Bizkaia

Noticias

EH Bildu se compromete a formar un gobierno cuya prioridad será acabar con la precariedad mirando sobre todo a la juventud y las mujeres


La candidata de EH Bildu por Bizkaia, Jasone Agirre, afirma que en estas elecciones hay que elegir entre el modelo del PNV, que nos condena a la precariedad, y el de EH Bildu, que da seguridad y certeza. Explica su plan para crear 33.000 nuevos empleos, fijar un sueldo mínimo de 1.200€ y ofertar 11.000 viviendas de alquiler público

| 2020-06-26 17:11:00

Esta mañana, en Bilbao, la candidata de EH Bildu por Bizkaia, Jasone Agirre, ha subrayado que EH Bildu se comprometerá a formar un gobierno que tenga como principal prioridad construir el país que nos merecemos y que ponga fin a la precariedad de la ciudadanía, prestando especial atención a la juventud y a las mujeres, que son quienes más la sufren.

Tras indicar que “un país avanzado como el nuestro no se puede permitir tener una de las tasas de precariedad laboral más altas de Europa”, la candidata de EH Bildu por Bizkaia se ha comprometido a “salvaguardar todos los derechos fundamentales de la gente”.

Agirre ha subrayado en que el día 12 de julio se va a elegir entre dos opciones, la del PNV, “que nos condena a la precariedad”, y la de EH Bildu, “que da seguridad y certezas”. En este sentido, ha explicado que EH Bildu tiene “un plan y la voluntad política para acabar con la precariedad y garantizar los derechos de la ciudadanía”, un plan que contempla crear 33.000 nuevos empleos y mantener los 100.000 que están en peligro, establecer un sueldo mínimo de 1.200 euros, no aplicar la reforma laboral, la semana laboral de 35 horas y garantizar el derecho básico a la vivienda con 11.000 viviendas de alquiler público limitando además el precio del alquiler.

Ante la situación de precariedad que viven miles de personas, la candidata de EH Bildu por Bizkaia ha reivindicado el derecho básico a poder vivir en una vivienda digna y ha subrayado que “la primera y primordial obligación de las administraciones públicas debe ser proteger a la gente, implementar políticas para asegurarle un futuro digno; se puede hacer, es cuestión de voluntad política, una voluntad política que el Gobierno de Urkullu no ha tenido ni de lejos y que tampoco va a tener porque sus prioridades son otras”.