Nafarroa

Noticias

EH Bildu ha presentado una moción por la que se insta a garantizar los derechos lingüísticos de toda la ciudadanía navarra

| 2019-10-04 10:21:00

EH Bildu ha criticado firmemente las dos sentencias que el TSJN ha dado a conocer esta semana porque anulan determinados artículos del Decreto del Euskara. Tal y como ha afirmado la portavoz Bakartxo Ruiz, “la decisión de que el euskara no se valore como mérito en las zonas mixta y no-vascófona, así como la anulación de que los comunicados y rotulación de la administración central deban ser bilingües, supone de nuevo la negación y opresión de los derechos lingüísticos de los y las navarras euskaldunes”.

En ese sentido, Ruiz ha criticado que “en opinión de EH Bildu, es un retroceso enorme en los derechos lingüísticos de los y las navarras, y en el avance y desarrollo de la lengua de toda la ciudadanía navarra. Pensamos que la sentencia va contra la política impulsora que tiene como finalidad la propia Ley del Euskara vigente, porque impone un punto de vista completamente restrictivo”. “Por eso, creemos que es imprescindible que el Gobierno de Navarra, que se autodefine como “progresista”, defienta los derechos de toda la ciudadanía, sin discriminación y dejando de lado las perspectivas restrictivas” ha añadido.

Además, según la portavoz, “las sentencias han dejado en evidencia que, mientras no se supere la zonificación, será imposible garantizar los derechos lingüísticos de los y las navarras euskaldunes, y ahora es el momento de poner el debate de nuevo encima de la mesa”.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario EH Bildu Nafarroa ha presentado una moción por la que se insta al Gobierno de Navarra a interponer un recurso a las citadas sentencias, que vaya en la línea la “cohesión social” y “cohesión territorial” que reivindica el acuerdo programático de la presente legislatura. Asimismo, también se insta a tomar la decisión de no valorar el conocimiento de euskara menos que el de otras lenguas nunca más. Finalmente, la moción registrada por EH Bildu insta a garantizar la igualdad de derechos de toda la ciudadanía y a trabajar para aprobar una nueva ley del euskara que supere la zonificación.