EH Bildu y Elkarrekin Donostia denuncian que PNV-PSE siguen permitiendo el incumplimiento de la sentencia sobre Belartza II


| 2019-12-17 12:42:00

En los últimos años se han reproducido grandes polémicas en torno a los proyectos previstos y los trabajos realizados en la zona de Belartza. Los comerciantes donostiarras, los añorgatarras y el movimiento ecologista se han mostrado muy críticos ante el nuevo gran centro comercial que se quería ubicar allí.

El pasado mes de julio, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco declaró ilegal una autorización concedida por el gobierno municipal en la zona de Belartza II. En concreto, el tribunal declaró ilegal un permiso otorgado por el gobierno municipal de Eneko Goia para depositar varias toneladas de piedras en la zona de Belartza II. Como se recordará, los juzgados solicitaron al ayuntamiento de Donostia que retirara las piedras y restableciera el estado en el que se encontraba la zona antes del depósito. Es decir tenía que restablecer los árboles, plantas, etc. que había antes en el lugar.

Ante esta contundente sentencia, EH Bildu y Elkarrekin Donostia solicitaron explicaciones al Gobierno Municipal, por un lado, para saber qué postura iban a adoptar ante la sentencia y, por otro, para comprobar si hacían algún tipo de autocrítica por la nefasta gestión realizada.

Por supuesto, el Gobierno de PNV-PSE no admitió el error y se limitó a decir que iba a seguir poniendo multas a la empresa a la que había permitido depositar las piedras “a posteriori” de forma ilegal. Entonces ya le había impuesto 7 multas de las 10 posibles según la ley. Y admitieron que, si aun así la empresa no cumplía con su deber, tendría que ser el propio ayuntamiento el que lo hiciera de forma subsidiaria.

Pues bien, el plazo para que la ejecución de la sentencia acaba el lunes que viene, día 23 de diciembre, y hasta ahora el Gobierno de Eneko Goia no ha hecho absolutamente nada más que dejar pasar el tiempo. Lo cierto es que, a pesar de la contundencia de la sentencia, no se ha restituido la situación del terreno, por lo que no se ha cumplido el mandato judicial. Y esto puede conllevar una serie de gastos procesales que correrían a cargo de toda la ciudadanía donostiarra por la desidia mostrada por el equipo de Eneko Goia.

En todo lo referente a Belartza II se ha comprobado lo excesivamente compresivo que es este Gobierno municipal de PNV-PSE con las necesidades de unos pocos.