Noticia

La polémica de la Conferencia de Presidentes es una prueba más de la relación de sumisión que impone el modelo autonómico

Arnaldo Otegi: “Insistir en que hay una relación bilateral es una ficción y un absurdo político; lo que necesitamos es bilateralidad en condiciones de igualdad. No vale quejarse del maltrato al que someten a nuestro pueblo, hay que poner en pie alternativas que den solución a los problemas”.

EH Bildu | 2020-07-29 15:24:00

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, considera que la polémica abierta en torno a la convocatoria de la conferencia de presidentes autonómicos que se celebrará el viernes y la exigencia al lehendakari Urkullu para que acuda a la cita, junto con la decisión del Gobierno español de posponer la reunión de la Comisión Mixta del Concierto, constituye “una prueba más de la relación jerárquica de sumisión que impone el modelo autonómico y constitucional español”.
Tras denunciar que ese modelo de relación “sigue siendo avalado por aquellos que, renunciando a un modelo de soberanía, siguen tratando de afianzar en el país un modelo regionalista y autonómico reformado”, Otegi advierte de que “insistir en la existencia de un modelo bilateral, además de una ficción, es un absurdo político, ya que todas las relaciones entre dos entes son bilaterales; ese no es el problema, lo que nuestro pueblo necesita son relaciones bilaterales en condiciones de igualdad, no de sumisión a un orden constitucional que no nos reconoce como nación con derecho a decidir”.
Otegi asegura que “sin soberanía no existe un orden que proteja a nuestro pueblo”, de modo que “no vale quejarse permanentemente del maltrato al que someten a nuestro pueblo, sino que hay que poner en pie alternativas que den solución a sus problemas empezando por decir alto y claro que no somos ni menores de edad ni estamos incapacitados para tomar nuestras propias decisiones”.
Por ello, añade, “EH Bildu seguirá trabajando para que ese marco de soberanía sea una realidad que nos permita poner en práctica políticas públicas que pongan en el centro los intereses de las grandes mayorías sociales”, puesto que “el actual modelo autonómico nos impone al conjunto de Hego Euskal Herria límites en nuestras políticas económicas y sociales que no nos podemos permitir frente al grave deterioro de las condiciones económicas y sociales derivadas de la pandemia”.