Euskal Eredua. Un país mejor (II)