Nafarroa

COVID-19 Análisis de situación y propuestas

| 2020-03-24 13:49:00

1. INTRODUCCIÓN

En primer lugar, lamentar y mostrar nuestras condolencias a las familias de las personas fallecidas durante estos días. También nuestro apoyo y solidaridad a todas las personas que se encuentran hospitalizadas, con seguimiento domiciliario o que teniendo síntomas y no habiéndosele hecho la prueba, no tienen la seguridad de no estar contagiadas.

En segundo lugar, mostrar nuestro agradecimiento a todo el personal sanitario y de emergencias por la ingente labor que están desarrollando, así como a todo el personal del conjunto servicios públicos, en tareas de cuidados, personal de limpieza, de supermercados, tiendas de alimentación, farmacias… y todas las que están trabajando para garantizar nuestros derechos y el acceso a los productos básicos.

En tercer lugar, valorar también la corresponsabilidad y solidaridad que la ciudadanía de Nafarroa está demostrando para amortiguar los efectos del coronavirus, tanto en lo que se refiere a las medidas preventivas como a las redes de solidaridad comunitarias que se están creando pueblo a pueblo y barrio a barrio para colaborar con las personas que más lo necesitan. El auzolan siempre ha sido y es una de las esencias que tiene nuestro pueblo y volvemos a demostrar que el apoyo mutuo, el trabajo en común y la solidaridad están por encima de cualquier situación. 

2. LECTURA GLOBAL

Estamos ante una crisis sanitaria con unas consecuencias en el ámbito social, laboral y económico que no podíamos imaginar hace unos meses, ni siquiera unas semanas. Somos muy conscientes de que son momentos muy duros y está por ver el alcance de los efectos en todos los ámbitos. Una situación de incertidumbre en la que es lógico que la población tenga miedo, una emoción que tenemos que intentar canalizar entre todos y todas teniendo las prioridades claras. 

Lo prioritario para EH Bildu en estos momentos es la salud pública y el bienestar de la ciudadanía. Y, como el conjunto de la sociedad, estamos seriamente preocupadas. Porque esta crisis está poniendo ante el espejo todas las debilidades de un sistema que no está centrado en los cuidados, tal como está planteando el movimiento feminista, y que tras la crisis de 2008 se ha visto debilitado por políticas de recortes que debilitaron servicios públicos esenciales en favor de entender la cobertura de las necesidades más básicas como una fuente de negocio de unos pocos. Una tendencia que en los últimos años hemos empezado a revertir pero de manera insuficiente. La actual situación demuestra que todavía es necesario seguir reforzando, afianzando y mejorando el empeño frente a quienes siguen defendiendo privatizaciones y recortes. 

Y también están quedando en evidencia los límites del marco actual, donde muchas de las decisiones quedan a expensas de lo que se decida en Madrid, una tendencia que se acrecienta con la declaración de Estado de Alarma. Partiendo de la base de que la salud de navarros y navarras es lo primero, nos preocupa que en estos momentos la acción del Gobierno de Navarra en los ámbitos prioritarios quede supeditada al mando único del Gobierno de España, que ni conoce la realidad de Navarra ni las necesidades propias, y se aproveche esta situación excepcional para re-centralizar competencias. Ninguna decisión que se adopte en Madrid va a ser mejor ni más eficaz que las que se adopten en Navarra, partiendo del conocimiento de nuestra realidad y de la gestión eficaz de nuestros recursos. Está quedando demostrado en la compra y gestión de mascarillas y equipos de protección. Lo importante es la correcta coordinación y colaboración entre diferentes agentes y administraciones, empezando desde lo local hasta los marcos europeos. 

Por ello, le hemos trasladado al Gobierno de Navarra que sea él quien siga asumiendo el liderazgo de la gestión de la situación. Ponemos en valor la disposición del Gobierno de Navarra y la fluidez en la comunicación con los grupos políticos, ya que el contacto y la información sobre las diferentes medidas que se han ido adoptando han sido y son permanentes. Pero llegados a este punto, consideramos que no es suficiente, y le hemos trasladado que es necesario gestionar las medidas para garantizar la atención, los cuidados y las consecuencias económicas, laborales y sociales desde una mesa amplia de agentes sociales, económicos y políticos, contando con la participación del movimiento feminista. Hasta el momento no hemos obtenido respuesta a esta propuesta.

3. VALORACIÓN Y PROPUESTAS POR ÁMBITOS

3.1. Sobre el ámbito sanitario

Los profesionales no disponen del material suficiente para su autoprotección. Ni mascarillas, ni equipos de aislamiento, y es urgente que el Gobierno de Navarra dé una solución. No es comprensible que los policías y militares sí, y los que están con enfermos no tengan medios. No es comprensible que el Ministerio de Sanidad anuncie una compra centralizada y no obtenga material o no llegue a las Comunidades. No sabemos cómo se están repartiendo los recursos existentes. Hay una opacidad total. Exigimos criterios públicos y claros.

El propio ministro dijo que las Comunidades podían comprar material por sí mismas. ¿Está en ello el Departamento de Salud de Navarra? La consejera de Salud dijo que no hay problemas de “desabastecimiento”, pero que si no hay es porque se está racionalizando el material. ¿Según qué criterios? Se están produciendo situaciones de riesgo en diferentes áreas, también en el caso de los profesionales de las residencias y otros espacios socio-sanitarios. Es necesaria la distribución urgente de equipos de protección y mascarillas en todo el ámbito socio-sanitario.

Si las informaciones sobre falta de material de protección son reales a nivel global, se debería informar a las plantillas para que puedan valorar alternativas. No informar a la plantilla de los problemas solo genera desconfianza y nerviosismo.

En el caso de que no haya posibilidad a nivel estatal de compra de estos equipos, el Real Decreto permite al Estado asumir centros o empresas de producción del sector privado. ¿No tiene intención el Estado de poner a disposición de la administración los medios de producción de mascarillas y equipos de protección? 

A estos profesionales no se les está haciendo la prueba y muchos temen que por haber actuado con casos positivos, incluso sin síntomas, se les esté contagiando el virus y ellos mismos lo estén transmitiendo a los pacientes. Hay que hacer la prueba a todos los profesionales.

Hay que dar facilidades y protección a los profesionales para que hagan su trabajo en las mejores condiciones y no sean foco de transmisión para sus familias. Habría que habilitar habitaciones de hoteles cercanos a zonas hospitalarias para el personal sanitario que lo necesite para garantizar su protección.

También sería recomendable hablar con las empresas hoteleras del entorno hospitalario, algunas de las cuales ya se han ofrecido, para dedicar estas infraestructuras hoteleras a posiblescamas hospitalarias. Crear centros específicos para atender estos pacientes permitiría liberar los hospitales para garantizar el resto de atención sanitaria. En pocos días es posible que se necesite una cantidad importante de nuevas camas hospitalarias.

Especialmente en Atención Primaria, muy poca población está siendo atendida presencialmente en la mayoría de las Centros de Salud. Buena parte de los profesionales podrían hacerlo por teletrabajo, ya que se está haciendo un seguimiento telefónico a la población en un 80%, como nos están diciendo desde diferentes Centros de Salud. En muchos casos ya están usando videoconferencia por whatsapp  para seguimiento de pacientes con éxito y satisfacción por parte de los profesionales y pacientes. Pero alertan de que necesitan tablets con SIMcard para mejorar el trabajo.

Sería conveniente valorar si la atención, durante los fines de semana, la debería realizar el profesional de referencia (cupo) de cada zona básica mediante tele-asistencia, vista la caída de actividad asistencial entre semana. Permitiría descargar de trabajo al personal de guardia. 

Respecto a los test, en nuestra opinión hay que hacer test a todos los pacientes con sospecha de contagio y tener los verdaderos positivos identificados. Es necesario que para cuando exista un test rápido se dispongan cantidades suficientes en los centros de salud. Para la realización de estos test hay que definir la estrategia. Puede ser citando cada 20 minutos en el centro de salud a todas las personas que ahora se tratan como casos positivos sin diagnosticar en casa. Se realizaría en las áreas previstas, y se desinfectaría al terminar la jornada. También se podría hacer desde el coche directamente, como en otros lugares.

Mediante el Decreto Ley del Gobierno de Navarra será posible contratar a personal sanitario jubilado, a jornada completa al que se encuentra con reducción laboral o en otras situaciones para que se pongan a disposición de la administración. Por lo tanto, la Administración pondrá todos los medios humanos de los que dispone y de los que carece. ¿Qué aportaciones están realizando y realizarán los hospitales y clínicas privadas? Debe hacerse una planificación para poner una parte de sus profesionales y recursos del sector privado al servicio de Osasunbidea. 

En esta línea, hemos acogido con satisfacción que el Gobierno de Navarra haya creado una autoridad única para la red sanitaria pública y privada, de manera que se tenga una visión global de los recursos disponibles, camas de UCI incluídas, Con lo que puede venir, en lugar de cargar todo el sistema sanitario público, hay que aprovechar toda la red sanitaria. Pedimos al gobierno que aclare cuál es la previsión del Departamento de Salud respecto al uso del sector privado. 

3.2. Sobre las medidas económicas y laborales

Nos preocupa que se aproveche la situación para recortar derechos y que las consecuencias de esta crisis, como en la del año 2.008, la paguen los sectores populares y los más vulnerables. Cuando las situaciones son complicadas las consecuencias no las pueden sufrir solo los trabajadores y trabajadoras sino que la contribución de la sociedad para hacer frente a los costes de esta crisis debe ser proporcional. Hay diferentes cuestiones a abordar:

a) Vemos al gobierno de Navarra empecinado en que la actividad económica se mantenga. “Proteger la salud sí, pero hay que trabajar y la economía debe avanzar”. Hay que tener claro cuáles son las prioridades de las medidas que se adoptan, y en este momento debe ser velar por la salud pública, protegiendo a los trabajadores y trabajadoras. Creemos que para superar esta crisis cuanto antes es imprescindible reducir al mínimo toda actividad a excepción de los servicios básicos y esenciales y garantizando el confinamiento efectivo de la amplia mayoría de la sociedad, tal como se ha decretado en Italia.

b) De momento las medidas anunciadas por el Gobierno son muy generales. Se crea un fondo de 100 millones ampliable, pero no se especifica su distribución. El espacio socio-sanitario y los recursos para garantizar el bienestar de la sociedad deben ser prioritarios ahora, estableciendo todos los recursos humanos y materiales necesarios para ello. Hemos echado de menos que entre los objetivos de este fondo no se recojan las necesidades extra que puedan tener los Ayuntamientos y solicitamos al Gobierno de Navarra que se contemplen.

c) En el apartado de personal público, estamos de acuerdo con que el personal deba estar a disposición de la administración y la flexibilización de los criterios hasta ahora existentes para garantizar la prestación de los servicios básicos, pero las únicas personas exentas de estas medidas son las mujeres embarazadas. Habría que tener en cuenta también a las personas con enfermedades crónicas, por ejemplo. Todas estas personas deberían estar confinadas y exentas de ir a trabajar, en el sector público y en el privado.

d) En relación a la protección de la salud de trabajadores y trabajadoras, valoramos las medidas adoptadas en Función Pública, priorizando el teletrabajo, y pedimos al Gobierno de Navarra que vele por la prevención de riesgos también en las empresas privadas, de manera que se haga un seguimiento efectivo de las medidas de prevención en materia de seguridad y salud, tal como están demandando los sindicatos. En todo caso, la actividad productiva debería ser mínima y excepcional. 

e) En el Decreto Ley se amplían las posibilidades de concesión de avales y préstamos a empresas. Estamos de acuerdo con dar liquidez a las empresas en estos momentos, pero deben comprometerse efectivamente con el mantenimiento del empleo y de los derechos laborales. Ante el esfuerzo que va a hacer el sector público y Hacienda, la patronal, el sector privado y las empresas, ¿qué aportación van a hacer? Es una cuestión que debe exigirse y clarificarse por parte del Gobierno de Navarra. 

Los créditos ICO anunciados por el Gobierno de España están, entre otras cosas, condicionados a la viabilidad del negocio. Viabilidad que, en muchos casos, será cuestionable. Proponemos instar al Gobierno para que promueva la concesión de créditos blandos por parte de las instituciones financieras. No olvidemos que en su día se les rescató con más de 60.000 millones de euros. Ahora más que nunca se debe exigir que devuelvan a la sociedad lo que en su día esta última les prestó por medio del último rescate bancario.

f) En estos momentos se están tramitando más de 1.000 ERTEs en Navarra. En estos casos, hay que garantizar la participación de los sindicatos para garantizar los derechos de las personas trabajadoras. Igualmente, se debería exigir a las empresas que complementen hasta el 100% de los salarios lo que pagará la Seguridad Social a los trabajadores a cambio de recibir financiación pública. 

Las empresas deben utilizar todas las herramientas y medidas de flexibilidad que estén a su alcance antes de recurrir a la tramitación de un ERTE (así está dispuesto en la legislación alemana y así es como se está haciendo allí). La tramitación y concesión de ERTEs debe estar condicionada a la cuenta de resultados de cada empresa. El coste de la crisis económica que va a venir no puede, de ninguna manera, ser asumido exclusivamente por los/las trabajadoras y por el sector público; las empresas deben contribuir ineludiblemente a afrontar las consecuencias económicas de esta pandemia.

g) Cuando las empresas vayan a tener beneficios habrá que analizar los mecanismos de devolución vía impuestos.

h) Especial mención precisa la situación del colectivo de personas trabajadoras y empleadoras autónomas que en Navarra lo componen unas 47.000 personas. Las medidas adoptadas por el Estado son insuficientes, ya que en muchos casos, por distintas circunstancias, no pueden pedir el cese de actividad para acogerse a las prestaciones, por lo que desde Navarra hay que adoptar medidas dirigidas a reducir considerablemente la grave situación que van a padecer mientras dure la crisis, así como para recuperar y reincorporar después a la mayor parte del colectivo y del empleo que genera. 

Navarra debe de tomar medidas bien compensando mediante una prestación económica única (como se ha hecho en Catalunya) a quienes figuren como autónomos en actividades de las que se ha decretado el cierre, de acuerdo con lo previsto en el Real decreto 463/2020, de 14 de marzo, y que al mismo tiempo acrediten una reducción drástica e involuntaria de su facturación como consecuencia de los efectos del coronavirus en su actividad económica, y no dispongan de fuentes alternativas de ingresos; o apoyándolos de forma generalizada también mediante los denominados “cheques de resistencia» (como lo va hacer Cantabria) que cubrirán gastos fijos de los negocios, es decir, aquellos que hay que pagar con independencia de que estén abiertos o cerrados, como alquiler, luz, electricidad, etc., o con medidas de ayuda para su reincorporación una vez finalizada la crisis. 

3.3. Sobre el ámbito educativo

El cierre de todos los centros educativos ha supuesto un panorama incierto para este final de curso, en el que profesionales y alumnado están teniendo que hacer un esfuerzo muy importante para paliar las consecuencias de esta situación. 

Valoramos que se modificaran las instrucciones del Departamento de Educación para permitir que el personal docente tele-trabaje desde casa prioritariamente, sabiendo que el necesario seguimiento al alumnado les está suponiendo un esfuerzo añadido.

Nos preocupan varios aspectos que hay que abordar con carácter urgente:

• En primer lugar, pedimos al Gobierno de Navarra clarificar qué va a pasar con las oposiciones previstas para este final de curso. Las personas opositoras necesitan certezas lo antes posible.

• Mismas certezas necesita también el profesorado y alumnado de 2º de Bachillerato que va a presentarse a la EvAU. Hay que tomar decisiones urgentes respecto a la posible reducción del temario y retraso de fechas. 

• Hay que garantizar que todo el alumnado con Necesidades Educativas Especiales tenga el seguimiento necesario, por lo que, además de la labor que el profesorado y los equiposde orientación implicados están haciendo, el Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (CREENA) debe reforzar su labor.

• Garantizar de manera efectiva que no haya  brecha digital entre el alumnado y todos y todas tengan medios para poder hacer el trabajo escolar telemáticamente. 

3.4. Sobre el ámbito social

Hay muchas personas en situación de vulnerabilidad económica y social que se está viendo acentuada en estas circunstancias y que necesitarán mayor apoyo económico y social. Es necesario prever y adoptar con urgencia medidas que protejan los derechos y el bienestar de todas estas personas. Una medida imprescindible es la de reforzar las plantillas de los servicios de base para responder a las nuevas necesidades. 

Es necesario agilizar los trámites de la Renta Garantizada y ampliar las ayudas de emergencia. Para ello habría que reordenar el personal para sacar los trámites administrativos más urgentes y responder a las nuevas necesidades. Por sectores, nos preocupan especialmente:

3.4.1. Residencias socio-sanitarias

Las residencias son unos de los espacios más vulnerables y la preocupación de las familias y personal es patente. El 20 de marzo el Gobierno de Navarra aprobó el protocolo de Salud ante posibles casos de Covid-19 en residencias. Faltan EPIS y las personas contagiadas están aisladas dentro de las residencias y se prevé que vaya a haber muchas bajas. Es necesario comenzar a hacer las previsiones sobre necesidades y adoptar este tipo de medidas:

• Tal como establece el protocolo aprobado, garantizar refuerzo de personal y equipos médicos que puedan estar o pasarse con más frecuencia por dichos centros. Garantizar EPIS y material necesario. 

• Comenzar a elaborar una lista de contrataciones para cuando sea necesaria. Ya han reconocido que no pedirán el título para poder contratar, mucha gente se está quedando en paro, especialmente las trabajadoras del hogar. Estas mujeres tienen experiencia, así que se les podría contratar.

• La situación de contagio en residencias es preocupante, si la cosa se agrava se debieran sacar las personas que mejor situación tengan a pisos, habría que preparar determinados pisos para ello o, si fuera necesario, hacerlo en hoteles o en otro tipo de inmuebles por ejemplo, de la iglesia.  

• Los casos graves están ocurriendo en las residencias concertadas que además de buscar mantener sus beneficios, consideramos que en estos casos la administración debe pedirles esfuerzos y responsabilidades también a ellas. 

• Ante el nerviosismo y estrés de las trabajadoras, es necesario que tengan información y asesoría continuada. 

• Control por parte de la administración de las medidas de seguridad que estén llevando en las residencias privadas.

3.4.2. Servicio de Atención Domiciliaria

La realidad es muy diferente a la habitual y entendemos que es necesario conocer el momento en que nos encontramos. En esta situación mucha gente se ha dado de baja porque muchas de las personas están siendo atendidas por familiares. En cualquier caso, la previsión es que muchas vayan a solicitar ahora este servicio. Por ello, planteamos:

• Las trabajadoras en esta situación también deben tener garantizadas las medidas de prevención.

• Es necesaria la información continuada al personal para poder garantizar las medidas preventivas y demás dudas que puedan salir. Asesoría por parte de profesionales de la salud y de prevención de riesgos laborales.

• Readecuar el servicio a las nuevas situaciones, reforzando el personal y dando otros tipos de servicios que hasta ahora no daban. Ampliar los horarios en esta situación excepcional con más personal, también los fines de semana.  

• Agilizar las contrataciones de los familiares que se han quedado en casa para cuidarles.

• Garantizar el reparto de comida coordinando este servicio con Cruz Roja y los grupos comunitarios que se han creado en barrios y pueblos.  

• Aquí también habrá un alto porcentaje de trabajadoras que van a estar de baja o que deban quedarse en casa para cuidar a sus familiares. Es necesario adelantarse y tener una lista de contratación. 

3.4.3. Mujeres víctimas de violencia machista

Nos encontramos con un sector muy vulnerable en la que la situación de desprotección en esta coyuntura es muy preocupante. Consideramos que la situación de estas mujeres se va a agravar como ha ocurrido en otros lugares como China, donde los casos aumentaron exponencialmente con el confinamiento. Va a ser muy difícil detectar estos casos y que las mujeres puedan llegar a denunciar. Los casos identificados que están en sus casas se están controlando por llamadas, que puede ser insuficiente. La casa de acogida está saturada y, además, hay familias contagiadas. 

Ante esta situación, consideramos que habría que adoptar estas medidas:

• Habilitar más pisos para casos de emergencia. 

• Mantener en el tiempo y reforzar la campaña informativa que ya está en marcha sobre los teléfonos de atención y sensibilización.

• Refuerzo del seguimiento, más llamadas telefónicas, habilitar video-llamadas o videoconferencias, utilizar redes de apoyo…

3.4.4. Menores 

Este es otro de los grupos más vulnerables, y nos preocupa la situación de niños y niñas en desprotección que se encuentran confinados en sus casas. En estos momentos se están intentando garantizar las necesidades básicas, especialmente la comida. Se les envía el kit para garantizar la comida que se daba en los comedores. Muchos de estos niños y niñas se encuentran en familias muy desestructuradas con grandes problemas añadidos, el estar confinados en casa agrava notablemente la situación. El seguimiento se está haciendo de manera telefónica, algo que pudiera ser insuficiente. Propuestas: 

• Refuerzo del seguimiento, más llamadas telefónicas, video-llamadas, visitas esporádicas…

• En este caso también, el servicio además de garantizar las necesidades básicas debiera reforzar y ofrecer apoyo psicológico. 

• Previsión de pisos para los casos urgentes que deban salir de casa.

• Garantizar la alimentación necesaria para garantizar las tres comidas al día, del menor o la menor y de toda la familia. Garantizar que sea comida saludable y equilibrada. 

3.4.5. Personas migrantes

Uno de los sectores vulnerables de la población es sin duda el de las personas migrantes en situación administrativa irregular. La dificultad para acceder a los servicios sociales de base o la ausencia de coberturas asistenciales como bancos de alimentos u otras organizaciones está dejando a estas personas en la más absoluta indefensión. Así mismo, las situaciones de precariedad en el ámbito de la vivienda exigen respuestas audaces para garantizar la salud de todas las personas. Es por ello que consideramos necesario implementar las siguientes medidas con carácter de urgencia:

• Que todas las personas actualmente residentes en Navarra, independientemente de su situación administrativa, puedan acogerse a todos los servicios públicos y a todas las medidas que se establezcan desde el Gobierno de Navarra o desde los municipios (sanitarios, servicios sociales, etc.).

• Que desde el Gobierno de Navarra se inste a los municipios a facilitar empadronamientos desde los servicios sociales de base u otros ámbitos de la administración local, para que todas las personas puedan acogerse a todas las medidas que se planteen a nivel foral y municipal. En caso de emergencia que éste no sea un requisito imprescindible. Ofrecer a los municipios recursos y coordinación para que ninguna persona por razón de origen quede desatendida.

• Habilitación de espacios públicos que puedan garantizar las normas sanitarias para todas aquellas personas en cuyos domicilios no se puedan cumplir, ante problemas de hacinamiento, de salubridad, convivencia o por otras razones. Así mismo facilitar estos espacios para las personas sin hogar. 

Por otra parte, el cierre de la Oficina de Extranjería de Navarra y la anulación de las citas que muchas personas habían solicitado desde hacía hace meses va a suponer que estas personas tengan que esperar hasta el 2021 para realizar sus tramitaciones. Las listas de espera, ya antes de la crisis del COVID-1, iban desde los seis meses a los 13 meses en función del tipo de tramite a realizar, tal y como ya lo denunciaron diversos colectivos sociales. Hay que remarcar que estos trámites en extranjería son vitales para el ejercicio de derechos de muchas personas, por lo tanto, la inoperancia de la administración estatal supone una práctica discriminatoria que afecta a numerosos aspectos básicos para la as personas (laborales, familiares, asilo, etc.). Es por ello que creemos necesario exigir a la administración del estado que resuelva de manera urgente la caótica situación en la que se encuentran las tramitaciones en las oficinas de extranjería, dando solución en primer lugar a las personas que han perdido la cita.

3.4.6. Trabajadoras del hogar

También este es uno de los sectores que más está sufriendo las consecuencias de esta crisis. No olvidemos que están trabajando en pésimas condiciones y muchas sin contratos. Gran parte de ellas están perdiendo sus trabajos, otras no puedan atender a sus familiares y las condiciones de protección y seguridad son nulas. No debemos olvidarnos de ellas. 

Por ello, pedimos al Gobierno de Navarra, en primer lugar, que les posibilite la información y asesoría sobre sus derechos laborales, así como el control para garantizarles su derecho a las medidas de prevención. 

Hay que adoptar medidas especiales para las que se han quedado sin trabajo, especialmente las que no tienen derecho a indemnización o con menores a su cargo. Son personas que tienen experiencia en cuidados, hay que contemplarlas para posibles contrataciones en centros sociosanitarios. 

3.4.7. Personas con discapacidad o enfermedad mental

También son colectivos vulnerables que requieren de medidas específicas en esta situación: 

• Es necesaria una asesoría específica a familiares para facilitarles y ayudarles en los cuidados.

• Refuerzo de seguimiento telefónico y atención psicológica para las personas que necesiten. 

• Es necesario, por su salud y seguridad y de las personas que les rodean, garantizar que las personas con enfermedad mental, discapacidad intelectual o trastornos del espectro autista puedan ejercer su derecho a los paseos terapéuticos. 

3.4.8. Personas sin hogar

Ofrecer espacios seguros a las personas que están pernoctando en la calle. Un espacio que les garantice estar durante la noche y día.  

3.4.9. Derecho a una vivienda 

Es urgente ofrecer alternativas habitacionales para esas personas que vivan en pisos saturados y que no puedan garantizar unas condiciones óptimas para el confinamiento. 

3.5. Sobre emergencias y protección civil

Tenemos en Navarra una plantilla de emergencias y protección civil, de bomberos y bomberas preparadas, dispuestas y que cuentan con los equipos de protección adecuados para cualquier actividad excepcional en estas circunstancias. 

En un momento en que la actividad ordinaria de salidas por incendios ha disminuido notablemente, entendemos que el Gobierno de Navarra debe aprovechar al máximo los recursos de emergencias y protección civil propios para labores extraordinarias. 

No es lógico que los militares estén haciendo ostentación de material de protección que sería muy necesario en nuestros centros sanitarios para desinfectar oficinas y sedes vacías. No nos podemos permitir infrautilizar unos recursos propios teniendo una parte muy importante de la plantilla dispuesta a hacer tareas de limpieza y desinfección, si se precisa, de centros y espacios con mayor vulnerabilidad, como las residencias. 

3.6. Sobre la situación de personas presas

Las condiciones de higiene y de salud en las cárceles son preocupantes en situaciones normales, y más en la situación actual, donde el coronavirus puede ser más letal que en la calle. Es necesario que se adopten medidas urgentes que eviten la propagación del virus dentro de las cárceles y se garanticen los derechos fundamentales de las personas presas. Por ello, más de 20 organizaciones han solicitado medidas urgentes al Ministerio del Interior e Instituciones Penitenciarias para garantizar la salud de las personas presas y la excarcelación de las más vulnerables. 

Desde EH Bildu consideramos urgente reforzar las plantillas de personal sanitario dentro de las cárceles y la excarcelación de las personas mayores de 70 años, las personas con enfermedades crónicas y las que hayan cumplido 3⁄4 partes de su condena. Asimismo, y dado que se han suspendido las visitas y los vis a vis, es necesario poner los medios necesarios para que puedan hacer videollamadas con sus familiares. 

Pedimos al Gobierno de Navarra que exija a Instituciones Penitenciarias gestionar estas medidas en la cárcel de Pamplona y que se apliquen a las personas navarras presas en otras cárceles del Estado.

Zaindu gaitezen. Cuidémonos.

Euskal Herria Bildu está comprometida con la ciudadanía, su salud y su bienestar. Con ese ánimo hemos tendido la mano al Gobierno de Navarra para aportar en positivo y colaborar en lo que esté en nuestra mano para superar esta situación entre todos y todas. Este documento que trasladamos recoge la lectura y propuestas que hemos realizado, desde un enfoque constructivo y de auzolan.

LECTURA DE EH BILDU EN TORNO A LA SITUACIÓN DE ALARMA POR EL CORONAVIRUS

| 2020-03-16 15:17:00

En primer lugar, lamentamos y queremos mostrar nuestras condolencias a las familias de las personas fallecidas durante estos días. También nuestro apoyo y solidaridad a todas las personas que se encuentran hospitalizadas o con seguimiento domiciliario, incluido en consejero Aierdi, y sus familiares, deseando su pronta recuperación.

 

En segundo lugar, mostrar nuestro agradecimiento a todo el personal sanitario por la ingente labor que están desarrollando, así como a todo el personal del conjunto servicios públicos, personal de limpieza, de supermercados, tiendas de alimentación, farmacias… y todos los que están al pie del cañón para garantizar nuestros derechos y el acceso a los productos básicos.

 

En tercer lugar, valorar también la corresponsabilidad y solidaridad que la ciudadanía de Nafarroa está demostrando para amortiguar los efectos del coronavirus, tanto en lo que se refiere a las medidas preventivas como a las redes de solidaridad que se están creando pueblo a pueblo y barrio a barrio para colaborar con las personas que más lo necesitan. Animar a la ciudadanía a seguir creando redes solidarias para apoyar a nuestras comunidades.

 

 

PROPUESTAS

 

Estamos ante una crisis sanitaria sin precedentes que no podíamos imaginar hace unos meses, ni siquiera unas semanas, y siendo muy conscientes de que todavía no ha llegado lo peor. Está por ver el alcance de los efectos que tendrá en el ámbito sanitario, social, laboral y económico.

 

Lo prioritario para EH Bildu en estos momentos es la salud pública y el bienestar de la ciudadanía. Y, como en el conjunto de la sociedad, estamos seriamente preocupadas. Porque esta crisis está poniendo ante el espejo todas las debilidades de un sistema que no está centrado en los cuidados, tal como hoy mismo ha planteado el movimiento feminista, y que tras la crisis de 2008 se ha visto debilitado por políticas de recortes que debilitaron servicios públicos esenciales. Una tendencia que en los últimos años hemos empezado a revertir pero que esta situación demuestra es necesario seguir reforzando, afianzando y mejorando frente a quienes siguen defendiendo privatizaciones y recortes.

 

Y también está dejando en evidencia los límites del marco actual, donde muchas de las decisiones quedan a expensas de lo que se decida en Madrid, y más con la declaración de Estado de Alarma. Nos preocupa:

 

1. Ámbito sanitario y prevención de riesgos laborales. Es muy importante que los profesionales tengan todos los medios a su alcance y estén garantizadas las medidas preventivas para el personal. A este respecto hemos trasladado al departamento de salud las preocupaciones, las carencias que se están detectando y las propuestas de los profesionales tanto de AP como hospitalaria para un mejor funcionamiento y eficacia.

 

Llegado el caso, y previendo un aumento considerable de hospitalizaciones, es necesario que Osasunbidea disponga y haga uso de cuantos recursos privados requiera, porque la salud pública debe ser una prioridad para toda la sociedad. Sabemos que se está hablando en esta línea con las diferentes entidades, y habrá que habilitar más pronto que tarde recursos adicionales para que la sanidad pública pueda seguir atendiendo esta emergencia y también al resto de la población.

 

En relación a la protección de la salud de trabajadores y trabajadoras, valoramos las medidas adoptadas en Función Pública y pedimos al Gobierno de Navarra que vele por la prevención de riesgos en las empresas privadas, estableciendo las medidas de seguridad y prevención suficientes que tengan en cuenta las reivindicaciones sindicales.

 

2. Respecto a la gestión de la situación, ponemos en valor la disposición del GN y la fluidez en la comunicación con los grupos políticos, ya que estamos en contacto permanente con el Departamento de Salud y la Presidenta del Gobierno, así como con otros consejeros y consejeras, siendo conocedores de las diferentes medidas que se han ido adoptando. Partiendo de la base de que la salud de navarros y navarras es lo primero, nos preocupa que en el Estado de Alarma el liderazgo que viene ejerciendo el GN y su acción quede supeditada al mando único del Gobierno de España, que ni conoce la realidad de Navarra ni las necesidades propias, y se aproveche esta situación excepcional para recentralizar competencias, cuando lo importante es la correcta coordinación y colaboración entre diferentes agentes y administraciones. Ninguna decisión que se adopte en Madrid va a ser mejor ni más eficaz que las que se adopten en Navarra, partiendo del conocimiento de nuestra realidad y de la gestión eficaz de nuestros recursos.

 

3. También estamos seriamente preocupadas por los efectos de la pandemia y de determinadas medidas que se están adoptando, aun sabiendo que es necesario evitar la propagación del virus:

 

- En primer lugar, los efectos en las personas más vulnerables, personas dependientes, personas con discapacidad, mayores (especialmente las que vivan solas), los menores que no tienen garantizada una comida digna si no es en la escuela, las personas sin hogar o que van a resultar afectadas por el cierre de comedores sociales o bancos de alimentos, las familias en una situación económica precaria que no puedan hacer frente a una situación sobrevenida, las mujeres que sufren violencia machista… Es necesario prever y adoptar con urgencia medidas que protejan los derechos y el bienestar de todas estas personas, reforzando los Servicios de Atención Domiciliaria, las ayudas de emergencia social y pobreza energética, el seguimiento telefónico y presencial sociosanitario que sea necesario, desde Centros de Salud y Servicios Sociales.

 

- En segundo lugar, nos preocupa que se aproveche la situación para recortar derechos y que las consecuencias de esta crisis, como en otras, la paguen los sectores populares y los más vulnerables. Ya están siendo y van a ser muy graves las consecuencias económicas y laborales. Se están produciendo ya ERTEs, despidos, precarización de los trabajadores y trabajadoras en diversos ámbitos. Por eso, instamos al Gobierno de Navarra a prever y adoptar medidas para garantizar los derechos laborales, el derecho a la salud y a la conciliación de los trabajadores/as también en el ámbito privado y de las autónomos en la medida en que lo puede hacer, y plantear al Gobierno del Estado que la Seguridad Social también asuma su responsabilidad para contemplar licencias con sueldo en estas circunstancias.

 

El Gobierno de Navarra tendrá que analizar e intentar encauzar uno a uno los ERTEs y los EREs para garantizar los derechos laborales. Hay que blindar los derechos laborales y sociales de la ciudadanía, de manera que ninguno de ellos pueda ser cuestionado. Cuando las situaciones son complicadas las consecuencias no las pueden sufrir solo los trabajadores y trabajadoras sino que la contribución de la sociedad para hacer frente a los costes de esta crisis debe ser proporcional. En esa misma línea, consideramos que será necesario también habilitar medidas extraordinarias para líneas específicas de financiación, fondos de compensación a autónomos y Pymes, medidas fiscales efectivas urgentes para redistribuir la riqueza…

NOTICIAS