A iniciativa de EH Bildu, Osakidetza dará prioridad a la salud mental, especialmente en menores y jóvenes


| 2022-05-19 11:17:00

A propuesta de EH Bildu, el Parlamento ha instado al Gobierno a diseñar lo antes posible la nueva Estrategia de Salud Mental y que esta considere prioritarias la lucha contra el estigma que sufren las personas con problemas de salud mental, la situación específica de la infancia y la juventud y la prevención del suicidio.

María Garde ha subrayado “la necesidad de dar un salto cualitativo en materia de salud mental y la importancia de que la nueva estrategia se elabore desde una perspectiva de género, primero, porque esa perspectiva debería estar integrada en todas las políticas públicas y, especialmente, porque el último informe de Emakunde ha puesto de manifiesto la marginación que sufrimos las mujeres en la atención de Osakidetza”. En esta misma línea, la parlamentaria de EH Bildu ha añadido que “la Organización Mundial de la Salud afirma también que ser mujer es un factor de riesgo cuando hablamos de problemas de salud mental”. Asimismo, Garde ha apuntado la importancia de que el trabajo en este ámbito sea transversal. “La promoción y el cuidado de la salud mental debemos abordarla en todos los espacios: la educación, el mercado laboral, los servicios sociales, el ámbito socio-sanitario”.

Garde ha puesto sobre la mesa las grandes necesidades que existen hoy en el tratamiento de la salud mental y ha apostado por tomar medidas con urgencia, ya que “la salud mental de niños, niñas, adolescentes y jóvenes ha empeorado desde la pandemia hasta el punto de que el suicidio es su principal causa de fallecimiento; se han multiplicado los trastornos de la conducta alimentaria, sobre todo entre las chicas jóvenes; se ha puesto de manifiesto la discriminación que las mujeres sufrimos en la atención de salud mental en Osakidetza; hay escasez de profesionales y recursos, motivo por el cual Osakidetza sólo atiende los casos más graves, muchas veces sin la continuidad e intensidad necesarias; y muchos otros los deriva al sistema privado porque la red pública no tiene capacidad de llegar a todos los casos; y además aún hoy sigue habiendo estigmas, tabúes y prejuicios sobre la salud mental que llevan a la marginación y el aislamiento de las personas con ese tipo de trastornos”.