Legebiltzarra

Noticias

Es tremendo que Podemos dé por buenos los recortes en la Ley de Garantía de Ingresos


En su acuerdo presupuestario con Lakua también renuncia a reclamar la financiación de 100 millones prevista en la Ley de Sostenibilidad Energética y difiere esa inversión, obligatoria por ley, al menos hasta 2024

| 2019-12-05 17:57:00

Examinadas las enmiendas parciales que hoy ha presentado Podemos en el trámite presupuestario, queda claro que esa formación ha renunciado a ser alternativa al Gobierno de Urkullu y que en su negociación de los presupuestos ha dejado de lado reivindicaciones absolutamente prioritarias, sobre todo relacionadas con las leyes de Garantía de Ingresos y Sostenibilidad Energética.
Tal y como ha denunciado Nerea Kortajarena, “al dar por buena una subida del 4% en la RGI, Podemos está aceptando en la práctica todos los recortes de los últimos años, ya que si se cumpliera la Ley de Garantía de Ingresos aprobada en 2008, la subida sería sensiblemente mayor y, sobre todo, ofrecería garantías y certidumbre a las personas perceptoras de la RGI. En consecuencia, cualquier subida que no signifique cumplir la Ley de 2008 es un recorte y es tremendo que Podemos caiga en ese juego del Gobierno, máxime cuando exigir el cumplimiento de esa ley y el fin de los recortes ha sido una de sus banderas. El año pasado así lo exigieron en el debate presupuestario, pero, al parecer, su compromiso tenía fecha de caducidad”.
De igual modo que acepta que el Ejecutivo incumpla la Ley de Garantía de Ingresos, Podemos da por bueno que tampoco cumpla la Ley de Sostenibilidad Energética que la Cámara aprobó el pasado mes de octubre. La ley, literalmente, dice lo siguiente: En 2020 “el Gobierno Vasco, con el fin de facilitar las inversiones a realizar en su aplicación, constituirá una herramienta financiera para el apoyo a las entidades locales. La herramienta financiera se constituirá con una cantidad mínima de 100 millones de euros”.
EH Bildu exige que esa cantidad (100 millones) se consigne en los presupuestos tal y como indica dicha ley, pero Podemos también ha renunciado a ese punto en su acuerdo con Lakua. Según desvela en una de sus enmiendas, lo acordado reduce a solo 10 millones la cantidad que el Ejecutivo dedicará en 2020 a financiar acciones municipales contra el cambio climático y difiere al menos hasta 2024 la inversión completa de los 100 millones: 13 millones por año en 2021, 2022 y 2023 y 41 más de 2024 en adelante.