EH Bilduk Eneko Goiari etxebizitza politika publikoetan norabidea aldatzeko eskatuko dio gaurko pleno berezian


| 2022-07-18 11:12:00

Etxebizitzari buruzko pleno berezia

Ricardo Burutaranen diskurtsoa 

«Gipuzkoa tiene una ciudad que está fuera de madre y eso está haciendo que empiece a afectar a los pueblos vecinos. Hoy en día, acceder a una vivienda protegida en Donostia está fuera de alcance. Los precios están absolutamente disparatados y la oferta es escasa. La gente joven no puede y se va a los pueblos de alrededor, que son mucho más baratos y en cuanto a movilidad se puede ir relativamente fácil»

Esto no lo digo yo, ni lo dice EH Bildu, esto lo dice Mario Yoldi, que para quien no lo conozca es Director de Planificación del Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco. Una de las personas que más saben de vivienda de nuestra comunidad. En una entrevista publicada en el Noticias de Gipuzkoa el pasado 13 de junio.

Pero Yoldi no se queda ahí, también expone las causas de esta situación:

"La mitad de todas las viviendas turísticas de Euskadi están en Donostia y entendemos que eso sí ha hecho daño al mercado, porque ha limitado la oferta", asegura.Y esos jóvenes que no tenían sitio en la ciudad se han ido fuera . Astigarraga es el paradigma de esta realidad.

La emergencia habitacional que padece la ciudad es evidente para absolutamente todo el mundo. Estamos ante el mayor problema que tiene la ciudadanía donostiarra. Nuestro primer objetivo de hoy es, señor Goia, que usted reconozca por primera vez, desde que es alcalde, que Donostia padece una situación extraordinaria que merece soluciones extraordinarias.

Algo falla en su modelo de ciudad si cada vez más gente no puede desarrollar su proyecto de vida en Donostia. Partiendo de la base de que el problema ni es nuevo ni es exclusivo de Donostia, es evidente que el problema aquí se agrava mes a mes. No sirve de nada negar la evidencia. Soluciones mágicas no hay, pero medidas eficaces sí.

Ezohiko egoera baten aurrean, ezohiko neurriak hartu behar dira. Eta, baita ere, ezohiko osoko bilkurak antolatu behar dira.

Guk dakigula, lehen aldiz, ezohiko pleno monografikoa egingo da gaur Donostiako udalean. Gure iritziz, horrelako askoz gehiago egin beharko litzateke.

Herritarrei entzutea eta udal taldeen artean eztabaidatzea oinarrizkoa da gure lana egin ahal izateko.

Eta ez hori bakarrik, arazoen aurrean soluzioak emateko aukera ematen du ere pleno berezi honek.

Horixe da, hain zuzen, guk gaur hemen egingo duguna: Etxebizitza larrialdiari aurre egiteko 5 neurri aurkeztuko ditugu, eta gehiengoaren babesa jasotzea espero dugu.

Eta esan nahi dut, baita ere, ez dela batere erraza izan pleno hau deitzea. Gero aurkeztuko ditugun 5 neurriak dira egindako gestio guztien emaitza, araudiaren barruan eskatu daitezkeenak.

Noski, guk beste neurri eta proposamen askoz gehiago ditugu etxebizitzaren arazoari aurre egiteko. Oso arazo konplejua da eta estrategia integral bat behar da. Baina gaur aurkezten ditugunak udal eskumenekoak direla azpimarratu nahi dut. Gaur bertan martxan jarri daitezkeenak, borondate politikoa izanez gero. Ez dira beste administrazio batzuen ardura. Gure ardura dira eta guri dagokigu erabakitzea.

Alkate jauna, gaur aukera paregabea duzu 180 graduko aldaketa bat emateko etxebizitza politikan. Are gehiago, Loiolako kuartelen proiektua dagoen egoera egon eta gero, behar hau areagotu egin da.

Emergencia habitacional

Cuando hablamos de emergencia habitacional, ¿de qué estamos hablando? No estamos hablando de que «Donostia siempre ha sido cara» o de que «no todo el mundo puede vivir en el centro»

Vamos a dar 4 datos que nos parecen que definen qué es vivir en una situación de emergencia habitacional

Hoy en Donostia hay 20.000 demandantes de una vivienda protegida en régimen de alquiler. Insisto: son demandas admitidas por Etxegintza, a fecha de hoy. Es de suponer que muchas de estas demandas corresponden a una solo persona, pero es lógico pensar que en la mayoría de casos hay una familia detrás del demandante. 20.000, en una ciudad de 180.000 habitantes.

Al rededor de 2000 donostiarras se han tenido que ir a vivir a Astigarraga en la última década. Se trata de una estimación, porque no hay datos oficiales, aunque los hemos pedido.

El precio del alquiler, desde que Goia es alcalde, ha subido al rededor de un 33%, y el de compra-venta ya está por encima del de la época de la burbuja. Ambos en récords históricos.

Por contra, el poder adquisitivo de la mayoría de los donostiarras no da para asumir esos precios. Así titulaba el Diario Vasco una noticia el pasado 16 de mayo: «El precio de la vivienda en Donostia sube casi el doble que la rento en los últimos cinco años»

¿Qué viene haciendo el Gobierno municipal?

No podemos ser más críticos con la política de vivienda en estos 7 años de Goia en la alcaldía.

Se ponen todos los huevos en la cesta de la construcción de nueva vivienda, obviando que hay muchas otras medidas que se pueden tomar y que no se están tomando. De hecho, vista la demanda, y vista la velocidad con la que salen en esta ciudad las nuevas promociones, harían falta siglos para atender la demanda solo con nueva vivienda.

Además, en las promociones, casi siempre se va a mínimos en lo que respecta a viviendas de protección. El 40% mínimo legal. Lo hemos visto en la última ocasión que se ha presentado un proyecto, el pasado junio, el de Ciudad Jardín. Y no solo eso, también se va al mínimo legal dentro de ese cupo, que es la mitad para la vivienda social (antes VPO) y la otra mitad para tasadas. ¿De verdad creen que es honesto llamar vivienda de protección a viviendas tasadas que rondan los 400.000 euros, como en la clínica del Pilar? ¿A cuántos de esos 20.000 solicitantes de vivienda les van a dar un crédito para comprar una tasada?

Por otro lado, a pesar de ser la ciudad vasca con más problema de vivienda, Donostia no está abanderando la aplicación de las medidas contempladas en la Ley de Vivienda. El canon a la vivienda vacía es buen ejemplo de ello.

Otro gran error del Gobierno fue derogar la «norma de la primera planta», lo cual ha abierto la puerta a legalizar cientos y cientos de pisos turísticos. Dejando a un lado la chapuza jurídica cometida, la nueva normativa es muy perjudicial porque incide en el precio de la vivienda, como decía Yoldi. Según datos de hoy mismo, en internet hay activos 1722 pisos turísticos en Donostia. Tras dos años de pandemia, mucho nos tememos que los datos se van a volver a disparar.

Una aspecto positivo sí que quería mencionar: el incremento del recargo del IBI a vivienda vacía. Después de muchos rechazos, al final conseguimos, mediante una enmienda a los presupuestos, que el Gobierno cediera.

Y a pesar de que ha nivel discursivo se ha asegurado desde el Gobierno que la oferta de hoteles es ya suficiente, en la práctica no han hecho nada para que edificios enteros pasen a ser alojamientos turísticos, como es el caso de Garibai 23.

Tampoco han ayudado, claro está, los comentarios del alcalde relativos a que es «de exquisitos» querer envejecer en tu barrio o decir que no sabía qué estaban pidiendo las miles de personas que se manifestaron por las calles de Donostia el pasado mes de junio por un nuevo modelo de ciudad.

Eta honen aurrean, zer egin du EH Bilduk?

EH Bildu arduraz aritu da urte hauetan guztietan.

Adibidez, azken legegintzaldi honetan 1.000 etxebizitza berrien eraikuntza babestu dugu, hemen, osoko bilkuran.

Kasu askotan, gainera, gure zuzenketei esker, babestutako etxebizitzen kopurua igo egin da, Illarran eta Infernuan, adibidez.

Eta horixe da, gaurkoan, egingo duguna: arduraz jokatu.

Hiri honek hiri hitzarmen aurrerakoi bat behar du etxebizitza politikan. Gu prest gaude Udal Gobernuarekin politika publikoen norabide aldaketa adosteko. Gure eskua luzatuta dago. Baina ez, noski, orain arteko norabidean jarraitzeko.

Gaur aurkeztuko ditugun 5 neurriak aukera paregabea duzue norabide aldaketa hori gauzatzeko.

Bost neurriak:

1.- Lehenengo eskaera oinarrizkoa iruditzen zaigu: Donostiak etxegabetzerik gabeko hiria izan behar du berriro, eta etxegabetzeen biktimak ezin dira kale-gorrian geratu. Azken datuen arabera, 2021ean Araba, Bizkaia eta Gipuzkoan, desahuzioak % 29 igo ziren aurreko urtearekin konparatua. Eta beste 9,9 igo dira aurtengo lehen hiru hilabetetan. Epaitegien datuak dira (CGPJ). Eta dagoeneko, gehienak alokairuagatik dira (3tik bi). Batzuk komunikabidetara iristen dira, Stop Desahucios bezalako elkarteen lanari esker, baina beste asko «isilak» dira.

2.- En segudo lugar, pedimos que se ponga en marcha la maquinaria para empezar a aplicar el Decreto 149/2021 del Gobierno Vasco, ya que ha transcurrido más de un año desde que el se estableció el marco legal para poder obligar a las viviendas vacías a salir el alquiler social, pero Donsotia, al contrario que otras ciudades, sigue parada.

Del mismo modo, se insta al equipo de gobierno a que acuerde elaborar la preceptiva memoria que, justificando el cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 25.1 del Decreto 149/2021, de 8 de junio, de vivienda deshabitada y de medidas para el cumplimiento de la función social de la vivienda, permita instar posteriormente, en su caso, al departamento competente en materia de vivienda del Gobierno Vasco a que declare la ciudad como “ámbito de acreditada demanda y necesidad de vivienda” a los efectos legales oportunos.

4.- El Pleno del Ayuntamiento de Donostia insta al equipo de gobierno a que acuerde la elaboración por barrios de los índices de referencia de precios de alquiler zonal con indicación del número de viviendas en arrendamiento, superficie de las mismas y cuantías de la renta, y del mismo modo a que acuerde igualmente la elaboración del Índice de Precios de Vivienda (IPV) de compraventa de vivienda libre nueva o de segunda mano

5.- El Pleno del Ayuntamiento de Donostia insta al equipo de gobierno a que acuerde la elaboración de un estudio que cuantifique el grado de concentración de usos turísticos en los distintos barrios de la ciudad, al objeto de poder medir su grado de saturación y los efectos que están teniendo sobre la población residente y, en su caso, promover la declaración de las mismas como “zonas saturadas” de actividades de uso turístico”.