Donostia

Noticias

VALORACIÓN DEL MANDATO 2015-2019: fracasos y un norte preocupante

Documento presentado por Amaia Almirall

| 2019-04-03 14:04:00

Las acciones que definen el mandato 2015-19 son de dos tipos: por una parte, el conjunto conformado por todas las que se han anunciado y no se han hecho, o se han ultimado in extremis o mal, es decir, la lista de fracasos. Por otra parte, las decisiones que, sin anunciar o silenciosamente, están dirigiendo la ciudad hacia un norte preocupante. Junto con ellas, hay que subrayar las que se tenían que haber hecho y las han dejado sin hacer. Hemos agrupado en tres listas numerosos ejemplos que ilustran estas afirmaciones.

PRIMERA LISTA: LA LISTA DE LOS FRACASOS

Como acabamos de señalar, esta lista de fracasos incluye las promesas o acciones anunciadas y no cumplidas, o que llegan demasiado tarde, cuando no mal. Y completan una larga lista. En muchos casos tienen su origen en el programa de gobierno, pero también, son numerosas las que han salido cual conejo de chistera con el idéntico esquema de anuncio pero no hago, eso sí, con una buena venta mediática.

La estafa de CARLOS I

Dice el programa de Gobierno: “Aunque la reciente transformación de una parte del vial ha mejorado la comunicación entre ambos lados y ha eliminado parte de la estructura de hormigón que separaba ambos lados, como Gobierno, no nos daremos por satisfechos hasta su total eliminación y conversión en una avenida urbana moderna”, “La eliminación del vial de Carlos I permitirá convertir esa avenida en el espacio central que será el comienzo de una nueva regeneración urbana de un barrio populoso en el que apenas se ha invertido en los últimos años". Son inolvidables las concentraciones realizadas por el PNV-PSE en la anterior legislatura.

La delegada declaro en noviembre de 2017 que no van a tocar el vial. En vez de ello parece que van a colocar un pequeño parque bajo el vial. Novedad que efectivamente no estaba en el programa de gobierno. Un fraude en toda regla.

Comisión interinstitucional para analizar las entradas a DONOSTIA: ni una sola conclusión

Rreformando la rotonda de Martutene, como medida no sólo para eliminar este vial si no para agilizar el tráfico que se condensa en este nuevo punto de conexión viario para toda la ciudad y su entorno, así como ejecutar la conexión con la variante en la zona este de la ciudad, en Marrutxipi...". No han cumplido lo anunciado en el programa de Gobierno.

La información sobre los trabajo de la comisión interinstitucional para analizar las entradas a a la ciudad no se ha compartido con los grupos municipales, ni con las asociaciones vecinales y se ha llevado con gran oscurantismo, razón por la cual precisamente hay numerosas quejas de vecinos/as. Cuando se puso en marcha esta comisión anunciamos que era la excusa para no hacer nada y así ha sido.

SAGUES: se abandona el proyecto anterior y no hay más noticias

Cuando el anterior gobierno llevo La Paloma de Basterretxea a esta zona las críticas del PNV y PSE fueron muy duras. Junto con ese movimiento se había aprobado todo un proyecto de urbanización para la zona que contaba con un presupuesto de 750.000 euros. El Gobierno de PNV-PSE abandonó dicho proyecto. En su lugar barajaron diversas ideas con la Universidad y luego dijeron que iban a realizar un plan especial.

Hoy es el día que todavía no hay proyecto.

Es significativo el desarrollo que esta cuestión ha tenido en los presupuestos. En el 2016 tenía dos partidas plurianuales: 60.000 euros para 2016 y 640.000 euros para 2017. En el siguiente presupuesto, 2017, nuevamente había partidas plurianuales: 1.572.653 euros para 2017, 673.994 euros para 2018. Y en el 2018 otra vez nuevos plurianuales: 500.000 para 2018, 673.994,15 para 2019 y 972.653,02 para 2020. En el último presupuesto, se reparten 500.000 euro para 2019 eta 1.000.000 de euros para el 2020. Con este modelo de gestión, cada año se incluye dinero en los presupuestos para hacer como que se hace pero sin proyecto alguno.

Travesía de LOIOLA: cero metros

La renovación de la carretera urbana de Loiola ha tenido partida en el presupuesto desde 2015 (300.579 euro) que se añadieron al presupuesto de 2016 pero como no se hizo nada, dicho dinero se perdió. En el presupuesto de 2017 se aprobaron partidas plurianuales: 720.000 euros para 2017, 2.160.000 euros para 2018, 1.150.000 euro para 2020. Nuevamente como en 2017 las obras no habían comenzado se reservaron 663.898.10 euro para el presupuesto de 2018. En este presupuesto se aprobó un plurianual de 1.619.000 euro para 2018; 4.596.000 euro para 2019 y 381.000 euros para 2020 que nuevamente quedó sin gastar. Por último en el presupuesto de 2019 se aprobó una partida de 1.000.000 euros en 2019 y 5.000.000 euros para 2020.

Resumiendo, cada año se han previsto cantidades, repartidas en plurianuales que se han dejado sin gastar. Todavía hoy no hay proyecto. No se ha hecho ni un metro

 

Bulebarización de AÑORGA II: cero metros

Tras muchos años de revindicaciones llevadas a cabo por las y los añorgatarras, la anterior legislatura se aprobó el proyecto de creación del Boulevard de Añorga. El presupuesto total del proyecto era de 4.694.555 euros (IVA incluido). Dado su volumen se decidió dividirlo en dos partes una de 3.179.770 y la otra de 1.514.784 euros.

La primera fase salio a concurso en la anterior legislatura. Cuando Goia visitó las obras dio su palabra de que, según se terminara la primera fase, se acometería la segunda. El 26 de diciembre de 2016 se realizó la última certificación de las obras y no ha cumplido la palabra que les dio. Además, a pesar de que la segunda fase es de un coste notablemente menor que la primera, han decidido revisar el proyecto a la baja, lo que también conllevara una menor calidad técnica de los materiales empleados.

Nuevo puente de ASTIÑENE, preparado desde el anterior mandato, sin hacer.

El actual puente de Astiñene es uno de los obstáculos hidráulicos a eliminar para evitar inundaciones. En ese sentido, la pasada legislatura se formalizó un Convenio con URA para financiar la eliminación de éste obstáculo hidráulico, y su sustitución por otro nuevo. Asimismo se realizó un concurso de ideas para el diseño del nuevo puente. Igualmente se adjudicó la redacción del proyecto del nuevo puente de Astiñene. El plazo para dicho encargo finalizaba en junio de 2015. Los considerables retrasos experimentados para el encargo del proyecto han hecho necesario que se haya tenido que, debido al mal estado del puente, inicialmente tener que cerrar el mismo a todo paso público (personas, transporte público y privado) y posteriormente a tener que reforzar el mismo. Finalmente, el 4 de diciembre de 2018,la Junta de gobierno ha adjudicado el contrato con más de 3 años de retraso, a los que habrá que añadir al menos 15 meses más para realizar las obras.

PLAZAS CUBIERTAS (plaza Zuberoa, Plaza Haundi de Egia y ... Harria): se anuncian pero no se cubren,.. o sí pero mal.

No se ha activado la comisión técnica de Espacios Cubiertos y las plazas tanto de Zuberoa como de Plaza Handi de Egia se han quedado sin cubrir. El Gobierno municipal creó la comisión técnica de espacios cubiertos, a iniciativa de EH Bildu y desde entonces casi no se ha reunido, no ha concretado planificaciones y no ha realizado diagnósticos sobre los barrios.

El Gobierno municipal comunicó a través de la prensa que la plaza Zuberoa estaría cubierta para marzo de 2017 y dos años más tarde no se prevé obra alguna. En el caso de Egia, las obras debían haber comenzado en octubre de 2018 pero tampoco lo han hecho.

Lo que sí han hecho es la cobertura del parque de Harria que sólo se puede calificar como fracaso: después de tardar casi cuatro años para ejecutarlo, se dan cuenta de que no lo han hecho bien y tienen que volver a deshacer lo que han hecho.

Obras de saneamiento de Egia: empieza, se para, se reanuncian y… no hay más noticias.

Las obras de saneamiento de Egia están paralizadas desde octubre de 2017 y el Gobierno no ha concretado qué es lo que va a hacer. Las asociación de vecinos ha preguntado en más de una ocasión qué se va a hacer y no ha recibido información alguna. Los trabajos se encuentran en fase ni para adelante, ni para atrás y tampoco hay información.

Ascensor de Morlans, el mandato completo para un ascensor que ni sube ni baja

Anunciaron el proyecto del ascensor en febrero de 2016. Todavía no se ha abierto.

De hecho han anunciado tres veces su apertura. La última fecha es la de febrero de 2019 Pero febrero ha finalizado, marzo también y sigue sin abrirse. Ahora es porque cuando han ido ha acometer la plaza de acceso se han dado cuenta que no pueden hacerla como la habían previsto porque ocupan para el equipamiento terrenos ajenos. Otra impresionante metedura de pata de este gobierno y el ascensor sigue sin abrirse. Despues de tener un año el bidegorri cerrado hay graves problemas para reformar la plaza circundante. Han vendido humo: además de haber un grave incumplimiento de los plazos anunciados, el desvio del presupuesto está casi rozando el 10%.

Proyecto de Pescadería/Bretxa, cambiar para parar.

Con el cambio realizado el 8 de mayo de 2015 se posibilitaba que en el edificio de Pescadería salieran algunas de las concesiones que había y se pudieran establecer nuevos usos, abriéndose una oportunidad para instaurar servicios públicos para el barrio: el ambulatorio, espacio deportivo y otros servicios públicos.

PNV y PSE habían sido muy críticos con el proyecto, con posiciones diferentes respecto al Ambulatorio. El PNV favorable criticaba la lentitud mientras que el PSE no quería esa apertura. El nuevo gobierno en su programa determinó que “tanto en el caso de Arcco Amara como de la Bretxa debemos de preservar la naturaleza eminentemente comercial y se tramitará a la mayor brevedad la renovación de la normativa y de los permisos para facilitar la accesibilidad y visibilidad mediante promociones publicitarias del centro“. No es lo que han hecho, pero abrir el ambulatorio tampoco.

Valoramos positivamente que se hayan mantenido algunos servicios fundamentales del proyecto inicial como el ambulatorio y el espacio deportivo que tendrá menos metros; pero también incluye incomprensiblemente más metros para hostelería en detrimento de otros servicios que había previstos para el barrio.

Y negativamente como hemos avanzado, que después de haber abandonado el proyecto anterior hayan necesitado todo el mandato para elaborar uno nuevo. Eneko Goia decía en el anterior mandato que era de suma urgencia hacer el ambulatorio pero va a terminar el suyo, cuatro año y no lo ha hecho.

La iniciativa de limitar la apertura de hoteles no tiene base firme.

A finales de mayo de 2018 el Alcalde anunció, en el seno de la Ponencia de Turismo celebrada en las Juntas Generales, que se estaba trabajando en la limitación de la conversión de edificios enteros en nuevos hoteles. Dado que el mecanismo elegido consiste en una modificación del Plan General y, teniendo en cuenta que para realizar la aprobación inicial han esperado hasta febrero de este año, para cuando la medida pueda ser efectiva pasaran meses, alrededor de un año como poco. La legislatura ya habrá finalizado.

Por otra parte, las solicitudes para que se estudie la posible concentración de éste tipo de actividades en determinadas zonas de la ciudad no han sido, hasta la fecha, atendidas. Por tanto, a excepción de la Parte Vieja, no se han producido avances que permitan declarar determinadas zonas de la ciudad como “Zonas saturadas” de este tipo de establecimientos.

Donostia Lagunkoia: propaganda sí, contenidos no.

Tras el cambio de gobierno, los y las componentes del grupo motor denunciaron que el proceso participativo se había suspendido. Posteriormente el gobierno ha realizado alguna actividad al único objeto de hacer publicidad, como por ejemplo los carteles del pasadizo de Egia, la organización de cursos a última hora o cursos contra las caídas puramente teóricos, etc. No han cumplido ni el 15% de los objetivos marcados por el propio gobierno (28 medidas en 2018, de las 45 previstas en 2017)

Apartamentos para jóvenes, es decir, cero apartamentos.

Que si había que hacerlos en los viveros de Ulia; que si luego en Morlans, como propuso EH Bildu, la legislatura va a terminar y hay cero apartamentos.

En la presente legislatura no se ha empezado la construcción de ni un sólo edificio de apartamentos dotacionales para jóvenes. Es más, desde febrero de 2016, EH BILDU propuso que los apartamentos dotacionales para jóvenes que el gobierno quería construir en la parcela municipal de Viveros de Ulía se construyesen en Morlans. Dos años le ha costado al gobierno municipal aceptar y reconocer que es viable construir apartamentos para jóvenes en Morlans. Sin embargo, hasta la fecha, no hay nada aprobado al respecto.

El viaducto de Iztueta, una buena muestra de cómo vender humo

En noviembre de 2016 el gobierno municipal anunció, a través de los medios de comunicación, la presentación de una propuesta para derribar el Viaducto de Iztueta. En abril de 2017 el gobierno municipal vuelve a vender la desaparición del citado elemento urbano. En enero de 2019 todavía ni siquiera está sacado a concurso la redacción del proyecto.

Las (des)intervenciones realizadas en Amara

Los 300 metros que van del edificio Bellas Artes a Pio XII son un buen reflejo de la práctica gestora de este gobierno: El Bellas Artes ha perdido su cúpula, el proyecto para Menchu Gal se ha abandonado, se llevan años haciendo las renovaciones de Sancho el Sabio pero… no han comenzado. Y las ejecutadas en el espacio de la antigua estación no han sido vistas con buenos ojos en el barrio, siempre está vacío.

Los cuarteles de Loiola, un acuerdo siempre por llegar

En más de una ocasión han anunciado o dado a entender que la cuestión estaba encaminándose, (enero de 2018 por ej.) pero, por un lado, en realidad el gobierno no ha conseguido nada en limpio en Madrid ni con el PP, ni con el PSOE; y, por otro, se han dado desencuentros evidentes dentro de los miembros del gobierno: en algún momento el PNV quería trasladarlos a Eskusaitzeta y el PSE a Antondegi (sept 2019). Todo ello a pesar de contar con el respaldo de la corporación respecto a la necesidad avalada unánimemente de que hay que sacarlos de Loiola.

En realidad se está lejos de recuperar esos terrenos para Donostia y el supuesto movimiento de los cuarteles, de momento más que oportunidades tiene condiciones (en 2017, sep 2018). De hecho las noticias que han llegado de Madrid siempre han ido en sentido contrario, como en enero de este año. Tras cuatro años, el acuerdo sigue por llegar.

Los planes de choque anunciados se han derretido

el video propagandístico grabado al comienzo de la legislatura en Añorga realizando una limpieza profunda, se ha limitado a eso. De ello son prueba las innumerables quejas que llegan realizadas por los y las ciudadanas de los barrios: Egia (c/ Tejeria), Añorga, Intxaurrondo... son cientos las quejas por falta de limpieza que han llegado al registro municipal. Así queda recogido claramente en la memoria de Quejas y Sugerencias de 2018, donde se ve que los datos se han doblado, señal de que las cosas no se han hecho bien: limpieza de vías publicas, 292 en 2017 y 443 en 2018; mobiliario urbano, 95 en 2017 y 242 en 2018.

Plan de la Parte Vieja... ¿dónde está?

El plan para la Parte Vieja se quedado en nada, no ha habido proceso de participación, sólo se ha anunciado la renovación de Orixe y de momento no hay avances para ello.

Entre tanto el barrio ha buscado sus propias soluciones, como el proyecto del Gaztetxe Kijera que ha integrado diferentes iniciativas del barrio.

Las piedras de Ondarreta: se acabaron el primer verano pero siguen saliendo

Ernesto Gasco en 2015 dio por finalizado el problema; pero las piedras siguen ahí. El nuevo gobierno lleva invertidos más de 2.500.000 euros en trabajos para retirar las piedras pero no ha conseguido cambios. Lo han llamado “La cruzada contra las piedras de Ondarreta de Gasco” no ha obtenido resultados y se ha convertido en una estrategia pérdida con informes en contra.

La consulta sobre los toros, una oportunidad perdida.

Tan pronto como comenzó la legislatura el gobierno de Eneko Goia restauró las corridas de toros. En ese contexto y basándose en la norma de participación ciudadana aprobada por unanimidad por el Ayuntamiento, la plataforma Donostia Antitaurina Orainek recabó 9.000 firmas, verificadas correspondientemente; en base a las mismas solicitó al Ayuntamiento que consultara a la ciudadanía donostiarra si quiere continuar destinando recursos públicos -principalmente las instalaciones de Illunbe- para realizar corridas de toros. Goia prometió que realizaría la consulta y le puso fecha: febrero de 2017. Pero la consulta no se realizó. La excusa será que el gobierno de Madrid lo ha prohibido pero la realidad es que Goia habiendo tenido oportunidades no ha mostrado ninguna voluntad para llevar a cabo su promesa, habiendo otras fórmulas como la utilizada en el frontón de Amara que valoramos positivamente en su momento.

La ley de servicios sociales sigue sin cumplirse.

El gobierno municipal no ha abierto los servicios que le corresponden por ley desde 2016: el nuevo centro Hestia (centro para quienes viven sin techo) sigue sin abrirse, los apartamentos para personas mayores de la calle Arrasate sin haber comenzado las obras (adjudicado ya en 2015 con el equipo anterior), se ha duplicado el número de personas que viven en la calle,… todo ello contando con un presupuesto general bien provisto.

Pensionistas, todos los lunes en la puerta del Ayuntamiento, siguen sin atención

Todos los lunes los pensionistas donostiarras se reúnen para solicitar pensiones dignas. El Ayuntamiento no ha cumplido con lo que está en su mano (en ocasiones con problemas hasta para juntarse con ello/as): realizar el diagnóstico aprobado en marzo de 2018, al objeto de analizar la situación de las mujeres pensionistas, que sigue sin realizarse después de más de un año. Son las mujeres pensionistas quienes más solicitudes realizan de ayudas económicas y quienes están en peor situación económica según la memoria de los servicios sociales. Si se profundiza en el diagnóstico se pueden destinar las ayudas con mayor acierto pero se está perdiendo la oportunidad de que mientras no se mejoran las pensionas las ayudas que tramita el ayuntamiento lleguen mejor a su destino.

Las Haurreskolak, totalmente paradas.

El Gobierno actual no ha realizado ningun avance en todo el periodo 2015-18 para ampliar la rede del servicio de Haurreskolas. En el programa de gobierno señalaban que iban a ampliar el servicio en Altza, Riberas de Loiola y Gros pero no lo han hecho. Ello a pesar de haber renovado el Convenio ya que han dejado todas las aperturas para más adelante : Altza (2019), Riberas de Loiola (2020), Gros(2021), Intxaurrondo Hegoa, Txomin, Aiete (2022...).

Sin inversión en educación.

En el programa de Gobierno recogieron acordar un programa de inversión con el Gobierno Vasco pero no lo han hecho; es más las inversiones han descendido. Además han tenido grandes dificultades para atender las necesidades urgentes. Son prueba de ello: la incompetencia demostrada para responder a los fallos y daños provocados por las obras de la Ikastola Jakintza, la falta de respuesta a las necesidades de Orixe o el retraso de más de un año en el espacio cubierto de Oleta.

No se han cumplido los acuerdos aprobados por los plenos: el espacio necesario para la escuela pública Mendiola o el compromiso de trabajar con el Conservatorio un espacio digno. Sin olvidar que ante el cierre del Instituto de Bidebieta, el gobierno se mostró paralizado a la hora de defender los intereses de la ciudad, un vacío que tuvo que suplir la marea amarilla ciudadana.

Escuela de Música y Danza, otro proyecto sin realizar

Al comienzo de la legislatura previeron la ejecución del proyecto de ampliación de la sede que la Escuela de Música y Danza tiene en Atotxa. Después de cuatro años el citado proyecto sigue sin realizarse.

Segunda lista: Donostia hacia un norte preocupante

Se recogen aquí decisiones que están orientando Donostia hacia un norte preocupante. Muchas de estas decisiones además son proyectos que no habían sido presentados previamente. Es decir, la intención de llevarlos a cabo no se había explicado, ni en el programa de gobierno, ni en los programas de cada partido. Con estas decisiones se está hipotecando el día a día de Donostia y lo que es más grave su futuro, al orientar-la en un sentido que pone en peligro sus equilibrios.

El pequeño comercio en peligro

Los proyectos de Garbera y Belartza II que no habían sido anunciados previamente, han puesto en grave peligro el futuro ya delicado del pequeño comercio. Paralelamente el Gobierno no ha sido capaz de llevar a cabo programas de apoyo pendientes, como por ejemplo los Planes de impulso al pequeño comercio en Amara Berri o Egia.

Garbera, un permiso basado en falsedades para impulsar intereses privados

El gobierno municipal ha tramitado y aprobado una modificación puntual del Plan General por la que le otorga al Centro Comercial de Garbera un crecimiento de 25.000 m², así como otros 71.490 m², bajo rasante destinados a aparcamiento. A pesar de las declaraciones de cualificados miembros del gobierno municipal de que la citada modificación era obligatoria por la Sentencia del tribunal Supremo lo cierto es que ello es totalmente falso. Así a la petición expresa de dar validez al Convenio Urbanístico que preveía la ampliación de la edificabilidad la sentencia deniega la misma al considerar que dicha cuestión corresponde a la facultad del Ayuntamiento para ordenar el espacio urbano.

Finalmente es preciso advertir que la aprobación definitiva de dicha modificación puntual del Plan General está recurrida tanto por la asociación de comerciantes “Dendartean”, como por la Federación Mercantil de Gipuzkoa.

Belartza II, otra maniobra de espaldas al interés público.

En Junio de 2018, coincidiendo con el revuelo levantado por la aprobación de las modificaciones de planeamiento de Garbera e Ilumbe el gobierno municipal se compromete públicamente a “cerrar la puerta a nuevos centros comerciales”. Sin embargo la realidad es que el equipo de gobierno no está cumpliendo lo prometido y es que, en la actualidad está tramitando, junto con Lasarte-Oria, el nuevo centro comercial de Teresategi (Plan de Compatibilización) y la modificación del PGOU en Belartza Alto.

Con la modificación del PGOU de Belartza Alto se pretende modificar la calificación de un suelo industrial, ante las dificultades para comercializar el mismo, para pasarlo a terciario. Con ello se creará una nueva superficie comercial de unos 33.000 m², así como otros usos terciarios no comerciales.

El turismo, impulsado sin medida, en perjuicio de ciudadano/as y del propio sector.

Donostia está perdiendo su equilibrio, en perjuicio de sus ciudadana/os y del propio sector. En lugar de reconducir está situación se han tomado decisiones que profundizan más en los efectos dañinos. Una orientación equivocada:

La ordenanza de pisos turísticos ha deshecho la “norma básica del primer piso”

La conocida como “Ordenanza de pisos de uso turístico” ha supuesto una flexibilización de las exigencias contempladas en nuestro vigente PGOU. Así, con la citada Ordenanza, a excepción de en la Parte Vieja, en la que se prohíben la apertura de nuevos pisos turísticos (con independencia de la altura de los mismos), en el resto de la ciudad se permite “legalizar” (contraviniendo lo establecido en el PGOU que es una norma de rango superior) pisos de uso turístico que antes eran ilegales.

La norma del PGOU establece que en los edificios residenciales la implantación de actividades (de cualquier tipo) sólo pueden implantarse como regla general en las plantas entresuelo, principal y primera (excepcionalmente en la segunda) siempre que debajo de ellas no haya un uso residencial y, en cualquier caso, siempre que tales actividades no residenciales en edificios residenciales no superen los 250m2 por edificación. La Ordenanza no se encarga de regular aspectos incompletamente regulados del tipo de: condiciones de accesibilidad, condiciones de insonorización o normativa de incendios, como es necesario. La Ordenanza tan solo elimina la limitación de la primera planta; a la par que aumenta el máximo de superficie de uso no residencial, pasando de 250 a 350 m² en una gran zona de la ciudad.

De esta forma hemos pasado de una situación de unos 300 pisos de uso turístico legales a unos 1.300. A ello hay que añadir todos los pisos de uso turístico que siguen funcionando de manera ilegal en nuestra ciudad. Resultado: la práctica desaparición del mercado residencial de alquiler, el incremento disparatado de las rentas de alquiler (más del 21%), la “expulsión” de donostiarras de nuestra ciudad, … Y además según los últimos datos publicados “cuatro de cada diez propietarios de pisos turísticos no los declara en su Renta”.

El modelo turístico en lugar de equilibrar se dirige al puro crecimiento

Hoteles, pisos turísticos y hostelería han sido el eje principal de este gobierno. Sin tener en cuenta los criterios del Plan director, ha perdido el sentido en pos de un crecimiento desmedido, sin buscar ningún equilibrio. Ejemplo de la turistificación impulsada es querer dedicar más metros cuadrados a la hostelería en un proyecto como el de Pescadería, en lugar de dedicarlos a servicios públicos para el barrio. El empeño en colocar la oficina de Turismo en el edificio consistorial (que iban a abrir en 2017), desalojando servicios para los y las ciudadanas, es otro ejemplo de política de espaldas a la ciudadanía.

Junto con ello y respecto al equilibrio socio-económico necesario en la ciudad, no se han vistos esfuerzos para impulsar la industria: no hay promociones en Eskusaitzeta, ni estrategia a la vista. Con ello se condena a Donostia a vivir del monocultivo del turismo.

Pérdida del patrimonio de Donostia, pérdida de edificios emblemáticos.

Recientemente un colectivo en defensa del patrimonio (Ondare) decía que a lo largo de la presente legislatura han sido 22 los edificios con valor patrimonial derribados. Es cierto que se ha aprobado una modificación puntual del PEPPUC para incluir 57 nuevos edificios (principalmente en Ciudad Jardín de Ondarreta) pero al gobierno municipal le ha costado casi 4 años encargar una revisión más profunda de otros 250 edificios, que habían quedado fuera del ámbito de estudio inicial y se le pedía revisar en este contexto de peligro de pérdida patrimonial.

Capítulo aparte merecen el tratamiento dado a algunos edificios. La Iglesia de San Bartolomé, derribada parcialmente al margen de la legalidad y de la protección que tenía conferida. El asunto está en los Tribunales por defensores del cerro de San Bartolomé.

El caso del Bellas Artes, en el que el actual gobierno municipal autorizó el “derribo” parcial de uno de los elementos más identificativos del mismo, su cúpula, concretamente en octubre de 2015. La autorización para el derribo llevaba aparejada la obligada restitución de la misma. Pues bien, más de 3 años después el edificio sigue desmochado, en un proceso continuo de degradación. Las diferentes autoridades con competencia en materia de protección de patrimonio no han adoptado ninguna solución para el edificio del Bellas y la propietaria del edificio (SADE) deja, mientras tanto, al igual que lleva haciendo durante décadas que el edificio se caiga.

Y la degradación de otros inmuebles protegidos como caserío Astiñene o Patxillardegi (este último a pesar de tener el máximo grado de protección otorgado por el Gobierno Vasco).

La propuesta de EH BILDU de crear un “Consejo Sectorial de Protección del Patrimonio Histórico Artístico” en diciembre de 2015 fue rechazada. Más tarde este grupo propuso la creación de un Foro para trabajar la materia y consiguió sacar la propuesta adelante pero el Gobierno no le ha dado contenido, al haber tomado todas las decisiones polémicas o antes de reunirlo o a espaldas del mismo.

La línea de subvenciones para la rehabilitación de edificios protegidos, implantada en la legislatura pasada, ha sido eliminada.

No son buenos tiempos para el patrimonio donostiarra.

Medio ambiente = tala masiva de árboles

Los criterios para talar árboles en esta legislatura no han sido claros y además no se han querido aclarar. Al haberlo hecho sin un plan director para la gestión del arbolado se han talado muchos árboles sin informe del departamento correspondiente, a la par que el peso en la decisión de talar recaían en la empresa encargada para ello. Dado que el departamento de Medio Ambiente no toma parte en la gestión del arbolado no se están teniendo en cuenta los criterios ecológicos o de medio ambiente y el resultado ha sido una impresionante pérdida de arbolado.

Retrocesos en el modelo de movilidad sostenible.

El peso del transporte privado (coche) en Donostia sigue siendo todavía enorme. Ante este contexto en estos cuatro años no se ha peatonalizado ni un solo metro: aunque se anunciaran Carquizano o Larramendi, sin resultados, y la peatonalización parcial de la calle Matia ha sido anulada.

Respecto a la movilidad eléctrica, han dado algunos pasos en el área de autobuses eléctricos (el articulado negro, todavía en fase de prueba) pero la realidad va mucho más despacio que lo que hacen ver el marketing y la propaganda utilizados.

Respecto a los bidegorris apenas se han añadido unos pocos metros a la red y comparando con las últimas décadas no se han mantenido los porcentajes de crecimiento (el de Aiete sólo está anunciado). No han dado ninguna solución ante el problema de aparcamiento de bicis cada vez mayor. Junto con todo ello no han utilizado el diagnóstico de calmado de tráfico que viene de la legislatura anterior y no han puesto en marcha medidas concretas.

Resumiendo se ha retrocedido en el modelo de movilidad sostenible.

Medidas para hacer frente a la violencia machista.

Si entendemos que hacer frente a la violencia machista es una cuestión prioritaria, analizados los cuatro años pasados podemos afirmar que estamos en una situación preocupante. Según el último informe de la Ertzaintza (de 2018) las agresiones sexuales han aumentado un 43%. Mientras las agresiones han ido aumentado, se ha retrocedido en el ámbito en el que se le hace frente. Así no se ha garantizado la colaboración con el movimiento feminista, más allá de los mínimos de la denuncia no se ha compartido ni con la ciudadanía, ni con los grupos políticos, las campañas han ido perdiendo fuerza y no hay estrategia ni plan para hacer frente a la violencia machista de la ciudad. El empeño en no hacer ruido ha tenido impacto en el sentido inadecuado.

Tercera lista: LO QUE SE TENÍA QUE HABER HECHO Y NO SE HA HECHO

Se analizan en este apartado aquellos proyectos o acciones que se tenían que haber llevado a cabo por el bien de todos y todas las donostiarras y el Gobierno municipal ha olvidado, impedido o dejado de impulsar. Consecuentemente el conjunto recogido en este apartado unido a la lista anterior -las iniciativas, acciones o proyectos que sitúan a Donostia orientadas a un norte preocupante- completa la foto de un balance inquietante.

Vivienda, la mayor preocupación de los y las donostiarras, no respondida en esa medida.

La vivienda es la mayor preocupación de la ciudadanía donostiarra siendo así un problema acuciante; no ha habido un impulso en la medida que le corresponde. Dos ejemplos:

Uno. Sarroeta y Ciudad Jardín

No se han producido avances en la puesta en marcha de los ámbitos urbanísticos de Sarroeta; ni tampoco en los de Portutxo y Trinkete. La actuación en estos ámbitos permitiría la construcción de un importante parque de vivienda de protección pública; así como la construcción del Centro Cívico de Martutene (cultura/deporte) en el caso de al actuación de Sarroeta.

Consecuentemente con ello, tampoco se está avanzando en la construcción del nuevo campo de fútbol de Martutene.

Dos. Inaplicación de la ley de vivienda o falta de intervención en viviendas vacías y en VPP.

No se está elaborando, con arreglo a la definición que otorga la Ley Vasca de Vivienda, un listado de viviendas deshabitadas. La realización de este listado permitirá, una vez que el Gobierno Vasco cree el Registro de Viviendas Deshabitadas, su rápida incorporación al citado registro. Dicha labor es imprescindible para poder aplicar posteriormente figuras como el canon de vivienda deshabitada o el alquiler forzoso de las mismas.

El Ayuntamiento a pesar del tiempo transcurrido desde la aprobación de la Ley Vasca de Vivienda no ha aprobado el sistema de baremación para el acceso a las viviendas protegidas de nuevas promociones; así como para las que van quedando vacías. La aprobación de dicho baremo es necesaria también para los apartamentos para jóvenes y personas mayores.

Acción Social no progresa suficientemente.

Se ha tenido la oportunidad de reforzar Acción Social, entre otras cosas porque cada año se ha contado con un presupuesto mayor, pero se han limitado a dar continuidad al camino emprendido en la legislatura anterior, lo que en materia social no es suficiente. Si se observa el presupuesto se ve como el peso porcentual ha descendido de 6,63 a 6,34.

Lo mismo que ha sucedido en Cooperación donde se ha bajado del 0,382% al 0,369%. Teniendo en cuenta la grave situación de las personas migrantes y refugiadas es más necesario que nunca llegar al 0,7% estipulado por ley y actuar en los países de origen.

La acogida a las personas refugiadas a cuenta de la iniciativa popular.

La solidaridad para con las personas refugiadas no se ha traducido ni en recursos ni en la adopción de responsabilidades. Su acogida se ha dejado en manos de la iniciativa popular. La manifestación convocada por la red de acogida de la ciudad junto con SOS racismo han dejado en evidencia la falta de responsabilidad por parte de la administración.

La diversidad cultural en el congelador.

Las políticas participativas de convivencia y reconocimiento mutuo han quedado totalmente olvidadas. La Diputación Foral ha presentado el Plan para la convivencia y el gobierno municipal, después de cuatro años, sigue sin presentar el borrador correspondiente.

Proyecto DSS2016EU, una oportunidad perdida

El fiasco de la inauguración reflejó lo que estaba por venir: tras cuatro años de política de desgaste, cuando tuvieron que impulsar el proyecto no supieron hacerlo y aunque algunos programas han ido bien se han perdido muchas oportunidades y la capitalidad no dejo entre los y las donostiarras buen sabor de boca.

La red de Haurtxokos y Gaztelekus paralizada.

Sin ningún compromiso en el plan de Gobierno para ampliar la red de Haurtxokos y Gaztelekus paralizada, se han negado a responder a las necesidades de algunos barrios. Ha quedado patente que ha habido oportunidad de responder a las necesidades de Parte Vieja o Antiguo y no se ha hecho. Han necesitado cuatro años enteros para gestionar el proyecto del Haurtxoko y Gazteleku de Altza.

Ha sido lamentable cómo se ha gestionado la afección que ha tenido la obra de Anoeta en el servicio de Amara Berri. El servicio lleva siete meses en la calle y todavía continúa en unos barracones sin condiciones adecuadas.

Medio ambiente: la tasa de reciclaje en descenso

La tasa de reciclaje de Donostia se ha estancado (38,5%). En estos cuatro años no han conseguido subir de esa cifra, a pesar de que el consumo sí ha subido. Ante ello no ha habido estrategia para superar la situación: han abandonado la instalación del chip al rechazo, aunque anunciaron que lo colocarían, y las bonificaciones no son suficientes para lograr el efecto que se busca.

Se ha realizado una reorganización de los contenedores en Intxaurrondo y Amara Berri pero no está nada claro ni que se vaya a implantar en el resto de la ciudad, ni que sea una estrategia que vaya a funcionar.

Escasa sensibilidad hacia las condiciones de trabajo de las y los trabajadores.

Este gobierno ha mostrado escasa sensibilidad respecto a las condiciones de trabajadores/as.

A nivel interno y ejemplo de ello han sido las administrativas del propio ayuntamiento: toda la legislatura semana tras semana protestando y ni siquiera un pequeño gesto cuando se han acercado a los plenos. Pero lo más importante, va a finalizar el mandato y su situación sigue sin solución.

El gobierno no ha sido capaz de conseguir acuerdos con la mayoría sindical, los firmados han sido en minoría y se ha dedicado a realizar una aplicación tan estricta como escasa de lo decretado en Madrid, sin recuperación del poder adquisitivo.

En su acción externa no ha habido avances en la aplicación de las clausulas sociales. Durante el mandato ha habido un cambio de la ley de contratación que ha dado nuevas oportunidades pero apenas si han continuado con la línea implementada anteriormente. De hecho a menudo lo han hecho tan tarde o mal que los conflictos se han multiplicado especialmente en las subcontrataciones de colectivos feminizados, es decir, entre quienes peor están: SAD, limpieza de Zorroaga, UBIK, Anoeta, limpieza de edificios públicos,…

Plan del parque de Ulia, cero avances.

El Gobierno anterior acometió la redacción del Plan especial del “Parque de Ulia” y el actual gobierno expresó su intención de aprobarlo. Preguntándose en numerosas ocasiones cuándo se iba a convertir en hechos las palabras, la respuesta ha sido siempre que estaba “casi terminado” (de hecho así lo encontraron) y daba fecha de presentación pero no lo ha hecho: en el plano de julio de 2016, que el borrador estaría para septiembre-octubre; en mayo de 2017 que “sólo faltan unos pocos pasos para la definición de todos los documentos”; en mayo de 2018 prometieron que en un mes finalizarían y presentarían el plan de gestión y, que, en lugar de esperar a compatibilizar el Plan con Pasaia, iban a adelantar comenzando los trabajos. Han pasado 10 meses y ahora están trabajando el Plan de compatibilización con Pasaia pero no se sabe nada del plan de gestión que prometieron. Por tanto es cuestionable que antes de que termine la legislatura veamos el primer Plan de gestión de Ulia. Asimismo es dudoso que vayan a terminar el Plan de compatibilización con el ayuntamiento de Pasaia.

Poca determinación para avanzar en la ciudad del Euskara.

No ha habido avances propios por parte de este gobierno en el ámbito de utilización del euskara, más allá de las iniciativas que le han llegado, como Euskaraldia, Korrika,… o la inherente a la actividad corriente como la renovación del 6 Periodo de planificación que tocaba por calendario. Iniciativa apática, por tanto, y en esta cuestión si no se avanza con determinación se retrocede.

Es más también ha habido retrocesos, entre otros poco esfuerzo para hacer cumplir los criterios de uso: ruedas de prensa del gobierno solo en castellano, al igual que carteles, paneles,… La comunicación monolingüe en castellano ha aumentado y hemos tenido que llevar la cuestión una y otra vez a las comisiones o al pleno para llamar la atención sobre los criterios.

Con ello también ha habido ocasiones perdidas como la del cambio de logotipo del Zinemaldia.

Igualdad: en plena ola feminista en lugar de avanzar se retrocede

No ha habido iniciativas novedosas, el IV Plan de Igualdad todavía no se ha presentado y se ha atrasado. No se han publicado las becas de estudio sobre mujeres, aunque las recogían en el programa. Si bien se han dado intervenciones en el mapa de Puntos Críticos, no han sido capaces de ejecutar el dinero para inversiones de cada año. Las Campañas no se han coordinado con los agentes y en lugar de ir a más, se han presentado tarde. En general, se ha perdido en términos de sensibilización y participación.

Resumiendo, esta parálisis ha hecho retroceder a una ciudad que ha sido pionera porque en política feminista no se puede parar, cada paso que no avanza es un paso que retrocede.