Noticias

El pleno del Ayuntamiento de Trebiñu rechaza la línea de muy alta tensión que una empresa privada proyecta hasta Jundiz


Ritxar Astegieta: “Se trata de un proyecto de producción de energía alejado de los centros de consumo que provoca una gran pérdida de energía en el transporte y graves impactos en nuestro municipio”

| 2021-11-19 11:25:00

El pleno del Ayuntamiento de Trebiñu ha rechazado la línea de muy alta tensión que el Grupo Forestalia Renovables ha promovido desde Zaragoza a Gasteiz y que entra en Araba por la Rioja Alavesa hasta llegar a Jundiz. Según ha destacado EH Bildu, el proyecto incumple lo dispuesto en el planeamiento urbanístico. No en vano, se proyecta la instalación de 4 km de línea con ocho torres de entre 41 y 50 metros de altura en las localidades de Pangua y Burgeta. Siete de las torres se ubican en suelo rústico, una de ellas en suelo con protección natural y otra sobre un yacimiento arqueológico. Además, la línea discurre a menos de 250 metros del núcleo urbano de Burgeta y cruza los viales de acceso de Burgeta y  Pangua.  

Pero más allá de las afecciones concretas en el municipio de Trebiñu, este proyecto cuenta con otras muchas carencias. Así, en opinión de EH Bildu, este proyecto de titularidad privada y uso exclusivo del promotor abre una puerta la privatización del transporte de la energía, hasta ahora, en manos de Red Eléctrica de España. De hecho, este proyecto no está contemplado en la planificación del Estado para el período 2015-2020 ni en la nueva planificación energética para el período 2021-2026 pendiente de aprobación.

Tal y como ha destacado EH Bildu, no se trata de una línea de evacuación, sino de una línea de transporte que no cuenta con autorización para ejercer dicha actividad. Por si fuera poco, la capacidad de transporte de esa línea supera, con creces, la energía que va a producir en las diferentes centrales fotovoltaicas y eólicas desde donde pretende evacuar la energía eléctrica.

Ritxar Astegieta, portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Trebiñu, ha subrayado que este proyecto no da respuesta a los retos globales que enfrenta el planeta contra el cambio climático ni a los principios que promueve la Agenda 2030. “Se trata de un proyecto de producción de energía alejado de los centros de consumo que provoca una gran pérdida de energía en el transporte y graves impactos en nuestro municipio”, ha añadido Astegieta.