Ayuntamientos de la Llanada Alavesa reclaman más recursos en la atención primaria


| 2022-11-21 13:44:00

Diferentes Ayuntamientos de la Llanada Alavesa han acudido hoy la Comisión de Salud del Parlamento vasco para reclamar más recursos en la atención primaria de la comarca. Según han explicado, sería necesario un médico más, un auxiliar de enfermería y un administrativo para poder garantizar así que se cubran las guardias, se reduzcan el cupo de pacientes por médico y se mejore la atención con el personal de enfermería. Además, han denunciado que la semana pasada se cesó de forma inesperada a la persona responsable de la OSI de Lautada y que, por tanto, ahora se encuentran sin responsable de centro de referencia a la que dirigirse.

Todas estas cuestiones las han explicado en sede parlamentaria los y las alcades de Asparrena, Donemiliaga y Barrundia Txelo Auzmendi, Erika Letamendi e Igor Medida. Acudían en representación de los cinco ayuntamientos de la Llanada Alavesa que ya en mayo se reunieron con la consejera Gotzone Sagardui. Entonces, el número de profesionales médicos del centro de salud de Agurain se había visto reducido y había provocado que otros médicos de la comarca dejaran de atender sus centros de salud para atender el cupo de Agurain.

Fruto de esos recortes se había eliminado el servicio de guardia de Araia, Dulantzi y Ozaeta, se había reducido la atención semanal, se había incrementado la lista de espera y le número de citas diarias. Lóigicamente todo esto derivó en una sobresaturación del servicio y en una peor atención a la población de la Llanada Alavesa.

Después de la reunión mantenida con Sagarduy y tras una recogida de firmas y multitudinarias movilizaciones desarrolladas en las diferentes localidades de la comarca, Salud ha tomado medidas. Sin embargo, consideran que “no son todas las necesarias para poder hablar de un cambio notable en el servicio”.

“En estos momentos tenemos las siete plazas de personal médico de atención primaria cubiertas pero se siguen sin sustituir bajas, vacaciones y persimisos por lo que, en ocasiones, cuatro profesionales tienen que cubrir las siete consultas de la Llanada alavesa. A esto hay que sumar que los médicos rurales hacen guardias, que sólo hay dos pediatras y que los servicios administrativos no son capaces de cubrir con todas sus tareas”, han denunciado.