NOTICIAS

EH Bildu denuncia la chapuza que Eneko Goia ha realizado en la segunda fase de la boulevarización de Añorga


El Gobierno Municipal ha dado recientemente por finalizadas las obras de la segunda fase de la boulevarización de la travesía de Añorga. Cualquiera que haya pasado por allí estos últimos días habrá comprobado que parece una obra sin terminar, repleta de elementos provisionales, algo dejado a medias. Es decir, el resultado ha sido lo que comúnmente se conoce como una “chapuza”.

| 2022-01-10 14:24:00

No puede ser que se escatime en partidas presupuestarias necesarias para las personas que viven en los barrios mientras que se inflan las partidas para invertir en el centro de Donostia y se admiten sobrecostes en prácticamente cualquier obra.

Los vecinos y vecinas de Añorga están “muy tristes y decepcionadas” con el resultado del remate de esta 2ª fase y han pedido explicaciones a Eneko Goia. EH Bildu hará lo propio y ha registrado una interpelación para que el alcalde explique en sede consistorial si cree que se han utilizado las mínimas calidades exigibles en una obra pública y para que diga si piensa corregir este desaguisado.

El proyecto de la boulebarización de la travesía Añorga tiene su origen en 2015, cuando el Gobierno Municipal de Juan Karlos Izagirre aprobó el “Proyecto de ejecución para la integración urbana y ambiental de la GI-21 a su paso por Añorga”. Este proyecto debía realizarse en dos fases. La Junta de Gobierno Local de 22 de mayo de 2015 aprobó el Pliego de Cláusulas Administrativas y el Pliego de Condiciones Técnicas para dicho proyecto de ejecución. La primera fase tenía un presupuesto de 3,18 millones de euros, y preveía 1,5 millones de euros para la segunda fase.

La primera fase de las obras finalizó en julio de 2016, pero la segunda fase no se acometió hasta agosto de 2021, cinco años después y además con un recorte desproporcionado que dejó el presupuesto en un tercio del inicialmente previsto (478.821,22 €). En junio de 2018, EH Bildu presentó una moción en la que denunciaba el retraso y la reducción de la partida económica y pidió al Gobierno Municipal de Eneko Goia que diera los pasos necesarios para la adjudicación de las obras de la segunda fase, y que lo hiciera sin merma de la calidad de los materiales necesarios para llevar a cabo el objetivo del proyecto.

Como ya se ha mencionado, los miembros de la Asociación de Vecinos Añorga Txikitarrak han expresado su malestar al Gobierno por la escasa calidad de las obras realizadas. A pesar de que eran conscientes de que el proyecto había sido redimensionado por el equipo de gobierno de PNV-PSE y que no iba a quedar como la primera fase, el resultado final ha caído como una losa en el barrio. La asociación vecinal ha elaborado un informe que recoge las carencias detectadas. Hay que recordar que los y las añorgatarras habían señalado ya desde hace mucho tiempo la boulevarización de la travesía como clave para mejorar la calidad de vida del barrio.