Legebiltzarra

Noticias

PNV y PSE han decidido gobernar sin el Parlamento porque lo ven como un estorbo para sus intereses


EH Bildu acusa a PNV y PSE de bloquear y acallar por sistema sus iniciativas. Quieren impedir que la Diputación Permanente ponga en evidencia las carencias de su gestión y hoy han impedido que se pueda debatir sobre la planificación del próximo curso escolar y la necesidad de reforzar la Atención Primaria de Osakidetza.

| 2020-06-11 13:13:00

PNV y PSE ven el Parlamento como un estorbo para sus intereses partidistas y desde que se desató la crisis del covid han decidido gobernar sin él, como si no existiera. Esta mañana han vuelto a bloquear las propuestas de EH Bildu en la Mesa, impidiendo así que puedan debatirse en la Diputación Permanente. Desde que Urkullu disolvió la Cámara, esta ha sido su actitud habitual, casi sistemática, para acallar la voz de la oposición, especialmente la de EH Bildu.

Así, hoy, cuando en la comunidad educativa la incertidumbre de cara al próximo curso escolar es absoluta, han decidido que no procede debatir sobre la planificación del curso 2020-2021 y se han negado a tramitar la proposición no de ley que EH Bildu había registrado con ese objetivo. PNV y PSE han querido evitar que la propuesta de EH Bildu –un máximo de 15 alumnos por aula, contratar un 20% más de profesoras y profesores y garantizar a todo el alumnado los medios tecnológicos necesarios para el aprendizaje 'on-line'– deje en evidencia la falta de planificación del Departamento de Educación. Las medidas a adoptar en septiembre para garantizar la salud y la calidad de la enseñanza en todos los centros educativos deben debatirse y acordarse ahora, en el Parlamento y también con los agentes del sector, y es una enorme irresponsabilidad impedir ese debate justo cuando además los criterios del Ministerio de Isabel Celaá chocan con las intenciones de la Consejería de Educación.

PNV y PSE también han echado atrás, sin dar opción al debate, la propuesta de EH Bildu para reforzar la Atención Primaria de Osakidetza (incremento de un 10% de su plantilla). Su decisión es una ofensa para todas y todos los trabajadores de Osakidetza. Los partidos del Gobierno todavía no han entendido que los aplausos no son suficientes, que hacen falta medidas eficaces para reforzar el sistema público de salud, y con decisiones como la de hoy están demostrando que en la pandemia no han aprendido nada y que no tienen ninguna voluntad de revertir los recortes que han hecho en Osakidetza en los últimos años.

Más allá de la actitud de bloqueo general de PNV y PSE en la Mesa del Parlamento, para EH Bildu es especialmente denunciable cómo está actuando Bakartxo Tejería desde febrero. Como presidenta del Parlamento, su responsabilidad era reforzar las funciones que esta institución debería haber desempeñado durante la crisis, pero ha hecho lo contrario, devaluar día a día el Parlamento, supeditándolo a los intereses particulares del PNV.