteleros

    • Se contratarán más personas para atajar el problema de los pisos turísticos ilegales

    • Nueva cuota para garantizar el derecho a la vivienda: mínimo 70% de ocupación del espacio para que viva la gente y 30% para actividad económica o turística (hoy en día es 60% - 40% )

    • Establecer un sistema de medición continua del nivel de saturación de actividad turística

    • Revisión continua de los espacios saturados de la ciudad para prevenir su expansión

    • Mejorar la normativa de terrazas y adaptarla también a la medida de las personas que viven en esta zona.

      • Zona en peligro de saturación: resto de Gros, Antiguo, Amara (hasta Pio XII), Egia (hasta Plaza Haundi/Martin Santos)

    • Se contratarán más personas para atajar el problema de los pisos turísticos ilegales

    • Mejorar la normativa de terrazas y adaptarla también a la medida de las personas que viven en esta zona.

    • No se permitirá la apertura de más establecimientos hoteleros

  • Zona 3

    • Potenciar la programación cultural de esta zona (por ejemplo, en Kristina Enea, en Larratxo, el Anfiteatro de Miramon, Ametzagaña, etc.) y limitar los eventos en la Parte Vieja.

    • Cuando se programen eventos en esta zona, siempre acompañar la información con indicaciones de “cómo llegar en transporte público”.

    • Planes específicos para potenciar el pequeño comercio de los barrios

    • Mejorar el transporte público entre los barrios.

3.3. Retorno social de la actividad turística

La actividad económica del turismo provoca un uso intensivo de los recursos públicos de Donostia para generar un gran beneficio privado. El turismo se sirve de nuestras calles, plazas, infraestructuras, servicios públicos y, por qué no decirlo, también se sirve de la tradicional amabilidad del y la donostiarra.

Sin embargo, hoy en día no se mide el impacto real del turismo en la ciudad17, y para ello no se pueden utilizar solo los indicadores clásicos como el número de turistas o el índice de ocupación de plazas hoteleras. También hay que medir, por ejemplo, la percepción de la ciudadanía, la saturación en las diferentes zonas, la calidad laboral en el sector, los salarios, etc.

Desde nuestro punto de vista, hoy en día no se produce una redistribución equitativa de la riqueza que genera el turismo. EH Bildu propone tres medidas que son clave para el retorno de los beneficios que genera la actividad turística:

  1. Tasa turística: La pagarían los y las turistas y se beneficiaría toda la ciudadanía: mejora de servicios públicos en toda la ciudad, mejora de infraestructuras urbanas, del servicio público del transporte, etc. Sería una tasa proporcional acorde con el poder adquisitivo de cada turista, es decir, que se pagaría por “estrella” del hotel, pensión, etc.

  2. Pisos de uso turístico ilegales: Hay muchos pisos turísticos que cumplen con todas sus obligaciones normativas y fiscales, pero hay otros muchos que no y se deben asignar recursos para extremar la vigilancia y que todo el mundo esté al día con la Hacienda Foral.

  3. Y teniendo en cuenta que la mayor fuente de redistribución de la riqueza que genera el turismo son los salarios que cobran las miles de donostiarras que trabajan en el sector, es necesario hacer partícipe al trabajador/a de los mayores beneficios empresariales del sector.

3.4.Medidas para mejorar el modelo turístico

Comunicación

  1. Campañas de Marketing: Deben dirigirse a aquellos sectores que se quieren atraer, por ejemplo, a atraer el turismo de fuera de temporada. Hay que dejar a un lado la promoción del turismo de masas.

  2. Hay que poner en marcha campañas de concienciación dirigidas a fomentar el turismo sostenible y para visualizar las consecuencias de las malas prácticas turísticas.

Medidas para descongestionar de turistas zonas saturadas

  1. Crear un bono único para todos los museos de Gipuzkoa (especificando “cómo llegar en trasporte público”).

  2. Revisar la estrategia de la Diputación “Explore San Sebastian Region” ya que, según los expertos, atrae a más turistas a Donostia que a Gipuzkoa.

  3. Adjuntar mapas y rutas por Gipuzkoa junto con la información turística de Donostia.

  4. Incorporar a la señalización urbana de Donostia destinos de Gipuzkoa.

  5. Crear una mesa turística con los pueblos de alrededor para coordinar las políticas públicas relacionadas con el turismo, la programación cultural, etc.

Medidas para fomentar el turismo sostenible fuera de los meses de verano

  1. Diseñar una estrategia integral específica para fomentar el turismo no estival.

  2. Trasladar a los promotores culturales la necesidad de programar fuera de la época estival

  3. Promover el turismo MICE (congresos, ferias, exposiciones, ciclos formativos...) Además del Kursaal, tenemos el Parque tecnológico, el Palacio Miramar, Eureka Zientzia Museoa, San Telmo, las Universidades...

  4. Programar eventos deportivos fuera de los meses de verano

Promover la cultura donostiarra como garantía de turismo de calidad

  1. Cuidar la calidad de la oferta gastronómica por ser uno de los mayores exponentes de nuestra idiosincrasia.

  2. Confeccionar un mapa para localizar productos locales de calidad, ofertando experiencias gastronómicas tanto en Donostia como en los alrededores.

  3. Circuitos turísticos que muestren a quien nos visita las peculiaridades de la cultura vasca y su lengua milenaria

  4. Asegurar la presencia del euskara junto con el resto de idiomas en campañas de marketing, en la calle y en las ferias de turismo como método para atraer al turismo que busca la calidad y la autenticidad, y para alejarse de la oferta estandarizada.

  5. La programación cultural en euskera debe asegurarse en todas la épocas del año, también en temporada alta, sobre todo en las actividades destinadas a público infantil y juvenil.

  6. Protección del patrimonio arquitectónico de Donostia, asegurándose de que sea comprendido por las personas que nos visitan (carteles explicativos, atlas digital...)

  7. Crear una ordenanza específica que sirva para proteger el paisaje lingüístico y la personalidad de nuestras calles y espacios públicos (cartelería urbana...)

  8. Medidas para proteger los hábitos sociales de los y las donostiarras en la utilización del espacio público

Donostia, ciudad libre

  1. Se realizarán campaña específicas en varios idiomas para que quede claro que en Donostia no admitimos comportamientos ni sexistas ni racistas ni homófobos, y que tampoco es una ciudad para el llamado “turismo de desfase.

  2. Protocolo contra la violencia sexista específica para turistas

  3. Lanzar la campaña “No es No contra la violencia machista en diferentes idiomas 

Medidas para un modelo turístico respetuoso con el medio ambiente

  1. Potenciar políticas de “KM 0” en la actividad turística: promocionar los productos locales en el comercio y la hostelería de Donostia.

  2. Medir el impacto de la actividad turística en el consumo de energía, en el cambio climático, medir la huella de carbono que dejan los medios de transporte utilizados en el turismo, etc.

  3. Premiar las buenas prácticas de las empresas del sector del turismo: prácticas respetuosas con el paisaje y la biodiversidad, prácticas de economía circular, de disminución del trasporte, de ahorro de energía, etc.

Estrategia para anticiparse a lo que viene

  1. Creación de un observatorio de turismo, para prever escenarios, evitar la masificación y proteger la calidad de vida de la ciudadanía donostiarra. Sería una mesa permanente en la que se sentarían la ciudadanía, el sector, el ayuntamiento y, de alguna forma, también el o la visitante. Trabajaría con un panel de indicadores, en los que destacaría la percepción de la ciudadanía donostiarra sobre el turismo, el impacto medioambiental, indicadores de igualdad, además de los indicadores económicos clásicos como rentabilidad, satisfacción del turista, etc.

  2. Crear un grupo de trabajo específico para analizar el impacto de la llamada “economía colaborativa en la Ciudad (plataformas, ciudadanía, ayuntamiento, sector del turismo...)

  3. Grupo creativo, compuesto por hosteleros, asociaciones de vecinos y creadores culturales, que haga continuamente propuestas programáticas y de eventos que busquen la desestacionalización y descentralización de los flujos turísticos.

  4. Programa de impulso de la economía social en el sector del turismo

  5. Turismo de compras: potenciar los productos locales y el pequeño comercio donostiarra.

  6. Potenciar la industria local de la moda, facilitando su implantación y dándoles más visibilidad.

  7. Potenciar el turismo ecológico: promocionar actividades turísticas comprometidas con la protección de los ecosistemas locales.

  8. Mesa interdepartamental en el ayuntamiento: Turismo, Transporte, Kultura, Urbanismo, Fomento y Medio ambiente. Es necesaria una coordinación eficaz de todas las áreas relacionadas con el turismo, porque ahora cada una va a su aire.

OHARRAK

1No hay datos claros sobre cuántos pisos de uso turístico hay en Donostia. Mientras un informe de Fomento de 2016 cifraba las plazas ofertadas en Donostia en 4.458, repartidas en 961 pisos, otro informe de CEHAT (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos) elevaba esta cifra hasta 14.254 plazas (tres veces más que las manejadas por el ayuntamiento).

2La más rentable sería Barcelona con 96€ por plaza; la segunda Donostia con 86,5€ y la tercera Palma, pero ya con 68,7€. https://www.sansebastianturismo.info/es/prensa/notas-de-prensa/2633-san-sebastian-la-segunda-ciudad-con-el-mayor-nivel-de-rentabilidad-socieconomica-del-turismo

3Según datos de Exceltur, en 2016 los establecimientos hoteleros en Donostia daban empleo a 3000 personas. Según Eustat, en Donostia el sector de Hostelería genera 6.424 empleos y el sector del comercio 8.753.

4Inditex: Casi toda la plantilla trabaja a tiempo parcial. La razón principal es que con este tipo de contratos la empresa se reserva la posibilidad de hacer cambios de horarios con mucha más flexibilidad que si fueran contratos a jornada completa. No hace falta decir lo que esto supone para la conciliación laboral de las trabajadoras.

5El fenómeno de “Las Kellys” (las-ke-limpian) está llegando a Donostia. Se trata de un movimiento social muy extendido en Barcelona y Madrid, que nace como reacción a las malísimas condiciones laborales que padecen (https://laskellys.wordpress.com/barcelona/). Según el sindicato ELA, los sueldos se están desplomando, y si hasta hace poco cobraban unos 11€ la hora, ahora están cobrando unos 7€.

6Según el experto Iñaki Gaztelumendi (DV 09/05/2017), en Donostia se está produciendo una “vanalización” del espacio urbano. Esto sería muy peligroso para el futuro de la ciudad, ya que la calidad del espacio urbano es una de las señas de identidad de Donostia y se está perdiendo. (El gallego Iñaki Gaztelumendi colaboró en el diseño del Plan Director de Turismo 2012-2016 y está colaborando ahora en la redacción del nuevo plan.)

7El 1 de diciembre de 2016 se celebró una charla organizada por la asociación “Parte Zaharrean Bizi” en la que se mencionó un estudio realizado por el experto Oskar García, que ponía en evidencia que de las 6000 personas que viven en la Parte Vieja el 98% piensa que está saturada de turistas.

8Queremos aclarar que el término legal concreto al que nos referimos en este punto es el de “viviendas de uso turístico”. Los “Apartamentos de uso turístico” son una figura legal diferente referida a “grupos de varios apartamentos”, que en Donostia apenas se encuentran pero que son muy comunes en la costa mediterránea, por ejemplo. Aquí utilizaremos “pisos turísticos” por ser el término más habitual.

9Fuente: El Idealista PDF Traducido al precio en euros, esto quiere decir que, en Donostia en 2016, la mensualidad de una vivienda alquilada de 80m2 subió 168€ de media (en diciembre se pagaba a 13,6€/m2) Y en 2017 el precio sigue subiendo PDF. EH Bildu de Donostia ha hecho un análisis de este encarecimiento.

10La Ley del Turismo fue aprobada con los votos a favor del PNV y EH Bildu, y el sí crítico del PSE. Para dar apoyo a esta Ley, EH Bildu puso como condición necesaria que se especificara en el articulado que se debía cumplir también la normativa municipal correspondiente a cada caso.

11 Plan general de Ordenación Urbana de Donostia Pag, 180.

Parece ser que el Gobierno Municipal quiere implantar una nueva ordenanza específica para pisos turísticos DV 207/04/11

14Si bien se conoce como “Economía colaborativa” hay que poner en solfa esta denominación debido a los graves perjuicios sociales que provocan para la gente. Por lo que, a nuestro entender, no sería correcto hablar en términos de colaboración. Sin embargo, en el sector del turismo están surgiendo verdaderas prácticas económicas basadas en la colaboración, como por ejemplo “FairBnB.coop, que plantean una cooperación comunitaria que no practica AirBnB.

16A nuestro entender, lo que no puede ser es lo que está pasando con el edificio “Pescadería” de la Bretxa. La pasada legislatura, EH Bildu planificó una serie de servicios públicos par el barrio en este edificio (ambulatorio, polideportivo, centro de día...), pero el nuevo gobierno municipal dice ahora que 800m2 de los previstos para servicios van a pasar a hostelería (a sumar a los que ya hay). Es decir, que en vez de realizar inversiones para mejorar la calidad de vida en un barrio que sufre en primera persona las consecuencias del turismo de masas, lo que se hace es destinar un edificio público a promover más turismo en el barrio.

17El Sistema Europeo de Indicadores Turísticos - Europa EU aporta una visión global de la incidencia del turismo

EH BILDU, junio de 2017

SISTEMA INTEGRAL TREN-BUS: UNA PROPUESTA DE MEJORA DE LA MOVILIDAD EN DONOSTIA

| 2016-07-08 13:53:00

1-Desde la humildad y la responsabilidad, una aportación

La movilidad de un territorio o ciudad es, en gran parte, reflejo de los valores dominantes, así como de la economía y de la estructura social del entorno. Para qué nos movemos, con qué y con quién es reflejo no sólo de la marca propia de una ciudad o territorio, sino también del contexto temporal en el que se produce. La movilidad no es un elemento ajeno al modelo de bienestar -o de lo que se entienda por “bienestar”-, de urbanismo o de consumo. Más bien al contrario, es una expresión del modelo de ciudad en el que creemos y que proyectamos a futuro y cuyo desarrollo condicionará el bienestar de la ciudadanía.

Desde EH Bildu queremos hacer una reflexión sobre el presente y futuro de las infraestructuras relacionadas con la movilidad en Donostia y contrastarla con el conjunto de la ciudadanía. Lo hacemos en un momento en el que tenemos sobre la mesa un proyecto de pasante de metro subterráneo por el centro de la ciudad, con un coste mínimo de 200 millones de euros. Y por dos razones muy concretas. En primer lugar, porque construir determinadas infraestructuras (en este caso, la pasante) supone posponer o abandonar otro tipo de inversiones más necesarias. Y en segundo lugar, porque las infraestructuras construidas condicionan siempre el modelo de ciudad a medio y largo plazo.

EH Bildu realiza esta aportación desde la responsabilidad y el compromiso con la ciudadanía. Se trata de una propuesta abierta, con planteamientos innovadores, que deseamos sea objeto de debate y crítica y que busca mejorar la calidad de vida de los y las donostiarras. En nuestra opinión, la conclusión es evidente: la pasante de metro, bajo el centro de la ciudad, no es necesaria para mejorar la movilidad de los y las ciudadanas; si las instituciones están dispuestas a invertir 200 millones de euros en la movilidad de Donostia, existen opciones con mayor nivel de rapidez, frecuencia y confort, que permiten, además, inversiones que llegan a más personas y revierten en más barrios.

La propuesta busca que ciertos trayectos que hoy en día son difíciles, largos o directamente imposibles de realizar en transporte público, sean, a partir de ahora, más fáciles, rápidos y cómodos. Y al mejorar la accesibilidad global en transporte público, queremos contribuir también a un espacio urbano más amable, justo y sostenible que reste protagonismo al transporte privado.

En cualquier caso, proponemos un contraste a nivel político, social e institucional para que la ciudadanía donostiarra disponga de infraestructuras de movilidad de acuerdo a sus necesidades reales. Queremos hacer una aportación para un debate público con argumentos racionales, porque solo desde esos parámetros se puede abordar la decisión de dónde invertir 200 millones de euros en nuestra ciudad. Proponemos algo tan sencillo como aplicar el sentido común.

2-Punto de partida: Donostia cuenta con una movilidad razonablemente buena

Un primer paso que se debe dar en la elección del sistema de movilidad es el análisis de la demanda que se prevé transportar diariamenteEn función de dicha demanda –además de otros factores– se deberá decidir qué modo de transporte implantar.

Existe una abundante literatura al respecto escrita por la administración pública (principalmente el Departamento de Movilidad del Ayuntamiento donostiarra, la compañía Dbus o la Consejería de Transportes del Gobierno Vasco). Dicha documentación nos puede servir para hacer una radiografía de la situación actual.

Siguiendo dicha literatura, se concluye que en Donostia convergen varios aspectos -algunos positivos y otros negativos- que debemos tener en cuenta.

  • Una infraestructura de transporte público ferroviario de gran capacidad: ocho estaciones de Euskotren –más una novena que se abrirá próximamente en Altza– y siete estaciones en las que opera Renfe. Es decir, teniendo en cuenta la población y la extensión de la ciudad, y en comparación con otros núcleos urbanos, la Red Ferroviaria Donostiarra cuenta con un número muy importante de estaciones (actualmente 15 y, en breve, con la incorporación de Altza, 16).

  • No existe conexión entre los dos sistemas ferroviarios (Euskotren y Renfe): una persona residente en Hernani que quiera desplazarse en transporte ferroviario a Añorga o Lasarte, por ejemplo, no tiene conexión entre ambas líneas. Es posible conectarlas, sin embargo, en Riberas de Loiola mediante un intercambiador.

  • Un buen servicio de transporte urbano municipal (Dbus), con más de 28 millones de personas usuarias al año, gran prestigio ciudadano y reconocimiento a nivel europeo.

  • Un servicio foral de autobuses que aumenta de año a año en número de personas usuarias y conecta con el entorno metropolitano de la ciudad.

  • Una excesiva oferta de aparcamiento de rotación de automóvil en el centro (1.700 plazas).

  • La bicicleta ha ido ganando un protagonismo incipiente en los desplazamientos urbanos. Actualmente son 18.000 los desplazamientos que se hacen diariamente en Donostia en bicicleta.

  • Un entorno metropolitano con abundantes desplazamientos urbanos e interurbanos que mayoritariamente se realizan en vehículo privado (algo más del 50%).

  • Somos una ciudad muy motorizada: hay 76.000 coches y 26.000 motos registradas en Donostia (400 vehículos/1.000 habitantes).

  • Polígonos industriales y empresariales (Miramon, Igara, Zuhatzu, 27…) que no están debidamente conectados mediante transporte público.

  • Una política tarifaria unificada en Gipuzkoa (Mugi Txartela) que ha permitido que, ante el descenso de la movilidad derivada de la crisis, ello no suponga un descenso del uso del transporte público.

  • Una ciudad con un reparto modal equilibrado: 49% peatones, 22% coches, 17% bus, 4% bicicleta y 8% otros (moto, ferrocarril…).

Una conclusión de estos datos es que Donostia cuenta con una movilidad aceptable y con una adecuada red de transporte público que, sin embargo, presenta situaciones tan irracionales como la falta de conexión entre los dos sistemas ferroviarios o un desequilibrio entre la ciudad histórica y los nuevos desarrollos, y que tiene, por tanto, una indudable capacidad de mejora.

En la línea de avanzar hacia un modelo sostenible, se ve la necesidad de seguir ganando espacio para las y los peatones, facilitar el uso de la bicicleta mediante vías e infraestructuras adecuadas y promover el transporte público conectando servicios y aplicando mejoras en frecuencias, horarios y rapidez.

3-Sistema de Movilidad Integral Tren-Bus de Donostia

La Diputación Foral de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco han mostrado su intención de invertir cerca de 200 millones de euros en la movilidad de Donostia en los próximos tres años. La inversión se reduce, única y exclusivamente, a la pasante de metro; existen, sin embargo, otra serie de proyectos e iniciativas que llegan a más gente y barrios y que van a quedar hipotecadas.

EH Bildu, partiendo de la situación actual, ha analizado las posibles mejoras que en Donostia se podrían realizar con esa inversión de 200 millones. Y fruto de dicho análisis es este plan que queremos compartir con las y los donostiarras.

La propuesta se basa en una red de Bus Exprés eficientemente interconectada con la Red Ferroviaria Donostiarra (Renfe y Euskotren) mediante una serie de estaciones intermodales y pretende que pasemos de una situación de competencia entre líneas de transporte público a una de cooperación entre ellas. Contempla, además, una serie de infraestructuras en Donostia que ahora mismo no están previstas.

3.1 Bus Exprés (BRT)

El Bus Exprés o BRT (Bus Rapid Transit) es un modelo de autobús de gran capacidad que cuenta con experiencias exitosas a lo largo de todo el mundo y al que optan de forma decidida cada vez más instituciones y territorios. Numerosas ciudades de Canadá, Estados Unidos, Argentina, Francia, Holanda, Reino Unido, Finlandia, Australia... han optado por este sistema. Si hablamos de realidades más cercanas, en Vitoria-Gasteiz el Gobierno Vasco está promoviendo un sistema de Bus Exprés que, de momento, cuenta con el apoyo de todas las fuerzas políticas.

Las características de este medio de transporte son las siguientes:

*Mayor capacidad de transportar personas.

*Carril propio.

*Prioridad semafórica.

*Los y las usuarias pueden entrar por cualquiera de las puertas, lo cual supone un importante ahorro de tiempo. Para ello, el pago del viaje se debe realizar en la misma estación o dentro del vehículo (un grupo de inspección se encargaría de comprobar que todos los y las viajeras han realizado el pertinente abono, tal y como ocurre en muchos sistemas de BRT, metro o tranvía de Europa).

*Comparado con otros sistemas, supone una inversión muchísimo menor.

*Las paradas deben tener una distancia un poco mayor que en los habituales sistemas de autobús, con el objeto de ganar en velocidad.

*Permite muy buenas frecuencias: en Donostia tendríamos una media de 5 minutos en la totalidad de los servicios frente a los 7,5 del metro en hora punta (que se convertirían, en este último caso, en 15 minutos para las personas residentes en Altza). En determinados tramos en los que convergen dos líneas de Bus Exprés (Gros, Centro, Amara, Amara Berri…) la frecuencia media sería de 2,5 minutos.

*Es rápido y cómodo. En cuanto a rapidez, debemos tener en cuenta que las paradas de Bus Exprés estarían, en general, más cerca de la ciudadanía que las de metro (ya que son más numerosas; en el caso del metro, sólo hay una por barrio) y que, por tanto, los y las viajeras deberían hacer andando o en otro medio de transporte el trayecto hasta cada una de ellas. También es evidente que el tiempo de espera en la estación es un condicionante fundamental (en el caso de los Bus Exprés sería menor, ya que cuenta con una frecuencia media de 5 minutos frente a los 7,5 o 15 minutos del metro). Tomando en cuenta esos factores –que algunas personas se empeñan en obviar–, los Bus Exprés ofrecen cómputos de tiempo total similares o mejores que los del metro y permiten, además, realizar muchos más trayectos que no son posibles por este medio.

Consideramos que el Bus Exprés es una opción muy adecuada para Donostia, donde la actual red de Dbus permitiría una implementación rápida y relativamente sencilla.

Proponemos cuatro líneas de Bus Exprés: dos en el eje Este-Oeste y otras dos, en el Norte-Sur, que darían servicio a la casi totalidad de los barrios de Donostia (cerca del 90% de la población).

También es de destacar que las líneas de Bus Exprés, a diferencia de la pasante de metro, llevarían a los y las viajeras hasta la misma universidad y también hasta los polígonos industriales y empresariales de la ciudad (Miramon, Zuatzu, Igara, Polígono 27…). Es decir, frente a la solución parcial de la pasante del metro, proponemos una solución integral.

3.1.1. Bus Exprés Este-Oeste

*E4 Altza-Zuhatzu

*E5 Intxaurrondo-Lugaritz

El eje Este-Oeste funciona como un corredor único, y carece de sentido entender el Boulevard como una estación terminus (por lo menos, en el caso de las líneas principales). En ese sentido, planteamos que las dos líneas del eje pasen por la Avenida de la Libertad, sin desviarse al Boulevard, lo cual supondría un importante ahorra de tiempo. Esta línea uniría barrios de gran densidad e importantes destinos como Altza, Intxaurrondo, Egia, Gros, Centro, Antiguo, Ibaeta, universidades, la estación de autobuses o Tabakalera.

Permitiría, además, crear un eje orientado al transporte público, bicicletas y peatones desde la Avenida de la Libertad hasta el túnel de Ondarreta, que mejoraría el prestigio de las formas de movilidad sostenibles.

3.1.2. Bus Exprés Norte-Sur

*E6 Boulevard-Miramon

*E7 Boulevard-Martutene

En el eje Norte-Sur, a diferencia del Este-Oeste, el Boulevard sí que funciona como punto de partida (o meta) natural. A partir de allí, nos encontramos con una importante zona de barrios y servicios (Centro, Amara, Amara Berri, Riberas de Loiola, Hospitales, Miramon, Loiola, Martutene, Polígono 27...) y con desarrollos a futuro (Txomin-Enea y los cuarteles de Loiola).

3.2 Red Ferroviaria Donostiarra (Euskotren y Renfe)

3.2.1 Nueva conexión de Euskotren Altza-Pasai Antxo-Galtzaraborda

La nueva estación de Euskotren de Altza entra en funcionamiento a finales de 2016, creándose un fondo de saco mientras no se construya el ramal Altza-Pasai Antxo-Galtzaraborda, cuyo proyecto está escrito pero carece en la actualidad de compromiso de financiación. Es más: si finalmente las instituciones destinan 200 millones de euros a construir la pasante de metro por el centro de Donostia, este proyecto quedará hipotecado durante años.

Nuestra propuesta recoge priorizar esta inversión. Las razones son evidentes:

-Razones geométricas: evitar el fondo de saco, aprovechando, además, que a diferencia de la pasante del centro, se puede lograr sin ningún desvío. El coste sería mucho menor que en el caso de la pasante: 70 millones de euros frente a 200 millones.

-Calidad de vida: el tramo de Pasai Antxo es un punto negro y un obstáculo arquitectónico de primer nivel que genera ruido, oscuridad y falta de seguridad en el núcleo urbano.

-Accesibilidad global: al mover la red de Euskotren hacia el sur y alejarla de la estación de Renfe, se amplía el espacio urbano atendido de forma adecuada por el conjunto del transporte público.

-Desdoblamiento: Este proyecto convertiría la estación cul-de-sac de Altza en pasante, lo que permitiría doblar las frecuencias para las y los vecinos de Altza. Sin esta obra, los y las altzatarras seguirían teniendo una frecuencia de 15 minutos en Euskotren (por mucho que se haga la pasante por el centro de la ciudad). Priorizando el trayecto Altza-Pasai Antxo-Galtzaraborda, en cambio, Altza contaría con una frecuencia de 7,5 minutos (es decir, una auténtica frecuencia de metro).

3.2.2 Intercambiador de Riberas de Loiola

El proyecto de intercambiador de Riberas de Loiola permitiría conectar la línea de Renfe con la de Euskotren, como una estación intermodal (algo que no se produce en la actualidad y que supone una anomalía que afecta a miles de personas). Sería, además, un paso fundamental para consolidar la Red Ferroviaria Donostiarra. Sin embargo, el proyecto lleva más de 15 años sobre la mesa.

Proponemos que, si las instituciones están dispuestas a invertir 200 millones de euros en la movilidad de Donostia, prioricen también esta infraestructura que podría quedar de nuevo hipotecada durante otras dos décadas si se construye la pasante por el centro de la ciudad.

El intercambiador de Riberas de Loiola sí es una infraestructura necesaria:

-Sin necesidad de construir una línea nueva, la accesibilidad mediante transporte público de Amara-Osinaga y Riberas de Loiola pasa de moderada-buena a muy buena-excelente.

-Se crea una nueva centralidad en la ciudad: de igual manera que la pasante de metro impulsa un modelo centralizador (en torno al centro de la ciudad), la conexión ferroviaria directa Renfe-Euskotren en Riberas de Loiola fomenta la descentralización.

-Permitiría a los y las vecinas de Altza o Intxaurrondo (Orio, Zarautz, Zumaia…) conectar, vía Euskotren, con la red de Renfe y, al revés, a los de Gros (Hernani, Urnieta, Andoain…) con la de Euskotren.

3.2.3 Mejora en frecuencias y en vías ferroviarias de Euskotren

A pesar de que se ha utilizado la reducción de frecuencias como pretexto para querer construir la pasante, ha quedado en evidencia que el argumento es falso y que con las infraestructuras actuales se pueden obtener frecuencias de metro; es decir, inferiores a 10 minutos. De hecho, existen en la actualidad frecuencias de 7.5 minutos a ciertas horas del día.

Desde EH Bildu proponemos frecuencias de 7.5 minutos entre las estaciones de Errekalde y Altza; es decir, entre 10 de las 17 estaciones de la Red Ferroviaria de Donostia (incluido el intercambiador de Riberas de Loiola). Esto se podría conseguir alargando las líneas que actualmente terminan en Easo hacia el este (Errenteria, Oiartzun), y dando prioridad a la conexión Altza-Pasai Antxo-Galtzaraborda. De esta manera, la estación de Easo dejaría de ser una estación de inicio/fin de trayecto, la playa de vías podría reducirse y se conseguiría una conexión directa entre Urola Kosta y Oarsoaldea.

A estas mejoras en servicios habría que sumar las que se deberían realizar en la propias líneas ferroviarias de Euskotren: los cortes de los meandros de Aginaga (Usurbil) y Altzola (Elgoibar) y el desdoblamiento de vías hasta Fanderia y Zumaia. Estas obras mejorarían la velocidad comercial, la seguridad y las frecuencias, y redundarían en la Red Ferroviaria Donostiarra.

Dicho de otra manera, no se puede tener estaciones subterráneas de metro en una línea de ferrocarril del siglo XIX, porque lastra al conjunto de la red. Construir la pasante del metro supondría empezar la casa por el tejado.

3.2.4 Cubrimiento de la vía de Euskotren entre la plaza Easo y Anoeta

Cubrir la vía de Euskotren entre Anoeta y Easo sería una operación en la que la ciudad recuperaría un importante espacio público. La vía podría cubrirse con un cajón que reduciría los problemas de contaminación acústica que se generan en el Paseo Errondo, además de crear un paseo elevado. Es una opción muy interesante que han utilizado ya otras ciudades como París o Barcelona, muchísimo más barata que el soterramiento completo y que redundaría en una mayor calidad de vida de quienes viven en los alrededores.

Además, si conseguimos que la estación de Easo deje de ser una estación de inicio/fin de trayecto, la playa de vías podría reducirse al máximo, lo que facilitaría la creación de un espacio público de gran calidad alrededor de una mejorada estación de Easo.

3.3 Estaciones Intermodales de Bus Exprés y Red Ferroviaria Donostiarra

Las estaciones intermodales son espacios donde confluyen más de un modalidad de transporte; en el caso de Donostia, Bus Exprés y la Red Ferroviaria Donostiarra (y las líneas complementarias de Dbus y bicicleta). El objetivo es lograr que el transbordo entre un modo de transporte sea lo más fácil, rápido e intuitivo posible. Se trata de entender las diferentes líneas como parte de un todo y de utilizarlas de forma complementaria. Debemos poner fin a un modelo en el que los diversos modos de transporte compiten entre sí o actúan de forma totalmente independiente, y avanzar hacia uno basado en la complementariedad. Es una cuestión de sentido común.

Lugaritz

Las estaciones intermodales tendrían las siguientes características: acceso directo entre los andenes de tren y las paradas de autobús, información conjunta de Bus Exprés, Red Ferroviaria Donostiarra y Dbus, aparcamiento y alquiler de bicicletas, y diferentes servicios.

Donostia contaría con cinco estaciones intermodales. La primera que planteamos es la de Lugaritz, por su proximidad a las universidades y a los polígonos industriales. Las otras cuatro serían Herrera, Amara-Easo, Atotxa y la del intercambiador de Riberas de Loiola. Todas ellas ejercerían de eje fundamental para que los diferentes sistemas de transporte público de Donostia funcionaran de forma complementaria y constituyeran un verdadero sistema integral de movilidad.

3.3.1 Transbordos gratuitos

Hoy en día los transbordos entre diferentes líneas y servicios están en general penalizados. Si queremos ir hacia un sistema más lógico, sostenible y eficiente, es fundamental que los transbordos sean gratuitos: el desplazamiento desde un punto de origen a uno de llegada debe concebirse como un único viaje, independientemente del número de líneas utilizadas. La diferencia de coste entre desplazamientos se debe establecer por la distancia entre el punto de origen y el de llegada (zonas), y no por la cantidad de líneas utilizadas para ello: esa es una de las bases fundamentales de una visión integral.

El sistema de transbordos gratuitos sería similar al de la tarjeta Mugi, salvo que en este caso proponemos la gratuidad. No existe ningún obstáculo técnico para ello: simplemente se trata de que las administraciones implicadas adopten las medidas necesarias. Según los datos aportados por la Autoridad del Transporte, en Gipuzkoa se podría lograr la gratuidad total de transbordos con solamente 300.000 euros anuales.

3.4 Líneas complementarias de DBus

Otra de las características de la propuesta que presentamos es su complementariedad con la red de Dbus. Donostia cuenta en la actualidad con una buena red de autobuses urbanos. Frente al proyecto de pasante de metro que prevé una gran reducción de líneas y servicios en Dbus que afectaría a numerosos barrios, nuestro sistema no contempla cambios radicales, sino ligeras modificaciones en la organización y algunas mejoras: por ejemplo, la creación de líneas de proximidad, dentro de un mismo barrio. La red de DBus, integrada en el sistema, vendría a complementar las líneas estructurales de Bus Exprés y permitiría, entre otras cosas, acceder a núcleos que no cubre la red principal. +

3.5. Red de bidegorri y bicicleta

Nuestro objetivo es que el peso específico de la bicicleta aumente considerablemente, como medio de movilidad, pero también en los momentos de aproximación y llegada a destino desde otro transporte. Para ello, haría falta una buena intermodalidad entre bicicleta y transporte público tren-bus.

Sin duda, la red de bidegorris debe ir aumentando y mejorando, pero el reto urgente del desarrollo de la movilidad ciclista en Donostia es un plan de aparcamientos en origen y destino. En este sentido, se debería facilitar el aparcamiento optimizado de bicicletas en las diferentes estaciones intermodales o parkings subterráneos municipales, además de en los polígonos industriales-empresariales y centros educativos como las universidades. Esto significa aparcamientos seguros, duchas, vestuarios, taquillas, espacio en trenes, etc.

En cuanto al primer objetivo, se debería seguir ampliando la red de bidegorri actual, de más de 65 km, para abarcar el mayor número de personas y recorridos y hacer más competitiva la movilidad ciclista respecto al tráfico privado urbano motorizado en trayectos cortos y medianos. En ese sentido, proponemos impulsar los nuevos bidegorris de la Avenida de la Libertad, Mirakruz-Ategorrieta, paseo de Aiete, Añorga Txiki, Bidebieta, subida a Hospitales o subida a Zuhatzu. También queremos establecer zonas 30 para Berio, Intxaurrondo Sur, Txomin-Enea, Poligono 27, Zuhatzu y Hospitales.

3.6 Aparcamientos disuasorios

Otro de los retos que presenta el modelo de movilidad de Donostia es el de reducir la llegada de desplazamientos interurbanos en vehículo privado, que suponen actualmente más de un 50% y que han aumentado recientemente. Se trata, sobre todo, de disminuir el tráfico urbano diario de origen metropolitano o extra-comarcal, por motivos de trabajo, estudio u ocio, que supone más de 70% de los desplazamientos. Cabe recordar que, según el mapa de ruido de 2011, el 85% de la población de Donostia está expuesta a niveles de ruido superiores a los recomendados por la OMS, por motivo del tráfico urbano. Por tanto, además de fomentar la movilidad sostenible y reducir las emisiones de GEI, hablamos de generar un entorno urbano saludable y seguro para la ciudadanía donostiarra.

En este sentido, proponemos la construcción de parkings disuasorios en superficie o altura, cerca de las estaciones intermodales o en espacios debidamente conectados con líneas estructurales de transporte público:

• Igara-Lugaritz
• Riberas de Loiola
• La Herrera
• Martutene
• Hospitales

Estos aparcamientos tendrían una doble función: por un lado, permitirían centralizar la necesidad de aparcamiento, liberando así gran cantidad de espacio que pasaría a ser utilizado por los y las peatones, las bicicletas o el transporte público. Por otro lado, ofrecería aparcamiento para quien tenga necesidad de acercarse a la ciudad en coche.

Creemos que esta propuesta supone una mejora más sustancial de la movilidad que el proyecto de pasante de metro, bajo el centro de la ciudad. Ofrece una mayor cohesión entre los barrios –y también mayor conexión entre los diferentes sistemas de transporte–, garantiza similares o mejores niveles de accesibilidad, frecuencia o rapidez, y permite acometer inversiones que actualmente no están en la agenda institucional (estaciones intermodales, línea Altza-Pasai Antxo-Galtzaraborda, el intercambiador de Riberas de Loiola y el cubrimiento de la línea de Euskotren entre Easo y Anoeta, por ejemplo). No sólo eso: se trata de una propuesta que saca mayor provecho de la red actual y que, por su flexibilidad, podría adaptarse con mayor facilidad a los cambios que en la ciudad pudieran producirse (el proyecto basado en la pasante de metro no prevé, por ejemplo, ninguna mejora para el futuro desarrollo de Txomin). Y constituye, sobre todo, un plan integral que toma en cuenta los diversos modos de transporte y que supondría, además, colocar a Donostia como referente de un modelo de movilidad sostenible, eficaz y responsable.

El coste total de esta propuesta podría ser similar a la de la pasante; hasta 200 millones en inversión. El mantenimiento anual del conjunto de la red, en cambio, es considerablemente más económico que el modelo de la pasante, pudiendo anualmente destinar más dinero a gasto social. Creemos, por tanto, que es una cuestión de sentido común: con una inversión igual de dinero público, un mayor confort, más infraestructuras públicas y una mejor calidad de vida para la ciudadanía donostiarra.

donosti_mapa

4-La pasante de metro: un proyecto innecesario

La pasante de metro de Donostia –levantar durante tres años el centro de la ciudad para llevar el Topo o metro desde la plaza Easo al paseo de la Concha– se muestra como algo absolutamente innecesario. Es innegable que dicha pasante supondría ventajas para parte de la ciudadanía, pero no parece muy lógico realizarla cuando otra opción mejora esas ventajas, plantea soluciones desde un punto de vista integral y ofrece la oportunidad, además, de hacer inversiones para la ciudad que de otra manera quedarían hipotecadas. Y no podemos olvidar aspectos del proyecto de pasante -de los que pocas veces se habla- que generan más que dudas.

El promotor principal de la pasante de metro es el Gobierno Vasco. En el año 2011, con el PSE en el gobierno, presenta un proyecto que prevé 33 millones de usuarios y usuarias. El proyecto es desechado por el PNV nada más volver a Ajuria Enea (lo llegó a calificar de ‘faraónico’). El pacto de estabilidad entre PNV y PSE, sin embargo, compromete al Gobierno Vasco a recuperar el proyecto. Un nuevo diseño, muy parecido al descartado, sale a la luz en 2014, con un cálculo esta vez de 24 millones de usuarios y usuarias. En 2016, los últimos cálculos hechos públicos por responsables políticos en diferentes medios de comunicación sitúan en 16 millones de usuarios y usuarias la pasante ferroviaria. Estamos ante un proyecto, por tanto, cuya previsión de demanda ha pasado en cinco años de 33 millones a 24 millones y, posteriormente, a 16 millones. Parece lógico que una infraestructura de este tamaño sobre cuyo uso –y por tanto rentabilidad social- las instituciones manejan cifras tan dispares requiera de una reflexión.

El informe de demanda encargado por el Gobierno Vasco, por otra parte, prevé la supresión de diversas líneas de autobús urbano e importantes modificaciones en otras para justificar sus previsiones, lo que afectaría a la vida diaria de un gran número de donostiarras. En concreto éstas son las consecuencias que la pasante de metro tendría sobre Dbus, según el informe del Gobierno Vasco y el de impacto de la propia compañía:

Líneas de Dbus que se suprimírían

05 Benta- Berri 2.995.000 usuarias

24 Altza-Gros – Antiguo 869.000 usuarias

27 Altza –Intxaurrondo – Antiguo 902.000 usuarias

Líneas de Dbus que sufrirían modificaciones

13 Altza. La frecuencia empeoraría y subiría a 15 minutos

18 Seminario. Se transformaría en lanzadera desde Benta-Berri

25 Añorga. Se transformaría en lanzadera desde Lugaritz

26 Martutene. Se transformaría en lanzadera desde Loiola

28 Amara – Hospitales. La frecuencia empeoraría y subiría a 10 minutos

33 Larratxo- Intxaurrondo – Berio. Se transformaría en lanzadera desde Benta-Berri

En consecuencia, numerosos barrios y zonas de la ciudad perderían servicios y conexiones de Dbus, según el informe encargado por el Gobierno Vasco:

  • Benta Berri perdería la conexión directa con el entorno del Boulevard, Intxaurrondo y Larratxo.

  • Zuatzu dejaría de tener servicio de transporte público.

  • Altza, Herrera y Larratxo pasarían de tener un servicio con el Centro-Boulevard cada 5-8 minutos a tener un servicio cada 15 minutos.

  • La zona de Avanco, Seminario, Paseo Heriz y Portuene dejaría de tener conexión directa con el Centro y Boulevard.

  • Se perdería la conexión entre Egia y Altza-Larratxo.

  • Se perdería la conexión directa entre Egia y el Antiguo.

  • Se perdería la conexión directa entre Egia y Amara Berri.

  • Se perdería la conexión directa entre Altza-Larratxo y Amara.

  • Se perdería la conexión directa entre Ategorrieta-Herrera y Antiguo.

  • La zona de Pío Baroja se quedaría sin conexión con Amara Berri.

  • La zona de Lugaritz se quedaría sin conexión con Riberas, Egia y Larratxo.

  • Belartza perdería la conexión directa con el Antiguo y Centro.

  • Martutene perdería su conexión directa con Amara Berri, Centro y Boulevard.

  • Riberas sólo quedaría conectado con Martutene y Loiola y no tendría conexión ni directa ni indirecta con Amara Berri y Centro-Boulevard.

  • Hospitales y Miramón pasarían de tener un servicio cada 6 minutos con Amara Berri-Centro-Boulevard a tener un servicio cada 10 minutos.

  • Berio perdería la conexión directa con el Antiguo, Centro, Gros, Intxaurrondo y Larratxo.

La obra de la pasante de metro tendría, además, una serie de afecciones, también recogidas en el proyecto del Gobierno Vasco. No es momento de enumerar todas ellas, pero resumiendo, la obra supondría el traslado de paradas de autobús, importantes cambios de tráfico y el cierre de numerosas calles en el centro de Donostia durante, por lo menos, tres años.

Es evidente que toda obra produce afecciones. Y que pueden ser asumibles cuando se trata de infraestructuras con rentabilidad social. Pero se muestran incomprensibles en el caso de proyectos innecesarios o que cuentan con alternativas mejores. Se podrían justificar estas afecciones y restricciones en los servicios de Dbus, por ejemplo, si la consecuencia final fuera un mayor uso del transporte público, pero la realidad es que el último estudio de demanda del Gobierno Vasco en relación con la pasante de metro (2014) prevé una reducción del peso del mismo. No ofrece, además, ningún dato respecto a una posible reducción del uso del automóvil privado.

5-Sentido común y debate público

Las inversiones que se hagan en Donostia en movilidad en los próximos años van a condicionar nuestro futuro de una manera u otra. Y las decisiones solo se pueden tomar pensando en el interés colectivo y tras un debate público en el que las instituciones den voz a los y las donostiarras. No valen ni titulares propagandísticos, ni políticas de hechos consumados que convierten a la ciudadanía en mera convidada de piedra.

En EH Bildu tenemos claro que, si el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Gipuzkoa están dispuestos a invertir 200 millones de euros en mejorar la movilidad de nuestra ciudad, existen opciones mucho más lógicas y eficientes que agujerear el centro de Donostia. Opciones que ofrecen conexiones rápidas entre barrios que, de otra manera, no verían mejorada su movilidad. Opciones que reparten las inversiones en diferentes zonas. Opciones que acaban con la irracional falta de conexión entre Renfe y Euskotren (intercambiador de Riberas). Y opciones que aplican sistemas innovadores como el Bus Exprés o BRT, con frecuencias mejores que las del metro.

La alternativa de pasante de metro es, por tanto, innecesaria. Supondría llevar a cabo un proyecto que, aunque aportara ciertas ventajas, hipotecaría futuras inversiones y afectaría negativamente a la cohesión de la ciudad con barrios que verían su movilidad rebajada a segunda categoría, generando además, un gasto de mantenimiento anual difícilmente asumible desde el punto de vista de la rentabilidad social.

Creemos que es una cuestión de sentido común. Pero, como ya se ha dicho, consideramos que esta propuesta también debe ser objeto de análisis; se trata de una reflexión abierta a aportaciones de la ciudadanía. Es un instrumento en manos de los y las donostiarras para realizar un debate indispensable sobre el futuro de nuestra ciudad.

NOTICIAS

EH Bildu analizará la denuncia presentada por los colectivos de Gros

2021-03-29 12:49:00

El pasado jueves, varios colectivos de Gros denunciaron que el Secretario del Ayuntamiento de Donostia posee un piso de uso turístico en el barrio de Gros. Los citados colectivos denunciaban el hecho de que, siendo precisamente el garante de la legalidad de las decisiones adoptadas por el pleno, presuntamente se hubiera servido de la posibilidad de legalizar pisos de uso turístico por encima de la primera planta para implantar esta actividad económica.

EH Bildu convoca una concentración en la Kontxa para que PNV-PSE no sigan agrandando el socavón del metro

2021-03-18 11:55:00

La convocatoria es para el día 28 de marzo, domingo, a las 12:30 en los relojes de la Kontxa

EH Bildu propone bonificaciones fiscales para las rentas inferiores a 30.000 euros y una “Tasa Covid” para quien haya tenido beneficios durante la pandemia

2020-08-06 11:48:00

EH Bildu ha registrado 17 proposiciones normativas y 5 enmiendas al proyecto de Impuestos y Tasas de 2021