Donostia

Noticias

Tomás Alba será homenajeado por el ayuntamiento de Donostia, a iniciativa de EH Bildu

Grupos parapoliciales acabaron con la vida del edil donostiarra hace ahora 40 años

| 2019-09-23 12:45:00

El 28 de septiembre de 1979 el grupo parapolicial ‘Batallón Vasco Español’ acabó con la vida de Tomás Alba, concejal de Herri Batasuna en Donostia y miembro de las Gestoras Pro-Amnistía.

Tomás Alba es una víctima del conflicto y, como todas las demás víctimas, le asiste el derecho a la Verdad, la Justicia y la Reparación. Por su condición de concejal, el Ayuntamiento de Donostia tiene una responsabilidad añadida en el recuerdo y reparación de Alba, así como en dar a conocer a la sociedad las circunstancias en las que se produjo su muerte. Por ello, el grupo municipal de EH Bildu ha propuesto en la Comisión de Derechos Humanos que se realice un homenaje institucional con motivo del 40 aniversario. Según fuentes del Gobierno Municipal, el acto se realizará el sábado al mediodía.

A pesar de que se va dejando atrás el ciclo de violencia, no se puede negar que todavía queda mucho camino por recorrer para llegar a un escenario de convivencia democrática plena. Desgraciadamente, el respeto del derecho a la Justicia, la Verdad y la Reparación de todas las víctimas de la violencia es una tarea pendiente. Por eso es tan importante que desde las instituciones se den pasos en la dirección de reconocer de forma oficial a las víctimas de la violencia policial, la guerra sucia y la extrema derecha.

En este sentido, hay que subrayar que el Ayuntamiento de Donostia colocó en 2005 una placa en recuerdo de Tomás Alba en la misma casa consistorial, y que desde 2014 una plaza de Donostia lleva su nombre, en un lugar tan simbólico como es la zona donde se ubica la Paloma de la Paz de Nestor Basterretxea.

Para finalizar, en EH Bildu tenemos la firme convicción de que la construcción de la convivencia requiere de grandes dosis de diálogo y negociación. No podemos cambiar el pasado, pero si trabajar por un futuro diferente. Si en otros lugares cercanos han sido capaces de llegar a acuerdos que engloban a todas las sensibilidades políticas y sociales, Donostia, que ha padecido tan duramente las dramáticas consecuencias de la violencia, no se puede quedar atrás.