Noticia

La negativa de Lakua a tramitar la proposición de ley de contra la deslocalización de empresas es una pataleta infantil

Legebiltzarra | 2019-03-29 14:47:00

El Gobierno es contrario a que se tramite la propuesta de EH Bildu pero no da ni un solo argumento jurídico. Es incomprensible que pretenda impedir extender al conjunto de la CAV criterios que ya se aplican en Bizkaia, en la práctica pone la alfombra roja para que las empresas cobren ayudas públicas y luego se vayan a otros países.

EH Bildu registró hace un mes en el Parlamento una proposición de ley para hacer frente y evitar la deslocalización de empresas. Entre otras medidas, planteó que, en caso de deslocalización, las compañías tengan que devolver las ayudas públicas recibidas durante los 10 años anteriores. Sin embargo, el Gobierno vasco ha emitido criterio desfavorable a que esa propuesta pueda siquiera tramitarse sin soportar ese dictamen en ningún argumento jurídico. A juicio de Iker Casanova, “la respuesta de Lakua es incomprensible porque se opone a extender por ley al conjunto de la CAV los criterios que hoy ya se están aplicando en Bizkaia a través de una norma foral; es evidente, por lo tanto, que no hay ningún impedimento jurídico para bloquear la proposición de ley de EH Bildu. Todos los argumentos del Ejecutivo son políticos y económicos y están encaminados a poner la alfombra roja a que las empresas puedan recibir ayudas públicas y luego trasladarse sin más a otros países”.

El parlamentario de EH Bildu achaca la actitud del Gabinete Urkullu a “su falta de madurez política y a su afán de venganza; no solo es incapaz de cumplir su calendario legislativo, sino que además ahora pretende impedir la potestad legislativa de la oposición”.

Casanova critica especialmente la actuación del PSE, “empeñado en demostrar permanentemente que es solo un convidado de piedra en un gobierno hundido en una deriva neoliberal, como ayer mismo pudo comprobarse con su negativa a apoyar la iniciativa de EH Bildu a favor de un salario mínimo de 1.200 euros. Esperamos que esta vez PNV y PSE reflexionen, rectifiquen al Gobierno y posibiliten con sus votos la tramitación y aprobación de una ley contra las deslocalizaciones”.